BonomédicoBlogObesidadConsejos y recomendaciones sobre la banda gástrica

Consejos y recomendaciones sobre la banda gástrica


Comentar
Publicado en Obesidad, Reducción de estómago

Antes de someterse a una operación para colocar una banda gástrica, el paciente debe conocer de qué trata el procedimiento quirúrgico, así como los cuidados posteriores que debe seguir durante el postoperatorio. La banda gástrica forma parte de las técnicas de cirugía bariátrica para reducir el peso. Como en todas, el paciente debe seguir un procedimiento que le ayude a prepararse para la intervención; también debe tener en cuenta los cuidados posteriores.

En ese sentido, con el objetivo de que ayudar a quienes decidan realizarse esta cirugía, se detallan a continuación una serie de consejos y recomendaciones sobre la banda gástrica, tanto referidos al preoperatorio como al postoperatorio, ya que ambas son etapas importantes para que el tratamiento logre los resultados esperados.

Una vez que se ha determinado que usted es candidato a la banda gástrica, debe consultar con el médico para que le explique cómo se realizará el procedimiento, cuáles son los materiales que se utilizarán, cuánto tiempo se extenderá o si es necesario o no que se quede en la clínica una vez haya finalizado el procedimiento, entre otros detalles.

Preoperatorio de la banda gástrica

Además de lo dicho antes, durante la fase de preparación para la banda gástrica, el médico también debe realizar un examen físico y psicológico del paciente:

  • En el primer caso, el especialista evaluará en qué estado físico está la persona, es decir, si ha tenido operaciones anteriores o si existen lesiones en el estómago. Hay quienes presentan gastritis y úlceras, por lo que en esos casos es preferible que primero se traten esas patologías para luego comprobar si aún es viable la colocación de la banda.
  • En cuanto al plano psicológico, hay pacientes que recurren a cualquier método bariátrico, no sólo a la banda, porque creen que con eso bajarán de peso, sin necesidad de recurrir a una dieta saludable o ejercicio. Este punto debe quedar bien claro para el paciente, puesto que, como sucede con el balón intragástrico, se necesita un compromiso por su parte que se traduce en seguir una dieta de acuerdo a sus necesidades, al igual que un plan de ejercicios que debe cumplir todos los días con disciplina.
Antes y después de la intervención, el paciente debe ser tratado por un nutricionista que le de consejos y recomendaciones sobre la banda gástrica y la alimentación.

Antes y después de la intervención, el paciente debe ser tratado por un nutricionista que le de consejos y recomendaciones sobre la banda gástrica y la alimentación.

De hecho, antes, durante y después de colocar la banda gástrica, el paciente debe ser tratado por un nutricionista que le guíe sobre cómo hacer menús de comida, en la que se incluyan todos los alimentos pero en cantidades reducidas; además, este profesional le dará consejos y recomendaciones sobre la banda gástrica y le guiará en la forma en la que debe alejarse de los postres, bebidas carbonatadas, comida rápida, alimentos con mucha grasa.

Esto no quiere decir que el paciente deje de comer. No funciona así, pues, con medida, en pequeñas cantidades, adquirirá el hábito de una buena alimentación y de no saltarse ninguna toma. A todo esto se sumará el ejercicio.

Ahora bien, en el plano psicológico, el médico también trabajará con los pacientes para determinar si son aptos para soportar el proceso postoperatorio, ya que éste es un poco difícil de sobrellevar si no se siguen las indicaciones de los especialistas. Si se determina que no soportará la recuperación, entonces se debe replantear la idea de si es una buena opción. Básicamente, en esto consiste el preoperatorio de la banda gástrica. De igual forma, si tiene una duda, acuda a su médico para que le guíe al respecto.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

Consejos sobre la banda gástrica en el postoperatorio

Regularmente, el paciente se mantiene en la clínica durante un día, tiempo en el cual pasará el efecto de la anestesia y también servirá para que el médico verifique cómo se recupera la persona. Además, si surge algún inconveniente, pues resolverlo de inmediato.

Una de las preguntas más frecuentes que hacen los pacientes es cuánto tiempo estarán de baja en sus empleos. Casi siempre, tras dos o tres días, usted puede regresar al trabajo tomando ciertas precauciones. Sin embargo, lo más recomendable es que descanse durante al menos una semana.

Es normal que el paciente presente dolores tras la colocación de la banda, como una sensación de punción en el estómago. Estas irán desapareciendo con el paso de los días, pero sí serán molestas al inicio, por lo que es importante guardar reposo al salir de la clínica. En cuanto a la alimentación, el paciente debe ser muy cuidadoso en ese sentido. Durante dos o tres semanas, solamente podrá ingerir líquidos o, en todo caso, alimentos que estén licuados o en forma de puré. La clave está en que no deben ser sólidos.



Al cabo de unas cuatro o seis semanas, o según los consejos y recomendaciones sobre la banda gástrica que le indique el médico, usted podrá comenzar a ingerir alimentos sólidos pero de una manera lenta, sin llenarse demasiado. De hecho, el médico le pedirá que no acompañe los alimentos de bebida, sino que espere unos 30 minutos para tomarlas después de que haya comido. Lo que se pretende es no saturar el estómago, pues recuerde que éste es pequeño.

Uno de los beneficios de la banda gástrica es que es ajustable. Esto quiere decir que en su interior tiene una especie de globo inflable y, ya sea usted o el médico, pueden apretarse o aflojarse según sea el caso, para que pueda o no ingerir más comida. En cuanto a los cuidados que debe seguir tras las incisiones que se hacen en el abdomen, éstas no requieren de ningún cuidado en especial, salvo que se presente algún inconveniente como leves sangrados. Si usted tiene algún dolor o molestia, debe llamar al médico de inmediato.

Frente a otras cirugías de la obesidad, la banda gástrica presenta una serie de beneficios.

Frente a otras cirugías de la obesidad, la banda gástrica presenta una serie de beneficios.

Por otro lado, los médicos recomiendan que el paciente debe seguir una dieta y un plan de ejercicios y en ambos aspectos debe ser muy disciplinado, pues si sigue al pie de la letra los consejos y recomendaciones sobre la banda gástrica, los resultados serán muy satisfactorios.

Ventajas e inconvenientes de la banda gástrica

En primer lugar, una de las ventajas más sobresalientes de este método es la pérdida de peso. Además, no es muy invasivo para el paciente. Sin embargo, también se deben conocer cuáles son las desventajas del mismo para que el paciente sea conocedor de las posibles complicaciones a medio y largo plazo. A diferencia del balón intragástrico, la banda gástrica sí puede utilizarse de por vida, a menos que surjan efectos adversos que hayan que corregirse y, por ende, se deberá retirar el implemento del estómago.

Pero, ¿a qué nos referimos con estos eventos adversos? Si bien se divide el estómago en dos, éste no se ve modificado, es decir, no se hace más chico o más grande. Lo que sí puede suceder es que cambien las funciones del mismo, es decir, que cada vez vaya aumentándose antes la saciedad del paciente.

En este caso, el paciente se sacia rápido al comer pequeñas cantidades de comida -por ejemplo, ni la tercera parte del plato-; o bien puede suceder otro caso: que el proceso de digestión, pues el paso de la comida del estómago pequeño al grande se vuelve muy lento cuando la banda está muy apretada, puede demorarse durante varias horas.

Todos esos detalles debe contemplarlos el médico a la hora de colocar este instrumento en el estómago. Además, también debe informarle de los mismos al paciente para que sepa todo lo que puede pasar. Y es que debe tener en cuenta de que todo procedimiento, no sólo los que componen la cirugía bariátrica, tienen sus desventajas, por lo que es preciso que los conozca para que pueda enfrentarse a la situación.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

Riesgos de la banda gástrica

En términos generales, muy pocos casos presentan alguna complicación tras la colocación de la banda gástrica. La mayoría de estas se deben a que el paciente no ha seguido las indicaciones médicas, consejos y recomendaciones sobre la banda gástrica, por lo que se presentan casos donde hay vómitos, náuseas, diarrea u otros problemas gastrointestinales, cuando se ingiere mucha comida que el estómago pequeño no puede procesar.

También se dan casos en los que el organismo rechaza la banda, por lo que el médico se ve obligado a retirarla. A continuación detallamos algunos de los riesgos que pueden presentarse con la banda gástrica:

  • Una parte del estómago puede deslizarse sobre la banda: esto ocurriría si la persona ha comido demasiado y ha superado la capacidad del estómago pequeño; también puede ser por erosión cuando la banda atraviesa el estómago, por lo que deberá ser retirada de inmediato. Estos problemas suelen darse al comer demasiado o bien porque se colocó mal la banda.
  • Piedras en la vesícula: ante tal situación, se debe pensar en otros tratamientos alternativos.
  • Intolerancia a la banda: lo que mencionábamos anteriormente. El organismo la rechaza y esto puede ocurrir el mismo día de la colocación o después, e incluso puede demorarse durante años, por lo que será necesario que se retire y se opte por el bypass gástrico
    El paciente debe seguir los consejos y recomendaciones sobre la banda gástrica, para obtener los resultados deseados.

    El paciente debe seguir los consejos y recomendaciones sobre la banda gástrica, para obtener los resultados deseados.

  • Complicaciones con el dispositivo con el cual se ajusta la banda: éstas pueden ir desde infecciones, intolerancia, úlceras, hasta una desconexión del punto de acceso, que, si bien no son graves, en las que haya riesgo de muerte sí necesitan una intervención quirúrgica.

De todos estos puntos el paciente debe estar al tanto de los riesgos, por eso se insiste tanto en que, al seguir los consejos y recomendaciones sobre la banda gástrica que da el médico, las complicaciones se reducen considerablemente y permiten que el tratamiento sea un éxito.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *