Abdominoplastia en Madrid

Dr. Miguel Fernández Calderón


Reserva tu consulta GRATUITA

Te ofrecemos

  • Primera consulta gratuita
  • Consulta on line gratuita
  • Mejor precio de España
  • Dos equipos de cirujanos
  • Financiado desde 60 € al mes
  • Llámanos al 687 51 76 83 y te informamos
Abdominoplastia en Madrid por 4.490 €

Di adiós a esos kilos de más que no puedes eliminar de ninguna manera

Por fin podrás eliminar esos michelines que no se van gracias a esta operación de abdominoplastia en Madrid por solo 4.490 € en vez de 6.220 € y con el Dr. Miguel Fernández Calderón.

La abdominoplastia es un tipo de operación quirúrgica que consiste en eliminar el sobrante de grasa y piel de la parte media y baja del abdomen y reforzar sus paredes musculares. De este modo, se remodela el vientre, la cintura y la forma general del tronco. Es especialmente útil en mujeres que han tenido varios embarazos o en aquellas personas que padecían de obesidad mórbida y que, tras una pérdida masiva de peso, la piel del tronco les cuelga en exceso.

La abdominoplastia es una intervención sencilla, de corta duración, y que se realiza con anestesia general. Tras la hospitalización (incluida) de un día, el paciente puede regresar a casa por su propio pie y volver a su vida normal, aunque sin hacer esfuerzos físicos durante dos semanas.

El Dr. Miguel Fernández Calderón te atenderá en su consulta, donde estudiará tu caso. Allí podrás resolver todas tus dudas acerca de la intervención. Esta se realiza en el Hospital Moncloa o bien en la Clínica La Luz.Incluye liposucción de una zona y un día de ingreso hospitalario.

Nota: El precio será de 4.490 €, si se realiza además una liposucción de una zona, sujeto a criterio del cirujano.

Servicios incluidos

  • Consulta previa.
  • Anestesia general.
  • Abdominoplastia.
  • Liposucción de una zona (opcional, el precio será entonces de 4.990 €).
  • Ingreso hospitalario de un día.

No incluye

  • Pruebas preoperatorias.
  • Faja postoperatoria ni otro tipo de accesorios.
  • Posibles complicaciones fuera del proceso quirúrgico normal.

Especialista

Miguel

Dr. Miguel Fernández Calderón

Dr. Fernández Calderón, cirujano plástico

Dr. Fernández Calderón, cirujano plástico

El Dr. Miguel Fernández Calderón es Licenciado en Medicina por la Universidad de Castilla La Mancha y número 1 en el examen MIR de su promoción sobre más de 14.000 aspirantes. Se especializó en Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva en el Hospital Universitario La Paz. Se ha formado en cirugía de la mano y de reconstrucción mamaria así como en cirugía estética complementaria (cirugía del envejecimiento facial, contorno corporal y rinoplastia, cirugía de reasignación de género facial, corporal y genital, cirugía íntima...) y cirugía estética mamaria y cirugía del envejecimiento facial.

Ha participado en congresos y revistas nacionales e internacionales tanto en cirugía estética como reconstructiva. El Dr. Fernández es el miembro número 1.097 de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE).

Centros

Hospital Moncloa

Hospital Moncloa

Centro médico garantizado

El Hospital Moncloa es un centro hospitalario que ofrece asistencia sanitaria de máxima calidad desde hace más de 20 años, logrando ser uno de los centros de referencia de la Comunidad de Madrid en lo que a sanidad privada se refiere. Se fundó como clínica en 1993 y en 2009 recibió el reconocimiento hospitalario de tercer nivel, cambiando su nombre por el de Hospital Moncloa. Cuenta con los más cualificados profesionales así como con los mayores avances técnicos, puediendo ofrecer al paciente un servicio cercano, de calidad y de máxima eficiencia. Sus 14 quirófanos y 230 habitaciones individuales con cama de acompañante, le permiten poder afrontar culquier tipo de intervención quirúrgica.

Clínica La Luz

Clínica La Luz

Centro médico garantizado

Clínica La Luz es el centro asistencial privado más grande de Madrid. La cercanía con el paciente y sus familiares ha sido la seña de identidad de este centro desde que se inaugurara en el año 1978. Esto, unido a las más avanzada tecnología y el mejor equipo humano, hacen de este centro la opción ideal para cualquier tipo de intervención.

Abdominoplastia en Madrid: más información

Actualizado: 21 de March del 2019

La abdominoplastia en Madrid es aquella cirugía plástica destinada a recomponer la pared del abdomen mediante la:

  • Supresión de la piel excedente en esa zona.
  • Remodelación de las caderas.
  • Extirpación de la grasa del abdomen.
  • Eliminación de las estrías.

En no pocas ocasiones, la calificación de "estética" que suele acompañar al vocablo "cirugía" lleva inherente un lujo o superficialidad del paciente que pretende someterse a una operación de abdominoplastia en Madrid. Sin embargo, esto no es así, pues la piel sobrante en ese área puede afectar al habitual desempeño de una persona y no suponer ningún capricho estético ni responder a un complejo físico determinado, sino que puede ser una cuestión de salud.

Técnicas de abdominoplastia en Madrid

Si la abdominoplastia a realizar es completa, se utilizará anestesia general. Por el contrario, para una mini abdominoplastia se optará por anestesia local. Son cinco los pasos que conforman las técnicas de abdominoplastia:

  • Dermolipectomía: Se extrae tanto la totalidad de grasa abdominal como la piel excedente, procedimiento denominado delantal abdominal.
  • Pared abdominal: Se remodela la pared del abdomen a través de puntos de sutura que unen los músculos rectos de dicha zona. Es frecuente que los embarazos afecten a esta pared, aumentando la laxitud y flacidez de la misma.
  • Hay que comenzar considerando que no todas las personas con sobrepeso son aptas a una abdominoplastia en Madrid.

    Hay que comenzar considerando que no todas las personas con sobrepeso son aptas a una abdominoplastia en Madrid.

    Sutura del colgajo de piel: Se procede a suturar la piel sobre la que se practicó la incisión.
  • Neoumbilicoplastia: Durante este paso, el ombligo se recoloca en su nueva ubicación.
  • Liposucción de caderas: Favorece la reparación de la silueta de la persona intervenida, si bien solo se recurre a ella si es preciso.

Candidatos idóneos para la abdominoplastia en Madrid

En el caso de la abdominoplastia en Madrid, sirve para eliminar la flacidez de la piel que no es posible suprimir con buena alimentación y ejercicio.

Todo exceso de energía no consumida se almacena como grasa. La parte del cuerpo donde se almacena esa grasa depende de la genética de cada individuo. Para algunas personas, ese lugar es el abdomen.

Después del período de gestación, hay determinadas mujeres que demandan la práctica de esta intervención quirúrgica.

Después del período de gestación, hay determinadas mujeres que demandan la práctica de esta intervención quirúrgica.

Para ser un buen candidato a una abdominoplastia se tienen que cumplir con algunos requisitos indispensables. Las condiciones son las siguientes:

  • Quienes presentan un considerable exceso de piel, estrías y flacidez en las áreas media y baja del abdomen. Principalmente un abdomen que sobresale desproporcionadamente con el resto del cuerpo.
  • Los músculos del abdomen se han separado o debilitado por el embarazo. Es decir, mujeres que después de uno o varios embarazos tienen un considerable exceso de piel en el vientre.
  • Exceso de tejido grasos o piel colgante que se localizan en el abdomen y que no se puede eliminar ni con dieta ni ejercicio.
  • Personas que han perdido demasiado peso y que después de eso tienen un exceso de piel considerable.

Pese a estos requisitos previos, hay que dejar claro que el cirujano plástico es la persona encargada de determinar si alguien es candidato a recibir este tratamiento quirúrgico después de la correspondiente evaluación.

La abdominoplastia es ideal para que las mujeres que han tenido varios embarazos recuperen la tersura de su vientre.

¿Quiénes no deben realizarse la cirugía?

Ninguna técnica de cirugía estética es sustituto de una dieta equilibrada y la práctica de ejercicio. Sin embargo, existen algunos problemas que la dieta y el ejercicio no corrigen. Los pacientes que en principio, y teniendo siempre en cuenta la opinión de su especialista, no deben someterse a la abdominoplastia serían:

  • Personas fumadoras, debido a que presentan problemas de cicatrización, lo cual quiere decir un alto riesgo de desarrollar necrosis del colgajo cutáneo abdominal. Sin embargo, a los pacientes fumadores el cirujano plástico les recomienda suspender el consumo de tabaco por al menos dos o tres semanas antes de someterse a la operación, aunque lo indicado sería que lo dejara definitivamente.
  • Pacientes con obesidad mórbida. La abdominoplastia en Madrid no es una cirugía para adelgazar, por tanto, las personas con obesidad deben perder peso primero para que le puedan realizar la abdominoplastia. La recomendación es visitar a un especialista en edocrinología y nutrición.
  • Mujeres que deseen quedarse embarazadas en el futuro, porque aunque con la abdominoplastia los músculos del abdomen se tensan, un embarazo puede revertir los resultados de la cirugía y hacer que haya flacidez de nuevo.

Evaluación del cirujano para una abdominoplastia

Tras la abdominoplastia en Madrid, el abdomen adquirirá una apariencia plana y tonificada.

Tras la abdominoplastia en Madrid, el abdomen adquirirá una apariencia plana y tonificada.

Como cualquier operación quirúrgica, antes de someterse a la abdominoplastia el paciente tiene que pasar por una evaluación médica. En la primera consulta, la persona interesada en esta intervención tiene que contarle al cirujano cuáles son sus expectativas acerca de los resultados de la cirugía, para que el especialista valore si estas son realiastas y si se podrán obtener; y en caso de que los resultados probables no se aproximen a los deseados, el especialista le puede hacer saber qué alternativas tiene de acuerdo a su problema, incluyendo las limitaciones y riestos de cada una.

Además de esto, en la primera consulta el cirujano tiene que evaluar el estado de salud del paciente para descartar cualquier problema que pueda derivar en complicaciones durante la cirugía o tras ella. Una vez que se ha verificado la buena salud de la persona, se valora la cantidad de piel y grasa sobrante que tiene, determinando además la extensión de correción que necesitará.

Esto se hace a través de un examen del abdomen del paciente en diferentes posturas (de pie y recostado), con el objetivo de evaluar el grado de flacidez y el tono de la piel. Se debe tener en cuenta que el exceso de grasa en este área y la condición de los músculos son una condición importante e influyen en gran medida.

El especialista de abdominoplastia en Madrid tiene que recabar el historial médico completo del paciente, para lo cual necesita la siguiente información:

  • Su condición médica en general.
  • Las alergias.
  • Los fármacos que toma y si tiene algún tratamiento médico.
  • En el caso de las mujeres, el número de embarazos anteriores.
  • Cualquier cirugía previa a la que se haya sometido, sea o no de carácter estético.

Es importante que el paciente detalle toda esta información con precisión, así como cualquier otra que el especialista le solicite, para obtener buenos resultados y minimizar los riesgos de la cirugía abdominal en Madrid.

¿Cómo se realiza la cirugía abdominal?

Las alteraciones de la piel que caracterizan a un período de embarazo pueden repararse después gracias a esta cirugía.

Las alteraciones de la piel que caracterizan a un período de embarazo pueden repararse después gracias a esta cirugía.

El día de la operación de abdominoplastia el paciente se tiene que prepararse. Así, por ejemplo, hay que lavar la zona a intervenir con un jabón antiséptico para esterilizar el área a operar y, en algunos casos, también prescribe medicación preoperatoria.

La cirugía abdominal dura de dos a cuatro horas, y para llevarla a cabo primero se hace una incisión transversal de una cadera a otra, en el área del pubis, y después se realiza otra incisión alrededor del ombligo. La extensión de la misma varía según el exceso de piel que se desea eliminar. Por su parte, el perfil del corte dependerá de la estructura abdominal del paciente y del tipo de bañador, bikini o ropa interior que vaya a utilizar posteriormente. No obstante, esta elección no es viable en la totalidad de estas cirugías.

Después se separa la piel y la grasa de la pared abdominal, se estira y se extirpa el sobrante de piel y de grasa. Por último, se remodela el contorno del abdomen y se devuelve el tono a la pared abdominal a partir de puntos hechos en los músculos rectos del abdomen. Posteriormente, se recoloca el ombligo en su nueva posición.

Ya para finalizar se realizan los puntos en la piel interna y externa, para cerrar las suturas de la zona baja del abdomen (pubis) y alrededor del ombligo.

El médico dejará tubos de drenaje temporales para eliminar el exceso de líquido y evitar la acumulación de fluidos. Asimismo, se le coloca al paciente una venda especial en el área tratada para que el abdomen permanezca en su nueva posición.

La abdominoplastia comienza con una incisión transversal por encima del pubis, de una cadera a otra, que permite tensar la pared del abdomen y eliminar la piel sobrante.

¿Qué clase de anestesia se utiliza?

Una cirugía de abdominoplastia se suele llevar a cabo con anestesia general, aunque también es posible usar anestesia local. Todo dependerá de la complejidad de cada intervención y de la cantidad de piel que se necesite eliminar. En cualquier caso, el paciente no experimentará ninguna molestia o dolor durante la cirugía. Será el médico quien elija la mejor opción e indique qué instrucciones se deben seguir, por ejemplo, en cuanto a la toma de fármacos previa a la intervención.

Al ser imprescindible el uso de anestesia, antes de la intervención el paciente también deberá tener una consulta con el anestesista, quien le realizará las pruebas oportunas y le informará del tipo de anestesia que se va a emplear durante la operación. Además, el paciente tendrá que firmar un documento en el que acepta las condiciones quirúrgicas establecidas.

Cicatrices tras una abdominoplastia en Madrid

La cirugía de abdominoplastia en Madrid también se recomienda para corregir los efectos de los embarazos.

La cirugía de abdominoplastia en Madrid también se recomienda para corregir los efectos de los embarazos.

Las cicatrices resultantes con esta cirugía constituyen uno de sus escasos inconvenientes. Y es que estas son inevitables como consecuencia de las incisiones precisas para eliminar el excedente de piel.

No obstante, si el cirujano plástico cuenta con la suficiente habilidad y experiencia, practicará la incisión en una zona que no pueda apreciarse a simple vista. De otra parte, la longitud de esta dependerá del nivel de reparación que cada persona necesita. Es decir, la dimensión del corte difiere de un paciente a otro.

Por otro lado, un aspecto positivo es que, tras tres o seis meses de la abdominoplastia en Madrid, la cicatriz se irá allanando y aclarando, con lo que su apariencia experimentará una gran mejoría. De este modo, resultará difícilmente visible transcurrido este tiempo.

El periodo postoperatorio de la abdominoplastia en Madrid

Normalmente, después de la abdominoplastia se requiere que el paciente permanezca ingresado en el hospital entre 24 y 72 horas, aunque todo dependerá de la extensión del área tratada. Una vez que se recibe el alta, el tiempo de recuperación es diferente en cada persona y dependerá tanto de la extensión de la operación que se ha realizado como de las condiciones de salud con las que partía el paciente.

Es totalmente normal que se sienta un poco de dolor en la zona intervenida, aunque este no suele ser de mucha intensidad. Si se necesita, el paciente puede tomar analgésicos prescritos por el cirujano para aliviar las molestias. También es común sentir ciertas zonas adormecidas en el abdomen durante los primeros meses, sensación que disminuye poco a poco.

Los drenajes que se le colocan después de la abdominoplastia en Madrid se quitan cuando transcurran las primeras dos semanas aproximadamente. También en ese período se pueden cambiar o quitar los vendajes. El paciente debe ser consciente de que después de la cirugía tendrá algunos moretones e inflamación, y que esto puede tardar algunos meses en disminuir.

La vuelta al trabajo se puede hacer pasadas unas tres semanas desde la cirugía, siempre y cuando no se trate de actividades físicas o que requieran mucho esfuerzo.

Cuidados para la recuperación

En cualquier caso, la principal recomendación del cirujano plástico siempre es guardar reposo durante los primeros tres días. Aunque, en la medida en que le sea posible, el paciente deberá comenzar a caminar desde el mismo día de la cirugía para mejorar la circulación sanguínea y evitar una trombosis venosa, a pesar de la hinchazón que pueda sentir en su estómago.
La intervención de abdominoplastia en Madrid proporciona unos excelentes resultados en la práctica totalidad de casos.

La intervención de abdominoplastia en Madrid proporciona unos excelentes resultados en la práctica totalidad de casos.

Usar una faja durante el postoperatorio ayuda a aliviar las molestias y la inflamación, y a que los tejidos se adapten a la nueva silueta obtenida con la abdominoplastia. Además de lo anterior, se recomienda lo siguiente:

  • No levantar objetos pesados. Hay que tener en cuenta que cualquier esfuerzo puede provocar un sangrado e inflamación.
  • No hacer movimientos bruscos ni agacharse.
  • Dormir boca arriba, con una almohada debajo de las piernas.
  • Se recomienda no tener relaciones sexuales en las primeras dos semanas, como mínimo.
  • Acudir a los controles postoperatorios que le son programados por el especialista.

¿Cuánto tiempo dura la recuperación?

Los drenajes temporales son retirados entre uno y cuatro días después de la intervención quirúrgica y los puntos de sutura se quitan entre 10 y 14 días después. El proceso de cicatrización no se puede dar por concluido hasta que hayan pasado seis meses, por lo que una vez que se retiren los puntos, la cicatriz aún requerirá algunos cuidados. En cuanto a la inflamación, este efecto no desaparecerá hasta que no hayan pasado unos cuatro meses.

El tiempo de recuperación de la abdominoplastia en Madrid depende de la anatomía de la persona intervenida, del área operada y de su extensión. Algunos pacientes se reincorporan al trabajo después de dos semanas, y habrá otros que precisen unas tres o cuatro.

La mini abdominoplastia es una intervención quirúrgica mucho menos invasiva, cuya duración oscila entre una y dos horas.

Riesgos de la abdominoplastia en Madrid

Cada cirugía conlleva riesgos y los pacientes se tienen que informar acerca de todos ellos, para minimizarlos en la máxima medida posible. Es muy aconsejable ponerse en manos de un cirujano plástico con experiencia en este tipo de técnicas, y que la intervención se realice en un hospital equipado adecuadamente.

Independientemente del sexo del paciente, obtener un viente firme y liso es una posibilidad real gracias a la abdominoplastia en Madrid.

Independientemente del sexo del paciente, obtener un viente firme y liso es una posibilidad real gracias a la abdominoplastia en Madrid.

Cualquier complicación durante la operación o el postoperatorio puede retrasar la recuperación y el proceso completo de cicatrización. En el caso de la abdominoplastia en Madrid, hay complicaciones que son comunes a todas las intervenciones quirúrgicas (como las derivadas de la aplicación de anestesia, reacciones adversas a medicamentos y las alergias al material quirúrgico o médico empleado), a las que se suman los riesgos propios de la cirugía abdominal:

  • Trombos venosos o infecciones que pueden aparecer después de la intervención, aunque en muy raras ocasiones. Si esto sucede se suele prolongar la estancia en el hospital. Para tratar la infección se suministran antibióticos y un drenaje para los trombos.
  • Mala cicatrización de las heridas que, en los casos más graves, puede hacer necesaria una segunda cirugía. También relacioado con las cicatrices se corre el riesgo de que estas no se ubiquen en lugares "ocultos", es decir, que queden de forma que no sean fáciles de esconder con la ropa interior o de baño. Si bien esto último no suele suceder porque antes de proceder a la operación, el cirujano hace un marcaje del área intervenida y señala dónde se realizarán las incisiones.
  • Aparición de hematomas en el caso de que la sangre se acumule debajo de la piel, ya sea por una inadecuada coagulación de los vasos sanguíneos o por errores en los mecanismos de dicha coagulación. Este problema puede afrontarse de diferentes modos: En primer lugar, si la complicación es moderada, se procederá a la punción y posterior drenaje de la acumulación de sangre; después, y con vías a sujetar la zona afectada, se le aplicará un vendaje tras el cual la persona deberá guardar absoluto reposo. Si, por el contrario, el hematoma reviste mayor gravedad, se practica un tratamiento de manera urgente mediante el que se repone la totalidad de la sangre a través de transfusiones y se procede a eliminar la acumulación de sangre.
  • Coágulos de sangre o hemorragias.
  • Problemas respiratorios.
  • Pérdida de parte de la piel y complicaciones nerviosas que pueden traducirse en dolores abdominales.
  • Aparición de seroma, esto es, un cúmulo de líquido transparente similar al suero y distinto a la sangre, que puede aparecer bajo la piel unos 10 días después de la operación. En este caso, el paciente presenta flacidez en la zona abdominal y aparece una especie de ondulación líquida entre la piel, los músculos y la grasa del abdomen.
  • Al igual que sucede en el resto de operaciones de cirugía, esta también cuenta con ciertos riesgos, aunque poco frecuentes.

    Al igual que sucede en el resto de operaciones de cirugía, esta también cuenta con ciertos riesgos, aunque poco frecuentes.

    Necrósis. Esta complicación tiene una gravedad variable que se deriva del incorrecto funcionamiento de la circulación de la sangre y que se manifiesta a través de infecciones o apariencia de piel inerte. Se origina por el excesivo estiramiento de la piel o porque la liposucción en la zona anterior del abdomen haya sido desmesurada. A pesar de que se produce en ocasiones muy puntuales, el resultado es estéticamente muy desafortunado. El cirujano la detecta normalmente transcurridos tres o cuatro días tras la intervención. Previamente a dicho diagnóstico, suele presentar variados síntomas como inflamación del área, zona morada, con palidez, fría, con enrojecimiento y hasta con ampollas. Su curación vendrá determinada por el cariz de la necrosis. De este modo, si se trata de una necrosis leve, se extrae el tejido dañado y se efectúan intensas curaciones cada día. Por el contrario, si es grave, la afección puede extenderse hacia abajo y provocar daños tanto estéticos como funcionales.
  • La piel sobrante que puede aparecer en las zonas laterales de la herida constituye otro posible riesgo para el paciente. Afortunadamente, esto puede desaparecer tras otra operación, aunque para ello será necesario esperar unos seis meses como mínimo.
  • El ombligo mal colocado después de la operación de abdominoplastia en Madrid. Esto puede suceder si el cirujano no lo haya situado exactamente en la línea media. Es durante la recuperación cuando se detecta este problema, una vez que los tejidos del abdomen se recolocan, y para resolverlo se debe recurrir a una intervención reparadora que devuelva al ombligo a su posición original. Para esta segunda cirugía se debe esperar entre seis meses y un año.

Si se realiza en las condiciones e instalaciones adecuadas, esta operación no entraña peligro alguno.

Todos los riesgos antes descritos se pueden minimizar si se elige a un cirujano plástico cualificado que posea una titulación acreditada y que, además, cuente con la experiencia necesaria en cirugías abdominales. También, para que las complicaciones sean las menos posibles el paciente tiene que cumplir con todas las indicaciones impuestas por el especialista, tanto de cara al postoperatorio como a su preoperatorio.

En el caso concreto del riesgo de trombos, la forma de prevenirlos es mover las piernas y caminar lo antes posible, desde el primer día de la intervención. Por otra parte, para la correcta cicatrización se aconseja, por ejemplo, evitar tomar el sol y por supuesto, no fumar.

Para evitar los hematomas o para que estos sean leves se adoptan medidas de prevención como la utilización los tubos de drenaje, para expulsar los líquidos.

Resultados de la abdominoplastia en Madrid

Los resultados de la abdominoplastia en Madrid (y de la mini abdominoplastia) son bastante satisfactorios y ayuda no solo a mejorar la apariencia física del paciente, sino también a aumentar su autoestima y confianza en sí mismo.

Con la abdominoplastia en Madrid se alcanzan muy buenos resultados y sus pacientes resultan bastante satisfechos.

Con la abdominoplastia en Madrid se alcanzan muy buenos resultados y sus pacientes resultan bastante satisfechos.

La operación proporciona un vientre más tonificado, sin acúmulos de grasa ni excesos de piel. En lo referente a los efectos secundarios de la abdominoplastia en Madrid, es importante que el paciente tenga en cuenta que las cicatrices son permanentes, aunque se realizan en lugares poco visibles y con el paso del tiempo su aspecto mejora considerablemente hasta ser casi imperceptibles (siempre y cuando la persona no tenga ningún problema para cicatrizar)

Los beneficios de la cirugía abdominal son definitivos en la mayoría de las ocasiones, aunque para ello es imprescindible que el paciente modifique sus hábitos de vida en cuanto a la práctica de ejercicio y la alimentación.

Lo adecuado es mantener un peso más o menos estable, para que no haya cambios bruscos en el cuerpo, y también es preciso subrayar que los resultados de la abdominoplastia en Madrid se pueden revertir si hay un embarazo, ya que los músculos del vientre se vuelven a destensar.

BonoMédico le ofrece un excepcional precio de abdominoplastia en Madrid: 4.490 €.

 
 

 

 
  • Artículo escrito por:
  • Doctor Miguel Fernández Calderón
  • Dr. Miguel Fernández Calderón es Licenciado en Medicina por la Universidad de Castilla La Mancha y número 1 en el examen MIR de su promoción. Se especializó en Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva en el Hospital Universitario La Paz. Se ha formado en cirugía de la mano y de reconstrucción mamaria así como en cirugía estética complementaria (cirugía del envejecimiento facial, contorno corporal y rinoplastia, cirugía de reasignación de género facial, corporal y genital, cirugía íntima...) y cirugía estética mamaria y cirugía del envejecimiento facial.
  • El Dr. Fernández es el miembro número 1.097 de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE).
  • e-mail: info@bonomedico.es
  • Página WEB
 

Uso de cookies
Esta página web utiliza cookies propias con fines técnicos, analíticos y publicitarios así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Para obtener más información sobre el uso de cada una de las cookies, consulta nuestra Política de Uso de Cookies. La navegación por el Portal supone la aceptación de nuestra política de cookies.