BonomédicoBlogObesidadCandidatos al balón intragástrico

Candidatos al balón intragástrico


Comentar
Publicado en Obesidad

A la hora de determinar si alguien obeso es uno de los candidatos al balón intragástrico y proceder a la práctica de esta técnica se recomienda tener en cuenta determinadas cuestiones. Entre ellas, conocer su nivel de obesidad identificado mediante la aplicación del Índice de Masa Corporal (IMC).

El balón intragástrico se ubica en el interior del estómago mediante un procedimiento endoscópico y está destinado a aquellas personas obesas que concentren una serie de condicionantes para afianzar tanto unos óptimos resultados como la seguridad a lo largo del tiempo que dure el tratamiento.

Por su parte, la obesidad se determina en grados dependiendo del Índice de Masa Corporal, que se corresponde con el peso corporal en kilogramos divido por la estatura del paciente en metros. Según este sistema de medida, entendemos como:

  • Peso normal: aquella persona que refleja un IMC de entre 18,5 y 24,9.
  • Sobrepeso: de 25 a 29,9.
  • Obesidad: de 30 a 34,9.
  • Obesidad mórbida: más de 40.
  • Súper obesidad: más de 50.
  • Súper súper obesidad: más de 60.
  • Obesidad triple: más de 65.

Además, según este rango se dividen también los riesgos de comorbilidad y mortalidad, que se pueden calificar de:

  • Aumentados en el rango de 25-29,9.
  • Moderados en 30-34,9.
  • Severos en súper súper obesidad.
  • Muy severos en obesidad triple.

De esta forma, aquellas personas obesas que no han visto recompensados sus esfuerzos en la pérdida del peso sobrante mediante la aplicación de un tratamiento y programa supervisados por especialistas y que además aúnan los siguientes factores, serán aptos para la colocación del balón intragástrico:

  • Pacientes con IMC mayor de 35.
  • Pacientes con IMC entre 30 y 34,9 con riesgos moderados para su salud vinculados a su obesidad.
  • Pacientes súperobesos con IMC mayor de 50 destinados a cirugía de obesidad definitiva. En este sentido, los expertos suelen colocar el balón gástrico como pérdida temporal de peso con la finalidad de potenciar la mejora de su estado de salud y reducir los posibles riesgos que pueden surgir a lo largo del período que dure la intervención.
  • Pacientes obesos candidatos a una cirugía y cuyo riesgo de intervención es muy elevado.
  • Pacientes obesos candidatos a una cirugía que rechazan la cirugía como opción de tratamiento.
  • Pacientes con sobrepeso con patologías severas vinculadas y antecedentes de manejo médico nutricional en obesidad con respuesta negativa están en objeto de estudio como posibles candidatos al balón intragástrico.
  • Mayores de 18 años -o mayores de 15- previa consulta con el grupo de especialistas.

Por otro lado, existe un grupo de personas no aptas para este tipo de tratamientos destinados a facilitar la pérdida del peso sobrante en un paciente obeso:

  • Pacientes con obesidad de origen hormonal o genético.
  • Pacientes menores de 15 años.
  • Pacientes con IMC menor a 25.
  • Pacientes con hernia hiatal grande -mayor o igual a 5 cm-.
  • Pacientes con reflujo gastroesofágico y esofagitis severa.
  • Pacientes con úlcera gástrica o duodenal.
  • Pacientes con cáncer.
  • Pacientes no dispuestos a cambiar hábitos de vida, especialmente los alimentarios.
  • Pacientes con drogadicción o alcoholismo.
  • Pacientes embarazadas.
  • Pacientes con retraso mental.
  • Pacientes con alteraciones psiquiátricas sin control médico.
  • Pacientes con cirugía de estómago previa, como funduplicatura -para el reflujo gastroesofágico- o cirugías de obesidad -manga gástrica o bypass gástrico-.
  • Pacientes con alteraciones de la coagulación.

Características especiales de los candidatos al balón intragástrico

El balón gástrico está orientado hacia aquellas personas que padecen un nivel de obesidad leve, es decir, aquellos pacientes que no tienen un sobrepeso excesivo y los kilos que tienen que perder no suponen un esfuerzo enorme.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

Y es que el balón intragástrico supone un tratamiento que fomenta la pérdida del peso sobrante pero que tiene fecha caducidad -suele durar en torno a los seis meses-.

En este sentido, las personas que muestran niveles más altos de obesidad requieren la puesta en práctica de un método más eficaz y que se prolongue aún más en el tiempo para afianzar la pérdida de peso. Es decir, a los pacientes con índices más elevados de sobrepeso se les recomienda una cirugía de obesidad como, por ejemplo:

  • La banda gástrica.
  • Una gastrectomía en manga.
  • El bypass gástrico.

Un análisis completo realizado por parte del equipo de especialistas multidisciplinario determinará si resulta idóneo cualquiera de los candidatos al balón intragástrico.

En dicho análisis intervienen los siguientes factores:

1.- Nutrición clínica.



2.- Medicina interna y subespecialidades médicas como neumología o cardiología.

3.- Psicología y Manejo Conductual.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

4.- Anestesiología.

5.- Cirugía de Obesidad.

6.- Rehabilitación Física.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *