BonomédicoBlogObesidadPrecio de la técnica de la banda gástrica

Precio de la técnica de la banda gástrica


Comentar
Publicado en Obesidad

La técnica mediante la cual se pone en marcha la implantación de uno de los tratamientos para la obesidad denominado banda gástrica consiste en la colocación de una banda inflable alrededor de la zona superior del órgano estomacal, por lo que este verá más reducida su capacidad a la hora de albergar alimentos.

De esta forma, es decir, al no poder almacenar tantos alimentos como anteriormente, la persona que sufre de obesidad se sentirá saciada mucho antes -con la consecuente y rápida pérdida de peso-. Y es que más allá del precio de la técnica de la banda gástrica, este procedimiento ofrece la posibilidad de perder hasta 45 kilos si se emplea de forma correcta.

En este sentido, estamos ante un tratamiento que restringe al tiempo que disminuye el nivel de consumo de los alimentos en aquellas personas que lo tengan insertado. La sensación de estar lleno se produce de esta forma mucho antes. Sin embargo, en ningún momento llega a interferir en el adecuado proceso del sistema digestivo.

Se trata de un dispositivo fabricado a base de silicona que se ubica en el interior del organismo. Dicha banda gástrica tiene un sistema de ajustabilidad mediante una cámara hinchable que se mantiene conectada con el exterior, con la intencionalidad de ir modificando el diámetro del estómago dependiendo de las exigencias tanto del paciente como del profesional que lo atiende.

En cuanto a las personas que se consideran aptas para someterse a este tipo de tratamientos, existen determinados requisitos para asegurar el completo éxito de la implantación de la banda gástrica.

Uno de los primeros pasos para empezar a valorar al paciente como candidato es la realización de un análisis completo por parte de un especialista. Es decir, recopilación del historial médico, ejecución de exámenes específicos así como determinada información que facilitará la elección hacia esta u otra técnica para luchar contra la obesidad.

En concreto, el candidato perfecto que esté dispuesto a asumir el precio de la técnica de la banda gástrica debe reunir las siguientes características:

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

  • Peso corporal que supera en más del doble su supuesto peso ideal.
  • Puesta en práctica de diversos tratamientos que han resultado fallidos.
  • No existencia de patologías relacionadas con la obesidad.
  • No consumo ni de alcohol ni de tabaco.
  • Pacientes diagnosticados de obesidad mórbida.
  • Pacientes que dispongan de un Índice de Masa Corporal mayor de 35.
  • Firme compromiso por parte del paciente para cambiar sus hábitos de vida actuales.

Técnica de aplicación de la banda gástrica

Por norma habitual, se suele emplear la inyección de anestesia general para una intervención cuya duración oscila entre los 50 y los 90 minutos.

Se trata de un procedimiento que el especialista pone en práctica mediante el uso de un laparoscopio, una técnica poco invasiva que consiste en la implantación de la banda gástrica a través de una fibra óptica que facilita la visión de la cavidad abdominal. Posteriormente, el cirujano procederá a ubicar una banda inflable en la zona de alrededor de la parte superior del órgano estomacal y, una vez colocada, se aprieta tal y como si se tratase de un cinturón.

Al respecto, la intención es crear una especie de bolsa de pequeñas dimensiones que consiga reducir la cantidad de alimento que consumía el paciente con anterioridad adelantando la sensación de saciedad.

Y es que uno de los objetivos principales de la colocación de este tratamiento, además de reducir el tamaño del estómago sin necesidad de alterar su fisonomía para consumir menos alimentos, es retardar el proceso de vaciado del estómago en el intestino para facilitar la pérdida de peso corporal al paciente. Esto es posible gracias a la versatilidad ofrecida por la banda gástrica, que puede ser ajustada una vez practicado el procedimiento mediante la aplicación o reducción de solución salina.



En la mayoría de los casos en los que se ha puesto en marcha este tipo de procedimientos los resultados han sido favorables. En este sentido, los paciente han conseguido perder entre un 35 y un 40% del exceso de su peso corporal en menos de dos años, aunque este factor siempre va a estar directamente relacionado tanto con las características personales de cada paciente como del grado de compromiso de este.

Además, la pérdida de peso se irá fomentando de una forma paulatina, es decir, no estamos ante el descubrimiento de una fórmula mágica que solo requiere del pago del precio de la técnica de la banda gástrica, sino que más bien se trata de un procedimiento que permite al organismo adaptarse a esta nueva situación, adquiriendo nuevos hábitos alimentarios y garantizando el mantenimiento del exceso de peso corporal perdido a largo plazo.

Sin embargo, antes de someterse a este tipo de tratamientos hay que tener en cuenta la otra cara de la moneda, es decir, los riesgos que puede conllevar. En este sentido, y como cualquier procedimiento que requiera el paso por quirófano, puede conllevar la aparición de determinadas complicaciones que, por lo general, se corresponden con el no seguimiento correcto de un régimen estricto señalado por el especialista. Entre ellas, podemos señalar las siguientes:

  • Desnutrición o desequilibrio hidroelectrolítico.
  • Obstrucción tras la colocación de la banda gástrica.
  • Intolerancia de alimentos.
  • Inflamación del tejido más próximo a la ubicación del dispositivo.
  • Prolapso gástrico.
  • Deslizamiento de la banda gástrica incidiendo en la aparición de esofagitis.

Precio de la técnica de la banda gástrica

El precio de la técnica de la banda gástrica, y que se ha estipulado para este tratamiento contra la obesidad consistente en la ubicación de una banda gástrica en el interior del organismo, va a estar directamente relacionado con la clínica u hospital en el que se practique así como con la especialización del cirujano.

En BonoMédico disponemos de las mejores alternativas que ofrecen un justo equilibrio entre coste, éxito y calidad en la ejecución de este tratamiento.

Lo más habitual es que para la eficaz ejecución de este tipo de tratamientos se destine a la persona que padece de obesidad un grupo de especialistas compuesto por cirujanos, nutricionistas, dietistas y psicólogos que potencien la correcta aplicación de esta técnica así como la facilidad de generar un seguimiento postintervención que mantenga la pérdida de peso corporal.

Y es que, como se ha podido señalar con anterioridad, una de las claves para que este tratamiento llegue a su fin de forma óptima es la revisión por parte del especialista que lleva el caso del paciente, ya que se han de mantener de por vida esos nuevos hábitos saludables adquiridos a lo largo de este procedimiento.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

En este sentido, adquiere especial importancia tanto la experiencia como la especialización de los especialistas que procederán a seguir el caso del paciente en cuestión. Asegurar a la persona obesa la confianza de que se ejecutará la técnica en las mejores condiciones es bastante relevante si contamos con que se trata de un procedimiento quirúrgico y que no a todas las personas les gusta mucho la idea de tener que pasar por quirófano.

Y, por último, además del precio de la técnica de la banda gástrica, en la medida de lo posible hay que recordar las diferentes ventajas y beneficios que nos ofrece su colocación en el organismo:

  • Tratamiento eficaz y seguro para facilitar la pérdida del exceso de peso.
  • Proceso de recuperación rápido.
  • Emplean técnicas que favorecen un proceso menos doloroso y más cómodo.
  • Se trata de un procedimiento que únicamente requiere la colocación de un dispositivo en cuestión, es decir, no realiza incisiones ni requiere remover el órgano estomacal.
  • No interfiere en el proceso digestivo natural.
  • No se altera la forma del estómago en ningún momento.
  • Se trata de un cirugía que ofrece la posibilidad de ser revertida.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *