BonomédicoBlogObesidadPreparación para la colocación de la banda gástrica

Preparación para la colocación de la banda gástrica


Comentar
Publicado en Obesidad

Antes de proceder a operación como solución para facilitar la pérdida del exceso de peso, tiene que haber un proceso de preparación para la colocación de la banda gástrica, en el que el paciente debe de ser informado de la forma más completa posible en relación tanto a los pasos previos como a los posteriores de este tratamiento.

En este sentido, el equipo de especialistas mantendrá informado al paciente sobre las posibles complicaciones que pueden surgir y de qué forma se pueden llegar a prevenir.

Por otro lado, los candidatos a la banda gástrica deberán conocer los problemas que pueden surgir a lo largo del período postoperatorio y que, al respecto, se recomienda mantener una dieta estricta con el objetivo de evitar la aparición de determinados síntomas gastrointestinales tales como vómitos, dolor de abdomen o diarrea, entre otros.

Incluso, la reeducación alimentaria del paciente debe comenzar tiempo antes de que tenga lugar el paso por quirófano, ya que este paso facilitará la pérdida de peso a largo plazo.

En concreto, antes de que el paciente llegue a someterse a esta cirugía menor deberá atender las exigencias del grupo de especialistas encargado de su caso. En este sentido, la persona obesa será evaluada en relación a sus condiciones tanto físicas como psicológicas.

Para prevenir los riesgos de la banda gástrica es aconsejable es realizar un análisis físico completo que incorpore diversos estudios de diagnóstico comunes, una valoración psicológica y una valoración nutricional en la que se especifiquen los procedimientos puestos en práctica con anterioridad y los resultados que han arrojado.

Y es que una de las claves para asegurar el éxito de este tratamiento es la preparación para la colocación de la banda gástrica, tanto psicológica y nutricional del paciente, puesto que es imprescindible cambiar la alimentación después de la intervención de reducción de estómago.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

En el caso de que la persona obesa no se encuentre en las suficientes condiciones emocionales o psicológicas para asumir el potente proceso postoperatorio, lo más habitual es que la técnica se de por fallida.

Así que, en este sentido, debemos entender que la preparación previa es factor relevante para la eficiencia del procedimiento y para aprovechar todos los beneficios de la banda gástrica. La asistencia tanto psicológica como nutricional será recomendada para iniciarse en una adecuada educación nutricional.

Y es que, aunque estamos ante un tratamiento reversible ante la posibilidad de que surja algún tipo de problema, la banda gástrica no es una fórmula mágica y requiere el firme compromiso del paciente para conseguir resultados positivos.



A continuación resumimos de forma esquematizada los puntos claves a seguir en la preparación de la banda gástrica, para garantizar su éxito como tratamiento que facilite la pérdida del exceso de peso con la banda gástrica:

1.- 30 días antes de la cirugía. A lo largo de este período se recomienda dejar de consumir cualquier tipo de medicamentos que esté compuestos a base de hormonas, tanto anticonceptivos como de sustitución hormonal.

2.- 21 días antes de la cirugía o, en concreto, tres semanas antes El especialista aconsejará al paciente la toma diaria de una multivitamina, una vitamina del grupo B y un suplemento de hierro que contenga 325 miligramos de sulfato ferroso o 65 miligramos de hierro elemental. El paciente obeso también debería comentar con su médico la posibilidad de empezar a ingerir algún tipo de fármaco adelgazante. Lo más habitual es que entre una o dos semanas antes de pasar por quirófano el especialista le realice algún que otro cambio en el consumo de medicamentos.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

3.- 14 días antes de la cirugía, o en concreto, dos semanas antes. El especialista le retirará al paciente la toma de todo medicamento herbario y suplementos. Asimismo, se restringirá el consumo de fármacos antiinflamatorios. En el caso de que no haya abandonado por completo las bebidas con cafeína tales como el café, el té o los refrescos se le pedirá al paciente que empiece a dejar de tomarlos. Esta medida responde a la necesidad de desintoxicar al organismo de la cafeína y para ello se requiere su supresión unos 10 o 14 días antes de pasar por quirófano.

4.- Un día antes de la cirugía. Justo el día antes de pasar por quirófano el paciente deberá estar sometido a una dieta consistente únicamente en líquidos o que se vuelvan líquidos en temperatura ambiente. En este sentido, los líquidos permitidos son: agua, caldo transparente (con bajo contenido en sodio si padece de hipertensión), zumos transparentes como el de manzana, el de arándanos o de uvas, bebidas con sabor a fruta, gelatinas simples o con sabor, helados.

En el caso de que el paciente sufra de diabetes éste debe asegurarse de ingerir la cantidad suficiente de carbohidratos en la dieta líquida. Por otro lado, se recomienda abandonar el consumo de su suplemento de hierro que volverá a tomarlo transcurridas tres semanas desde que se practicó la cirugía.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *