BonomédicoBlogTratamientos capilaresInjerto capilarEl injerto capilarCortarse el pelo antes de un microinjerto capilar

Cortarse el pelo antes de un microinjerto capilar


Comentar
Publicado en Injerto capilar

Una de las preguntas más comunes que realizan los pacientes antes de someterse a un microinjerto capilar es si será necesario cortarse el pelo antes del injerto de pelo. Normalmente, la respuesta depende de la técnica con la que se realice la intervención y de las características individuales de cada paciente. Se puede optar por cortar el pelo por completo o en algunos casos rasurar solo una parte de la cabeza y ocultarlas después con el cabello largo (a modo de cortinilla).

De cualquier forma, el cirujano evaluará las posibilidades y recomendará lo más apropiado para cada caso. En muchos para conseguir una total discreción y confidencialidad no se recomienda cortar el pelo días antes de recibir el tratamiento.

Injerto de pelo, ¿en qué consiste?

Normalmente, habrá que cortarse el pelo antes del injerto capilar.

Normalmente, habrá que cortarse el pelo antes del injerto capilar.

Antes de describir las técnicas existentes y de precisar en cuál de ellas es necesario cortar el pelo al paciente, es importante explicar en qué consiste el trasplante de pelo.

Cualquier injerto capilar consiste en trasplantar folículos pilosos de una zona a otra de la cabeza, para que el pelo nazca desde su raíz de una forma natural. Partiendo de esta base, la diferencia fundamental entre los dos métodos existentes está en la manera de proceder para extraer los folículos del área donante.

La técnica FUSS o de la tira, conocida como Folicular Unit Strip Surgery, es el procedimiento más tradicional de injerto de pelo. Se practica extrayendo las unidades foliculares necesarias de la zona donante, mediante una fina banda de piel de, aproximadamente, unos 20 centímetros de longitud por uno de ancho. Después, las unidades foliculares se implantan en las partes calvas del cuero cabelludo. La cicatriz  resultante queda escondida entre el propio pelo, siempre y cuando este tenga una longitud mínima de cinco milímetros.

Por su parte, la técnica FUE (Folicular Unit Extraction) o de extracción individual, las unidades foliculares se obtienen de manera individual, una a una, para después procesarlas bajo microscopia y colocarlas en la zona despoblada de cabello. Se puede decir que se realizan pequeños ‘bocados’, a partir de los cuales consigue extraer una unidad folicular.

Una de las grandes ventajas de esta técnica es que no quedan cicatrices de ningún tipo ya que no existen incisiones visibles ni cortes, solamente pequeños puntos que tras su cicatrización desaparecen. En pocas semanas, los cabellos que quedan en la zona donante cubrirán por completo la zona y cualquier marca que pudiera permanecer será totalmente imperceptible.

¿Hay que cortarse el pelo antes del injerto capilar?

En la mayoría de los casos se pide al paciente que acuda a la primera consulta sin haberse cortado el cabello, simplemente con el corte que lleven normalmente, con el propósito de que el cirujano capilar de su elección pueda evaluar tanto el pelo existente como el nivel de cobertura que este ofrece según el tipo de pelo.

De cara a la cirugía, será el especialista quien recomiende la mejor forma de proceder en cada caso y en función de la técnica seleccionada.

En algunas circunstancias puede ser necesario cortarse el pelo antes de un injerto capilar.

En algunas circunstancias puede ser necesario cortarse el pelo antes de un injerto capilar.

Con la técnica FUSS o de la tira

Cuando el injerto capilar se realiza con la técnica FUSS , también conocida como técnica de la tira, no es necesario rasurar, sino simplemente recortar un poco el cabello con una tijera en la zona donante (parte occipital o lateral de la cabeza, aunque pueden ser otras áreas), para hacer la incisión y la posterior sutura, tras la cual quedará una cicatriz muy pequeña que estéticamente es invisible al ojo humano.

Con la técnica FUE

Distinto procedimiento requiere el trasplante mediante la técnica FUE, donde sí va a ser preciso el rasurado prácticamente total de la cabeza, al menos de la zona donante. 

De esta manera se conseguirá cada folículo adecuadamente, mediante una herramienta especial. Así se podrá visualizar, seleccionar y extraer bien las unidades foliculares que se van a implantar.

En concreto, en algunos casos el cirujano rasura la zona donante, luego aísla el cabello que quiere extraer y con la ayuda de una herramienta especial produce una mínima incisión alrededor del folículo. El proceso se repite varias veces y después, con la ayuda de una pinza, extrae las unidades foliculares que serán implantadas.

Al terminar de retirar los folículos del área donante, el cirujano produce cientos de incisiones (más pequeñas que el tamaño de la cabeza de un alfiler) en la zona receptora donde se implantarán cada una de las unidades foliculares.

En definitiva, para este tratamiento quirúrgico si es necesario cortarse el pelo antes del injerto capilar, aunque normalmente lo hará el cirujano antes de la intervención.

Con la técnica FUSS no es necesario raparse el pelo antes del microinjerto capilar.

Con la técnica FUSS no es necesario raparse el pelo antes del microinjerto capilar.

Alternativas al rasurado completo

Para intentar disminuir el cambio radical de imagen que supone el cortar o rasurar el cabello, especialmente para las mujeres, hay varias alternativas que pueden ser tenidas en cuenta y que, según lo largo que se tenga el pelo, permiten que el rasurado no sea total, sino parcial o incluso local (por cortinillas). Conviene conocer esta posibilidad para poder consultar con el cirujano y valorar, junto a este, la efectividad de cada método para cada situación particular.

Técnica DHI

Esta es la opción más recomendada para el injerto de pelo en mujeres, ya que solo se corta una pequeña parte del pelo de la zona donante. Así, en los días siguientes al trasplante no se notará que ha pasado algo en la cabeza de la paciente. Además, esta técnica permite una cicatrización rápida.

Cortinillas

En ciertos casos es posible realizarse un rasurado parcial.

En ciertos casos es posible realizarse un rasurado parcial.

En este sentido, para aquellos pacientes (hombres y mujeres) que no quieran rasurarse por completo la cabeza, también se puede optar por cortar el pelo antes del injerto capilar únicamente en algunas partes, dejando pequeñas cortinillas que servirán para disimular.

Rasurado parcial

Otra manera de cortarse el pelo antes del injerto capilar consiste en practicar un rasurado parcial, rapan la parte lateral y posterior de la cabeza, de las que se cogerán los folículos pilosos, dejando el resto del cuero cabelludo con el mismo aspecto. Esto permitirá igualar el corte de pelo trascurridos unos días, con lo que el cambio de imagen no es tan radical como con el rasurado total.



No obstante, cabe precisar que estas alternativas presentan algunas limitaciones, ya que, al ser la zona donante más reducida, las receptoras también tendrán que ser por fuerza más pequeñas.

Resultados del injerto de pelo

Al margen de esta consideración y más allá de si se requiere o no cortar el pelo antes del trasplante capilar, en cuanto a resultados, ninguna de las dos técnicas (FUE y FUSS) es mejor que la otra.

Ambas ofrecen los mismos resultados estéticos, garantizando una solución permanente y natural, pero cada una tienen sus ventajas e inconvenientes, así como sus requisitos, limitaciones, indicaciones específicas y un perfil concreto en cada paciente para determinar si se es buena candidata.

Sea cual sea la técnica capilar a la que se vaya a someter una paciente, esta debe saber que las complicaciones o los riesgos son mínimos y muy poco frecuentes, y que las intervenciones son llevadas a cabo por personal médico altamente cualificado y entrenado, con años de experiencia.

BonoMédico te ofrece los mejores especialistas en injerto capilar en Málaga, Barcelona, Madrid, Sevilla, Palma de Mallorca o Valencia, entre otras ciudades. Al mejor precio y con facilidades de pago.

Más información sobre la conveniencia de cortarse el pelo antes de un implante capilar en este vídeo:

  • Artículo escrito por:
  • Doctor Francisco Javier Ruiz Solanes
  • Licenciado en 1989 en Medicina y Cirugía por Universidad de Málaga (UMA)
  • Colegiado 6.024 del Colegio de Médicos de Málaga
  • Director Médico Grupo BonoMedico

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *