BonomédicoBlogObesidadCandidatos a la reducción de estómago con la técnica POSE

Candidatos a la reducción de estómago con la técnica POSE


Comentar
Publicado en Obesidad, Reducción de estómago

Se trata de uno de los métodos endoscópicos más aplicados para tratar la obesidad. La Cirugía Primaria de Obesidad Endoluminal (técnica POSE) destaca entre el resto de los tratamientos destinados a facilitar la pérdida del exceso de peso corporal de aquellas personas que sufren de obesidad, por la poca invasión que realiza en el organismo para ser ejecutada.

No obstante, lo primero que habrá que hacer es determinar si la persona en cuestión es un buen candidato a la reducción de estómago con la técnica POSE.

Dicha técnica permite reducir la capacidad original del estómago a través del empleo de un endoscopio, además de otras herramientas quirúrgicas, que se introducen por vía oral por lo que el especialista no requiere de la realización de otros cortes en la superficie de la piel por muy pequeños que estos sean.

En caso de considerar apta a la persona, durante la operación el especialista procede a realizar un determinado número de pliegues en el estómago, con el objetivo de disminuir la sensación de hambre del paciente, además de facilitar una sensación de saciedad mucho antes de lo que surgía con anterioridad.

Se trata de un procedimiento que ofrece un sinfín de ventajas si se compara con otros tratamientos originados para luchar contra la obesidad.

A continuación, se resumirán algunos de los beneficios para los candidatos a la reducción de estómago mediante la técnica POSE:

1.- Al tratarse una técnica que no requiere la realización de cortes en la superficie cutánea no deja ni marcas ni cicatrices.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

2.- Su carácter mínimamente invasivo permite ofrecer una mayor rapidez al período de recuperación establecido por otros tratamientos.

3.- No requiere que el paciente permanezca ingresado en el centro hospitalario, es decir, es un proceso ambulatorio.

4.- Los riesgos de infección también se minimizan al no dejar heridas abiertas en la superficie.

5.- A la hora de practicar la intervención mediante endoscopio se reducen los riesgos quirúrgicos.

Candidatos a la técnica POSE

Para poder someterse a este tipo de procedimientos los pacientes tienen que cumplir una serie de condicionantes personales. En concreto, los candidatos para la reducción de estómago mediante la técnica POSE se caracterizan por ser personas obesas, jóvenes, con un nivel de obesidad moderada y un exceso de peso que oscile entre los 27 y los 33 kilos.



Además, no deben haberse practicado ninguna otra cirugía bariátrica y, lo más importante, deben reflejar un firme compromiso y esfuerzo para predisponer una serie de cambios en relación a sus hábitos de vida, tanto en el marco de la alimentación como del ejercicio físico.  

En concreto, el método POSE está destinado a aquellas personas que sufran de sobrepeso y que llevan toda su vida en el incesante empeño de reducir su exceso de peso corporal mediante la ejecución de dieta y ejercicio físico y que se muestran frustrados al no conseguir su objetivo. Entre otras cosas, se trata de pacientes que requieren:

Una de las particularidades del método POSE es su seguimiento por parte de un equipo de profesionales de diferentes disciplinas que ofrecerán gran apoyo al paciente tanto antes como después de la cirugía. En este sentido, también el paciente debe estar lo suficientemente preparado, tanto física como psicológicamente, para mantener los siguientes requisitos:

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

  • Asistencia a todas y cada una de las consultas que se correspondan con el seguimiento clínico establecido por el equipo de especialistas multidisciplinar.
  • En concreto, el nutricionista será el encargado de estipular su tratamiento y reeducación alimentaria.
  • Modificaciones en el estilo de vida. Desde la puesta en práctica de diferentes pautas alimenticias, basadas en una dieta sana y equilibrada, hasta la realización de ejercicio físico de acuerdo a las necesidades de cada paciente.

Todos estos requisitos son de debido cumplimiento para aquellas personas que sufren de sobrepeso y que quieren someterse a este tipo de métodos de lucha contra la obesidad, solo así podrán ser candidatos a la reducción de estómago con la técnica POSE.

Y es que se trata de favorecer el estado adecuado del paciente tanto mental como físico para someterse a una cirugía en la que prevalecen las siguientes etapas:

  • Realización de un completo análisis del estado de salud del paciente. Cuatro días antes de la intervención el paciente deberá estar a dieta líquida.
  • Tras la cirugía, el obeso deberá someterse a una serie de cambios en su régimen alimenticio. Pasará de una dieta basada tan sólo en líquidos a ir incorporando de forma paulatina los semisólidos para acabar consumiendo sólidos.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *