BonomédicoBlogLiposucciónLa liposucciónEjercicio después de la liposucción

Ejercicio después de la liposucción


Comentar
Publicado en Liposucción

Retomar el ejercicio después de la liposucción puede contribuir a que el cuerpo termine de deshacerse de la grasa restante, como señalan científicos de la Universidad de Sao Paulo, en Brasil. Aunque la liposucción es una opción tajante e inmediata para perder peso, puede tener algún efecto secundario, ya que, según algunos especialistas, en el caso de la liposucción abdominal, puede provocar cierto aumento de grasa visceral.

Debido a que la liposucción implica una reducción drástica e instantánea de los depósitos de grasa corporal, puede verse afectado la composición corporal y el perfil del metabolismo del paciente. En estos casos, el ejercicio físico es una excelente decisión para combatir ese exceso de grasa que se hubiera podido generar.

Practicar ejercicio después de la liposucción es una excelente decisión para combatir el exceso de grasa generado.

Practicar ejercicio después de la liposucción es una excelente decisión para combatir el exceso de grasa generado.

¿Por qué se debe hacer ejercicio después de la liposucción?

Estos investigadores se dedicaron a estudiar a 36 mujeres a quienes se les había realizado una liposucción. Tras dos meses de haberse sometido a este procedimiento, a 18 de ellas se les puso a hacer ejercicio de manera regular durante 4 meses. El resto no hizo ejercicio.

Pasados seis meses, observaron que las mujeres que no se habían ejercitado, mostraron un aumento de la grasa visceral en un 10 % y una bajada de su gasto energético en comparación con las mujeres que sí se ejercitaron. El estudio concluye que la eliminación de tejido adiposo del cuerpo puede dar pie a una disminución en el gasto energético total y, en consecuencia, el crecimiento compensatorio de la grasa visceral.

Los expertos de Sao Paulo indican que la buena noticia es que con el ejercicio físico se logra contrarrestar el crecimiento de la grasa.

¿Cuáles son las ventajas que ofrecería la práctica de actividades físicas?

Durante la liposucción, tanto la grasa como las células grasas se eliminan de manera permanente. Esto implica que ya no hay tantas células grasas como antes en la zona tratada y la acumulación de grasa no volverá a presentarse. Pero, las células grasas en otras partes del cuerpo pueden tomar el relevo.

Según el cirujano plástico Sherrell J. Aston, MD, la liposucción es un tratamiento cosmético que no conduce necesariamente a una pérdida permanente de peso. Sherrell es presidente del departamento de cirugía plástica en el Hospital de Otorrinolaringología de Manhattan en Nueva York.

Este médico asegura que la liposucción puede recortar, ajustar y tonificar el físico de un paciente, pero es necesario hacer todo lo posible para mantener esos nuevos contornos. Si el paciente no llevara una dieta saludable ni realiza ejercicio físico, puede recuperar parte del peso perdido.

El ejercicio y una dieta saludable son de suma importancia para evitar el aumento de peso compensatorio y lograr mantener los resultados de la liposucción. Cuando se toma grasa de un área, el cuerpo tiende a compensarla en otras áreas, la gente sube de peso por motivos metabólicos y los conductores hormonales no cambian con la liposucción.

¿De qué modo se puede evitar aumentar de peso tras una liposucción?

La experta Lisa M. Donofrio asegura que varios estudios han documentado que, efectivamente, la gente recupera peso tras someterse a una cirugía de este tipo, pero esto solo ocurre si no hace ejercicio después de la liposucción o no lleva una alimentación saludable. No se sabe a ciencia cierta por qué ocurre esto, pero hay una teoría que plantea que el cuerpo trata de mantener la homeostasis de la grasa, que tiene que ver con la cantidad de grasa que necesita nuestro cuerpo para producir energía.

Lo recomendable es que los pacientes empiecen o reinicien un régimen de ejercicios alrededor de las seis semanas tras someterse a una liposucción, ya que los expertos sostienen que solo de esta manera se puede mantener e, incluso, mejorar los resultados de este procedimiento quirúrgico.

Se recomienda iniciar o retomar un régimen de actividad física cuando transcurran seis semanas desde la cirugía.

Se recomienda iniciar o retomar un régimen de actividad física cuando transcurran seis semanas desde la cirugía.

Aunque se recomienda hacer ejercicio una vez finalizada la recuperación, el paciente durante el primer mes no debe realizar actividades intensas como correr. Debe seguir siempre las instrucciones de su cirujano durante el proceso de recuperación.

Si un paciente que se ha sometido a una liposucción corría antes de la intervención, no es recomendable que tras la misma vuelva a la rutina con la misma intensidad. Podría correr a un 25 % de la intensidad acostumbrada e ir aumentando la intensidad de forma paulatina. De igual forma se debe graduar la inclinación de las pendientes o cuestas que forman parte de su rutina de entrenamientos.

Por tanto, se debe aumentar la actividad física de acuerdo a los avances en la recuperación tras una liposucción. También es recomendable llevar una dieta saludable a base de frutas, verduras, cereales y carnes blancas.



Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *