Liposucción de caderas


Comentar
Publicado en Liposucción

Actualmente, la liposucción de caderas es una de las más solicitadas, ya que el exceso de grasa en este área es muy común. De hecho, las caderas son el primer lugar donde se acumulan las células de grasa. El cuerpo almacena de forma natural la grasa alrededor de las caderas como una forma de acumular y constituir reservas de energía.

Esta función primaria proviene de tiempos prehistóricos, cuando los seres humanos podían pasar muchos días sin una fuente de alimento. Hoy en día, el hambre no es una amenaza inminente, por lo que el exceso de peso en la cadera no es más que una molestia y una fuente de complejos para las personas que lo padecen.

¿Cuándo se requiere una liposucción de caderas?

La liposucción de caderas permite modelar su cuerpo y adelgazar esta zona, pudiendo ayudar a que la persona rejuvenezca su figura y eleve sustancialmente su autoestima. Es decir, puede ayudar a aumentar la confianza en el paciente y reducir centímetros a ambos lados de las caderas.

El objetivo de una liposucción de caderas es acabar con los acúmulos de grasa situados en ese área corporal.

El objetivo de una liposucción de caderas es acabar con los acúmulos de grasa situados en ese área corporal.

Cuando las dietas y las rutinas de ejercicios son poco efectivas, la liposucción en las caderas es la forma más fácil de devolver las curvas al cuerpo.

El proceso es simple. Al paciente se le colocará un anestésico local para adormecer el área y el cirujano plástico utilizará un láser para derretir suavemente la grasa debajo de la piel y estimular el estiramiento de la misma. Posteriormente, realizará pequeñas incisiones para iniciar el proceso de aspiración con una cánula de solo 3 mm de ancho.

El cirujano plástico, con movimientos lentos y suaves, procederá a eliminar la grasa alojada, por lo que el dolor será limitado, con menos contusiones, y una rápida recuperación para el paciente.

Todo el procedimiento de lipoescultura tumescente suele durar al menos una hora, consiguiendo reducir la grasa y tensar la piel. Los pacientes que se realizan una liposucción con láser solo necesitan una ligera sedación y la mayoría de ellos regresan al trabajo en pocos días.

La liposucción en las caderas reducirá los depósitos de grasa alrededor de las caderas, restaurando la proporción del cuerpo del paciente. Puesto que es eliminada una cantidad moderada de grasa, los pacientes pueden observar diferencias visibles a las pocas semanas tras la intervención. Además, la recuperación es rápida y los hematomas posteriores y el dolor son mínimos.

La silueta del paciente sometido a una liposucción de caderas se verá realzada tras la intervención.

¿Existen riesgos en la liposucción de caderas?

La liposucción de las caderas es un procedimiento seguro para la mayoría de los hombres y mujeres que tienen una gran cantidad de depósitos de grasa en las caderas. Esta intervención puede combinarse con otros procedimientos y muchos pacientes deciden llevar a cabo la liposucción de cadera conjuntamente con otros procedimientos, especialmente con la liposucción en los glúteos o muslos.

Cuando la liposucción en la cadera se combina con otros procedimientos, el cirujano puede esculpir y adelgazar toda la zona y área posterior.

Los pacientes suelen experimentar solo una leve molestia después de la liposucción en la cadera. El paciente podrá caminar inmediatamente después de la operación y retomar las actividades rutinarias o volver a trabajar en un día o dos.

Algunos pacientes pueden experimentar hinchazón después de la intervención. En estos casos, se puede requerir que transcurran hasta dos meses para poder observar los resultados definitivos.

La seguridad de este procedimiento quirúrgico provoca que apenas se presenten complicaciones derivadas.

La seguridad de este procedimiento quirúrgico provoca que apenas se presenten complicaciones derivadas.

Con la liposucción no hay puntos de sutura, y las pequeñas heridas de incisión sanarán de manera natural aproximadamente en dos días. La molestia más común que los pacientes experimentan es un leve dolor, similar al dolor muscular que acompaña al ejercicio vigoroso.

Otras recomendaciones postoperatorias que también deben seguirse rigurosamente para conseguir resultados satisfactorios es que los pacientes deben reposar y evitar esfuerzos durante las primeras 48 horas tras la liposucción de cadera, cumplir con todas las prescripciones médicas y no exponerse al sol o frío intenso.



La alimentación debe ser normal, debe acudir a la consulta los días estipulados y no hay que dudar en llamar a los teléfonos que el especialista facilite ante cualquier duda o problema.

BonoMédico te ofrece la operación de liposucción en Málaga, Madrid, Barcelona, Palma de Mallorca, Valencia o Sevilla, con cirujanos expertos en este tipo de intervenciones de estética y realizadas en hospitales o clínicas de primer nivel.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *