Aumento de pecho


Comentar
Publicado en Cirugía plástica, Mamoplastia

Financiado por Banco Santander ¿Sabías que financiamos tu intervención desde 60 €/mes? Consulta tu cuota

La cirugía de aumento de pecho es una intervención sencilla que se practica con el objeto de mejorar el aspecto de los senos de la mujer. Es una de las operaciones de cirugía estética más comunes a las que se someten las mujeres, junto a la liposucción. De hecho, parece no verse afectada por la crisis económica, ya que la demanda de este tipo de operación de cirugía estética se ha visto incrementada en los últimos años.

Sin duda, las recomendaciones de las mujeres sometidas a este tipo de intervenciones ha sido el mejor aval para el incremento su demanda. El pecho es una parte esencial del cuerpo de la mujer y, con carácter general, se buscan senos proporcionados y que resulten naturales, y en este sentido este tipo de intervenciones acaban respondiendo a esas expectativas.

Debemos tener en cuenta que con el paso de los años se ha avanzado mucho en este tipo de intervenciones, ya que las mismas son más seguras y los implantes de una mayor calidad evitando riesgos de fugas y permitiendo un desarrollo natural de las mamas.

Así, el aumento senos es una intervención quirúrgica que tiene como objetivo mejorar la apariencia externa del pecho, tanto en su forma como en su tamaño, en aquellos casos en los que la paciente lo considera necesario. Algunas de las razones que empujan a las mujeres a realizarse una mamoplastia de este tipo son las siguientes:

  • Su pecho es pequeño.
  • El volumen y forma de las mamas ha cambiado tras un embarazo, la lactancia o grandes pérdidas de peso.
  • Corregir asimetrías importantes.
  • Pacientes que tienen que reconstruir su pecho después de alguna enfermedad, como los casos de cáncer de mama. 

Candidatas al aumento de senos

Cualquier mujer con buen estado de salud puede realizarse un aumento de senos.

Cualquier mujer con buen estado de salud puede realizarse un aumento de senos.

Con esta intervención se pueden incrementar varias tallas de sujetador, mediante la introducción de implantes o prótesis. De esta forma, se realza el pecho, consiguiendo una evidente mejora estética que beneficia a todo el contorno del cuerpo.

Es muy importante que la paciente que desea realizarse una mamoplastia de aumento presente buen estado de salud, pero además, la candidata al aumento de pecho tiene que ser una persona madura y tener unas expectativas realistas, en función de sus necesidades verdaderas y más allá de modas o tendencias pasajeras.

Es decir, debe comprender que cuál será el resultado final de la operación, sin pretender alcanzar una perfección imposible. Asimismo, tiene que comprometerse a seguir todos los consejos del cirujano para evitar riesgos.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

¿Cómo se hace la operación de aumento de senos?

A través de esta intervención, el cirujano realiza una pequeña incisión con el objeto de introducir la prótesis. Dicha incisión es pequeña y corta, por lo que la cicatriz resulta en la mayoría de los casos invisible. La incisión se realiza, dependiendo de diversos factores, debajo de las mamas, en las axilas o alrededor de los pezones.


Widget not in any sidebars

En la consulta previa, el cirujano de acuerdo con la paciente, decidirá cuál es la prótesis más indicada para conseguir los resultados deseados en cada caso concreto, atendiendo a la forma de los pechos, el tipo de piel o las dimensiones del tórax.

La operación de aumento de mamas de realiza con anestesia general y normalmente tienen un tiempo mínimo de hospitalización, que suele ser de una noche.

Los implantes o prótesis

Las prótesis mamarias, si bien mejoran el aspecto de los senos, no se utilizan para levantar el busto, sino para aumentar el volumen. Si se desea levantar unos senos caídos, debe recurrirse a la mastopexia o levantamiento de senos, salvo que el grado de caída sea pequeño, en cuyo caso el implante sí puede emplearse para elevar el pecho.



Por otro lado, hay que decir que los implantes no tienen una fecha de caducidad que obligue a cambiarlos en un momento concreto, no obstante, lo normal es que estos se vayan desgastando con el paso del tiempo. Por este motivo, es necesario ir revisándolos para ver su evolución, su estado y el posible nivel de desgaste. En la actualidad, todas las prótesis utilizadas en el aumento de pecho son de la máxima calidad y ofrecen todas las garantías de seguridad.

Existen diversos tipos de prótesis o implantes para el aumento de pecho.

Existen diversos tipos de prótesis o implantes para el aumento de pecho.

La hipotética rotura de un implante de pecho puede deberse a un trauma o a un golpe brusco. Como se ha dicho antes, la calidad de las prótesis ha evolucionado de tal forma que se fabrican con capas muy resistentes que hace muy infrecuentes la rotura. De ocurrir, habría que planificar su reemplazo, sin miedo a que lo sucedido pueda afectar negativamente al organismo. En cualquier caso muchos fabricantes ofrecen una garantía sin límite temporal en caso de rotura de las prótesis.

Respecto a si los implantes afectan a la futura lactancia materna, cabe comentar que no se ha demostrado algún tipo de efecto negativo para pudiera afectar a esta capacidad. Lo que sí resulta aconsejable, es dejar pasar los meses que el cirujano considere adecuado antes de quedarse embarazada, con el objeto de conseguir una buena cicatrización.

Por último, también hay que subrayar que las prótesis no impiden realizar mamografías y que, por supuesto, no está científicamente probado que aumentan el riesgo de padecer cáncer de mama.

La anestesia

La operación de aumento de pecho o senos se lleva a cabo en un quirófano a nivel hospitalario. Necesita ingreso para la intervención, y en algunos casos la paciente se quedará ingresada una noche. Esta intervención requiere normalmente el uso de anestesia general, para que el cirujano pueda abordar la cirugía con mayor seguridad. En algunas ocasiones, se puede aplicar anestesia local y sedación. El empleo de una u otra dependerá de cada caso y del estudio que lleve a cabo el cirujano junto con el anestesista.

La anestesia local es una técnica en la que se inyecta vía subcutánea un anestésico alrededor de la mama. Como ventaja tiene que la paciente puede estar de alta tras finalizar la operación, por lo que no necesita ingreso.

Como inconveniente de la anestesia local está el hecho de que la paciente notará los pinchazos de la infiltración, y además puede suceder que no logre una anestesia adecuada, lo que llevaría a sufrir dolores durante la intervención.

En este caso se recurre a una sedación, y si es necesario que sea profunda por persistir los dolores, con lo que estaríamos ante una anestesia general, en cuyo caso ya no se puede dar el alta de forma inmediata. Además las complicaciones, en caso de que sucedan, son más frecuentes en las primeras 24 horas tras la operación, por lo que si la paciente está ingresada se puede actuar de forma más eficaz.

Beneficios del aumento de pecho o senos

La mejora estética es el resultado más visible de este tipo de mamoplastia, pero sus ventajas van más allá. Así, es importante destacar que el aumento de pecho tiene beneficios físicos y psíquicos, de los cuales los más importantes son estos:

  • Aumento de la autoestima y la confianza.
  • Mayor aceptación del propio cuerpo.
  • Mejora de las relaciones sociales.

En cuanto a los beneficios estéticos cabe destacar los siguientes:

  • Mejora de la figura con una mayor armonía.
  • Unas curvas más definidas.
  • Posibilidad de vestir prendas con escote, que antes de la cirugía no se podía.

Consejos para conseguir un buen resultado

Lo primero que debe hacer una mujer que desee aumentar el tamaño de su pecho es estudiar a fondo los motivos por los que quiere someterse a la cirugía, analizando los beneficios y los riesgos del aumento de senos, hasta concluir que sí merece la pena hacerlo. A partir de ahí, son varios los consejos que se pueden dar para conseguir el éxito de esta técnica:

  • Buscar otras opiniones y experiencias: Cuanta más información se obtenga sobre este tipo de cirugía, mejor.
  • Contactar con varios cirujanos plásticos, para decidirse por el que más confianza trasmita. Así se garantiza que la atención recibida será la mejor, ya que el especialista explicará las distintas técnicas posibles.
  • Atender a los consejos y recomendaciones del cirujano, ya que su experiencia ayudará a conseguir el mejor resultado. Por ejemplo, el especialista ayudará a elegir el tamaño adecuado de la prótesis, en función de las características físicas de la paciente.

Intervención quirúrgica de aumento de senos

Para el aumento de senos es necesario realizar una pequeña incisión desde la que se introduce la prótesis. La vía de abordaje varía en función de la paciente y según el criterio del cirujano, de esta forma, los implantes se pueden introducir:

  • Alrededor de la areola.
  • Bajo el pecho.
  • En algunas ocasiones se puede usar la vía axilar.

Normalmente la incisión se realiza en el surco submamario, por lo que la cicatriz resultante es prácticamente invisible. En el abordaje por la areola, la incisión se lleva a cabo en el borde inferior de la areola, y se disimula gracias al color natural de la areola. La decisión de usar una vía u otra depende de varios factores, como el tamaño de la mama, la pigmentación de la areola, la cicatrización y los deseos de la mujer.

Por la incisión se desplaza el tejido de la mama y se introduce la prótesis, que puede ponerse detrás de la glándula mamaria y por delante del músculo pectoral, o bien por detrás de dicho músculo, según cada caso. Se elige una localización u otra según el espesor y elasticidad de la piel mamaria, de la fuerza del músculo, de la actividad física que realice la paciente y del tamaño de la prótesis.

Para completar la intervención se introducen unos tubos de drenaje que se quitarán en unos días y se coloca un vendaje. La intervención suele durar entre 1 y 2 horas.

Colocación del implante mamario

(1) Pecho sin operar. (2) Pecho intervenido con un implante subglandular. (3) un pecho intervenido con implante submuscular.

Postoperatorio del aumento de mamas

Tras la operación es frecuente notar un cierto cansancio, y normalmente se puede volver a realizar una vida casi normal a las 24-48 horas. Para las molestias el cirujano suele prescribir antiinflamatorios y analgésicos, dado que las molestias suelen durar la primera semana.

Tras retirar el vendaje o los apósitos, se utilizará un sujetador especial para mantener los resultados del aumento de pecho. Este sostén se usará de día y de noche, durante el tiempo que indique el cirujano (normalmente unas tres semanas), quitándoselo solamente breves espacios de tiempo.

Sujetador postoperatorio

Tras la intervención, se aconseja utilizar un sujetador especial.

Posteriormente, entre los 7 y 14 días se quitan los puntos de sutura. La vuelta al trabajo será posible en pocos días, aunque esto puede variar en función del tipo de trabajo que se realice y de la actividad física que se realice en el mismo. No es conveniente levantar objetos por encima de la cabeza durante varias semanas.

Las cicatrices mejorarán progresivamente, hasta ser prácticamente invisibles. La realización de mamografías será conforme a las recomendaciones que existen en función de la edad de cada mujer, aunque se debe destacar la existencia de prótesis. Hay que recordar que el aumento de pecho no impide la lactancia en caso de embarazo, y que las prótesis no provocan en absoluto cáncer de mama.

Síntomas que pueden aparecer tras la operación

  • Dolor en la zona del esternón y en el costado.
  • Molestias en las mamas. Por ello se prescriben antiinflamatorios y analgésicos.
  • Puede presentarse un leve aumento de la temperatura corporal en las primeras horas.
  • Los tubos de drenaje pueden drenar sangre.
  • Leve sangrado o secreción sero-sanguinolenta a nivel de la cicatriz.
  • Presencia de un edema a nivel de las mamas, lo que aumenta el volumen de las mismas.

Consejos a tener en cuenta tras la intervención

  • No mojarse los pechos mientras se tenga el vendaje. Cuando se permita, ducharse con agua tibia y lavarse suavemente la herida con jabón y agua, secándola posteriormente con aire frío y colocando luego un esparadrapo.
  • Cuando se duerma o descanse, la cabeza debe estar ligeramente elevada, no se podrá dormir de lado ni boca abajo.
  • No levantar objetos pesados ni realizar actividades intensas con los brazos durante las tres primeras semanas.
  • También se recomienda evitar el sol en los pechos después del aumento de pecho, hasta que cicatricen bien las heridas. Después, hay que proteger la zona de los rayos solares.
Los primeros meses tras la intervención de aumento de pecho se recomienda evitar tomar el sol.

Los primeros meses tras la intervención de aumento de pecho se recomienda evitar tomar el sol.

 Precio del aumento de pecho o mama

Es uno de los factores decisivos en la elección del cirujano y una de las dudas más frecuentes de las pacientes. El precio de la cirugía de aumento de pecho depende de diversos factores y algunos de ellos son difícil de cuantificar monetariamente. Estos factores son:

Precio del aumento de senos o pecho.

Los honorarios del cirujano son el factor que más influyen en el precio del aumento de senos.

  • Honorarios del cirujano: Este es el mayor coste de la intervención y existen muy buenos cirujanos cuya diferencia de tarifas oscilan en más de un 200%. Con la actual crisis es posible acceder a magníficos especialistas a un coste muy razonable. BonoMédico selecciona los mejores especialistas a un precio a tu alcance.
  • Coste de contratación del quirófano: Otro apartado de coste elevado que varía en función del prestigio y las prestaciones que ofrezca el centro.
  • Tipo de implantes: Prácticamente todos los implantes autorizados en España son de una altísima calidad, con numerosos controles sanitarios y su precio depende en muchos casos más de la dificultad en su distribución que de su calidad.
  • Consultas previas y revisiones posteriores: La mayoría de los cirujanos las incluyen en el coste total de la intervención y son gratuitas.
  • Garantía del implante y seguros contratados: Suelen estar incluidos en el precio del implante.

Precio sin sorpresas con BonoMédico

Con BonoMédico se ofrece un precio cerrado para el aumento de pecho, sin sorpresas futuras. Solo tienes que reservar un bono para la operación que desees y llamarnos para concertar una cita con el cirujano. Si después decides no operarte, no pasa nada, porque la reserva de la consulta no te compromete a nada.

Riesgos del aumento de pecho

Toda intervención quirúrgica implica una serie de riesgos inherentes a la operación, a los que habrá que sumar aquellos que son específicos del aumento de senos. La mayoría de las mujeres no sufren ninguna complicación en el aumento de senos, de forma que los riesgos son excepcionales.

Los riesgos del aumento de mamas son poco frecuentes.

Los riesgos del aumento de mamas son poco frecuentes.

No obstante, las pacientes que decidan realizarse esta intervención deben comentarlas con su cirujano para una mejor información y comprensión del paso que van a realizar. Algunos de los posibles riesgos más frecuentes son los que se detallan a continuación.

Menor sensibilidad

En algunos casos tras el implante de la prótesis mamaria las pacientes advierten de falta de sensibilidad en el pezón y las mamas, con pérdida de las sensaciones de placer o dolor.

Esto varía según cada paciente y tiene consecuencias directas en la respuesta a la actividad sexual y en la futura habilidad para amamantar a un bebé. Esta falta de sensibilidad normalmente es pasajera y solo en unos pocos casos puede llegar a ser permanente.

Aparición de dolor después del postoperatorio

La intervención quirúrgica conlleva la existencia de un dolor moderado, cuya intensidad es variable en función de cada paciente. Los casos de dolor intenso pueden tener su origen en un tamaño excesivo de los implantes, la aparición de alguna contractura o la lesión de algún nervio dentro de la mama.

Riesgos con el implante

Posible rotura, desplazamientos o caída del implante, contractura capsular. La paciente que decide realizarse un aumento de pecho debe tener en cuenta que ningún implante dura eternamente, que se deterioran con el tiempo y que, en casos aislados, pueden llegar a romperse o sufrir una ruptura.

Las prótesis mamarias no dificultan la futura lactancia.

Las prótesis mamarias no dificultan la futura lactancia.

Deben conocer que en el futuro posiblemente necesitarán una nueva cirugía para reemplazar el implante. Los casos de rupturas suelen deberse al propio envejecimiento del implante, a golpes o traumatismo en la mama y su consecuencia principal es un cambio en la forma y tamaño del pecho. Si el implante es de tipo salino puede romperse/desinflarse y el líquido que expulsa, agua y sal, se absorbe por el cuerpo y en estos casos deben reemplazarse.

La contractura capsular tiene su causa en la cicatriz interna que se crea rodeando el implante, la cual puede contraerse alterando la apariencia del busto ya sea en una zona pequeña, a un lado o en ambos. Ante cualquier implante o cuerpo extraño nuestro cuerpo reacciona creando una capa o forro a su alrededor que se denomina cápsula cuya contractura provoca algunas alteraciones estéticas.

Arrugas e irregularidades en la piel

Las arrugas en el pecho es otro posible efecto adverso ya que en algunos casos llegan a ser muy visibles, especialmente cuando el tejido de los senos es excesivamente delgado.

Cicatrices

Toda operación de aumento de pecho conlleva necesariamente una incisión o corte para introducir el implante y en el lugar donde se realiza dicha incisión siempre queda una pequeña cicatriz. La visibilidad de la cicatriz tras el aumento de pecho es casi imperceptible si se realiza en el lugar adecuado.

Cicatrices imperceptibles

Las cicatrices serán casi imperceptibles después de la cirugía de aumento de mamas.

El riesgo de cicatrización disminuye al hacer la incisión para colocar el implante en lugares no visibles como la aureola (pezón), en la línea del busto (bajo el busto) o las axilas. Las cicatrices muy visibles son poco frecuentes y con una cirugía adicional poco invasiva pueden llegar a desaparecer completamente.

Como se puede comprobar en la imagen, la cicatriz resultante de la operación es prácticamente invisible. A la izquierda, incisión bajo el surco submamario. A la derecha, incisión en la areola.

Riesgos quirúrgicos de la operación

  • Sangrados: Aunque no es muy frecuente, en algunos casos se detectan sangrados o hemorragias después de la intervención de aumento de pecho o mama que necesitan un tratamiento específico para su eliminación.
  • Seromas: Que consisten en la acumulación de líquidos o fluidos de los tejidos en la zona que rodea al implante y que se eliminan con un drenaje adecuado.
  • Infección: Son muy poco frecuentes y en los casos que aparecen suele ser durante la recuperación. Se tratan con antibióticos y solo en casos extremos deben extraerse los implantes.

Mamografias tras el implante

No existe ninguna evidencia de que los implantes impidan detectar los casos de cáncer de mama. Solo se debe tener la precaución de advertir en el centro donde se va a realizar la mamografía de la existencia del implante y así el especialista podrá obtener sin mayores problemas las imágenes adecuadas.

Cuando se acude al centro debe advertirse en recepción de la existencia del aumento de pecho para que se la comuniquen al especialista.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

Lactancia con implantes de pecho

La mayoría de las mujeres con implantes de senos pueden amamantar sin problemas a sus bebés, ya que no se conocen riegos asociados a la lactancia materna en estas mujeres que se han sometido previamente a un aumento de pecho.

 
  • Artículo escrito por:
  • Doctor José Miguel Ingelmo Calvo

  • Licenciado en Medicina por la Universidad de Santander en 1984. Entre 1990 y 1994 realizó la formación de la Especialidad de Cirugía Plástica en el Hospital Regional Universitario Carlos Haya de Málaga, especialidad que viene ejerciendo desde 1995 hasta la actualidad.
  • doctoringelmo.es
  • También en Clínica Esbeltia

Financiado por Banco Santander ¿Sabías que financiamos tu intervención desde 60 €/mes? Consulta tu cuota

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *