BonomédicoBlogObesidadRiesgos de la técnica POSE

Riesgos de la técnica POSE


Comentar
Publicado en Obesidad, Reducción de estómago

Algunos riesgos de la técnica POSE son bastante elevados.

Algunos riesgos de la técnica POSE son bastante elevados.

Aunque la reciente aplicación de este método como tratamiento para facilitar la reducción del peso corporal habla por sí sola por sus innumerables ventajas, lo cierto es que, como cualquier otro procedimiento que implique cierta alteración en el organismo, también puede conllevar para el paciente la aparición de determinadas complicaciones o riesgos de la técnica POSE.

Riesgos de la técnica POSE

Algunas de estas complicaciones o riesgos de la técnica POSE pueden llegar a tener consecuencias mortales. Entre ellas, la hemorragia intraabdominal o la perforación del órgano estomacal, si bien uno de los factores más peligrosos es la no detección del surgimiento de estas complicaciones durante el proceso que dura la intervención.

Este tipo de complicaciones de la aplicación de la técnica POSE surgen al intentar dar puntos que engloben toda la pared gástrica desde el interior del estómago y sin un control audiovisual exterior que ofrezca información sobre la parte que se está cosiendo. A modo de ejemplo, puede ser como si pretendiésemos arreglar la pared de la casa desde dentro de la habitación incluyendo la reforma de la fachada sin verla por fuera.

En este sentido, una posible hemorragia de la parte externa del estómago surge en el momento en el que el especialista alcanza a pinchar una arteria o una vena que no haya vista o que para éste haya pasado desapercibida. Su mayor forma de manifestación es en forma de pérdida de sangre, mareo, sensación de malestar o bajada de presión arterial. Si bien para lograr diagnosticarla se precisa la realización de un TAC, el tratamiento requiere una intervención quirúrgica de urgencia.

Por otro lado, la posibilidad de que aparezca una perforación del estómago supone una complicación mucho más grave, ya que es esta brecha la que facilitará el paso del contenido intestinal a la cavidad abdominal, lo que derivará en una peritonitis -una enfermedad que ofrece altas tasas de mortalidad en el caso de que no se intervenga de forma urgente-.

Más allá de nuestras fronteras, los expertos llevan desde que se conoció esta técnica analizando y estudiando los datos que van arrojando las diferentes intervenciones que se han puesto en práctica ya. En este sentido, se empiezan a demostrar tanto la peligrosidad como los riesgos de la técnica POSE, ya que las complicaciones que van surgiendo rozan los índices de la mortalidad. Tanto es así, que uno de los expertos dedicados al estudio han puesto de manifiesto la necesidad de realizar, de forma simultánea al POSE, una laparoscopia con la intención de asegurar la no perforación del estómago o, el caso de que esto se produzca, proceder de forma instantánea a operar para evitar la peritonitis.

Con este método se obtienen resultados muy satisfactorios para la pérdida de peso.

Con este método se obtienen resultados muy satisfactorios para la pérdida de peso.

Por lo general, este tipo de procedimientos suelen presentar bastantes riesgos para el paciente tales como sangrados o perforaciones que son bastante difíciles de diagnosticar en el proceso de intervención por vía endoscópica. De hecho, varias son las vertientes que se manifiestan totalmente contrarias al empleo del endoscopio a la hora de tratar los problemas de obesidad:

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

  • Los tratamientos contra la obesidad que se ejecutan por vía endoscópica suelen presentar un mayor nivel de riesgos que las cirugías normales contra la obesidad ya que esta técnica no puede llegar a controlar el surgimiento de complicaciones.
  • El material o instrumentos quirúrgicos empleados para la realización de este método puede llegar a perforar la pared gástrica y producir ligaduras en los órganos más cercanos como el estómago, intestino o bazo, entre otros. La consecuencia es la aparición de molestias que tienen un control y tratamiento de cierta dificultad.
  • Un tratamiento que se ejecute con endoscopio dificulta y hace más compleja la cirugía por vía laparoscópica como solución definitiva a la obesidad.

¿En qué consiste el método POSE?

El POSE o Cirugía Endoluminal es una de las opciones que la ciencia nos deja para tratar los problemas de obesidad. En sí misma encierra muchas ventajas ya que se trata de un procedimiento mínimamente invasivo y que ofrece mayores niveles de seguridad. Como hemos citado con anterioridad, este método se ejecuta por vía endoscópica, es decir, para ponerla en práctica no necesita realizar incisiones en la superficie cutánea, sin embargo encierra otros riesgos de la técnica POSE que van más allá de la realización de heridas superficiales.

En concreto, el procedimiento endoscópico permite reducir la capacidad original del órgano estomacal mediante la realización de pliegues y suturarlos para disminuir su tamaño. Este nuevo límite afectará al consumo de alimentos, es decir, el paciente verá como la sensación de saciedad se produce mucho antes en comparación con su estado anterior y, además, comiendo una menor cantidad de alimentos.

Hay que tener en cuenta que cualquier tratamiento que esté destinado a la cura de la obesidad no empieza y acaba el mismo día de la intervención sino que requiere de un firme compromiso y esfuerzo por parte del paciente, así como del seguimiento por parte de un grupo de profesionales que aporten apoyo tanto físico como psicológico, ya que resulta imprescindible que la persona obesa cumpla con la dieta, ejercicios y recomendaciones estipuladas para modificar sus hábitos de vida.

Dicha técnica está más recomendada para personas que sufran de sobrepeso y que además dispongan de un Índice de Masa Corporal (IMC) establecido entre 34 y 40, habiendo, previamente fracasado tanto con regímenes como con ejercicio físico y con medicamentos.

Se recurre a procedimientos de este tipo cuando no se ha podido rebajar de peso mediante ejercicio y una alimentación adecuada.

Se recurre a procedimientos de este tipo cuando no se ha podido reducir kilos mediante ejercicio y una alimentación adecuada.

Por norma general, este tipo de tratamientos se ponen en marcha en el centro hospitalario elegido y suele tener una duración de en torno a una hora. Además, al tratarse de una técnica mínimamente invasiva se reduce tanto el tiempo de recuperación como el período preestablecido en el que el paciente debe abandonar el centro hospitalario. Lo habitual es que sea más o menos al día siguiente cuando la persona intervenida abandone el centro por su propio pie.



El tema de la pérdida de peso va a estar siempre directamente relacionado con las características personales del paciente así como de su esfuerzo para disminuir su volumen corporal, sin embargo, la mayoría de los pacientes suelen comenzar a adelgazar en las primeras cuatro semanas tras la intervención. Como media a los seis meses los datos arrojan un 32% de pérdida del exceso de peso corporal.

Si bien la aparición de los riesgos de la técnica POSE no es lo que suele predominar tras la aplicación de este método, lo cierto es que los resultados hasta la fecha se han mostrado positivos. Sí es imprescindible recordar que, como cualquier otro procedimiento originado para paliar los efectos de la obesidad, requiere del estricto cumplimiento de una dieta y ejercicio físico.

En relación a los efectos secundarios, puede darse el caso de que el paciente llegue a sentir náuseas, sensación de hinchazón o dolor abdominal, sin embargo, en la mayoría de las ocasiones estos riesgos de la técnica POSE desaparecen tras 48 horas. Por último, existe una serie de condicionantes que obstaculizan la práctica de este método:

  • Realización previa de una cirugía digestiva.
  • Falta de compromiso por parte del paciente a mantener el programa de seguimiento establecido por el grupo de especialistas. Y es que serán los expertos los que aporten diferentes enfoques al paciente para dirigir sus hábitos alimenticios.
  • Existencia de algún tipo de lesión gástrica activa.
  • Existencia de bulimia nerviosa o trastorno por atracón.
  • Existencia de enfermedad psiquiátrica no controlada que perjudique de alguna forma el tratamiento.

La importancia de un adecuado seguimiento para la consecución de unos óptimos resultados en relación a la pérdida del exceso de peso corporal es algo en lo que se ha insistido desde el principio. Es más, este punto se convierte en clave para disminuir el volumen corporal tanto a medio como a largo plazo.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

En este sentido, debe existir gran esfuerzo por parte del paciente y su equipo de profesionales que de forma genérica suele estar compuesto por nutricionistas, psicólogos, entre otros y, que, además, le acompañarán a lo largo de dos años tras la intervención.

Para evitar riesgos de la técnica POSE se deberá llevar un exhaustivo control del paciente.

Para evitar riesgos de la técnica POSE se deberá llevar un exhaustivo control del paciente.

En el caso de que el paciente que se ha sometido a este tipo de tratamiento siga de forma fiel tanto el programa como las pautas nutricionales médicas establecidas una vez que se ha ejecutado el método POSE, este podrá ver en muy poco tiempo cómo se transforma la frustración que ha ido acumulando a lo largo de los años.

Y es que, dejando a un lado los riesgos de la técnica POSE, los pacientes obesos que se enfrentan a este procedimiento suelen sentir cierta desesperación al no ver resultado alguno tras años sometidos a dietas, ejercicios y medicamentos.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *