BonomédicoBlogLiposucciónLa liposucciónZonas tratadas en la liposucción

Zonas tratadas en la liposucción


Comentar
Publicado en Liposucción

Antes de pasar a enumerar las posibles zonas tratadas en la liposucción, es necesario recordar que esta cirugía no supone una solución efectiva para adelgazar, sino que se trata de un método para corregir deformidades en la piel difícilmente subsanables con dieta o rutina de ejercicios. Los candidatos ideales a la liposucción son los que tienen un peso normal, gozan de un buen estado de salud y presentan un área especialmente cargada de tejido graso que le confiere cierta deformidad.

La ventaja de esta técnica es que permite remodelar de forma intensa la silueta y corregir los excesos de volumen localizados y que tanto les perjudica estéticamente.

BonoMédico dispone de los mejores cirujanos plásticos, con amplia experiencia en este tipo de intervenciones, en ciudades como Málaga, Madrid, Barcelona, Palma de Mallorca, Valencia o Sevilla.

¿Cuáles son las principales zonas tratadas en la liposucción?

La cirugía de liposucción no sirve para bajar de peso sino para eliminar depósitos de grasa acumulados.

La cirugía de liposucción no sirve para bajar de peso sino para eliminar depósitos de grasa acumulados.

Las zonas que pueden tratarse con una liposucción son principalmente las zonas de los glúteos, muslos, trocánteres, costados, caderas y abdomen. No obstante, otros pacientes demandan la liposucción para otras zonas como la papada o el mentón, la ginecomastia en el varón, los brazos etc. Una de las zonas más demandadas es el abdomen, tanto en hombres como en mujeres.

Liposucción de muslos anteriores

En relación a la liposucción de muslos anteriores, es más importante conseguir unos resultados satisfactorios para el paciente que intentar reducir el volumen al máximo. El exceso de liposucción de muslos anteriores puede producir irregularidades de la piel.

Liposucción de brazos

En la liposucción de brazos se utilizan microcánulas que proporciona excelentes resultados cosméticos. Los brazos son una de las áreas que producen un mayor nivel de satisfacción en los pacientes.

Liposucción de espalda

Entre las posibles zonas tratadas en la liposucción, la espalda puede contribuir a ver mejoras satisfactorias. La liposucción con microcánulas puede eliminar esa grasa localizada y que tanto desagrada al paciente, proporcionando una mejora estética considerable.

Liposucción de mama femenina

La liposucción de la mama femenina se realiza, generalmente, con anestesia local y puede conseguir tanto una reducción significativa de mama y como una elevación del pecho moderado que resultará muy gratificante para la paciente.

Liposucción abdominal

En la liposucción del abdomen, influye en los resultados de los mismos, factores como la cantidad y la ubicación de la grasa abdominal, la historia de aumento de peso y pérdida de peso que ha tenido el paciente, antecedentes de embarazo, la edad y el sexo del paciente.

Liposucción de mama masculina

Respecto de la liposucción de pecho en hombres, se busca mejorar la apariencia física del paciente a través de la eliminación de la mayor cantidad de grasa como sea posible y evitar cualquier daño a la piel o los músculos.

Liposucción de glúteos

La liposucción de los glúteos tiene por finalidad lograr resultados uniformes con una reducción de tamaño y volumen. El cirujano debe esforzarse por lograr una simetría y evitar la eliminación excesiva de grasa.

Liposucción de cara y cuello

La liposucción de cara y cuello es la más segura y por lo general, es la técnica más eficaz para eliminar la grasa de la barbilla, las mejillas y el mentón. Tiene menos complicaciones, menos cicatrices, evita los peligros de la anestesia general, y se consigue una recuperación rápida y menos costosa.

De todas las posibles zonas tratadas en la liposucción, la región abdominal constituye una de las más frecuentes por sus excelentes resultados.

De todas las posibles zonas tratadas en la liposucción, la región abdominal constituye una de las más frecuentes por sus excelentes resultados.

Liposucción lateral masculina

Otra de las zonas tratadas en la liposucción es la de los flancos masculinos, que están situados justo encima de la cadera.

Liposucción interna de muslos

Una liposucción de la cara interna del muslo o en la zona interior de los muslos es un área de interés común entre las mujeres. Una cirugía en el interior del muslo puede mejorar significativamente la silueta del muslo y reducir el roce entre los muslos internos. En el resultado conseguido, no debería haber ningún abultamiento o irregularidades importantes en la forma, sin evidencia visible de que la paciente se haya sometido a una liposucción.



Liposucción de piernas y tobillos

En la liposucción de piernas y tobillos, la distribución y la proporción de grasa localizada en las piernas y los tobillos femeninos está genéticamente predeterminada. Las mujeres que tienen una distribución desproporcionada de grasa en sus piernas a menudo encuentran que esta grasa es resistente a la dieta o a una rutina de ejercicios.

¿Qué sucede tras la cirugía de liposucción?

Una alimentación sana y equilibrada favorecerá enormemente mantener el objetivo conseguido.

Una alimentación sana y equilibrada favorecerá enormemente mantener el objetivo conseguido.

Tras la intervención, la piel debe retraerse y adaptarse a la nueva disminución de volumen, porque ha quedado separada del tejido subcutáneo por la extracción de la grasa que se encontraba alojada en esa zona. Se comenzará a crear nuevas fibras de colágeno para anclar la piel a su sitio, y comenzar la regeneración de los capilares destruidos.

La grasa en los muslos y las caderas femeninas está en gran parte determinada por la genética heredada y es, a menudo, resistente al ejercicio o la dieta. Para muchas mujeres, la liposucción de los muslos significa que se verá mejor con su ropa y no necesitarán sentirse acomplejadas según qué tipo de vestuario deseen llevar.

La reducción de volumen en las zonas tratadas en la liposucción comenzará a ser especialmente evidente después de los primeros 15 días. Tras el primer mes, el paciente tendrá una idea muy próxima de los resultados de la operación; sin embargo, habrá que esperar a que transcurran entre seis meses y un año para que el paciente pueda ver los resultados definitivos.

 
  • Artículo escrito por:
  • Doctor José Miguel Ingelmo Calvo

  • Licenciado en Medicina por la Universidad de Santander en 1984. Entre 1990 y 1994 realizó la formación de la Especialidad de Cirugía Plástica en el Hospital Regional Universitario Carlos Haya de Málaga, especialidad que viene ejerciendo desde 1995 hasta la actualidad.
  • doctoringelmo.es
  • También en Clínica Esbeltia

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *