BonomédicoBlogObesidadCandidatos para la colocación de la banda gástrica

Candidatos para la colocación de la banda gástrica


Comentar
Publicado en Obesidad

Aquellas personas, candidatos a la colocación de la banda gástrica, que empiezan a plantearse su paso por el quirófano para perder kilos, se suelen identificar con un grupo de pacientes obesos que, en la actualidad, permanecen frustrados por sus incontables intentos de perder peso corporal sin resultado alguno.

Y es que para reducir el volumen corporal, antes de optar por la práctica de una cirugía, hay diferentes alternativas, tales como:

  • Poner en práctica una dieta sana y equilibrada basada en el consumo de alimentos saludables.
  • Empezar a realizar alguna actividad deportiva de forma diaria.
  • Consumir diversos tipos de medicamentos que faciliten la pérdida del exceso de peso corporal.
  • Modificar los hábitos de vida hacia otros más saludables.

Además, antes de siquiera pensar en ponerse en manos de un cirujano el paciente debe ser informado al detalle de los riesgos de la banda gástrica y de los beneficios de la cirugía a la que se pretende someter.

Y es que, al fin y al cabo, cualquier técnica que implique la penetración en el organismo puede conllevar la aparición de determinados problemas y con ellos la generación de ansiedad en el paciente.

La persona obesa debe estar concienciada de forma física y mental y, ante todo, potenciar su compromiso con la modificación de sus hábitos de vida hacia otros mucho más saludables.

Los requisitos estipulados para que una persona se considere candidato a la colocación de la banda gástrica y pueda someterse a una cirugía bariátrica son los siguientes:

  • Disponer de un Índice de Masa Corporal mayor de 40
  • Disponer de un Índice de Masa Corporal mayor de 35 y sufrir alguna patología asociada como, por ejemplo, colesterol, hipertensión, diabetes, problemas de articulaciones
  • Tener entre 18 y 60 años
  • No estar predispuesto a tener problema alguno con la aplicación de la anestesia general requerida para la práctica de la intervención

Para establecer qué tipo de cirugía es la adecuada para el paciente, el especialista procederá a la valoración de antecedentes médicos, cirugías previas, además del resultado de la gastroscopia que se realiza de forma previa al paso por quirófano.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

En concreto, en el caso de los requisitos para la banda gástrica, estos son los mismos que los citados con anterioridad, es decir, los mismos que se solicitan para la puesta en práctica de cualquier cirugía bariátrica en general, como la colocación del balón intragástrico.

Sin embargo, la colocación de una banda gástrica incluye, además, a personas con un Índice de Masa Corporal entre 30 y 35.

Asimismo, la banda gástrica puede ser una de las soluciones para aquellos pacientes cuyos estados de salud subyacentes no les permitan la realización de un Bypass gástrico o un gastrectomía vertical, es decir, cirugías mucho más invasivas.



En este sentido, la colocación de una banda gástrica en el interior del estómago del paciente no es un tratamiento para todas las personas obesas.

Además, suele ser una de las últimas opciones a tener en cuenta como solución a la pérdida del exceso de peso corporal para aquellas personas que sufren de sobrepeso, ya que precisamente su volumen debe ser el principal responsable de una disminución drástica de su calidad de vida.

Además, lo más habitual es que antes de poner en marcha algún tipo de cirugía sea el propio cirujano el que se asegure de que el paciente ha llegado a agotar todas las opciones de las que disponía, y aquí si hay que valorar la pérdida de peso con la colocación de la banda gástrica.

Solo en este caso empezará a considerarlo como candidato potencial. Es decir, si, por ejemplo, el paciente padece diversas patologías originadas y agravadas por el exceso de peso, tales como la diabetes o la presión alta, lo más lógico es que entre en el rango de personas aptas para este tratamiento.

Sin embargo, el paso por quirófano no es algo que se pueda decidir de un momento a otro y debe evidenciar el agotamiento del resto de alternativas, tales como dieta o ejercicio, existentes. Es decir, es necesaria una preparación para la colocación de la banda gástrica.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

Por otro lado, muchas son las ventajas de la práctica de esta cirugía. A continuación especificamos algunos de los beneficios de la colocación de la banda gástrica en el interior del organismo de la persona obesa, candidata para la banda gástrica, como solución a la pérdida de su exceso de peso.

Estos beneficios serían:

  • Se trata de un instrumento que se puede ajustar en la medida en la que tanto el especialista como el paciente lo requiera
  • La técnica de colocación de la banda gástrica no requiere grandes cicatrices ya que se realiza mediante cortes de pequeñas dimensiones. En este sentido, además, se reduce el tiempo de recuperación.
  • Se trata de un tratamiento reversible, es decir, se puede retirar en el momento en el que sea requerido ya que no supone la alteración fisiológica del órgano estomacal, por lo que éste puede volver sin complicaciones a su estado natural

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *