BonomédicoBlogObesidadPérdida de peso con la colocación de la banda gástrica

Pérdida de peso con la colocación de la banda gástrica


Comentar
Publicado en Obesidad

La banda gástrica ajustable que se coloca en el interior del estómago mediante vía laparoscópica, es un tratamiento cuya principal finalidad es facilitar la pérdida del exceso de peso mediante la reducción del órgano estomacal, pero sin necesidad de alterar la fisonomía de éste. En este sentido, la pérdida de peso con la colocación de la banda gástrica se consigue reduciendo la cantidad de alimentos que el estómago del paciente puede llegar a soportar, por lo que éste encontrará una mayor facilidad para consumir una cantidad menor de comida al tiempo de que llegará a sentir la sensación de saciedad mucho antes.

Para la colocación de la banda gástrica en el interior del estómago el cirujano requerirá la ejecución de determinadas incisiones de pequeñas dimensiones sobre la superficie de la piel ubicada en el vientre del paciente. Será el especialista el encargado, asimismo, de introducir pequeños elementos quirúrgicos además de una cámara para facilitar el procedimiento.

Posteriormente, procederá a envolver un dispositivo alrededor de la parte superior del estómago con el objetivo de formar una especie de anillo. Unido a éste colocará un fino tubo que se dirige hacia un puerto de acceso que se deja a ras de la piel del paciente. Este nexo será el único acceso que el médico podrá usar para la inyección o eliminación de solución salina.

El procedimiento de añadir o retirar solución salina es bien simple (ya que sólo requiere una inyección) y estará directamente relacionado con el tamaño que se quiera conseguir del estómago, a mayor tamaño menor pérdida de peso y viceversa.

Sin embargo, antes de todo esto, tendrá que haber un proceso de preparación en el que la persona candidata a la colocación de la banda gástrica deberá seguir una serie de indicaciones. Este procedimiento es similar al llevado a cabo para introducir un balón intragástrico en el estómago.

La pérdida de peso con la banda gástrica ajustable se logra reduciendo la cantidad de alimento que el estómago puede soportar.

La pérdida de peso con la banda gástrica ajustable se logra reduciendo la cantidad de alimento que el estómago puede soportar.

Este métodos de pérdida de peso con la banda gástrica, así como otro tipo de cirugías para perder peso suelen estar destinadas para aquellas personas con problemas de obesidad severa cuyos planes de dieta estricta y práctica de ejercicio diario han resultado un fracaso.

Dependiendo de la técnica de reducción de estómago que se practique estos pacientes pueden llegar a reducir su volumen corporal en un 30 o 50% a lo largo de los seis meses posteriores a la práctica del procedimiento.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

Por otro lado, se trata de una técnica de cirugía mayor y como todos procedimiento que requiera el paso por quirófano puede conllevar la aparición de determinados riesgos o complicaciones.

También hay que tener en cuenta que la banda gástrica no se procede a inflar a lo largo del proceso de duración de la cirugía. Es más, el paciente deberá estar por completo recuperado de la intervención quirúrgica antes de que el especialista proceda a ajustarla. Lo más habitual es que este  paso se de en torno a las cuatro o seis semanas posteriores al paso por quirófano. 

Lo más común es que el especialista le recomiende una serie de medicamentos, una vez finalizada la cirugía, con el objeto de aliviar el dolor o paliar algún tipo de incomodidad que pueda llegar a sentir el paciente como consecuencia de la colocación de la banda gástrica. Y es bueno el movimiento, al poco tiempo el paciente deberá a activarse.



Dieta después de la colocación de la banda gástrica

Igualmente, la dieta a seguir una vez colocada la banda gástrica será determinada por el especialista que realiza el seguimiento del paciente. A lo largo de las dos primeras semanas postoperatorias el órgano estomacal únicamente podrá albergar pequeñas cantidades de líquido ya que se encuentra en proceso de curación.

Muchos de los pacientes que se han sometido a este tipo de cirugías llegan a sentirse saciados con tan sólo unos pocos sorbos de agua y el consumo de algún que otro líquido. Por el contrario, otras no llegarán a notar apenas las diferencias. Con independencia del nivel de saciedad de cada paciente no se debe descuidar el consumo de agua ya que es importante intentar evitar la deshidratación.

Los alimentos sólidos se irán incorporando de forma paulatina al régimen alimenticio del paciente, si bien hay que prestar especial atención a la masticación de todos y cada uno de los alimentos que se consuman y abandonar el plato en el momento en el que se sienta la más mínima sensación de estar lleno.

En ocasiones, en el postoperatorio de la banda gástrica, los pacientes suelen tardar en acostumbrarse a esta nueva sensación ya que antes para saciarse se veían obligados a consumir una mayor cantidad de alimentos. Los problemas gastrointestinales así como la aparición de náuseas o vómitos se pueden llegar a evitar potenciando la adecuada masticación.

Al igual que en el postoperatorio del balón intragástrico y otras técnicas, el seguimiento médico asegurará el mantenimiento de una dieta que incluya comidas más saludables con los adecuados niveles de proteínas, vitaminas y minerales a lo largo del período que dure este tratamiento. Lo más habitual es que, con independencia de que siga de forma adecuada el régimen establecido por el especialista, el paciente deba incorporar el consumo de suplementos de vitaminas y minerales para el resto de su vida.

La pérdida de peso la banda gástrica se mostrará de forma lenta y paulatina pero constante. Para asegurar el éxito de la reducción del volumen corporal de los pacientes es de vital importancia no saltarse las visitas al especialista que han de realizarse de forma regular con el objetivo de que éste proceda al análisis del paciente y lo oriente.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

En el caso de que el paciente no esté perdiendo el peso esperado, el médico podrá ajustar la banda. Hay que tener en cuenta que muchas de las personas que se someten a este tipo de cirugías son capaces de seguir perdiendo peso incluso hasta tres años después de su paso por quirófano.

Lo más habitual es que las emociones en el paciente se lleguen a confundir tras la realización del tratamiento de colocación de la banda gástrica. Pueden llegar a sentir altibajos, desde estar muy felices y emocionados al darse cuenta de que su sueño de perder peso empieza a cumplirse hasta frustrados al no conseguir adecuarse de forma correcto al cambio tan grande que supone la alteración en sus hábitos alimenticios.

Diversos estudios han puesto de manifiesto la eficacia y los beneficios de la banda gástrica para facilitar la pérdida del exceso de peso en personas obesas. Son tan exitosos como la puesta en práctica de otro tipo de cirugías, como el balón intragástrico, sin embargo suelen reflejar, por lo general, una pérdida de peso algo más lenta en comparación con el resto.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *