BonomédicoBlogObesidadPérdida de peso con el bypass gástrico

Pérdida de peso con el bypass gástrico


Comentar
Publicado en Obesidad

La pérdida de peso con el bypass gástrico y el volumen corporal que se pierde mediante la aplicación de esta técnica va a depender tanto de las características personales como del grado de compromiso del paciente obeso.

Las modificaciones tanto en el estilo de vida como en los hábitos alimenticios van a estar directamente vinculadas con el éxito de este tratamiento que facilita la pérdida de peso de personas que sufren de obesidad.

Lo más habitual en este sentido es que a lo largo del primer mes y postcirugía el paciente logre perder entre el 10 y el 20% del exceso de su peso corporal, es decir, entre 8 y 16 kilos.

Transcurridos tres meses, los resultados oscilan en torno al 40% y en seis meses al 60% del exceso de volumen corporal. En su gran mayoría, los pacientes que se colocan en el organismo un bypass gástrico suelen perder entre el 80 y el 85% del exceso de su peso corporal durante el primer año y medio.

Para entendernos, el exceso de peso es ese sobrante con el que el paciente obeso supera los límites de la normalidad. Se calcula restando el peso real al peso ideal. La diferencia se corresponde con el volumen que debe llegar a perder el paciente para potenciar una buena calidad de vida.

Lo general es que si el paciente sigue al pie de la letra las indicaciones estipuladas por el especialista, puede perder después del segundo mes entre dos y cinco kilos a lo largo del primer año. Y, en el caso de que durante el segundo año no se logre perder peso, por lo menos los nuevos hábitos establecidos le permitirán mantenerse de una forma más estable.

Lo valorable en este sentido es que, con independencia del nivel de exceso de peso corporal perdido, la mayor parte de las personas obesas que se someten a este tipo de cirugías consiguen cambiar de forma radical su estilo y calidad de vida. Además, recuperan salud al retomar la práctica de determinadas actividades físicas que antes se vieron obligadas a dejar.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

Algo excepcional es que este tipo de tratamientos combativos de la obesidad lleguen a fallar, ya que las causas principales suelen centrarse en el consumo de alimentos líquidos calóricos como:

  • Chocolate líquido.
  • Zumos de frutas prefabricados.
  • Comida calórica licuada.

¿Se puede llegar a recuperar el peso perdido?

Suele ser una de las preocupaciones más generalizadas entre las personas que sufren de obesidad. De hecho es una de las preguntas que con más frecuencia se le realiza al especialista antes de decidir firmemente pasar por quirófano.

Las razones por las que los pacientes obesos manifiestan este tipo de miedos y temen que la pérdida de peso con el bypass gástrico no tenga éxito suelen ser las siguientes:

  • Constantes fracasos con dietas que mantienen la frustración del paciente ante la imposibilidad de perder peso.
  • Conocimiento del fracaso de otras personas.
  • No estar convencidos por completo de someterse a esta intervención, por lo que se justifican de esta forma.

En este sentido, los expertos suelen dedicar una serie de recomendaciones para intentar desmitificar la sensación de miedo por parte de aquellas personas obesas que se sienten frustradas en su largo recorrido contra la enfermedad. Algunas de las consideraciones las señalamos a continuación:

1.- Favorecer el realismo. Si bien los fracasos existen, no tienen por qué surgir si las cosas se hacen de forma correcta y el paciente muestra su firme compromiso. Para técnicas como la colocación del bypass gástrico existe una probabilidad de recuperar el peso perdido menor del 20% transcurridos cinco años.



2.- Ni todas las intervenciones son iguales ni todas se realizan de la misma forma. El procedimiento quirúrgico debe mostrar calidad y óptima técnica. Por ejemplo, el bypass gástrico limita la capacidad del reservorio gástrico y esta no debe ser superior a 50 cc. Además, la unión entre estómago e intestino delgado debe tener un tamaño contenido. Si estos factores son bien practicados, disminuyen las posibilidades de dilatación del estómago, es decir, el paciente debe fallar mucho y en grandes cantidades con su dieta para que el resultado se revierta.

3.-El paciente debe estar dispuesto a modificar sus hábitos de vida. En este sentido, el equipo de especialistas que lleva su caso será su principal apoyo en el momento de reeducar su estilo de vida. Por otro lado, los pacientes bulímicos requerirán de una ayuda adicional.

Y es que una de las premisas más importantes para potenciar la eficacia de este tipo de intervenciones es el compromiso del paciente. Así, para facilitar la toma de decisión de optar por esta técnica existen una serie de protocolos que determinarán las características de cada caso, el nivel de enfermedad o el riesgo a largo plazo de padecer patologías asociadas a la obesidad.

Recomendable, además, es sopesar esta decisión, es decir:

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

  • Poner en una balanza los beneficios y los riesgos de operarse.
  • El tipo de calidad de vida que obtendrá.
  • Los perjuicios a los que se verá sometido en este sentido.

Asimismo, una vez que la decisión esté tomada, es importante elegir al mejor equipo de especialistas que dispongan de experiencia y facultades para asegurarse el éxito a lo largo de la intervención y que la pérdida de peso con el bypass gástrico sea notable.

Es más, este equipo que se compromete con el paciente a realizar su seguimiento debe apoyarlo igualmente en su proceso postoperatorio, ya que supone una herramienta fundamental para evitar el fracaso terapéutico de la persona obesa. Y es que, cuanto más apoyo tenga, más seguro se sentirá el paciente a la hora de afianzar su compromiso.

Si bien el miedo a someterse a una operación es totalmente normal, la persona obesa debe saber que el paso por quirófano solo se contempla como última opción, es decir, en el caso de que hayan fallado, dietas, ejercicio y medicamentos. Además, si este tipo de cirugía fuese peligrosa, directamente se dejaría de aplicar.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *