BonomédicoBlogMamoplastia¿Qué es la mastopexia?¿Se pierde sensibilidad en los senos por la mastopexia?

¿Se pierde sensibilidad en los senos por la mastopexia?


2 comentarios
Publicado en Mamoplastia

La mastopexia es una cirugía estética y, como todas las operaciones quirúrgicas, conlleva algunos posibles efectos secundarios como puedan ser la pérdida de la sensibilidad de los senos tras la mastopexia. Si bien, esto sucede en raras ocasiones y suele ser un efecto temporal, de modo que no perdurará para siempre.

Lo normal es que después de la mastopexia, la paciente pierda parte de la sensibilidad en los pezones,  y que la vaya recuperando cuando pasen unas semanas o meses. Aunque hay personas que tardan más tiempo en recuperase.

Todo dependerá, en gran parte, del tipo de mastopexia que se realice, pues cuanto más se reduzca el tamaño del pecho y más ptosis mamaria (caída) haya, más probabilidad existen de perder la sensibilidad de las mamas.

¿Por qué se pierde esta sensiblidad tras la mastopexia?

Para responder a esta pregunta es necesario detallar en qué consiste la operación de mastopexia y cuántas técnicas hay para poder elevar los senos. Probablemente este tipo de cirugía es, dentro de las operaciones de estética, una de la más complicadas para el cirujano plástico.

Uno de los miedos de las pacientes es perder la sensibilidad en los senos tras una mastopexia.

Uno de los miedos de las pacientes es perder la sensibilidad en los senos tras una mastopexia.

Esto es así porque es difícil cubrir al completo las expectativas de la paciente, no solo por las cicatrices resultantes (aunque mejoren con el tiempo y sean disimulables) sino porque gran parte de las pacientes son mujeres que han tenido hijos o han perdido mucho peso y que tienen las mamas caídas. Esto hace que la glándula de la mama se atrofie y la piel no se retraiga lo suficiente, quedando con un aspecto vacío.

Las mujeres quieren recuperar su pecho de antaño, aunque esto sea posible al cien por cien. Por eso, el cirujano deberá explicar qué pecho tiene y qué puede conseguirse con las técnicas quirúrgicas actuales.

Tipos de mastopexia

Estas pacientes pueden presentar distintos niveles de caída mamaria, teniendo en cuenta la posición del pezón respecto al surco y la cantidad de glándula mamaria que quede por debajo. Según el problema a resolver, existen diferentes tipos de cirugías de mastopexia.

Leve o grado I

Aunque el pezón esté bien situado y la mama solo esté vacía con un ligero exceso en el polo inferior (pseudoptosis), el aspecto del pecho no es del todo bonito. En este caso no sería necesaria la mastopexia, pues se conseguiría elevar tan solo poniendo implantes mamarios.

En estos casos, algunos cirujanos aconsejan el uso de prótesis anatómicas para levantar lo más posible el complejo areola-pezón, porque la prótesis redondas podrían producir un doble contorno a medio plazo.

Media o Grado II

La areola y el pezón están en el surco submamario sin superarlo. Cuando el pezón ha caído y está por debajo del surco mamario hay que recolocarlo y subirlo quitando piel. Por tanto, no bastará con poner las prótesis mamarias pues lo único que se conseguiría con esto serían unos pechos más grandes, pero igualmente caídos.

Mayor o Grado III

La areola pezón están hacia abajo totalmente. Para poder mejorar estos grados de caída, se puede hacer de varias formas:



Existen diferentes tipos de mastopexia, según el problema inicial y el pecho que se desea obtener.

Existen diferentes tipos de mastopexia, según el problema inicial y el pecho que se desea obtener.

  • Ajustando la piel de la zona de la areola, lo que se conoce como mastopexia periareolar.
  • Quitando la piel de la areola y de la zona inferior de la mama. En este caso, quedaría la cicatriz de la areola y otra vertical hasta el surco mamario. También podría hacerse otra con forma de T invertida.

Ambas opciones tienes su pros y sus contras. Para caídas mamarias media y grave es mejor realizar la mastopexia vertical o en T, pues así el cirujano puede ajustar mucho mejor la piel que sobre y remodelar mejor la forma de la mama que quería con aspecto cónico y con mejor relleno en la parte superior.

Ventajas y desventajas de la mastopexia periareolar

Ahora expondremos las ventajas y desventajas de los distintos tipos de mastopexia existentes.

La mastopexia periareolar, indicada para caídas o ptosis mamarias de grado I y II cuenta con la gran ventaja de ser efectiva y dejar poca cicatriz. Además de estar indicada en pacientes con poca caída de mamas y no muy grandes y en personas que no quieren cicatriz en la mama y aceptar el tipo de cicatriz periareolar.

No obstante, el mayor problema de esta técnica es que al quitar piel de la zona colindante de la areola, el cirujano debe tensar la piel de alrededor de la misma, cosiendo un círculo grande sobre otro más pequeño. Esto obliga al cirujano a fruncir la piel y que queden arrugas alrededor de la areola (como si fuera un sol con rayos). Esto da un resultado poco estético al inicio. Una de las desventajas de la mastopexia es la posible pérdida de sensibilidad en los senos.

Sin embargo, las arrugas desaparecerán a medida que pase el tiempo pero la areola estará más extensa. De tal forma, que si antes de la mastopexia la paciente tenía una areola de entre 3 y 4 cm de diámetro, después de unos meses de la operación esta tendría un tamaño de entre 5 y 6 cm.

La posible pérdida de sensibilidad en los senos tras la mastopexia es uno de los riesgos de esta cirugía.

La posible pérdida de sensibilidad en los senos tras la mastopexia es uno de los riesgos de esta cirugía.

Esta evolución no la pueden controlar los cirujanos y supone uno de los mayores problemas que presenta este método: una areola distendida más ensanchada y discrómica de lo normal, así como el hecho de que las dos areolas puedan quedar distintas entre sí. Esto haría que la paciente tuviera que retocarse la cicatriz de la mastopexia periareolar en algunos casos.

Pues otra de las desventajas de esta técnica es que al tensar la mama desde la areola se achata y redondea. Si se utilizara prótesis anatómicas de gel cohesivo se podría quedar una mama con forma más cónica aunque la tensión periareolar le quitará algo de esa proyección.

Ventajas y desventajas de la mastopexia vertical o en T

Tanto la mastopexia con cicatriz vertical como la de en T están indicadas en pacientes con muchas caída y poco volumen de mamas. El resultado de ambas técnicas es muy bueno pues con ella se consigue un pecho con forma cónica y más proyección.

En ambas se inserta además un pequeño implante para que le dé firmeza y rellene el polo superior lo que da un resultado muy estético. La mayor desventaja en los dos casos es que deja una cicatriz mayor que en el caso anterior. Aunque con el tiempo se hará menos perceptible y se verá menos.

En el caso de la mastopexia mamaria con cicatriz vertical dejará como su nombre indica una cicatriz alrededor de la areola que se desplazará verticalmente, pero no dejará cicatriz alguna en el pliegue mamario inferior. Esto supone una mayor ventaja que la mastopexia en forma de T invertida aunque el inconveniente es que no sirve cuando se trata de elevar pechos grandes.

Cuando hablamos de mastopexia con cicatriz en T invertida o ancha nos encontramos ante el tipo más tradicional de reducción de senos que utiliza un corte de tipo ancha, también denominado T invertida que va desde alrededor de la areola, siguiendo verticalmente hacia abajo y luego horizontalmente por el pliegue del seno. Como dijimos antes esto dará como consecuencia una cicatriz mayor aunque mejores resultados en la forma y proyección de las mamas.

La evolución de ambas mastopexias será distinto pues en la mastopexia vertical se tarda más en verse el surco inframamario por la inflamación mientras que en la mastopexia realizada con T invertida el resultado es más rápido porque el surco se realiza con la propia cicatriz horizontal.

La mayoría de las pacientes que pierden la sensibilidad en el pecho tras la mastopexia, la recuperan progresivamente.

La mayoría de las pacientes que pierden la sensibilidad en el pecho tras la mastopexia, la recuperan progresivamente.

En cualquier caso, la apreciación más rápida del resultado final vendrá determinada por la técnica empleada pues en el caso de la mastopexia vertical se tarda más en señalar el surco inframamario que en la de T invertida. Es posible que la paciente no tenga sensibilidad en la zona al principio, pero en la mayoría de los casos la mujer recupera la sensibilidad en los senos tras la mastopexia.

Mastopexia con aumento mamario y mastopexia con reducción mamaria

La mastopexia es un tipo de cirugía que tiende a disminuir el volumen mamario para poder elevarlo, por ello, la mayor parte de las técnicas antes comentadas requieren ser combinadas con la colocación de implantes para dar mejores resultados. No obstante, también hay mujeres que se realizan al mismo tiempo una mastopexia con reducción mamaria. Son pacientes que sufren hipertrofia mamaria, que es una afección que se da cuando existe un volumen de senos superior al normal.

Se trata de un problema que surge durante el desarrollo y que hace que la piel de las mujeres con este problema se agriete haciendo que aparezcan estrías.

Cuando la mujer es adulta, la hipertrofia hace que las mamas se vuelvan:

  • Grandes.
  • Duras.
  • Poco elásticas.
  • Con mala vasculación.

En este caso, el cirujano mejorará el aspecto de los senos grandes y caídos elevando la areola y el pezón y reduciendo el tamaño de la mama para que tenga un volumen y turgencia lo mejor posible, dejando también las cicatrices que queden disimuladas. La elección del tipo de mastopexia (normalmente vertical o en forma de T) dependerá de la altura del pezón, dónde se coloque y la separación de una mama y otra en el centro.

En conclusión, la sensibilidad de los senos después de la elevación de pecho no tiene por qué perderse, independientemente del tipo de mastopexia que se realice, aunque es un efecto secundario que puede darse de forma eventual (durante un tiempo) y solo, en casos muy contados, para siempre.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

2 comentarios

  1. Sally

    Hola todos… quiero contar que luego de haberme practicado una mamopexia hace tres meses, no perdí sensibilidad, por el contrario… es rarísimo siento mucho más y mejor mis pezones. Se contraen y se relajan muy bien y experimento mayor sensibilidad. Si hay un médico en este chat me guataría saber, si eso es temporal y debido a que es relativamente reciente, si se debe a otros factores que deba averiguar, si es posible q suceda tras esta cirugía… o definitivamente estoy equivocada al asociar este aumento de sensibilidad con la mamopexia. Gracias

    1. Sandy

      Hola Sally, a mi tambien me operaron de Mastopexia hace poco, y la verdad, tenia los senos tan caidos que antes no sentia casi nada, y ahora con el frio, o con cualquier cosa tengo demasiada sencibilidad, osea super!! me encanta, mejora mi vida sexual; por otro lado, fue una cirugia mucho mas facil de lo que imagine, tenia mucho miedo antes de realizarmela, me encantaron mis resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *