BonomédicoBlogCirugíaTipos de cirugía de la obesidad

Tipos de cirugía de la obesidad


Comentar
Publicado en Cirugía, Obesidad

Existen varios tipos de cirugía bariátrica que se utilizarán dependiendo de las características específicas de cada persona.

Existen varios tipos de cirugía bariátrica que se utilizarán dependiendo de las características específicas de cada persona.

La medicina ofrece distintos tipos de cirugías de la obesidad que responden a las particularidades que presenta el cuadro patológico de obesidad, sobrepeso y formas incorrectas de alimentarse de cada paciente.

La selección del tipo de cirugía o técnica apropiada se toma de acuerdo una rigurosa evaluación médica especializada que también toma en cuenta importantes aspectos tales como el peso, la edad y la presencia de otras enfermedades crónicas degenerativas como la diabetes, la hipertensión, problemas cardíacos e incluso una evaluación psiquiátrica.

Independientemente del tipo de cirugía que los médicos resuelvan realizar, el paciente deberá seguir las indicaciones postoperatorias del equipo médico, ya que de ellas dependerá la permanencia de los resultados. Un cambio positivo en nuestra forma de vida es imprescindible para asegurar que la intervención sea exitosa esto siempre implica seguir una dieta equilibrada y hacer ejercicio y sobre todo contar con un estilo de vida saludable.

Cada tipo de cirugía bariátrica tiene sus puntos favorables, fortalezas y ventajas, así como sus riesgos, contraindicaciones y desventajas, al igual que toda operación, aunque sea mínimamente invasiva gracias a la técnica de laparoscopia, conlleva muchos riesgos, el paciente debe evacuar todas sus dudas con el equipo médico.

La cirugía laparoscópica para la obesidad permite realizar pequeñas incisiones en el abdomen desde donde se accede para maniobrar las herramientas del cirujano y se introduce una cámara de alta resolución para visualizar el estómago. Entre las principales ventajas de la cirugía laparoscópica destacan; la reducción del dolor postoperatorio, una estadía hospitalaria más breve, un retorno más rápido al trabajo y finalmente las cicatrices más pequeñas, casi imperceptibles.

Las cirugías bariátricas que existen funcionan con base en tres métodos o procedimientos básicos; restricción, malabsorción, y mixtos (combinación de los dos primeros) que tienen el mismo objetivo: lograr una pérdida de peso duradera.

Estos métodos y procedimientos quirúrgicos empleados para tratar la obesidad, son efectivos porque reducen la cantidad de calorías que se ingieren con los alimentos y generan que el organismo gaste, utilice sus reservas, logrando así establecer menor consumo y favoreciendo la eliminación de reservas acumuladas, de esta forma se logra la disminución progresiva de peso hasta alcanzar un IMC que no pone en riesgo la vida del paciente, ni va en detrimento de su calidad de vida.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

La cirugía bariátrica es considerada cuando los pacientes que padecen cuadros de obesidad de clase III (severa o mórbida) o de clase II (grave) han fracasado en conseguir una pérdida de peso significativa o estable, a pesar de haber intentado con actividades saludables y de modificación de comportamiento tales como dieta, ejercicio y medicamentos.

Tipos de cirugía de la obesidad

A continuación veamos cómo funcionan los diferentes tipos de cirugía de la obesidad:

Cirugía restrictiva

Contar con cierto exceso de peso no es requisito suficiente para poder someterse a una intervención de esta clase.

Contar con cierto exceso de peso no es requisito suficiente para poder someterse a una intervención de esta clase.

Consiste en extirpar o cortar gran parte del estómago y habilitar solamente una pequeña parte, llamada reservorio. Se denomina restrictiva porque consigue restringir la cantidad de comida que el estómago puede almacenar, procurando así que el paciente obeso experimente una sensación de saciedad con una cantidad mínima de comida que distara mucho de las cantidades a las que se había mal habituado antes del someterse al procedimiento.

Se logra una drástica reducción calórica debido a que generalmente el reservorio queda capacitado para permitir la ingestión de un aproximado de 1000 kilocalorías o menos. La desventaja de utilizar una cirugía bariátrica únicamente restrictiva, restrictiva pura, es que con el transcurrir del tiempo el empequeñecido estomago habilitado, puede expandirse, permitiendo que la capacidad aumente y de esta forma que el mantenimiento de la pérdida de peso fracase.



Cirugía de malabsorción

Las operaciones de malabsorción consiguen la reducción de peso al disminuir la capacidad de absorción de calorías por parte del estómago y los intestinos, a través de una modificación de tracto gastrointestinal que se produce achicando el tamaño del estómago y eludiendo la mayor parte de los intestinos. La desviación, reestructuración o reorganización física de nuestro estomago e intestinos limita la capacidad del cuerpo para absorber y lograr la transformación química de los nutrientes (azucares, grasas, proteínas).

La técnica malabsortiva presenta muy buenos resultados, registrando una rápida pérdida de peso y mayor permanencia de estos resultados, sin embargo es también la que presenta más casos de complicaciones y exige la toma rigurosa de complementos nutricionales de por vida, para evitar que la carencia de algunos nutrientes favorezcan el surgimiento de nuevas dolencias.

Cirugía combinada

Actualmente es la más utilizada por los cirujanos y la más recomendada por especialistas. A como su nombre lo indica esta técnica combina los procedimientos restrictivos y malabsortivos, permitiendo alcanzar y fortaleces los resultados esperados: pérdida de peso significativa y permanente.

La aplicación de una intervención quirúrgica mixta (técnica restrictiva y malabsortiva) que permita una alimentación equilibrada en porciones moderadas y regule la capacidad de absorción de grasas sin comprometer la absorción de otros macro y micro nutrientes esenciales, junto una rutina o estilo de vida saludable seguida por el paciente aseguran que la intervención sea ideal y que sus resultados sean permanentes.

Principales características

En este apartado definiremos las principales características de los tipos de cirugía bariátrica más utilizados:

Gastrectomía en manga (sleeve o manga gástrica)

Es una intervención restrictiva que consiste en reducir el tamaño del estómago hasta en un 60% y 80%, esto importante reducción de la capacidad de almacenamiento del estómago se logra extirpando gran parte del lado izquierdo del estómago es extirpado, por lo que se trata de una modificación irreversible. La parte del estómago eliminada es sustituida por una manga o tubo con capacidad de 100 a 200 ml.

Este procedimiento realizado por laparoscopia permite que los pacientes se recuperen rápidamente, siendo esta una ventaja comparada con otro tipo de cirugías gástricas que requieren de un mayor tiempo en cama para la recuperación y cuidado de las heridas.

Previamente a la cirugía de la obesidad habrá que procurar reducir el peso corporal mediante una dieta equilibrada.

Previamente a la cirugía de la obesidad habrá que procurar reducir el peso corporal mediante una dieta equilibrada.

Balón intragástrico

Es un procedimiento no quirúrgico que consiste en la instalación de una bolsa de silicona (balón) en el estómago vía endoscópica a través del esófago (intragástrico). El balón se compone de silicona, un tipo de plástico versátil y neutral que es introducido a través de la boca para establecer su ubicación en el estómago mediante una endoscopia, una vez en el estómago se llena con 400 o 500 cc de suero fisiológico y una pequeña cantidad de un colorante azul (azul de metileno) por medio de un sistema valvular incorporado, al llenarse cobra la forma esférica que le caracteriza y le permite alojarse en el estómago. Se instala en apenas 30 minutos.

Una vez instalado en el estómago provoca en el paciente la sensación de saciedad con porciones moderadas de comida debido a que la capacidad de almacenamiento del estómago se encuentra reducida porque parte de su espacio es ocupado por el artefacto de silicona.

Este procedimiento no quirúrgico se aplica y es recomendado para pacientes obesos cuyo índice de IMC menor a 35, o que padezcan un exceso de peso menor al 40% del peso ideal de acuerdo a sus características específicas, es decir personas con exceso de peso menor, para pacientes con indicación de cirugía pero que, por alguna razón, no pueden o no desean operarse y para pacientes con extrema obesidad mórbida, como preparación para su intervención definitiva. Es una medida temporal, debido a que el balón no debe de estar por un periodo mayor a los seis meses en el estómago. Su éxito depende de la capacidad que tenga la persona de cambiar sus hábitos alimenticios y de incluir el ejercicio en su vida.

Las debilidades de este procedimiento es que es un tratamiento transitorio y rápidamente el paciente puede recuperar el peso perdido que por lo general oscila entre los 13 y 16 kilogramos. Las personas que se someten a este procedimiento padecen muchos dolores y molestias durante el transcurso de los primeros días con el balón intragastrico por lo que es necesario tomar medicación analgésica.

Banda gástrica ajustable (lap-band)

Es una de las clases de cirugía de la obesidad más recomendadas por algunos médicos especialistas debido a su simplicidad, su mínimo riesgo y a su reversibilidad. Consiste en la colocación a través de laparoscopia de una banda inflable de silicona alrededor de la parte superior del estómago que lo divide en dos porciones.

Cuando la banda se infla, comprime el estómago, que actúa como un anillo que aprieta, esto provoca un efecto de reloj de arena, la sección superior es mucho más pequeña que la inferior, disminuyendo así la capacidad de ingesta en cada comida haciendo que el paciente se sienta satisfecho con una cantidad reducida de alimentos, y provocando que la digestión con la parte inferior del estómago sea mucho más lenta. Su incidencia limita la ingesta de alimentos por lo que se considera un procedimiento restrictivo. Un índice mayor al 50% de los pacientes logran perder peso a través de esta intervención y el porcentaje aumenta cuando las personas siguen con disciplina un estilo de vida saludable marcado por la alimentación moderada y la realización de ejercicios.

Las personas que se sometan a esta cirugía deben saber que deberán visitar al médico alrededor de diez a quince veces durante los siguientes dos años, para regulaciones y chequeos de la banda colocada. La principal debilidad de esta intervención es que la banda gástrica suele desajustarse lo que implica nuevas intervenciones para corregir su ajuste.

Tipos de cirugía bariátrica para casos de obesidad mórbida

Bypass gástrico

Tras la operación hay que varias ciertas costumbres para no recuperar esos kilos de más.

Tras la operación hay que varias ciertas costumbres para no recuperar esos kilos de más.

Es el más popular y el que cuenta con los mejores resultados. Es un procedimiento quirúrgico que consigue la pérdida de peso a través de los métodos restrictivos y malabsortivos tratándose entonces de una cirugía bariátrica de técnica mixta o combinada, consiste en cortar y dividir el estómago en dos partes; la sección superior del estómago es achicada y habilitada para recibir los alimentos, la capacidad de almacenamiento de este pequeña bolsa o reservorio gástrico se fija generalmente entre 20 a 50 cc (la capacidad del estómago promedio es de 3 litros) de esta forma se restringe, limita y reduce la cantidad de alimentos que puede ingerir el paciente, la otra parte del estómago, la sección inferior es sellada y deshabilitada para recibir alimentos.

Se le llama bypass porque se realiza un cruce que conecta directamente el nuevo reservorio gástrico (estomago achicado) con parte de intestino delgado que condiciona la digestión y absorción de los alimentos, limitando la absorción de calorías y demás nutrientes, evitando todo el paso de la comida por el estómago, duodeno e intestino superior.

La modificación del tracto gastro intestinal proporciona una sensación de plenitud con poca comida y además asegura una absorción reducida de los nutrientes, el achicamiento del estómago produce también una disminución de la producción de grelina. Otro importante beneficio de estos tipos de cirugía de la obesidad mórbida y de esta modificación del tracto gastro intestinal es que el páncreas disminuye la secreción de insulina, se registra que un 90% de los pacientes diabéticos obesos que se someten a bypass gástrico se curan completamente de esta patología al volver a tener niveles de glicemia plasmáticos normales de manera que los paciente con diabetes mellitus tipo 2, superan esta enfermedad sin necesidad de medicamentos orales o inyecciones de insulina.

Switch duodenal

El 80% del estómago es extirpado y removido del cuerpo. Con este método se conserva el píloro (válvula que regula el vaciado gástrico), permitiendo el paso natural de los alimentos del estómago al intestino delgado.

Desviación bilioprancreática

Una parte del estómago es seccionado y extirpado y luego es conectado directamente con el segmento final del intestino delgado, de esta forma se reduce el tiempo y se interrumpe el trayecto requerido por el cuerpo para absorber las calorías y demás nutrientes provenientes de los alimentos.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

Una alimentación adecuada es fundamental para prolongar los resultados de la cirugía de la obesidad.

Una alimentación adecuada es fundamental para prolongar los resultados de la cirugía de la obesidad.

Cruce duodenal

Este procedimiento consiste en la mezcla entre la técnica de la manga gástrica y el bypass biliopancreático, consiste en realizar una gastrectomía vertical mediante la resección de aproximadamente el 80% del estómago, luego se produce un cruce en el intestino delgado a la altura del duodeno para que se aproveche aproximadamente el 50% del mismo para la digestión y absorción de los alimentos.

Se diferencia del Bypass Gástrico por eliminar gran parte del estómago y establecer una reconexión con un segmento pequeño del intestino delgado que resulta luego de haber extirpado gran parte de su extensión.

Grapado de estómago

Otro de los tipos de cirugía de la obesidad para casos de obesidad mórbida consiste en realizar una incisión en el abdomen e introducir una banda de plástico no ajustable que se fijará con unas grapas quirúrgicas para crear una bolsa pequeña que se ubicará en la parte de superior del estómago con la finalidad de que el paciente sienta rápidamente una sensación de saciedad al comer.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *