Liposucción abdominal


Comentar
Publicado en Liposucción

¿Qué es la liposucción abdominal?

La liposucción abdominal es una magnífica herramienta para eliminar la grasa acumulada en el abdomen. Sin duda, es la vía que se suele ofrecer a los hombres y mujeres que han acumulado excesiva grasa en el vientre, originando una antiestética barriga y complejos que desean eliminar.

Un abdomen bien formado es muy agradecido desde el punto de vista estético, permitiendo lucir trajes de baños o ropa muy ajustada, sin necesidad de contraer la zona abdominal. Sin embargo, no es fácil conseguir un abdomen de ensueño a base de dietas o ejercicios personalizados. Con el transcurso del tiempo, es habitual acumular grasa en esta zona y que la barriga comience a crecer, problema que se acrecienta especialmente en las mujeres que han sido madres. De hecho, en ocasiones, el embarazo les impide recuperar su silueta anterior.

La técnica de liposucción que se usa normalmente, nació en los años 70 de la mano del ginecólogo italiano Giorgio Fischer. Sin embargo, se ha perfeccionado muchísimo en los últimos años, tanto por las herramientas usadas, como por la experiencia acumulada por los cirujanos plásticos así como por los avances en la anestesia, haciendo que este tipo de intervención quirúrgica tenga muchos menos riesgos. De hecho, el grado de satisfacción que obtienen los pacientes es enorme, devolviéndoles su silueta original, e incrementando su autoestima, algo que para ellos no tiene precio.

La anestesia general es la más utilizada en este tipo de intervenciones.

La anestesia general es la más utilizada en este tipo de intervenciones.

¿Cuáles son sus principales características?

Normalmente se necesita anestesia general. El cirujano plástico accederá a la grasa que se acumula en el abdomen mediante pequeñas incisiones a través de las cuales introducirá las cánulas. Estas irán conectadas a un aparato de succión, y con el que se extraerá la mencionada grasa. Una vez extraída la grasa, el cirujano dará los puntos de sutura que sean estrictamente necesarios con el objeto de que las cicatrices no sean visibles.

Tras la intervención quirúrgica, el paciente permanecerá hospitalizado entre doce y veinticuatro horas, con el objeto de tenerlo en observación y anticiparse a posibles complicaciones. Una vez que da de alta al paciente, este deberá llevar una faja compresiva para evitar el sangrado así y recuperar el contorno de la zona abdominal, evitando la flacidez de la piel en dicha zona.

Es muy normal que surjan hematomas tras la intervención, así como que el paciente esté un poco molesto los primeros días. Los hematomas desaparecerán con el paso de los días y las molestias pueden controlarse mediante analgésicos.

En la medida en que el exceso de grasa acumulada en el abdomen afecte de alguna manera a la autoestima del paciente, es recomendable elegir el cirujano plástico que más le convenza y más confianza les genere. También que les planteen sus dudas y sus inquietudes en relación tanto al proceso quirúrgico como a los resultados del mismo o al precio de la intervención.

Su cirujano evaluará de forma personalizada su caso, así como los logros que se pueden llegar a alcanzar. Es más, debe comentar con su cirujano la posibilidad de complementar la liposucción abdominal con la abdominoplastia, con el objeto de conseguir eliminar el exceso de piel tras la alimentación de la grasa de la zona abdominal.

Más aspectos sobre la liposucción abdominal

Otras cuestiones que interesa conocer son las siguientes:

  • La liposucción abdominal permite trabajar la grasa que se acumula justo debajo de la piel. De modo que con una intervención quirúrgica de pocas horas se logrará obtener un abdomen liso y de forma muy rápida.
  • Por otro lado, es conveniente saber que la grasa se puede acumular en la zona interna del abdomen. Sin embargo, debido a los riesgos que entraña en este caso, los cirujanos plásticos no la suelen extraer.
    Con la liposucción abdominal se consigue eliminar aquella grasa más rebelde.

    Con la liposucción abdominal se consigue eliminar aquella grasa más rebelde.

  • Una de las ventajas es que los resultados son magníficos y permanentes.
  • Por regla general, se eliminarán unos diez litros de media de grasa, por lo que es fácil comprender que los resultados pueden llegar a ser impresionantes.
  • En relación a las cicatrices y las marcas que puedan quedar, debemos comentar que este tipo de intervenciones no necesita puntos de sutura, por lo que no quedarán cicatrices ni marcas, solo se verá un abdomen liso.
  • La intervención quirúrgica durará aproximadamente dos horas. La intervención es muy rápida.
  • En relación a la recuperación del paciente, debemos comentar que no se necesitan cuidados intensivos del paciente, permitiendo a los mismos que a los pocos días de la intervención puedan volver a su vida normal.
  • Las pequeñas heridas que pudieran surgir desaparecerán en un par de días.

¿Cuánto cuesta una liposucción abdominal?

No es fácil responder a esta pregunta, ya que intervienen muchos factores. Dentro del precio debe incluirse no solo el coste del cirujano plástico sino también del anestesista, estudios médicos previos a la intervención, equipo médico, estancia en el centro médico y el resto de gastos del preoperatorio y del postoperatorio. Existe una horquilla muy amplia de los precios que se manejan en el mercado, si bien debemos considerar que un precio medio oscilaría en torno a los 4.000 €.

No obstante, debemos prestar atención a la hora de elegir el cirujano plástico así como el centro médico en el que someterse a la intervención. No debemos olvidar que se trata de una intervención quirúrgica y como tal puede entrañar riesgos. Solo contando con un cirujano con experiencia y un centro médico adecuado que cuente con los medios necesarios para este tipo de intervención, es cuando debemos centrar la decisión en función del precio.

Como recomendación, es interesante navegar por la web de BonoMédico, donde se ofrece la operación de liposucción en ciudades como Málaga, Barcelona, Palma de Mallorca, Madrid, Sevilla o Valencia, entre otras muchas.

BonoMédico es una empresa pionera en este sector que ofrece unos precios muy interesantes, sin descuidar los cirujanos plásticos y los centros médicos, los cuales se seleccionan en función de la experiencia acumulada en cada tipo de intervención de así como los recursos humanos y materiales con los que cuenta el centro médico en el que se realizara la intervención quirúrgica.

El precio de la cirugía de liposucción abdominal dependerá de varios factores.

El precio de la cirugía de liposucción abdominal dependerá de varios factores.

Resultados y postoperatorio de la liposucción abdominal

Los resultados de la liposucción abdominal se pueden apreciar a los dos meses, debiendo recalcar que dichos resultados son mucho más efectivos que los de cualquier otro tipo de liposucción. Interesa comentar que, en algunos casos, pasado un tiempo tras la intervención quirúrgica, es posible que haya que complementarla con una abdominoplastia con el objeto de eliminar el exceso de piel.

De cualquier modo, se trata de una cuestión que es conveniente comentar previamente con el cirujano, pues así se podrá acordar un mejor precio en el caso de que sean necesarias ambas intervenciones.



¿De qué dependen los resultados?

Respecto a los factores que inciden en los buenos resultados, debemos destacar los siguientes:

  • En el caso de las mujeres, habrá que tener en cuenta los embarazos que haya tenido, ya que un embarazo tiene entre otros efectos, el estirar los músculos de la zona abdominal, abultándose el abdomen inferior en un cierto grado y condicionando, por tanto, los resultados posteriores de la liposucción abdominal. No obstante, debemos decir que la inmensa mayoría de las mujeres que han estado embarazadas, están muy satisfechas con los resultados obtenidos con este tipo de intervención, sin necesidad de una abdominoplastia posterior.
  • El peso del paciente y sus cambios.
  • La localización de la grasa abdominal. Este es un factor muy importante y condiciona los buenos resultados. La grasa abdominal se puede ubicar en dos zonas diferenciadas, la zona superficial y la zona profunda. La grasa de la zona superficial se localiza justo debajo de la piel y encima de los músculos abdominales. Sin embargo, la grasa que se localiza en la zona profunda, se localiza en la cavidad abdominal, donde se encuentra los intestinos. Evidentemente, algunas personas generan más grasa en la zona profunda que otras. La grasa localizada en la zona superficial se puede extraer mediante la liposucción abdominal, consiguiendo unos resultados excelentes. En la mayoría de los pacientes se genera mucha más grasa subcutánea que grasa profunda. Respecto a la grasa profunda, esta solo debe ser eliminada a base de dietas y ejercicio, ya que eliminarla mediante una liposucción abdominal conlleva demasiados riesgos.
  • La cantidad de grasa a extraer.
  • La edad y sexo de la persona que se vaya a someter a la intervención.
Embarazos anteriores suelen influir en los resultados de una operación de este calibre.

Embarazos anteriores suelen influir en los resultados de una operación de este calibre.

Cómo cumplir las expectativas de una liposucción abdominal

El éxito de la intervención se suele valorar en función de la felicidad del paciente, es decir, en función de cómo se haya reforzado su autoestima. Por regla general, la valoración del propio paciente en relación a los resultados de la liposucción abdominal dependerá de los siguientes factores:

  • Las expectativas del paciente, dependiendo de que las mismas sean realistas. En ocasiones los resultados no son todo lo satisfactorios que hubiera deseado el paciente, no porque la intervención no haya sido buena desde el punto de vista quirúrgico, sino porque las expectativas del paciente no eran realistas. De ahí la importancia de que exista una buena comunicación entre el cirujano plástico y el paciente. Aquel debe explicar con suficiente detalle todo el proceso quirúrgico, su seguimiento posterior y los logros que se pueden alcanzar en un paciente en concreto y, por otro lado, el paciente debe transmitir con suficiente sinceridad que es lo que espera de la liposucción abdominal, y los logros que pretende conseguir y como afectara a su autoestima.
  • La experiencia del cirujano plástico.
  • El estado físico del paciente antes de someterse a la intervención.
  • La edad del paciente. Aunque la edad no es un factor muy importante, debemos decir que cuando se realiza en personas de avanzada edad suele generarles un estado de felicidad mucho mayor que a los de menor edad.
  • El sexo del paciente. Concretamente las mujeres suelen tener la grasa más blanda y mucho menos fibrosa que los varones, con lo que facilita mucho la liposucción abdominal.

¿Cómo es el postoperatorio?

En relación al postoperatorio de la liposucción abdominal, comentar lo siguiente:

  • La liposucción tumescente del abdomen genera pocas molestias, siendo similar al dolor que pueda generar una inflamación muscular. La intensidad del dolor puede aumentar cuando la piel se flexiona.
  • Cuando se utiliza la anestesia general, sí puede existir un poco más de dolor motivado a que los cirujanos plásticos pueden aprovechar la anestesia general para realizar la liposucción en otras zonas de cuerpo con la misma intención. Cuando se usan cánulas muy pequeñas, el dolor es casi imperceptible, si bien se obtienen resultados más discretos. Evidentemente, si las incisiones son muy pequeñas, no se necesitarán puntos de sutura.
    Los resultados se optimizan al combinar las intervenciones de liposucción y abdominoplastia.

    Los resultados se optimizan al combinar las intervenciones de liposucción y abdominoplastia.

  • No hay ninguna limitación respecto a la actividad física después de la intervención. De hecho, tras la intervención, no se recomienda a los pacientes que permanezcan en cama o inactivos. La mejor forma de recuperarse es alimentándote adecuadamente y realizar algo de ejercicio físico.
  • En relación al baño, se aconseja que el paciente se duche unas dos veces diarias tras la intervención quirúrgica.

¿Cuándo es necesaria una abdominoplastia?

En relación a la abdominoplastia de la que venimos hablando a lo largo de este artículo, debemos decir que su finalidad es eliminar la piel sobrante para moldear el abdomen y la cintura del paciente. Debemos tener en cuenta que después de la liposucción abdominal, la piel puede estar algo arrugada.

En los pacientes de mayor edad, al ser la elasticidad de la piel menor, existe más riesgos de que la piel quede arrugada, mientras que los pacientes más jóvenes se adaptan mejor al nuevo contorno corporal resultante de la extracción de la grasa abdominal. El paso del tiempo y el uso de las cremas hidratantes, hará que el resultado final sea magnífico. En aquellos pacientes en los que la piel no se adapte al nuevo contorno corporal tras la liposucción abdominal, será necesario realizar una abdominoplastia.

Con la abdominoplastia se consigue reconstruir la pared del abdomen, eliminando la grasa subcutánea mediante la liposucción abdominal. Posteriormente, se extirpará un trozo de piel del abdomen inferior para que los músculos del abdomen se tensen usando suturas.

Las razones por el que se recomienda una abdominoplastia son los siguientes:

  1. No tendría mucho sentido someterse a una liposucción abdominal para no obtener el resultado esperado por el paciente. En estos supuestos en los que la piel queda floja, debería valorarse seriamente someterse a una abdominoplastia.
  2. Porque el cirujano plástico lo recomiende.
  3. A veces, existen pacientes que consideran que necesitan una abdominoplastia, sin que previamente se hayan sometido a la liposucción abdominal. En estos casos, es aconsejable hablar antes con el cirujano plástico, de modo que es muy posible que le aconseje que previamente se someta a una liposucción abdominal, y que espere dos meses aproximadamente para ver los resultados estéticos de la intervención, antes de seguir adelante con la abdominoplastia.

Riesgos de la liposucción abdominal

Al igual que en cualquier otra cirugía, en la liposucción abdominal también existen ciertos riesgos.

Al igual que en cualquier otra cirugía, en la liposucción abdominal también existen ciertos riesgos.

En relación a los factores de riesgo de la liposucción abdominal, debemos comentar lo siguiente:

  • Antes de la intervención, el paciente será evaluado con el fin de descartar algún tipo de anomalía que incrementase los riesgos.
  • Hernias abdominales. La hernia abdominal supone una separación muscular próxima al ombligo. En el caso de que el paciente tenga una hernia abdominal, aumenta el riesgo de que la cánula, por accidente, penetre en la cavidad abdominal. En estos casos se recomienda intervenir la hernia abdominal unas cuantas semanas antes de la liposucción abdominal.
  • A veces, se plantea realizarla conjuntamente con otros procedimientos quirúrgicos, aumentando lógicamente el riesgo a posibles complicaciones. Por ejemplo, el riesgo a coágulos sanguíneos en los pulmones, riesgos inexistentes en el caso de que solo se haga una liposucción abdominal bajo una anestesia local.
  • Perforación intestinal: la posibilidad de que una cánula penetre accidentalmente en el intestino es remota, muy pequeña. En el supuesto de que la cánula perforara el intestino bajo anestesia general, podría ser no diagnosticada de forma inmediata. Sin embargo, si la liposucción abdominal se realiza bajo anestesia local, la perforación se detectaría inmediatamente.
  • Exceso de compresión: los vendajes de compresión que se usan tras la intervención deben ajustarse adecuadamente, ya que un exceso de compresión puede afectar a la respiración pulmonar. Las prendas de compresión o fajas que se usan tras la intervención son peligrosas tras la anestesia general. Sin embargo, las ajustables son más seguras.
  • La eliminación excesiva de grasa es otro de los riesgos de la liposucción abdominal, pues el resultado puede ser poco natural. La finalidad no es eliminar el máximo posible de grasa, sino obtener una mejoría estética sustancial que convenza al paciente y al cirujano.

¿Cómo puede reducirse la grasa corporal?

Respecto a la grasa corporal, seguramente le interesará conocer lo siguiente:

  • En torno al 80 % de la capacidad que tenemos para reducir la grasa está directamente relacionado con lo que comemos y un 20 % está relacionado con el ejercicio físico y otros hábitos que son aconsejables, como dormir bien, intentar no tener estrés, etc.
  • Existen estudios científicos que dicen que aquellas personas que dormían ocho horas y media y llevaban una alimentación saludable, perdían un 50 % más de grasa en el transcurso de dos semanas que aquellas personas que solo dormían cinco horas y media.
    Un adecuado descanso por las noches facilitará la reducción de grasa corporal del paciente.

    Un adecuado descanso por las noches facilitará la reducción de grasa corporal del paciente.

  • La cortisona es una hormona que acumula la grasa en la zona abdominal. Entre los medios que tenemos a nuestro alcance para reducir la cortisona se encuentra reducir el consumo del azúcar refinado en la alimentación e incrementar el consumo de grasas saludables (como los Omega 3, que se encuentran en el salmón, aguacate y nueces), suplementos de vitamina C, dormir adecuadamente, ejercicios de respiración lenta y hacer ejercicio regularmente.
  • Por otro lado, la dimensión de nuestra cintura puede ser una llamada de atención de una posible hipertensión u otras enfermedades crónicas.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *