BonomédicoBlogObesidadAlimentación tras la banda gástrica

Alimentación tras la banda gástrica


Comentar
Publicado en Obesidad, Reducción de estómago

A comer bien se aprende. Bajo esta premisa, tras toda intervención de cirugía bariátrica el paciente necesita de la guía de un nutricionista, para que le ayude con la alimentación tras la banda gástrica y lleve un control de su peso. Así, hay dos cosas que el candidato a la colocación de una banda gástrica debe tener claro: Primero, si bien el estómago será más pequeño, eso no significa que comerá más (al contrario, se saciará más rápido); y segundo, tampoco podrá comer más rápido, por lo que la recomendación del médico será que se tome su tiempo en cada comida.

La preparación para la banda gástrica ya incluye la modificación de los hábitos alimenticios. Pero después de la colocación, estos cambios se deben acentuar. En las primeras semanas, el paciente sólo podrá ingerir alimentos que sean líquidos o en puré (luego poco a poco irá incorporando en su menú los sólidos).

Hay que tener en cuenta que en un principio, el estómago tiene el tamaño de una nuez. Según los médicos, este se irá estirando poco a poco, pero el paciente no querrá que eso ocurra, así que las primeras recomendaciones en ese sentido son que coma poco y despacio.

Como se trata de una pérdida de peso continua que empieza a acentuarse entre el tercer y sexto mes, la persona atravesará por una fase compleja en la que el organismo se va acostumbrando a la nueva etapa. Estos síntomas pueden ser los siguientes:

  • La piel podría volverse seca y áspera.
  • Pérdida o adelgazamiento del cabello.
  • Cansancio o agotamiento muy pronunciado.
  • El estado de ánimo puede sufrir cambios drásticos.
  • Dolores en el cuerpo, como si se hubiese golpeado.

Como se ha dicho, estos aspectos son comunes en los primeros seis meses. Una vez ha pasado ese tiempo, estos son superables. Eso sí, si persisten, entonces debe consultar al médico.

La alimentación tras la banda gástrica

Muchos hábitos que tenía antes de que le colocaran la banda, cambiarán. Al principio parece una tarea titánica, pero los resultados serán plenos y satisfactorios para usted, pues comenzará a ver cambios significativos en su cuerpo y en su organismo.

Al tener un plan alimenticio exclusivamente para usted, verá cómo poco a poco va acostumbrándose a su nueva vida. Si bien podrá darse un gusto de vez en cuando, es preciso que sea disciplinado durante unos meses para que se adapte plenamente.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

Es muy importante para el éxito del tratamiento seguir las indicaciones del médico en cuanto a la alimentación tras la banda gástrica.

Es muy importante para el éxito del tratamiento seguir las indicaciones del médico en cuanto a la alimentación tras la banda gástrica.

A continuación se detallan algunas de las recomendaciones que debe seguir en cuanto a la alimentación tras la banda gástrica:

  • Debe comer lentamente, masticar bien cada bocado y la clave en este punto es que no debe tragar hasta que la comida esté bien suave, pues recuerde que la abertura que conecta el estómago superior con el principal es muy pequeña, por lo que cualquier alimento grande podría tapar ese paso e impedir que el resto de comida llegue hasta el intestino.
  • Olvídese de comer en 5 ó 10 minutos. Hoy deberá tomarse su tiempo en cada comida, el cual rondará entre 20 y 30 minutos. Esto le garantiza que masticará bien y evitará vómitos, pues al comer rápido, se come más y eso provocaría ciertas molestias.
  • Uno de los beneficios de las dietas saludables es que permiten que el paciente pueda comer hasta seis veces en el día, haciendo pequeñas comidas a media mañana y media tarde, lo que permite que no se llegue a la mesa con mucha hambre ni ansioso. Además, permite al metabolismo mantenerse activo, lo cual a la larga también es beneficioso para el paciente.
  • Cuando se habla de seis comidas, el médico no se refiere a grandes comidas, sino más bien a pequeñas porciones de alimentos saludables como una fruta, la que usted prefiera. Además son buenas opciones las semillas secas, el té, las ensaladas, las galletas no demasiado dulces o lo que el médico le indique.
  • Lo que más cuesta es aprender a hacerle caso al estómago y a la cabeza. Cuando usted ya se siente satisfecho, el cerebro envía señales para que deje de comer. Sin embargo, el paciente las obvia y sigue comiendo, así que cuando ya se sienta lleno, deje a un lado el plato y levántese de la mesa.
  • Importante -y aunque parezca lógico, para muchos no lo es-, si no siente hambre no coma. Así de simple. 
    Se deben evitar las comidas grasas y copiosas.

    Se deben evitar las comidas grasas y copiosas.

  • Una excelente opción a la hora de comer es que prefiera servirse los alimentos en platos pequeños. Eso le ayuda a controlar las cantidades de comida.
  • Algunos alimentos son un tanto difíciles de digerir por sí solos, como en el caso de la pasta, del pan, el arroz y algunas carnes. En el caso de las harinas, podría mojarlas con una salsa de su preferencia para que sea baja en grasa; con la carne, también podría recurrir a esta idea, pero es buena idea de que la corte en pedazos pequeños y la mastique bien antes de tragarla.
  • Evite aquellos alimentos secos como las palomitas de maíz, el maíz en sí, frutos secos, nueces e incluso el apio por ser un poco duros y difíciles de digerir.
  • Beber abundante agua ayuda mucho, incluso aquellas bebidas que no tienen calorías.
  • En ese sentido, al beber agua u otro tipo de líquido, es importante que el paciente dé pequeños sorbos, no tomarlo de una sola vez.
  • En algunos casos, de ser necesario, el médico le pedirá que no use pajitas al beber, pues esto provocará que se introduzca aire en el estómago.

Anteriormente se mencionaba que en los primeros meses de tener la banda gástrica, el organismo pasa por una serie de cambios y algunos de estos generan molestias. En ese sentido, como una de las ventajas de la banda gástrica es que la pérdida de peso es bastante real, si se siguen las indicaciones, es preciso que el nutricionista incluya en la dieta una serie de alimentos que le proporcionen energía, en el caso de que se sienta muy cansado o que esté perdiendo el tono muscular. Esto ayudará a prevenir posibles riesgos.

Proteínas

Para eso es importante la ingesta de proteínas, las cuales le dan energía al paciente y le permiten mantenerse saludable por la cantidad de minerales que aportan. La alimentación tras la banda gástrica que aporte estos nutrientes pueden ser:



  • Pollo, especialmente pechuga, sin piel, la cual puede preparar de diversas formas sin necesidad de recurrir al uso de aceite. En todo caso, hágala asada. 
    La alimentación tras la banda gástrica debe aportar los nutrientes necesarios al cuerpo.

    La alimentación tras la banda gástrica debe aportar los nutrientes necesarios al cuerpo.

  • Carnes magras, es decir, sin grasa. También puede optar por la de cerdo, eso sí, que no tenga grasa.
  • El pescado también es una excelente opción. Puede prepararlo en sopa o asado.
  • Los huevos, ricos en proteína. Puede comerse sólo la yema o entero.
  • Las legumbres como los judías son una buena fuente de proteína, pero en este caso su consumo debe ser racional, sobre todo en aquellas personas que padecen del colon.
  • Puede consumir yogurt bajo en calorías así como lácteos: leche desnatada o semidesnatada, quesos bajos en grasa o en todo caso requesón.
  • Combine las proteínas con una buena ensalada, puesto que le ayudará a que se sienta satisfecho por más tiempo. Además, así sentirá que la comida no le aburrirá.

Vitaminas

Otro punto importante en todo esto es que es muy probable que el médico le prescriba al paciente vitaminas para compensar la pérdida de peso que, a su vez, también puede provocar que el organismo no esté recibiendo las dosis adecuadas.

En ese sentido, usted podría tomar multivitaminas de hierro, así como vitamina B12, calcio, vitamina D u otras que el médico le recete y que usted no debe tomar por iniciativa propia.

Por otro lado, el hecho de que esté perdiendo peso no significa que podrá ingerir cualquier alimento -y menos aquellos altos en calorías-. Recuerde que, ante el menor desarreglo que se produzca, éste se verá reflejado en el peso, el cual deberá vigilar un médico al menos una vez al mes para determinar cuánto peso pierde -además de realizar un chequeo general de su estado-.

Para completar la correcta alimentación tras la banda gástrica es posible que el especialista recomiende tomar multivitamínicos.

Para completar la correcta alimentación tras la banda gástrica es posible que el especialista recomiende tomar multivitamínicos.

Así que evite los carbohidratos en exceso, todo con medida, además de las bebidas carbonatadas. También deje de lado el alcohol y los cigarrillos, pues pueden empeorar su salud y restan años de vida al organismo.

Ejercicio físico

En todo este proceso de la alimentación tras la banda gástrica, la actividad física debe ser recurrente y debe convertirse en parte vital de su vida. Programe actividades que le gusten para que éstas no se conviertan en una obligación.

Prefiera el ejercicio por la mañana, pero si no puede debido a su trabajo u otros factores, puede practicarlo a cualquier hora. Procure tener una rutina la cual debe hacer todos los días, al menos 30 minutos de intensa actividad para que el cuerpo vaya acostumbrándose a la labor y le responda de la mejor forma.

Si se siente demasiado cansado, si presenta dolor en el estómago, si no siente deseos de comer o tiene vómitos frecuentes, vaya al médico para que le revise, no deje pasar demasiado tiempo para que el especialista halle la razón de estas situaciones.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

Por su parte, cuídese mucho y siga las indicaciones del médico. Ante cualquier duda que tenga acerca de la banda gástrica, así como de los cuidados del postoperatorio, consulte con el especialista. En sus manos está la responsabilidad de que el tratamiento dé resultado, pero sobre todo de que usted se sienta feliz.

  • Artículo escrito por:
  • Doctora Marina Garrido Romero

  • Dra. Marina Garrido es Cirujano Capilar y Tricóloga, experta en Tricología Médica y Trasplante Capilar con más de 7 años de experiencia aplicando las más avanzadas técnicas de microinjerto (FUE, FUSS, ARTAS), como tratamiento contra la alopecia.
  • Se licenció en Medicina y Cirugía por la Universidad de Barcelona (UB), especializándose después vía MIR en Cirugía General y Digestiva. Su continua formación en Cirugía Capilar y Tricología Médica le ha valido para adquirir un elevado conocimiento y reconocimiento como especialista en Injerto Capilar.
  • Visita su web
  • Es miembro de la organización internacional FUE Europe

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *