Liposucción de piernas


1 comentario
Publicado en Liposucción

La liposucción de piernas es aquella remodelación corporal destinada a eliminar la grasa localizada en dicha zona. Se trata de un procedimiento quirúrgico levemente invasivo, por lo que, tras la intervención, el paciente no tendrá cicatrices residuales.

Por otro lado, resulta la mejor opción para obtener un óptimo contorno corporal, con independencia del volumen de grasa sobrante. En la mayoría de casos, el postoperatorio es de 24 horas y las molestias se controlan mediante suaves analgésicos.

Tras la cirugía, y durante el primer mes, el paciente deberá utilizar una faja para comprimir la zona tratada y realizarse masajes para ayudar a que la piel se adapte al nuevo contorno corporal y agilizar así la recuperación. Como se ha dicho anteriormente, este procedimiento deja unas cicatrices casi imperceptibles, debido a lo finas que son las cánulas y los resultados suelen ser bastante efectivos.

¿Cómo se realiza la liposucción de piernas?

Decir adiós a la grasa localizada en las piernas es posible con la práctica de esta clase de intervención.

Decir adiós a la grasa localizada en las piernas es posible con la práctica de esta clase de intervención.

La liposucción de piernas se realiza mediante pequeñas incisiones, a través de las cuales se introduce la cánula que extraerá la grasa que desea eliminarse, logrando de esta forma moldear y contribuir a que la zona tratada luzca más atractiva. En función de la dimensión de la zona a tratar, se empleará anestesia local, epidural o general.

La liposucción de piernas ha sido y sigue siendo unas de las intervenciones más exitosas y demandadas, alcanzándose unos resultados excelentes y con mucha efectividad, ya se realice con cánulas convencionales más láser o a través de ultrasonidos y láser.

BonoMédico ofrece, al mejor precio, la intervención de liposucción en Málaga, Madrid, Barcelona, Palma de Mallorca, Valencia o Sevilla, entre otras. Las operaciones se realizan en clínicas u hospitales de primer nivel y con cirujanos expertos en este tipo de cirugías estéticas.

Este procedimiento contribuye a eliminar la grasa de manera definitiva y a reducir varias tallas de ropa así como a una buena retracción de la piel. Ofrece una amplia gama de posibilidades ya que permite mejorar la apariencia de muchas partes del cuerpo:

  • Cartucheras.
  • Muslos.
  • Rodillas.
  • Piernas completas.
  • Glúteos.
  • Pies.

Además de en las piernas, la cirugía de liposucción puede realizarse en otras muchas zonas corporales.

La forma en que se distribuye la grasa y su proporción en las piernas está genéticamente predeterminada. En el caso de algunos pacientes, presentan una distribución desproporcionada y poco estética de la grasa en sus piernas y generalmente notan que esta grasa se resiste a las dietas y el ejercicio. Eso es debido a que cuentan con una predisposición genética a acumular grasa en esas partes del cuerpo.

Riesgos de la liposucción de piernas

Los pacientes que quieren someterse a una liposucción de piernas, deben saber que la grasa que se localiza en esa zona es superficial y no suelen existir compartimientos profundos. Esta zona tiene un mayor riesgo de lesión en el plexo subdérmico vascular. Debido a la gravedad, las venas de las piernas y los tobillos son mucho más susceptibles a los efectos a largo plazo de una lesión vascular.

Existen zonas de mayor riesgo que, si bien son perfectamente controladas por el cirujano plástico, deben ser conocidas por el paciente. Por ejemplo, la zona ubicada detrás de la rodilla, conocida también como fosa poplítea, ya que contiene nervios y vasos sanguíneos importantes vulnerables a cualquier lesión que pueda causar una cánula de liposucción.

Gracias a la liposucción de piernas, se logrará incrementar la autoestima y seguridad de los pacientes que a esta cirugía se sometan.

Gracias a la liposucción de piernas, se logrará incrementar la autoestima y seguridad de los pacientes que a esta cirugía se sometan.

El paciente de una liposucción de piernas podría presentar inflamación durante el postoperatorio, lo que podría generar un problema molesto si el cirujano plástico no utiliza la técnica de drenaje abierto, la cual garantiza que la hinchazón postoperatoria sea mínima y se elimine en poco tiempo. Si se hace el drenaje abierto tras la intervención, el cirujano realizará varias incisiones pequeñas, de entre 1 y 1,5 mm.

El fin de estas incisiones es estimular el drenaje completo de la solución anestésica que queda como residuo entre los tejidos, reduciendo simultánea y significativamente inflamación y hematomas. El cirujano coloca unas almohadillas absorbentes en las incisiones con vendas compresivas elásticas.

El cirujano debe animar al paciente a caminar durante los primeros días tras una liposucción de piernas, pues estimula el drenaje y reduce la inflamación. El reposo en cama y colocar las piernas hacia arriba resultan innecesarios si el cirujano plástico utiliza la técnica de drenaje abierto.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

1 comentario

  1. Homero Rojas

    Mi esposa padece de erupciones en la piel y en tiempo de verano afecta su vagina.Un médico le dijo que la liposucción solucionaría ese problema.Que tan cierto es?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *