BonomédicoBlogObesidadTécnicas existentes para reducir el estómago

Técnicas existentes para reducir el estómago


1 comentario
Publicado en Obesidad, Reducción de estómago

En la actualidad existen diferentes técnicas de reducción de estómago para procurar solucionar aquellas complicaciones derivadas de una afección como la obesidad.

La comida rápida y el sedentarismo están generando una sociedad obesa. Cada vez hay más personas con obesidad mórbida a nivel mundial y con los problemas de salud asociados a esta patología. Se trata de personas que tienen tantos kilos que perder que ya no les funciona el hacer dieta o practicar ejercicio físico. De ahí surge la necesidad de poner en marcha cirugías que acaben con este problema. Por ejemplo, la reducción de estómago, cuyo objetivo es que el paciente se sacie con menos cantidad de comida.

La evolución de las técnicas para reducir el estómago es bastante buena, pero todas ellas tienen asociados una serie de riesgos, según destacan los expertos.

Las hay de varios tipos, más sencillas y antiguas denominadas restrictivas, que consisten en reducir la capacidad del estómago poniendo una banda elástica -de silicona o material similar- a su alrededor. Dicha técnica cuenta con la ventaja de que se puede realizar con laparoscopia -se realizan pequeñas incisiones para introducir los aparatos quirúrgicos-, pero el problema mayor es que la anilla se deteriora y hay que cambiarla. Además, el paciente puede seguir ganando peso si incrementa el consumo de grasas y azúcares.

Otro tipo de técnicas, denominadas derivativas, consisten en hacer un cortocircuito entre el esófago y el intestino delgado para que se reduzca el recorrido del alimento por el aparato digestivo. De esta forma se absorben mejor los nutrientes. El inconveniente de esta técnica es, según los profesionales de la materia, la carencia de vitaminas A, K, D, B12, hierro y calcio, entre otros nutrientes.

Hay muchas técnicas para reducir el estómago que ayudan a mantener un peso equilibrado

Hay muchas técnicas para reducir el estómago que ayudan a mantener un peso equilibrado.

La técnica más utilizada es el sistema mixto, también conocido como bypass gástrico. Se trata de reducir el tamaño del estómago y unir su parte final al intestino delgado. Es el procedimiento que mejor funciona a largo plazo porque no supone que se restrinja la ingesta de alimentos y es muy buena para las personas con muchos kilos que perder.

Como se mantiene una conexión entre el estómago y el duodeno, llegan los ácidos y jugos biliares necesarios para la digestión al mismo tiempo que la persona se sacia antes y se reduce la absorción de nutrientes.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

En conclusión, hay distintos tipos de cirugías de reducción de estómago entre los que se encuentran:

  • La banda gástrica ajustable (AGB).
  • El bypass gástrico (BPG).
  • La gastrectomía vertical en manga (VSG).

La reducción de estómago no se trata solo de una reducción de la capacidad de este órgano sino que también a veces supone la extirpación de parte del mismo, como puede ser la hormona encargada de la sensación de apetito.

Aunque son muchos los beneficios de la reducción de estómago, esta operación no va a suponer una solución a los problemas de peso si no va acompañada de un cambio de mentalidad y un compromiso por parte del paciente que debe asumir el comer de otra forma más saludable y el hacer ejercicio como parte de la terapia que deberá llevar de por vida.



Banda gástrica ajustable (AGB)

Como hemos visto anteriormente, se trata de una operación restrictiva que consiste en la colocación de una pequeña banda alrededor de la parte superior del estómago. Hecha con material especial, esta banda crea una pequeña bolsa y un conducto estrecho dentro de la parte más grande del estómago. Este conducto hace que se tarde más en vaciar los alimentos desde la bolsa, causando la sensación de estar saciado.

La banda se puede controlar con el tiempo para cambiar el tamaño del conducto. Al principio la bolsa contiene menos alimentos (unos 28 grs.) pero luego se expande de 57 a 85 grs.
Con esta acción se disminuye el tamaño del estómago, con lo que la cantidad de comida que puede albergar este se reduce.

Bypass gástrico (BPG)

Es una técnica quirúrgica parecida a la anterior con la que se reduce el tamaño del estómago y se limita la cantidad de alimentos que se toman y absorben por el organismo. Con este procedimiento se consigue que los alimentos vayan desde la bolsa hasta el intestino delgado directamente, excluyendo la mayoría del estómago, el duodeno y el intestino superior.

Derivación biliopancreática con cruce duodenal (BPD-DS)

Es una técnica quirúrgica muy complicada con la que se pierde mucho peso, pero que puede dar lugar a complicaciones debido a la mala absorción de los nutrientes de los alimentos.
Consiste en eliminar parte del estómago y cambiar el camino de la comida hacia el intestino delgado para evitar la absorción de los jugos digestivos.

Gastrectomía vertical en manga (VSG) o Manga Gástrica

Es un tipo de cirugía contra la obesidad con la cual se extirpa una parte grande del estómago, quedando este órgano con un tamaño muy pequeño y limitando así la cantidad de comida que se puede ingerir. De esta forma, el paciente come menos y adelgaza.

La cirugía que se realiza consiste en extraer una parte grande del estómago y se crea una manga gástrica o manguito vertical que se conecta a una parte del duodeno y a otra del intestino delgado. Así una porción del duodeno puede servir para la absorción de alimentos, vitaminas y minerales. Los problemas de este procedimiento se producen cuando gran parte de la comida no pasa por el duodeno. Otra complicación de dicho método puede producirse porque la distancia entre el estómago y colon se acorta y se produce mala absorción de nutrientes.

Tras estudiar su caso individual, el especialista ayudará al paciente a elegir la técnica más adecuada para solucionar su problema de obesidad

Tras estudiar su caso, el especialista ayudará al paciente a elegir la técnica adecuada para solucionar su problema de obesidad.

La gastrectomía vertical en manga tiene que ir combinada con dieta y ejercicio para que haga efecto, ya que si el paciente no lo hace así puede tener más complicaciones después de la operación y perder insuficiente peso.

Consejos médicos para la elección de la técnica adecuada

Hemos podido comprobar que cada uno de estos métodos tiene sus pros y sus contras. Por ello, el médico deberá establecer cuál es la opción más adecuada para cada caso dependiendo de una serie de características del paciente como:

  • Su índice de masa corporal (IMC).
  • Sus hábitos alimenticios.
  • Las condiciones de salud relacionados con el peso que pueda tener.
  • Historial clínico con las enfermedades que pudiera tener.
  • Las operaciones que se haya practicado anteriormente.

Riesgos y candidatos para este tipo de intervención

Esta cirugía de la obesidad tiene muchos riesgos, llegando incluso a causar la muerte en algunos casos. Por eso antes de someterse a ella hay que estudiar todo muy detalladamente.
Las personas que pasan por el quirófano, en este caso en concreto, suelen ser obesos mórbidos, que tienen además unas patologías asociadas que hacen que respondan mal a cualquier tipo de cirugía -incluyendo esta-.

Enfermedades asociadas a la obesidad mórbida como:

  • Diabetes.
  • Hipertensión.
  • Hiperlipemia.
  • Apnea del sueño.

Se trata de enfermedades que causan problemas peligrosos durante la cirugía y después de esta. En el postoperatorio hay que extremar la vigilancia de infecciones y tromboflebitis. Otro de los problemas con los que se encuentran los cirujanos al operar a estos pacientes es su gran tamaño y poca movilidad, pues algunos enfermos no caben en las camillas ni en los aparatos que sirven para realizar diagnósticos como los escáneres, lo que dificulta el trabajo del profesional médico.

El doctor que realiza la intervención es un especialista en cirugía estomacal que debe estar capacitado para realizar este procedimiento, que requiere además de unidades especializadas y equipos profesionales muy experimentados para que no se produzcan fallos irremediables. Porque, de no ser así, todos los riesgos de esta operación aumentan mucho.

También hay que señalar que estas personas se deben operar en centros hospitalarios que cuenten con una unidad UVI cerca. Esto se extiende incluso para las más sencillas técnicas para reducir el estómago como la laparoscopia, puesto que el peligro no solo está en la cirugía sino en el estado de salud del propio paciente que se está operando.

Entre las técnicas contra la obesidad se encuentra el bypass gástrico

Entre las técnicas contra la obesidad se encuentra el bypass gástrico.

Todo cuenta en este tipo de intervenciones, desde la anestesia y cómo se coloca el paciente en la mesa de operaciones hasta el instrumental y la reanimación pasadas 24-48 horas.

También hay que considerar que, al cambiar el estómago, el cuerpo sufre un proceso de adaptación en la digestión y absorción de alimentos que detecta el hipotálamo, situado en nuestro cerebro.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

Además de todo lo expuesto, hay que tener en cuenta que el médico, con experiencia en estos temas como hemos dicho antes, disponga de un estudio previo y riguroso realizado por un endocrino, pues esta cirugía está indicada solo para determinados pacientes. Por ejemplo, aquellos que tengan un índice de masa corporal de más de 50 y entre 18 y 50 años, porque con más edad los riesgos son más elevados. No obstante, cada vez hay más casos de adolescentes que se operan debido a su grave estado de obesidad y salud. En este sentido, a veces el parámetro de edad no se cumple para casos extremos de salud.

Por otro lado, el postoperatorio es muy delicado y hay pacientes, en torno al 1% de los que se someten a este tipo de operación, que mueren y un 10% que sufren complicaciones postoperatorias graves, aunque siempre hay que matizar que todo depende del profesional que lo realice, de su experiencia y del estado previo de salud del paciente.

A pesar de todos los riesgos de la cirugía bariátrica, se trata de una intervención muy necesaria para estas personas porque les mejora la calidad de vida, dándoles más movilidad y evitándoles complicaciones asociadas al sobrepeso ya no solo de salud, sino también a nivel social. Estas personas deberán seguir controles médicos durante mucho tiempo, sufrirán efectos secundarios y deberán cumplir una dieta e incluso en algunos casos necesitarán apoyo psicológico.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *