BonomédicoBlogLiposucciónLa liposucciónLlevar faja tras una liposucción

Llevar faja tras una liposucción


Comentar
Publicado en Liposucción

¿Se ha de llevar faja tras una liposucción?

Antes de resaltar la importancia de llevar faja tras una liposucción, cabe recordar que esta cirugía no es un tratamiento para luchar contra la obesidad, sino que está destinada a corregir aquellas regiones corporales en las cuales persisten acúmulos grasos habitualmente resistentes a los regímenes dietéticos o rutina de ejercicios.

Llevar faja tras una liposucción garantizará la consecución de los resultados deseados por los pacientes.

Llevar faja tras una liposucción garantizará la consecución de los resultados deseados por los pacientes.

En ciertas ocasiones es complementaria a otras intervenciones, como estiramiento facial, abdominoplastia, etc. El procedimiento se realiza por razones estéticas, incluyendo pliegues de grasa en la cintura o una línea anormal en el mentón. Igualmente se demanda para mejorar la función sexual, al reducir los depósitos de grasa anormales ubicados en la cara interna de los muslos, permitiendo el acceso más fácil a la vagina.

Tras la intervención quirúrgica, será necesario que los pacientes usen prendas de compresión que han sido diseñadas específicamente para maximizar los resultados de la recuperación.

Este tipo de prendas se usa en el postoperatorio de otras intervenciones quirúrgicas, como en el caso de la abdominoplastia o aumento de mamas, entre otras.

¿Por qué es importante usarla?

En el caso de la liposucción, es importante mantener una compresión uniforme para que el paciente pueda conseguir los mejores resultados. Por tanto, en innumerables ocasiones habría que considerar seriamente la compra de más de una faja de compresión para que la persona lleve una puesta, mientras la otra se limpia y no dejar de usarlas en ningún momento.

La selección de la ropa adecuada puede tener un impacto significativo en el postoperatorio. Es importante seguir las recomendaciones del cirujano plástico en relación a la selección de las prendas de compresión, con el objeto de que oriente al paciente correctamente en la compra de una prenda o faja y con el único objeto de agilizar el proceso de recuperación del paciente.

La utilización de la faja tras una liposucción ayuda a mejorar el proceso de curación, y cicatrización, reduciendo el malestar y acelerando la recuperación. Igualmente permite y facilita que la piel se adapte mejor al contorno corporal de zona intervenida.

Hay que asegurarse de que las fajas están especialmente diseñadas para el período posterior a una cirugía estética y de que el material con el que está hecha es de buena calidad.

Es posible que nos ofrezcan fajas de muy buena calidad pero que no tengan la finalidad deseada por el cirujano plástico, con los resultados que se pretenden con la misma no se alcanzarán.

Según los especialistas, es posible que una prenda deportiva necesite más elasticidad que una prenda postquirúrgica, porque por ejemplo, entre otras cuestiones, las prendas quirúrgicas deben ser más firmes para recoger la piel y no causará el mínimo de dolor con el movimiento.

Factores a considerar antes de elegir y comprar una faja

  • La duración o el período que un paciente deberá usar la prende durante el postoperatorio.
  • La prenda debe ser la específicamente aconsejada por el cirujano y debe estar diseñada diseñada para ser usada durante largos períodos de tiempo.
  • Los tejidos utilizados en la confección de la prenda de compresión debe permitir al paciente llevar la prenda durante largos períodos de tiempo sin experimentar el mínimo de molestias.
  • Si el paciente utiliza una prenda que no sea recomendada por un especialista médico, la recuperación no será satisfactoria ni rápida, ya que esta no está destinada a ser utilizada durante períodos de tiempo prolongados.
  • Los materiales de la prenda o faja tras una liposucción, al igual que la tecnología que se utilizada para su confección, son muy distintos a los de las prendas o fajas normales o que comúnmente se utilizan para hacer deportes u otro tipo de actividades. La diferencia en los materiales y la tecnología hace que las características y funcionalidades sean distintas.
  • Las prendas de compresión médicas se han diseñado con tecnología de compresión dirigida a asegurar que el paciente reciba la máxima compresión en las principales áreas que hayan sufrido una operación quirúrgica u operación estética para que esta proporcione la máxima compresión en dichas áreas.
  • Cabe destacar que el uso de la faja compresiva debe realizarse inmediatamente después de la liposucción, según el criterio de su cirujano plástico, ya que desde el inicio colapsará el espacio y limitará el proceso inflamatorio, puesto que actúa como una barrera externa. Lo contrario podría ocasionar procesos inflamatorios por mucho más tiempo, además del hecho de que el paciente sienta que la piel esté floja o inestable, aumentando su dolor y sus molestias.

BonoMédico te ofrece al mejor precio una operación de liposucción en Málaga, Madrid, Barcelona, Palma de Mallorca, Valencia o Sevilla, entre otras muchas ciudades españolas, en clínicas de primer nivel y con cirujanos expertos en este tipo de intervenciones de estética.

  • Artículo escrito por:
  • Doctor José Alberto Fernández Álvarez

  • El Dr. José Alberto Fernández Álvarez es licenciado en Medicina y Máster en Investigación Biomédica por la Universidad de Sevilla. Realizó su periodo formativo en Cirugía Plástica, Reconstructiva y Estética en el Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla.
  • Web
  •  

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *