BonomédicoBlogObesidadVentajas y beneficios de la banda gástrica

Ventajas y beneficios de la banda gástrica


Comentar
Publicado en Obesidad

La cirugía suele ser una de las alternativas a las que muchas personas con obesidad recurren una vez que les ha fallado tanto la dieta como la práctica de ejercicio.

Dependiendo de la clase de técnica que se practique, los pacientes que sufren de sobrepeso suelen reducir entre un 30 y un 50% del exceso de su peso corporal a lo largo de los seis meses posteriores a la cirugía.

En este sentido, son muchas las ventajas y beneficios de la banda gástrica como solución para bajar los kilos de más, y por otro lado, como cirugía mayor que es, también puede desarrollar la aparición de determinados riesgos y efectos secundarios que pueden llegar hasta considerarse graves para la salud. Asimismo, la banda gástrica no se infla a lo largo del procedimiento quirúrgico, es decir, el paciente deberá esperar a su recuperación de la banda gástrica completa para que esta llegue a ser ajustada por el médico. Lo más habitual es que este proceso se realice en torno a las cuatro o seis semanas después de la ejecución de la técnica.

Se trata de un dispositivo que ofrece muy pocas complicaciones y con una tasa de mortalidad establecida en menos del 0,1%. Estamos, entonces, ante una de las opciones más eficaces  y con más beneficios para aquellas personas que sufren de sobrepeso y cuyas condiciones médicas, o su miedo al paso por quirófano, no les permite someterse a otro tipo de cirugía como puede ser el bypass gástrico.

Bajo las adecuadas indicaciones médicas, el paciente puede llegar a recuperarse en pocos días ya que la colocación de la banda gástrica suele responder a un procedimiento sencillo que no suele dejar cicatrices ni marcas ya que los cortes suelen ser de mínimas dimensiones.

Ventajas de la banda gástrica

Una de las principales ventajas de la banda gástrica que lo potencia por encima del resto de cirugías bariátricas es la facilidad de ajuste que ofrece. Por ejemplo, en el caso de que el paciente no  llegue a perder todo el peso esperado, el especialista tiene la posibilidad de inflar algo más la banda con el objetivo de reducir la capacidad de la pequeña bolsa repercutiendo en una disminución de la sensación de saciedad del paciente.

Y el caso también puede darse al revés. Si el paciente comienza a perder más peso de lo recomendado siguiendo, además, las recomendaciones alimentarias establecidas, el especialista tiene la opción de desinflar la banda sin necesidad de recurrir a la cirugía para que el paciente coma en mayor cantidad perdiendo el peso aconsejado.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

Por otro lado, este tipo de procedimientos suele ser muy empleado ya que no ofrece límites en su uso. Esto siempre será posible, claro está, en el caso de que el organismo de los pacientes (candidatos para la banda gástrica) no reaccione de forma negativa siendo indispensable su retirada. Y es que no se trata de una reducción de la anatomía del estómago pero sí de la colocación de un dispositivo que, de por vida, puede reducirse o ampliarse atendiendo a las necesidades de salud del paciente que lo tiene colocado.

La intención de la técnica de la banda gástrica es la creación de una bolsa de tamaño reducido que se coloca en la parte superior del estómago sin alterar su funcionalidad. Los efectos inmediatos de este procedimiento son los siguientes:

  • Rápida creación de la sensación de saciedad ya que este primer estómago dispone de muy poca capacidad
  • Estiramiento del proceso de digestión debido a que el paso de los alimentos a través de esta bolsa hacia el resto del estómago es más lento.
  • En conjunto, ambas acciones consiguen proporcionar una sensación de saciedad a lo largo de horas consumiendo una muy pequeña cantidad de alimentos.

Una vez que se da por finalizada la cirugía, la pérdida de peso con la banda gástrica suele tornarse a paulatina pero se mantiene de forma constante por muy pocos kilos que se pierdan. Lo recomendable es que el paciente obeso acuda a la consulta médica de forma regular con la intención de realizarle un completo seguimiento y asegurar que todo transcurre de la forma adecuada. En el caso de que el paciente refiera algún problema o molestias deberá también comentarlo con el especialista para que éste pueda adoptar la solución pertinente.



Efectos psicológicos de la colocación de la banda gástrica

Si bien la obesidad es un factor que condiciona la visión que el resto de la sociedad tiene del paciente también es cierto que este tipo de actitudes derivan en la aparición de un proceso depresivo en la persona que sufre de obesidad.

Es por ello que otro de los beneficios y ventajas de la banda gástrica es que el paciente verá cómo empieza a perder peso también reflejará determinados efectos psicológicos en él. Y es que las emociones del paciente pueden ser bien distintas, desde la felicidad hasta la emoción de subirse a la báscula y ser fiel protagonista de la reducción del volumen corporal. Algo que para muchos hace tiempo que no pasaba y que empieza a ofrecerles más expectativas de salud.

Sin embargo, el lado contrario, algo menos positivo, viene de la mano de la frustración o abrumación que el paciente puede llegar a sentir al sentirse obligados a cambiar sus hábitos alimentarios tras la reducción de estómago, su estilo de vida y comenzar a practicar deporte. Por ello, también será muy importante en el tratamiento la preparación para la colocación de la banda gástrica.

Aunque estos son pequeños detalles si los confrontamos con las innumerables ventajas de la aplicación de esta técnica. Otro de los beneficios que nos ofrece este procedimiento es la no existencia de que se produzca el conocido como Síndrome de dumping.

Y es que mediante este tratamiento los alimentos pasan a través del órgano estomacal sin necesidad de que sean alterados por los diversos jugos gástricos que, por lo general, suelen causar ,indigestión, dolor, diarrea, entre otros síntomas.

La aplicación de este tratamiento para facilitar la pérdida del exceso de peso corporal en personas con sobrepeso está considerada como una técnica poco invasiva y los riesgos de la banda gástrica  son menores que los de otro tipo de procedimientos destinados al mismo fin. Además, se trata de un procedimiento en el que cabe la posibilidad de revertirlo en el que caso de que el paciente o el especialista que los atiende lo requiera, por lo que el órganos estomacal podrá volver a su tamaño original.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

Por otro lado, otra de las ventajas y beneficios de la banda gástrica es que este tipo de cirugías no tiene porqué afectar a la correcta absorción de los nutrientes del paciente. Sin embargo, existen casos en los que otro tipo de cirugías sí que han afectado a la adecuada absorción de, por ejemplo, el grupo de las vitaminas, dejando ciertas deficiencias en el organismo. No es común que estos ejemplos se manifiesten llevando una banda gástrica.

Al fin y al cabo, diversos estudios han puesto de manifiesto los exitosos resultados que puede llegar a ofrecer la aplicación de la banda gástrica. Su capacidad para facilitar la pérdida del exceso de peso de las personas que sufren de obesidad pueden a bien compararse con el resto de cirugías, aunque, en este caso, la disminución del volumen corporal suele responder a ritmos algo más lentos.

Por otro lado, hay otras técnicas para ayudar a perder el exceso de kilos, entre las que cabe destacar el balón intragástrico, con el que se puede lograr una importante pérdida de peso. En este caso, se hace preciso también una preparación para la colocación del balón intragástrico, con la finalidad de mejorar el postoperatorio y recuperación tras la intervención. En cuanto al precio del balón intragástrico, como el de otras cirugías, dependerán de varios factores.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *