BonomédicoBlogLiposucciónLa liposucción¿En qué consiste la liposucción?

¿En qué consiste la liposucción?


Comentar
Publicado en Liposucción

La operación de liposucción consiste esencialmente en la aspiración de la grasa corporal sobrante mediante la introducción de una cánula, conectada a una máquina de vacío o a una jeringa especial, y realizando varias incisiones en el área previamente marcada.

Habitualmente, esta cirugía se realiza con anestesia local y sedación, aunque en los casos en los que se va a tratar una zona muy extensa, se llevará a cabo con anestesia general. La técnica de liposucción se lleva a cabo siempre en el quirófano de un hospital o clínica.

Una vez realizada la operación, se utilizará una faja elástica o un vendaje compresivo en la zona que determine el especialista. Es normal que aparezcan cardenales e inflamación de los tejidos en la zona aspirada, por lo que no se deben evaluar los resultados de una liposucción antes de que hayan transcurrido un mínimo de tres meses.

¿Por qué surge la operación de liposucción?

En la mayoría de las situaciones, la operación de liposucción requiere la utilización de anestesia local.

En la mayoría de las situaciones, la operación de liposucción requiere la utilización de anestesia local.

Hasta no hace demasiado años, ciertas deformidades por acumulación de grasa localizada en puntos específicos no tenían una solución quirúrgica aceptable y hubo que esperar al desarrollo de la liposucción para alcanzar resultados satisfactorios para el paciente y el cirujano plástico.

Hay que insistir en que la liposucción no es un tratamiento para luchar contra la obesidad, sino que consiste en corregir aquellas zonas corporales en las cuales persiste la acumulación de grasa habitualmente resistente a la dieta o al ejercicio físico. En ciertas ocasiones, esta cirugía puede llevarse a cabo de manera complementaria a otras intervenciones como el estiramiento facial, abdominoplastia, etc.

Si la elasticidad de la piel del paciente no es buena, pueden quedar irregularidades o pequeñas depresiones que pueden requerir una corrección adicional mediante liposucciones selectivas y/o inyecciones de grasa.

¿Qué zonas pueden tratarse en una liposucción o lipoescultura?

También puede denominarse lipoescultura, ya que la liposucción consiste en eliminar los depósitos grasos ubicados en determinadas zonas corporales:

  • Las mejillas.
  • El cuello.
  • Los brazos.
  • Las mamas.
  • El abdomen.
  • Los glúteos.
  • Las caderas.
  • Los muslos.
  • Las rodillas.
  • Los tobillos.

Como ya se había mencionado, la liposucción no es un procedimiento que pretenda sustituir o responder a la pérdida de peso, sino más bien es un método para que el paciente pueda deshacerse de la grasa localizada en determinadas partes de su cuerpo que generalmente no logran eliminar ni con dieta ni con ejercicio.

Consideraciones previas a la operación de liposucción

En el caso de que se esté considerando seriamente la posibilidad de someterse a una cirugía de este tipo, es recomendable que el paciente se informe adecuadamente acerca del procedimiento quirúrgico de liposucción, los preparativos previos a la intervención, el postoperatorio, los costes económicos y los resultados que se pueden alcanzar en su caso en concreto.

El paciente debe saber que gran parte de los elementos determinantes de esta cirugía están basados en las circunstancias personales de cada paciente y del criterio del cirujano responsable de realizar el procedimiento.

Como ya hemos comentado, es relativamente reciente la existencia un tratamiento quirúrgico eficaz para corregir las deformidades producidas por las acumulaciones de grasa en sitios específicamente localizados. La liposucción revolucionó el tratamiento de este problema y, por primera vez, ofreció una solución válida.

¿Qué áreas son las más solicitadas por las mujeres?

En el caso de las mujeres, suelen demandarse liposucciones para las siguientes regiones o zonas corporales:

  • La zona de la papada.
  • Las caderas.
    La cirugía de liposucción no debe utilizarse como sustituta del ejercicio físico bajo ningún concepto.

    La cirugía de liposucción no debe utilizarse como sustituta del ejercicio físico bajo ningún concepto.

  • Los muslos.
  • El abdomen.
  • Debajo de los brazos.
  • En torno a la mama.

La liposucción no está indicada para sustituir el ejercicio o la dieta. Tampoco como cura para la obesidad general ni se recomienda como tratamiento para la celulitis o en ciertas áreas del cuerpo, como la grasa a los lados de las mamas.

 
  • Artículo escrito por:
  • Doctor Miguel Fernández Calderón



  • Dr. Miguel Fernández Calderón es Licenciado en Medicina por la Universidad de Castilla La Mancha y número 1 en el examen MIR de su promoción. Se especializó en Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva en el Hospital Universitario La Paz. Se ha formado en cirugía de la mano y de reconstrucción mamaria así como en cirugía estética complementaria (cirugía del envejecimiento facial, contorno corporal y rinoplastia, cirugía de reasignación de género facial, corporal y genital, cirugía íntima…) y cirugía estética mamaria y cirugía del envejecimiento facial.
  • El Dr. Fernández es el miembro número 1.097 de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE).
  • Página WEB
 

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *