BonomédicoBlogMamoplastia¿Qué es la mastopexia?Sujetador adecuado tras la mastopexia

Sujetador adecuado tras la mastopexia


Comentar
Publicado en Mamoplastia

La mastopexia es un tipo de cirugía que se realiza en las mamas para elevarlas y remodelarlas cuando han perdido su firmeza y se han caído por distintas causas (envejecimiento de la piel, embarazos, etc.). Como cualquier operación que afecte a los pechos, el postoperatorio requiere de unas medidas especiales. Una de ellas es la de llevar un sujetador adecuado tras la mastopexia, con el que se puedan garantizar los resultados de la intervención.

En la elevación de pecho, el cirujano extrae la piel que sobra y recoloca los senos en su posición natural. Los días posteriores a la cirugía de elevación de pechos, la mujer sentirá ciertas molestias en las mamas y los brazos. Para poder encontrarse bien tomará los medicamentos que le indique su cirujano (antibióticos contra las infecciones y calmantes contra el dolor).

Los cuatro primeros días después de la mastopexia son los más delicados, por lo que la paciente necesitará mucho reposo. Se aconseja intentar no mover los brazos demasiado, aunque pueda caminar por casa. Posteriormente podrá hacer vida prácticamente normal, pero continuará con molestias durante dos semanas. También y cuando le baje la regla después de la cirugía.

¿Cuánto tiempo habrá que usar un sujetador especial tras la mastopexia?

Al igual que con otros tipos de operaciones para mejorar el aspecto de las mamas, los vendajes se quitarán a los 2 o 3 días posteriores a la intervención. Tras la primera cura, la paciente podrá ducharse sin problemas, al no llevar vendajes, y después se limpiará las heridas con un desinfectante y gasas. En lugar del vendaje llevará un sujetador especial durante un mes incluso para dormir. Pasado este tiempo podrá utilizar sujetadores deportivos.

Usar un sujetador adecuado tras la mastopexia es fundamental para conservar los resultados de la intervención.

Usar un sujetador adecuado tras la mastopexia es fundamental para conservar los resultados.

Además, si la mastopexia se hizo con prótesis mamarias no se podrán llevar sujetadores con aro durante los dos meses siguientes a la operación, porque podría modificar la correcta cicatrización del nuevo surco haciendo que este descendiera.

A partir de la cuarta semana sí se podrá volver a llevar cualquier tipo de sujetador con aro, ya que el surco submamario estará cicatrizado por dentro. Estos sujetadores se utilizarán unas tres veces a la semana y después de dos meses de la operación ya se emplearán el tiempo que quiera.

El sujetador con mastopexia de reducción y aumento de mama

Hay varios tipos de mastopexia. Una distinción habitual es aquella que diferencia entre:

También hay mastopexia que no requieren nada más que la elevación mamaria. Por ello, el cirujano deberá tener en cuenta cómo están los senos después de la operación para aconsejarle llevar vendaje o un tipo de sujetador especial durante un tiempo. Puesto que cada caso requerirá de unos consejos específicos.

Mastopexia con reducción de mama

Para esta cirugía en la que además de la elevación el pecho se hace una reducción de mamas, se aconsejará el uso de sujetadores deportivos y sin aros para que actúen sobre la zona hinchada ejerciendo presión y disminuyendo la inflamación.

El cirujano establecerá el tiempo que debe llevar la paciente este sujetador, según vaya comprobando como va el proceso de curación y cicatrización de las heridas.

Mastopexia simple

El sujetador deportivo será la mejor opción también en este caso, pues además de sujetar muy bien la presión que ejerce sobre el pecho, hará que este se inflame menos. Así, la paciente llevará el sujetador día y noche hasta que el cirujano se lo indique y sus senos dejen de estar inflamados.



El sujetador deportivo es la mejor opción, al menos al inicio.

El sujetador deportivo es la mejor opción, al menos los primeros días de la recuperación.

Un sujetador adecuado ayuda a una buena recuperación

La elección de un sujetador adecuado será muy importante en la recuperación de una mastopexia. También es conveniente seguir las instrucciones del cirujano para acelerar el proceso de mejoría, aunque normalmente este tipo de operaciones están muy controladas y el postoperatorio no suele dar complicaciones.

No obstante, no hay que dejar de seguir ciertos consejos para evitar problemas a largo plazo después de la cirugía de elevación de pecho. De manera que, con independencia del tipo de mastopexia que se realice, se recomienda extremar los cuidados durante el postoperatorio. Algunos de los consejos médicos son los siguientes:

  • Llevar un sujetador especial durante las 24 horas del día y durante un mínimo de tiempo de un mes. La sujeción del pecho que se ha elevado asegurará los buenos resultados. Normalmente, tras la operación se colocan unos vendajes elásticos que protegen las heridas y que se suelen quitar unas semanas después. Cuando se quitan los puntos de sutura (a las tres semanas) de la cirugía de mastopexia también se pueden llevar los vendajes con el sujetador.
  • Vigilar la hinchazón de los senos, pues después de la operación tendrán un aspecto inflamado, sensible y dolorido. Esto es algo normal que irá remitiendo poco a poco, y puede prolongarse incluso durante 2 o 3 semanas. En lo referente a la sensibilidad del pecho esta volverá tras 3 o 5 semanas.
    Algunas mujeres necesitan una mastopexia porque en su día no han usado un sujetador adecuado a su pecho.

    Algunas mujeres necesitan una mastopexia porque en su día no han usado un sujetador adecuado a su pecho.

  • Cuidar mucho la cicatriz o cicatrices, dependiendo del tipo de mastopexia que se haya realizado. En cualquier caso, las cicatrices se deben cuidar muy bien para ello no se mojarán hasta que no se quite el vendaje compresivo. Después habrá que vigilar que no supure o no aparezca un color demasiado rojo. Si esto ocurriera habrá que ir de inmediato al médico. El proceso de cicatrización es lento y puede durar hasta 12 meses.
  • Descansar mucho y no coger nada que pese. Esta recomendación es muy importante para que se mantengan los resultados de la elevación de senos. De hecho, la paciente deberá reposar de forma casi absoluta durante unas 48 horas. Después de este tiempo deberá seguir teniendo cuidado y no hacer esfuerzos físicos, evitar levantar los brazos y no conducir durante las dos primeras semanas.
  • Evitar dormir boca abajo porque en esta posición se ejerce presión sobre las mamas y se pueden dañar las cicatrices.

Claves para elegir un buen sujetador tras la mastopexia

Aprender a elegir un sujetador adecuado después de una elevación de mamas es fundamental, pues algunas mujeres llegan a tener el problema del pecho caído porque en su momento no llevaron el sujetador adecuado, aunque la ptosis mamaria puede estar provocada por distintos factores y no solo por este.

Para ayudar a disminuir la inflamación postoperatoria, lo mejor es utilizar un sujetador deportivo tras la mastopexia. Este tipo de prenda sujeta muy bien y en casos de mamoplastia de elevación combinadas con aumento de pecho ayuda a la formación de la cápsula.

El cirujano recomendará el mejor tipo de sujetador tras la elevación de pecho.

El cirujano recomendará el mejor tipo de sujetador tras la elevación de pecho.

Otros aspectos importantes del sujetador que se debe llevar después de una mastopexia son:

  • Confortabilidad: La paciente se debe sentir bien con el sujetador que lleve pues la zona operada estará más sensible de lo habitual por lo que debe sentirse cómoda.
  • Firmeza y seguridad: El sujetador elegido debe dar a la paciente la sensación de que el pecho está bien sujeto y seguro y de que llevándolo se evitará cualquier movimiento excesivo.
  • No tener aros: Al menos hasta que no pase un tiempo de un mes, se desaconseja el uso de estos elementos en el sujetador.
  • Material suave y adaptable, es decir, elástico: No llevarán costuras pero si tirantes para regularlo y adaptarlo a la figura de la paciente.
  • Copas elásticas: Para que se acoplen mejor a la nueva posición de los senos.
  • Talla adecuada: Esto que parece algo obvio es fundamental, pues no todas las mujeres saben seleccionar la talla correcta de sujetador. Para hacerlo deben tener en cuenta tanto el contorno y la copa del sujetador. En este sentido los especialistas aconsejan que la mujer adquiera la prenda antes de la operación (y que el sujetador será deportivo, sin aros y con tirantes ajustables).

Estos consejos servirán para llevar el sujetador más adecuado tras la mastopexia considerando primero lo que al respecto aconseje el cirujano plástico que vaya a realizar la operación.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *