BonomédicoBlogObesidadPreoperatorio de la técnica POSE

Preoperatorio de la técnica POSE


Comentar
Publicado en Obesidad, Reducción de estómago

No son pocos los pacientes que optan por este método tras no haber obtenido los resultados esperados con otros procedimientos.

No son pocos los pacientes que optan por este método tras no haber obtenido los resultados esperados con otros procedimientos.

La Cirugía Primaria Endoluminal de la Obesidad (POSE), también denominada reducción de estómago sin incisiones, ha revolucionado el universo del tratamiento de la obesidad, ya que se trata de un método capaz de limitar las dimensiones originales del órgano estomacal sin necesidad de realizar incisiones en la superficie cutánea.

Al margen del preoperatorio de la técnica POSE, se trata de una opción que garantiza eficacia y seguridad, al tiempo que ejecuta un determinado número de pliegues en el fundus gástrico con la finalidad de disminuir la sensación de hambre en la persona obesa.

Las cirugías bariátricas no se vienen practicando desde hace dos días. Muy al contrario, los especialistas tienen muchas operaciones a sus espaldas y siempre con la misma meta: ayudar a las personas obesas en su lucha contra el sobrepeso.

La mayoría de las cirugías son abiertas o emplean la técnica laparoscópica, lo que supone un incremento de los riesgos para la salud del paciente. Debido a esto, en la mayoría de los casos solo se ponen en marcha como último recurso. Sin embargo, el método POSE deja una ventana abierta, potencia las posibilidades y las ventajas de ejecutar un procedimiento sin incisiones.

Y es que los datos hablan por sí solos. Según el Instituto Nacional de Estadística, en la actualidad más de seis millones de personas mayores de 18 años, es decir, el 17,1%, tienen problemas de obesidad y sobrepeso, el 36,7%. Groso modo, estos números reflejan una población con exceso de peso de cerca del 30% del total.

Preoperatorio de la técnica POSE

Si bien el método POSE ha supuesto una revolución para el campo científico también es cierto que no todas las personas que sufren de obesidad pueden someterse a este tipo de técnicas.

De hecho, para ser candidato a este procedimiento se requiere del cumplimiento de una serie de factores que aseguren el óptimo estado de salud tanto físico como psicológico para afrontar de forma eficiente las diferentes etapas en las que consiste el método.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

A lo largo del preoperatorio de la técnica POSE se deberán seguir una serie de recomendaciones de los especialistas.

A lo largo del preoperatorio de la técnica POSE se deberán seguir una serie de recomendaciones de los especialistas.

En concreto, el preoperatorio de la técnica POSE requiere la realización de un determinado número de análisis para confirmar el óptimo estado de salud del paciente, así como el tipo de hábitos que lleva.

Esta etapa de completa evaluación será practicada por personal cualificado y especialistas quirúrgicos que se encargarán, además, de ofrecer apoyo personalizado al obeso, afrontando sus preocupaciones y delimitando sus objetivos con la meta de completar su historial clínico.

En el momento en el que se determine si dicho tratamiento es adecuado para el paciente, iniciará la programación de la fecha del procedimiento así como de las específicas instrucciones necesarias para la adecuada preparación.

En este sentido, la preparación suele corresponderse con el resto de las cirugías bariátricas, es decir, comparten estudios, dietas y pautas a seguir. Así, en primer lugar uno de los especialistas encargados del seguimiento del paciente realizará durante el preoperatorio de la técnica POSE una prueba de tránsito esofágico, una analítica completa, electrocardiograma, radiografía de tórax.

Por su parte, el paciente deberá someterse en exclusiva a una dieta líquida durante el tiempo establecido por el especialista; además, deberá permanecer en ayunas unas doce horas antes de que se ponga en práctica el procedimiento.



El análisis nutricional, clave para el éxito

Será necesaria una evaluación metabólica y determinadas pruebas de seguimiento. En concreto, se analizarán:

  • Niveles de ansiedad y estrés (cortisol-serotonina).
  • Sensación de hambre (leptina).
  • Niveles de felicidad y autosatisfacción (dopamina).
  • Metabolismo hormonal (tiroides y adrenales).
  • Capacidad de respuestas (adrenalina).

Igualmente, se realizarán analíticas completas y un estudio de intolerancias alimentarias. Cada 15 días se estipulará una consulta de control de la ansiedad.

De forma paralela, la dieta que deberá seguir el paciente servirá para preparar el órgano estomacal y que se encuentre en un estado óptimo para asegurar el éxito de la cirugía.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

El tiempo en que el paciente deberá mantener este régimen será establecido por el grupo de especialistas, sin embargo, lo más habitual es que se determinen unos dos o tres días antes de la realización del método. De vital importancia, asimismo,es seguir la dieta líquida el mismo día de la intervención y mantener el ayuno unas ocho horas antes.

Es durante el preoperatorio de la técnica POSE cuando el paciente debe adquirir ciertos compromisos relacionados con la alimentación.

Es durante el preoperatorio de la técnica POSE cuando el paciente debe adquirir ciertos compromisos relacionados con la alimentación.

A continuación señalamos un ejemplo de la que podría ser la dieta líquida recomendada por el especialista antes de la intervención:

  • Desayuno. Un sobre dietético sustitutivo acompañado de una infusión de leche desnatada o de soja.
  • Media mañana. Un yogurt desnatado natural o de sabores o leche desnatada o zumo de frutas sin pulpa.
  • Comida. Caldo vegetal o de pollo desgrasado. Un sobre dietético sustitutivo y una infusión.
  • Media tarde. Un yogurt desnatado natural o de sabores o leche desnatada o zumo de frutas sin pulpa.
  • Cena. Caldo vegetal o de pollo desgrasado. Un sobre dietético sustitutivo y una infusión.

El paciente debe recordar que los alimentos permitidos a lo largo del preoperatorio de la técnica POSE son agua, infusiones, café, zumos sin pulpa, bebidas de soja, gelatinas sin azúcar, leche desnatada, yogures desnatados naturales o de sabores sin frutas ni cereales, sopas y caldos vegetales o de pollo sin pasta y sobres dietéticos sustitutivos.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *