BonomédicoBlogTratamientos capilaresInjerto capilarTratamiento con células madre para la alopecia o caída del pelo

Tratamiento con células madre para la alopecia o caída del pelo


1 comentario
Publicado en Injerto capilar

El campo de la investigación con células madre es inmenso y, conforme la ciencia avanza en este ámbito, se van descubriendo nuevas y diversas aplicaciones médicas. Son numerosas las enfermedades que hoy en día se pueden tratar a partir de células madre, y las posibilidades que estas pueden ofrecer de cara al futuro son esperanzadoras en infinitas áreas relacionadas con la salud. La alopecia es uno de estos problemas que preocupa a muchos, tanto hombres como mujeres, que podrían encontrar en la terapia con células madre una solución. Hay estudios que han probado la eficacia de estos tratamientos con células madre contra la alopecia para generar nuevo pelo en aquellas personas que lo han perdido, y que, según los investigadores, suponen el primer paso para desarrollar un procedimiento basado en células madre con el que tratar la calvicie.

Los tratamientos con células madre están dando resultados esperanzadores contra la alopecia

Los tratamientos con células madre están dando resultados esperanzadores contra la alopecia

Cada día se pierden entre 50 y 100 cabellos, la calvicie es básicamente un problema de no sustitución de ese pelo que se cae. Aunque los más afectados son los hombres, no hay que olvidar que en torno a un 30% de mujeres suele tener problemas de densidad capilar. Además, en ellas, el trauma psicológico de perder cabello es bastante mayor, dado que los estándares de belleza femeninos incluyen una abundante melena, brillante y bien cuidada.

Para ambos sexos existen hoy en día técnicas de injerto capilar que ayudan a resolver el problema de la alopecia, y que consisten, a grandes rasgos, en un autotrasplante de pelo del propio paciente. Estos métodos, que son más eficaces en los hombres, garantizan que el pelo no volverá a sufrir los efectos de la calvicie, puesto que los cabellos implantados se obtienen de las zonas de la cabeza (occipital y lateral) en las que, los folículos pilosos están programados genéticamente para continuar creciendo. Sin embargo, un posible tratamiento con células madre podría aumentar las garantías de éxito, sobre todo en aquellos pacientes en los que la alopecia presente un carácter homogéneo.

Es habitual que al acudir a la consulta del especialista, los pacientes pregunten por la posibilidad de usar las células madre para el tratamiento de la alopecia. Ante esto, los usuarios deben saber que en los últimos años se han conseguido, en el campo de la investigación, importantes logros en este sentido, habiéndose obtenido resultados positivos en pruebas con roedores. Dicho esto, es imprescindible subrayar que su aplicación en personas aún no está autorizada, y que se encuentra en fase de experimentación.

¿Qué son las células madre?

Las células madre son aquéllas derivadas de embriones humanos o de tejido fetal humano, y que tienen la capacidad de convertirse en cualquier otro tipo de célula del organismo, adoptando su forma y funciones. Esto quiere decir que no todas provienen del embrión temprano, sino que el organismo contiene células madre a lo largo de toda la vida de las personas. Al respecto, por un lado, cabe explicar que se trata de células no especializadas que se renuevan de forma ilimitada, y por otro, que dadas sus características especiales, bajo determinadas circunstancias experimentales o fisiológicas se las puede inducir a transformarse en células con funciones específicas. Es por ello por lo que están en el origen del resto de las células, y también sirven para regenerar tejidos y órganos del cuerpo.

Se puede diferenciar entre tres tipos de células madre:

  • las embrionarias (aquellas que se cultivan en el laboratorio y que provienen de embriones tempranos),
  • las adultas o específicas de tejido (que se encuentran en el organismo durante toda la vida), y
  • las pluripotentes inducidas, también llamadas reprogramadas (son similares a las células madre embrionarias, pero provienen de células adultas especializadas y se convierten en células madre de este tipo mediante una innovadora técnica).

Son estas últimas las que han venido a contribuir a un gran logro en el campo de la investigación con células madre. La generación de células madre pluripotentes inducidas tiene grandes implicaciones en el tratamiento de enfermedades y, por ejemplo, podrían ser generadas a partir de células de la piel de pacientes, para después poder tratar una patología, e incluso reducir el riesgo de rechazo en un trasplante. En cuanto al problema de alopecia, estudios recientes han descubierto cómo estas células podrían ser programadas para que provocaran el crecimiento del cabello.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

¿En qué consistiría el tratamiento con células madre para la alopecia?

Genéticamente, un folículo está formado por células epiteliales y por células de papila dérmica, de modo que cuando a una persona se le cae el pelo, pierde de ambos tipos. Pues bien, en primer lugar cabe mencionar que se han llevado a cabo algunos estudios que prueban que a partir de la producción de cantidades medibles de células madre epiteliales (que tienen aplicaciones en la cicatrización de heridas y la cosmética, por ejemplo) se sería capaz de regenerar el cabello.

Con las células madre ya no se dependería de la disponibilidad de folículos pilosos

Con las células madre ya no se dependería de la disponibilidad de folículos pilosos

Pero además, hay otras investigaciones que recientemente han comprobado que son las células de papila dérmica las responsables de la regulación del ciclo capilar. En el último caso, el más reciente, hasta el momento estas no se habían podido emplear para los tratamientos capilares por la dificultad de obtenerlas en las cantidades necesarias y, además, porque pierden rápidamente su capacidad para inducir la formación del folículo a través de técnicas de cultivo.

Sin embargo, los investigadores han conseguido averiguar que existen ciertas células madre a las que se puede ‘entrenar’ para que se comporten como las de la papila dérmica, de manera que a través de ellas se conseguiría hacer crecer el pelo en aquellas zonas en las células del folículo piloso han muerto a causa de la alopecia. Se trata de las células madre pluripotentes humanas (iPS), con las que se podría provocar el crecimiento del cabello, animándolas a transformarse en las de papila dérmica. 

Esta técnica, que ya ha sido probada con éxito en roedores, está siendo experimentada para su aplicación en humanos y cada vez más aplicada, así que de obtenerse los mismos resultados, supondría una notable mejora frente a los métodos que actualmente se utilizan para tratar la alopecia. En este sentido, con respecto al injerto capilar, una terapia quirúrgica con absolutas garantías de éxito en la que se le trasplanta al paciente las unidades foliculares de una parte de la cabeza no afectada por la calvicie, a la zona despoblada, la principal ventaja del tratamiento con células madre es que el procedimiento no se vería limitado por la disponibilidad de folículos pilosos sanos.

Asimismo, hay otros investigadores que han conseguido la regeneración folicular en áreas con alopecia androgenética, mediante el uso de células madre de los folículos, partiendo de la premisa de que estas son diferentes según la zona de la cabeza en la que se encuentran y de que las diferencias se mantienen incluso si se trasladan. De esta manera, se podrían extraer las células madre de los folículos que son más resistentes a la acción de los andrógenos (la parte occipital) para inyectarlas en las áreas alopécicas, con la idea de que generaran nuevos folículos.

Ventajas de esta técnica

La principal de las ventajas que presentaría la utilización de las células madre para frenar la calvicie es que, como se ha

La alopecia femenina sería muy beneficiada por el tratamiento con células madre

La alopecia femenina sería muy beneficiada por el tratamiento con células madre

dicho antes, el tratamiento no se vería limitado por la disponibilidad de folículos pilosos sanos. Esto sería esperanzador especialmente para las mujeres, en quienes habitualmente es más complicado realizar un trasplante capilar con éxito, dado las características particulares de la alopecia femenina (no focalizada sino distribuida por todo el cuero cabelludo).

Así, pese a que el injerto capilar es una terapia quirúrgica con absolutas garantías de éxito en la que se le trasplanta al paciente los folículos pilosos de una parte de la cabeza no afectada por la calvicie, al área despoblada, la aplicación de células madre sería un gran avance, al dejar de ser necesario contar con folículos sanos para colocarlos en las zonas dañadas. Por otro lado, el tratamiento permitiría tantas sesiones como el paciente requiera, ya que existiría una reserva de células para futuras sesiones, sin depender de la extensión de la zona donante. 

No obstante, hay que dejar claro que todo lo anterior se refiere a estudios científicos, y que  hoy por hoy aún son procedimientos en fase experimental. Es decir, por el momento, el uso de las células madre para la regeneración cutánea o del folículo piloso está en una etapa inicial de su desarrollo. Eso sí, la existencia y el avance de tales investigaciones son buenas noticias para quienes ven cómo se acelera la caída de su cabello.

Tratamientos actuales de injerto capilar

Puesto que la aplicación de las células madre para tratar la alopecia aún está en fase inicial, cabe señalar que los tratamientos que actualmente se aplican son los injertos capilares. Estos se definen como una redistribución de forma sistemática y artística de numerosos folículos pilosos que se lleva a cabo mediante la colocación de micro injertos de unidades foliculares formadas por grupos de uno, dos, tres y, en algunos casos, cuatro folículos pilosos. Estos se preparan cuidadosamente con la ayuda de un microscopio de alta resolución y después son introducidos o injertados en las zonas calvas o con poco pelo, que son conocidas como receptoras. Al ser un autotrasplante, en el que el paciente actúa como su propio donante, las posibilidades de que se produzca un rechazo son inexistentes.

El tratamiento con células madre supone un gran avance contra la alopecia

El tratamiento con células madre supone un gran avance contra la alopecia

La técnica con la que se extrae, se prepara y se traslada el cabello a la zona receptiva permite conservar sus características genéticas. En líneas generales, la intervención de injerto capilar consiste en extraer el pelo junto con su folículo piloso y con el tejido circundante, de forma que cada uno de los cabellos se cogen con la piel que los rodea, lo que permite la supervivencia de los mismos y el éxito del trasplante. Por ello, después de ser sometido a un injerto, el paciente en ningún momento volverá a sufrir de problema de calvicie, puesto que en su nueva ubicación, el cabello retendrá su información genética de origen y continuará creciendo con las mismas características que en su anterior posición.



Cabe subrayar que el nuevo cabello tendrá la misma vida útil que el de la zona de la que ha sido extraído, por lo que, en circunstancias normales, el pelo injertado no se cae. No obstante, si después del injerto el paciente percibe que sigue perdiendo cabello, no debe preocuparse ni alarmarse, puesto que es algo que entra dentro de lo habitual. Así, es importante saber que no es raro que en los primeros días o semanas después de la intervención, el cabello trasplantado se caiga y se renueve fisiológicamente, como respuesta al trauma quirúrgico al que se ha sometido a esa zona durante la extracción, la preparación y el posterior injerto. Si el tratamiento se practica de manera adecuada, por cirujanos capilares especialistas y con experiencia, casi el cien de las unidades foliculares que se trasplantan sobreviven tras la operación. 

Por último, hay que recordar que el injerto de pelo no es una posibilidad solo al alcance de los hombres, sino también de las mujeres, en quienes el trasplante será más eficaz cuando la caída sea de origen androgenético y en una fase no muy avanzada. Sin embargo, en primer lugar, hay que advertir de que no todas las mujeres son candidatas idóneas para un tratamiento de injerto capilar, mientras que la mayoría de los hombres sí lo son, salvo casos de alopecias muy avanzadas. 

Hay estudios que cifran entre un tres y un cinco por ciento el porcentaje de mujeres que pueden beneficiarse de alguna de estas técnicas, obteniendo resultados óptimos. Entre quienes podrían ser buenas candidatas, están las mujeres con pérdida de cabello debido a la alopecia por tracción; las que tienen cicatrices debido a operaciones quirúrgicas y zonas con puntos de sutura; los casos en los que el patrón de caída es masculino, es decir, el cabello se cae en zonas localizadas y no de manera difusa, o cuando la línea frontal tiene una recesión hacia atrás similar al caso de los hombres; y en los casos en que la pérdida de cabello se debe a quemaduras, accidentes, traumas… 

Lo recomendable para establecer el mejor criterio terapéutico es acudir a un buen cirujano capilar, que estudie el caso, la afectación de la alopecia y el grado de evolución, y que sea este quien valore la posibilidad de iniciar un tratamiento dentro de las diferentes opciones que la Medicina ofrece en este campo.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

Si quieres más información sobre todo lo relacionado con los tratamientos contra la alopecia y los diferentes tipos de microinjertos capilares, pincha en este vídeo:

  • Artículo escrito por:
  • Doctor Francisco Javier Ruiz Solanes
  • Licenciado en 1989 en Medicina y Cirugía por Universidad de Málaga (UMA)
  • Colegiado 6.024 del Colegio de Médicos de Málaga
  • Director Médico Grupo BonoMedico

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

1 comentario

  1. Patricio Alvarez

    Buenas noches ,el costo de ltransplante de celulas madres en Guayaquil-Ecuador de cuanto es….? y se puede diferir dicho pago……?
    Adicionalmente una vez hecho el transplante de las celulas madres ya no es necesario volverlo hacer…..?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *