BonomédicoBlogMamoplastiaPreoperatorio del aumento de pecho

Preoperatorio del aumento de pecho


Comentar
Publicado en Mamoplastia

Financiado por Banco Santander ¿Sabías que financiamos tu intervención desde 60 €/mes? Consulta tu cuota

La finalidad de una mamoplastia de aumento es conseguir un aumento del tamaño del pecho y que guarde relación con la talla de la mujer -así como con su constitución- e intentando respetar los deseos de la paciente. En definitiva, el propósito de este tipo de intervenciones es mejorar significativamente la silueta de la mujer, consiguiendo que se sienta más segura y mejor consigo misma.

<>Hasta no hace mucho se trataba de una intervención considerada como frívola e innecesaria, dado que tenía esencialmente una finalidad estética y estaba sujeta a ciertos riesgos. Hoy en día, gracias a los avances tecnológicos tanto en la técnica quirúrgica empleada como en el tipo de prótesis mamarias usadas, se considera como una operación de bajo riesgo, lo que ha contribuido a que se haya incrementado exponencialmente la demanda de este tipo de intervenciones.

Por otro lado, debemos comentar que muchas mujeres sienten la necesidad de aumentar sus pechos de tal forma que nadie más que ella puede saberlo y que sus amigos y familiares no pueden llegar ni a imaginar. De hecho, suelen tener unos resultados impactantes sobre la autoestima de la mujer. La zona mamaria tiene una importancia muy relevante para las mujeres, no solo por lo que pueda llegar a simbolizar desde el punto de vista de su papel como madre, sino esencialmente porque dicha zona es la que mejor representa a la sexualidad femenina.

Chica tumbada

Recomendaciones para la operación de aumento de pecho

En relación al preoperatorio en el aumento de pechos, interesa conocer lo siguiente:

  • La paciente deberá seguir rigurosamente las instrucciones del cirujano plástico. 
  • La paciente deberá plantear al cirujano plástico cualquier tipo de duda que pudiera tener en relación al preoperatorio, intervención quirúrgica, recuperación postoperatoria, así como los costes que suponen este tipo de intervenciones. Gracias a BonoMédico.es, el precio de esta intervención se ha reducido de una manera importante y siempre con cirujanos de primer nivel.
  • Es muy importante que la paciente tenga unas expectativas realistas de los resultados que se pueden lograr. Se trata de un ejercicio de responsabilidad que deben realizar tanto la paciente como el cirujano plástico en esta primera fase del preoperatorio. Debemos comentar que el nivel de satisfacción o éxito entre las pacientes intervenidas es muy elevado. De hecho, los casos con escaso nivel de satisfacción se suelen deber no tanto a una mala praxis del cirujano plástico como al hecho de que la paciente nunca tuvo claro los logros que se podían alcanzar, teniendo como resultado una mujer insatisfecha. Es importante que exista una buena comunicación entre cirujano y paciente.

Widget not in any sidebars
  • La paciente deberá rellenar un cuestionario médico con el objeto de detectar problemas de tipo inmunológico y reumatológico.
  • Con carácter previo a la intervención, la paciente deberá someterse a una serie de pruebas variadas así como de analíticas de laboratorio. Se formará un historial clínico de la paciente y se realizarán las pruebas necesarias para confirmar que se trata de una mujer apta para este tipo de intervenciones. Entre las pruebas a realizar se encuentran el electrocardiograma, analíticas de sangre y radiografía de tórax. 
    Figurita de médico recomienda

    La paciente debe seguir estrictamente las indicaciones de su cirujano plástico.

  • En esta fase del preoperatorio, el cirujano y la paciente deberán convenir el tipo de prótesis a utilizar, la talla de la misma así como la forma o vía de colocación del implante. Debemos comentar que la paciente debe tener muy presente las sugerencias del cirujano y evitar los excesos en cuanto al volumen de la prótesis, ya que la finalidad es conseguir una silueta con armonía y hermosa, teniendo en cuenta las proporciones del resto del cuerpo de la paciente. En definitiva, se deberá valorar de forma individualizada las características de la paciente, analizando aspectos como la anchura de la base glandular, la cobertura cutánea así como la capacidad de distensión anterior por la tracción de la piel y la distancia desde la areola y el pezón al surco inframamario bajo tensión máxima. Igualmente, se deberá evaluar cuál puede ser la evolución a largo plazo del implante y de los tejidos blandos. 
  • Se recomienda que la paciente hidrate muy bien la piel con cremas específicas para el preoperatorio de un aumento de pechos -unas semanas antes de la operación-.
  • Es muy importante que la paciente informe adecuadamente al cirujano plástico acerca de qué tipos de medicamentos consume. Hay que tener en cuenta que el consumo de algunos medicamentos pueden llegar a ser perjudiciales si se toman con carácter previo a la intervención. De hecho, un par de semanas antes de la intervención, la paciente deberá evitar ingerir antiinflamatorios y preparados que contengan vitamina E o aceite de Onagra, dado que favorecen el sangrado quirúrgico y la generación de hematomas durante el postoperatorio.
  • Igualmente, a partir de cierta edad, el cirujano pedirá que la paciente se realice una ecografía de las mamas con el objeto de descartar posibles tumores, quistes u otras anomalías que desaconsejen este tipo de intervenciones.
  • Es muy importante dejar de fumar tan pronto como se decida a someterse a este tipo de intervenciones. Entre otros posibles efectos adversos, está una mayor dificultad en el proceso de cicatrización.
  • En esta fase, el cirujano plástico debe informar a la paciente sobre el tipo de anestesia a usar así como la técnica a emplear para introducir las prótesis mamarias.
  • En relación a la edad, debemos comentar que, dado que puede existir un desarrollo tardío de las mamas, no se recomienda realizarlo antes de los 18 años. Además, pueden existir dudas sobre la estabilidad emocional de la paciente de cara a tomar una decisión adecuada en los supuestos de edades más tempranas.
  • En relación a los alimentos a ingerir con carácter previo a la intervención, la paciente deberá evitar o disminuir la ingesta de grasas y harinas. Se recomienda que la paciente incremente el consumo de vegetales y proteínas. Igualmente, debe tenerse muy presente que el consumo de alimentos con vitamina C favorece el proceso de cicatrización.
  • La paciente deberá acudir en ayunas el día señalado para la operación, por lo que no deberá tomar ningún alimento ocho horas antes de la intervención, incluido el agua. En cualquier caso, es algo que deberá decidir el cirujano plástico. 
    Hamburguesas

    Evite la comida basura

  • La paciente no deberá aplicarse lociones o cremas de belleza, faciales o corporales, incluido lápiz de ojos o de labios. No deberá llevar lacas de uñas y las uñas no se deben llevar pintadas.
  • Se recomienda que la paciente acuda al hospital con su aseo personal, así como con un pijama y zapatillas.
  • Se recomienda que con carácter previo a la intervención, se haya adquirido un sujetador deportivo o bien se comente con el cirujano plástico qué tipo de sujetador es el más adecuado.
  • En cuanto a la concreción de la fecha de la intervención, es recomendable evitar que coincida con los tres o cuatros días previos a la menstruación y durante la misma, ya que durante este periodo se produce una dilatación venosa y las mamas, generalmente, suelen estar más tensas. En cualquier caso, no sería un problema que coincidiera durante dicho periodo, pero sí se debe advertir que la higiene íntima puede ser molesta durante las primeras 48 horas tras la intervención, ya que mover los brazos o agacharse para dicha higiene puede causar molestias o dolor en la zona operada.
  • Con carácter general, se deberán seguir las recomendaciones del personal sanitario del centro médico con el objeto de preparar la operación. Como norma general, dependiendo del tipo de anestesia, se deberán seguir las instrucciones relativas al ayuno, tal y como hemos comentado anteriormente.
  • Debemos ser conscientes de que, a pesar de que se haya tomado la decisión de someterse a una mamoplastia y aunque se trate de un decisión muy pensada, es posible que esta idea no sea bien recibida por el círculo familiar de la paciente. Debe estar preparada para dicho escenario.
  • Se debe acudir al centro u hospital con algún acompañante que pueda ayudar a la paciente justo después de la operación; tomar la medicación prescrita por el cirujano plástico; seguir las instrucciones recibidas en cuanto a la higiene personal así como en relación al vestuario, hábitos estéticos y de consumo. También no ingerir cierto tipo de medicamentos -tal como se ha comentado con anterioridad-.

 

pareja-feliz

Se recomienda a la paciente que acuda al centro sanitario acompañada por alguien que la pueda ayudar después de la operación.

Pruebas médicas

Como ya hemos señalado, no es suficiente con la decisión madurada de la paciente de someterse a una mamoplastia de aumento, ya que es necesaria la aprobación médica por exclusivos motivos de salud. La paciente deberá someterse a un proceso de evaluación con el objeto de asegurarse de que la intervención se realizará sin riesgos para ella.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

A modo de resumen, y en la línea de lo mencionado anteriormente, las pruebas médicas suelen consistir en las siguientes:

  1. Mamografías.
  2. Analíticas.
  3. Estudios cardiacos y respiratorios.
  4. Permisibilidad del estado de la piel que recubre los senos.
  5. Distensión de la piel.
  6. Medición de la distancia entre el pezón y el surco submamario.
  7. Evaluar el estado de los senos, si están caídos, etc.
  8. Analizar posibles asimetrías de los senos.
  9. Es muy importante estudiar los hábitos de la paciente.

Enfermedades que impiden la operación de aumento de pecho

Igualmente, una vez realizada la mamografía y se cuente con las pruebas médicas realizadas así como con su historial clínico, se deberá descartar cualquier tipo de riesgo para la paciente. Entre otros:

  • Si la paciente ha sufrido un absceso mamario.
  • Si la paciente padece dolores mamarios difusos.
  • Si ha padecido de mastitis.
  • Si tiene tumores.
  • Si padece de infecciones en cualquier zona del cuerpo.
  • Su historial desde el punto de vista de las hemorragias.
  • Si la paciente padece de alteraciones del sistema inmunitario.
  • Si la paciente padece de hipersensibilidad a materiales poco frecuentes.
  • Si la paciente sufre de alteraciones cutáneas o del músculo pectoral.

Preguntas frecuentes del preoperatorio de aumento de pecho

Panda se plantea cuestiones

Son múltiples las preguntas que surgen en torno a la técnica de la mamoplastia

Con carácter previo a la intervención, existen algunas dudas muy habituales acerca de las cuales la mujer debe obtener respuesta justamente en esta fase preoperatoria. Veamos algunas de ellas:

    1. ¿Existe una edad límite para poder usar las prótesis mamarias? Una vez que se han desarrollado las mamas, no existe edad límite. Lo aconsejable es no someterse a esta intervención antes de los dieciocho años.
    2. ¿Cuándo se podrá incorporar la paciente a su puesto de trabajo? Dependerá de factores tales como la técnica quirúrgica empleada y, por supuesto, la capacidad de recuperación del paciente. En algunos casos, pueden incorporarse a los 4 días y, en otros casos, debe esperar un par de semanas. Como referencia temporal, podemos decir que en la mayoría de los casos, transcurrida una semana, la paciente podrá incorporarse a su puesto de trabajo.
    3. ¿Hay que dejar pasar un tiempo antes de volver a tener relaciones sexuales? Esta cuestión dependerá de la sensibilidad y de las molestias que pueda llegar a tener la paciente. Lo recomendable respecto al sexo tras un aumento de pecho es esperar en torno a dos semanas.
    4. ¿Qué sujetador es más adecuado después de la intervención? Será su cirujano plástico quien le dé las instrucciones precisas sobre esta cuestión. En cualquier caso, por regla general, se usan sujetadores deportivos y sin aros, con el objeto de que no afecte a la zona que está cicatrizando.
    5. ¿Cuándo se puede comenzar a hacer deporte? Lo recomendable es que la paciente tenga un poco de paciencia hasta que se haya recuperado por completo. Se recomienda que se espere entre seis y ocho semanas para practicar deporte.
    6. ¿Tras la operación de mamoplastia de aumento, disminuye el volumen del pezón? Las dimensiones de la prótesis empleada pueden influir en el tamaño final del pezón, aumentando su contorno y proyectándolo un poco más hacia afuera.
    7. ¿Tras la intervención, los pechos se caerán? Tras la intervención, las mamas seguirán su evolución natural. Por la edad, aumentará la flacidez cutánea, lo que provoca la caída de los pechos, aunque en los supuestos de las prótesis, este efecto será un poco menor, ya que las mismas están ubicadas debajo del músculo, por lo que el peso de las prótesis no recae tanto sobre la piel.
    8. ¿Qué tipo de anestesia se usa generalmente? Aunque se puede realizar con anestesia local y sedación, generalmente, los cirujanos plásticos recomiendan la anestesia general para mayor comodidad de la paciente.
    9. ¿La paciente debe permanecer ingresada tras la intervención? Por regla general, se recomienda que se quede ingresada 24 horas aunque en muchos casos se permite el alta a las 8/10 horas.
    10. ¿Puede darse el pecho tras este tipo de intervenciones? Dar el pecho tras una intervención de este tipo es una cuestión que debe tratarse con el cirujano plástico. En la mamoplastia dependerá de la técnica a usar, es decir, en función de la técnica que se emplee para introducir la prótesis y el lugar donde se coloca la misma. Es importante que la incisión se realice de modo que no se altere la conexión de la glándula mamaria con los conductos galoctóforos.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.



    1. ¿De qué material están hechas las prótesis mamarias? El material usado puede ser silicona o suero fisiológico, pero también hidrogel, poliuretano, etc. Por regla general, se recomienda el uso de las prótesis de silicona, con gel cohesivo y con consistencia moderada, lo que permite que en el extraño caso de rotura, no se disperse el gel. Respecto a las prótesis de suero, si bien en el supuesto de rotura son reabsorbidas por el organismo, plantea otros inconvenientes, tales como el hecho de que sean más duras e incluso que provoquen ciertas sensaciones térmicas, de frío, a la mujer. Igualmente, se aconseja el uso de las prótesis de envoltura texturada frente a las de envoltura lisa, ya que aquellas disminuyen el índice de contractura capsular.
    2. ¿Cuáles son las diferencias entre las prótesis redondas y las prótesis anatómicas? Las prótesis anatómicas, frente a las redondas, tienden a dejar los senos de forma menos redondeada pero obteniendo un resultado más natural.
    3. ¿Hay algún inconveniente en realizar ejercicios de musculación tras la mamoplastia de aumento? Si la mujer va a realizar ejercicios de musculación tras la mamoplastia, lo más recomendable es que la prótesis se coloque por encima del músculo pectoral. Esta técnica tiene el inconveniente de que los resultados son menos naturales y más artificiales y existen más posibilidades de que se genere una contractura capsular.
    4. ¿Es peligrosa alguna de las técnicas que generalmente se emplean en la mamoplastia de aumento? No existen vías peligrosas si se realiza por un profesional cualificado que conozca perfectamente la anatomía de la paciente y utilice la técnica adecuada.
    5. ¿Qué ocurre si la paciente tiene tendencia a las cicatrices queloides? Es importante que lo comente con el cirujano plástico, ya que existen tratamientos para prevenirlos -aunque no siempre se consigue- y que se comiencen a aplicar desde el mismo momento de la intervención y durante el postoperatorio.
    6. ¿Tiene efectos perjudiciales el uso de las prótesis de silicona? Este tipo de prótesis no tiene efectos secundarios, si bien puede generar una contractura capsular, es decir, un tejido grueso y duro que se crea alrededor de la cicatriz.
    7. ¿Existen riesgos de hematomas? Es una de las posibles complicaciones de la mamoplastia de aumento, si bien no es habitual que ocurra, ya que se suele minimizar con el uso de drenajes.
    8. ¿Existen riesgos de infecciones en las operaciones de aumento de pecho? Son muy poco frecuentes debido al uso de antibióticos con el fin de prevenirlos.
    9. ¿Las prótesis deben ir encima o debajo del músculo? Una de las técnicas más usada es realizar la incisión en el borde de la parte inferior de la areola y se emplaza debajo del músculo pectoral. De esta forma se disminuye el porcentaje de contractura muscular, se separa la prótesis de la glándula y se logrará un pecho más natural.

  1. ¿Cuál es el origen de la contractura capsular? Aunque no es normal que aparezcan, dado los avances alcanzados hoy en día, tanto en las técnicas empleadas como en la calidad de las prótesis, el origen del mismo es la propia cicatriz. Por lo anterior, se recomienda tratamientos a base de vitamina A para mejorar el proceso de cicatrización y prevenir la formación de una contractura capsular. Cómo vías de solución, en el supuesto de que surjan, están: si la colocación de la prótesis se ha realizado encima del músculo pectoral, es recomendable modificar la posición de las mismas hacia el plano submuscular. Si las prótesis están en la zona submuscular, las contracturas en dicha zona suelen ser de mucha menor intensidad. No obstante, dependiendo de la intensidad de la contractura, las opciones podrían ser los masajes, los ultrasonidos y, si los anteriores han sido inútiles, la capsulotomía abierta, lo que implica realizar una incisión en el surco de la mama con el objeto de seccionar la cápsula y lograr que la prótesis vuelva a su lugar natural.
  2. ¿Existen riesgos de rotura de las prótesis durante una mamografía? En una mamografía no existe riesgo tomando las cautelas necesarias y que consisten en avisar al técnico de rayos de que se ha sometido a una intervención de aumento de pechos y que lleva prótesis mamarias, con el objeto de que evite comprimir el pecho de forma exagerada.
  3. ¿La rotura de la prótesis de silicona y la correspondiente fuga puede causar efectos perjudiciales para la salud? La consecuencia es que se podría producir una reacción fibrosa, es decir, un endurecimiento e inflamación de la zona. Por lo anterior, debe ser retirado tan pronto como se conozca.
  4. ¿Se puede desplazar la prótesis mamaria? Es el efecto contrario a la contractura capsular y supone que la cápsula es tan grande que no llega a sujetar la prótesis y a mantenerla en su posición original. En estos casos, habría que abrir la cápsula y suturarla para conseguir que la prótesis se quede en la posición adecuada y no se originen desplazamientos.
  5. ¿Existe inconveniente de que el día de la operación coincida con la regla de la paciente? La menstruación no altera la coagulación y, por tanto, no supone un mayor riesgo de sangrado para la paciente. Por lo anterior, no influirá ni en la operación ni en el postoperatorio de la paciente. No obstante, las mamas pueden estar algo más tensas, por lo que, si se puede planificar la fecha de la operación, es mejor evitar dicho periodo.
  6. ¿Las prótesis de silicona incrementan el riesgo de cáncer? No existen evidencias científicas que demuestren la relación del uso de estas prótesis con el desarrollo del cáncer. No obstante, si la paciente tiene antecedentes familiares de cáncer, debe consultar con un ginecólogo y debe seguir las instrucciones del mismo. En estos casos y por su historial, la ginecóloga le exigirá unos cuidados especiales y unas revisiones periódicas, por lo que podría desaconsejar el uso de las prótesis por las posibles dificultades que se puedan generar en las mamografías y revisiones a las que deba someterse la paciente. De hecho, las prótesis que se encuentran a nivel subglandular o submuscular pueden dificultar la realización de las mamografías. Por lo anterior, la ecografía es el método más usado en estos casos e, igualmente, la resonancia magnética permite analizar la mama sin ningún tipo de inconvenientes.
  7. No es recomendable este tipo de intervenciones en los supuestos de Lupus Eritematoso.
 
  • Artículo escrito por:
  • Doctor José Alberto Fernández Álvarez

  • El Dr. José Alberto Fernández Álvarez es licenciado en Medicina y Máster en Investigación Biomédica por la Universidad de Sevilla. Realizó su periodo formativo en Cirugía Plástica, Reconstructiva y Estética en el Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla.
  • Web
  •  

Financiado por Banco Santander ¿Sabías que financiamos tu intervención desde 60 €/mes? Consulta tu cuota

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *