BonomédicoBlogMamoplastia¿Qué es la mastopexia?¿Se vuelven a caer los senos después de una mastopexia?

¿Se vuelven a caer los senos después de una mastopexia?


Comentar
Publicado en Mamoplastia

Antes pasar por el quirófano, casi todas las mujeres plantean la duda de si se vuelven a caer los senos después de una mastopexia. El cirujano responderá adecuadamente a esta pregunta, pero en resumidas cuentas, se puede garantizar que si la intervención la realiza un cirujano plástico acreditado con experiencia en este tipo de operaciones, el resultado suele durar muchos años. Es decir, no es frecuente que el pecho se vuelva a caer después de una mastopexia en la que este se ha elevado y remodelado.

Hay que explicar que la caída de las mamas dependerá del estado glandular, del tejido conectivo que actúa como sostén y de la piel. Cuando los senos pierden firmeza, se alarga la glándula mamaria y se acumula piel en la zona inferior del pecho.

En el caso de las mamas pequeñas, la caída es fruto del envejecimiento, mientras que cuando el pecho es grande, se produce por la gravedad y el peso (como sucede también durante los embarazos o cuando se engorda). Por ello, hay muchos tipos de mastopexia.

Tras una mastopexia los pechos no se vuelven a caer, salvo que haya alguna circunstancia excepcional.

Tras una mastopexia los pechos no se vuelven a caer, salvo que haya alguna circunstancia excepcional.

La mastopexia puede hacerse en cualquier momento de la vida y a cualquier edad, pero el cirujano siempre aconsejará que la paciente se lo haga después de tener los hijos que desee, ya que durante el embarazo siempre existe el riesgo de que los pechos se estropeen, sobre todo, si la mastopexia se hizo sin implantes. De ahí, que sea mejor esperar a ser madre para realizarse esta operación.

Claves para mantener los resultados de la mastopexia

Normalmente, las claves para que los senos no se vuelvan a caer tras la mastopexia están en el postoperatorio. En este sentido, es muy importante que la paciente siga las indicaciones del especialista después de la cirugía.

Pero además, hay que tener en cuenta otros factores:

  • El estado en que se encuentra el pecho antes de la operación.
  • La edad de la paciente.
  • El volumen de los senos.
  • El punto de deterioro de la piel.

Todos estos factores influyen para que los resultados sean más o menos duraderos. De forma que, por ejemplo, cuánto peor se encuentre el pecho antes de la intervención de mastopexia, más probable es que se inviertan los resultados conseguidos con esta. Para ayudar a que los senos tarden más en volverse a caer, algunos cirujanos optan por la combinación de elevación con el aumento con prótesis mamarias.

¿Qué ocurre después de la mastopexia?

La intervención de mastopexia dura entre una hora y media y casi cuatro horas. Después, es necesario que la paciente permanezca al menos una noche ingresada en el hospital, a fin de que el cirujano controle que la operación se ha desarrollado de forma correcta y también que se han evitado las posibles complicaciones.

Los cuidados del postoperatorio son esenciales para mantener los resultados de la mastopexia.

Los cuidados del postoperatorio son esenciales para mantener los resultados de la mastopexia.

Una vez que la paciente recibe el alta, podrá volver a su casa acompañada por alguien (pues no es conveniente que tras la operación haga esfuerzo alguno). Es habitual experimentar una serie de molestias, pero no puede hablarse de que sea un postoperatorio doloroso. Se trata de una sensación similar a la de las agujetas.

Las cicatrices que tenga tampoco causan dolor, aunque sean extensas. El aspecto que presentará su seno será de hinchazón, al igual que lo estará el tórax en la zona de las costillas y esternón. De otra parte, podrán aparecer algunos hematomas que tardarán en desaparecer unos 30 días.

En lo referente a la recuperación de los senos, hay que señalar que no suele ser algo homogéneo en las dos mamas, pues lo normal es que una presente mejor aspecto que otra, aunque con el tiempo ambas se igualen. También es habitual que un pecho moleste más que otro.



A veces, después de una mastopexia complicada que implique tanto elevación como remodelación de las mamas, durante el postoperatorio puede pasar que el pecho tenga una forma irregular y poco natural. Pero este aspecto irá mejorando a media que la glándula mamaria se adapte y reabsorba el edema.

Primeros consejos

La paciente deberá evitar durante los primeros días posteriores a la operación coger peso, hacer deporte o cualquier actividad física que requiera esfuerzos. De tal forma que a medida que los tejidos se regeneren, la persona podrá ir incorporando movimientos y tareas a su rutina diaria.

Es normal que al principio se experimente cierta falta de sensibilidad en las zonas operadas, pero se trata de algo temporal que se normalizará cuando esté totalmente recuperada y que afectará, sobre todo, a las zonas próximas a la cicatriz.

La paciente deberá dormir boca arriba durante un mes y limitar su actividad en casa durante los dos días posteriores a la operación. Además tomará la medicación prescrita por su cirujano para sobrellevar las molestias que se le presenten.

¿Cuándo se retiran los puntos?

En cuanto a los vendajes que llevará, hay que señalar que se quitarán a los cuatro días. Y los apósitos serán reemplazados por un sujetador especial que mantendrá las prótesis en su lugar (en caso de mastopexia con aumento de pecho) y que llevará las 24 horas del día. El uso de un sujetador especial también ayudará a evitar que el pecho se vuelva a caer tras la mastopexia.

Usar un buen sujetador evitará que el pecho se vuelva a caer tras la mastopexia.

Usar un buen sujetador evitará que el pecho se vuelva a caer tras la mastopexia.

Los puntos de sutura que estén en las areolas se quitarán a los 7 u 8 días, y en casos de incisión submamaria a los 14 días. Hay cirujanos que trabajan con puntos reabsorbible, por lo que no es necesario quitarlos, si bien, esto dependerá del tipo de técnica de mastopexia que se haya realizado.

Tras quitar las suturas, algunos especialistas aconsejan dar masajes postoperatorios siguiendo unas recomendaciones, con el objetivo de evitar posibles contracturas y facilitar que el pecho vuelva a su forma natural más rápido.

Recuperación tras la elevación de pecho

Hay clínicas y hospitales que ofrecen a sus pacientes sesiones postoperatorias de recuperación, lo que hace que mejoren antes y sufran menos dolor en las mamas. Gracias a estos tratamientos adicionales, se recupera antes la sensibilidad y el pecho se readapta a su nueva imagen corporal antes.

Entre las técnicas antes señaladas, se encuentra el drenaje linfático manual. Este consiste en unas maniobras suaves y precisas con las que se disminuye el edema postoperatorio. Al bajar la inflamación del seno, desaparecen antes la tensión y molestias, y también se mejora el proceso de cicatrización.

Junto a esta técnica existen otras que emplean aparatos de ultrasonidos o que se basan en la fisioterapia. Esta última ayuda a que las pacientes no sufran dolor de espalda y cuello al tener necesariamente que dormir boca arriba, durante el primer mes después de la operación. En la mayoría de las personas, estos masajes tiene efectos muy positivos.

Por otra parte, la paciente tendrá que aplicarse todos los días una crema hidratante o aceite vegetal para ayudar a que la piel recupere su textura. Es conveniente que deje pasar entre 5 y 6 días después de la intervención para hacerlo y que evite aplicarlo directamente sobre cicatrices.

Aspecto de la cicatriz y la areola

En los primeros días inmediatamente después de la mastopexia, ni la cicatriz ni la areola tendrán un aspecto atractivo. Pero esto es algo circunstancial, que mejora con el paso del tiempo cuando remita el edema.

Se aconseja hacer la mastopexia tras el último embarazo, para que el pecho no pierda su firmeza.

Se aconseja hacer la mastopexia tras el último embarazo, para que el pecho no pierda su firmeza.

Además, la cicatriz parecer irregular durante la primeras semanas, sobre todo, si está alrededor de la areola. Es posible que esto provoque el efecto óptico de una areola ovalada o extraña que volverá a la normalidad con el paso de los días. Para favorecer la curación de la herida, la cicatriz se tratará con apósitos y aplicando con suaves masajes aceite de rosa mosqueta.

El tener los apósitos bien colocados disminuirá el edema que se forma en la areola los primeros días. De este tema se suele encargar el cirujano que realizó la operación, quien además indicará cómo tapar de forma correcta las cicatrices.

Las pacientes fumadoras además de las indicaciones antes señaladas, deberán dejar el tabaco tanto antes como después de la intervención para que sus heridas cicatricen de forma normal.

Recomendaciones para mejorar los resultados de la mastopexia

Aunque no es normal que el pecho se vuelva a caer tras una mastopexia, hay una serie de consejos que pueden ayudar a mejorar y prolongar los resultados de la intervención.

Por ejemplo, el uso de cremas hidratantes y productos cosméticos contribuirán a mejorar los resultados de la cirugía y a que la piel se mantenga elástica. Esto es importante porque la caída de las mamas es un fenómeno que se produce por factores como el envejecimiento, los embarazos, la lactancia o por procesos patológicos como la obesidad o la hipertrofia mamaria.

Los cuidados posteriores serán fundamentales para la idónea conservación de los resultados. En resumen habrá que seguir las siguientes pautas:

  • Si se es fumadora, hay que dejar el tabaco antes, durante y después de la cirugía. Sobre todo, no fumar durante los tres meses posteriores, pues las sustancias tóxicas de los cigarrillos afectan al correcto proceso de cicatrización.
    En algunos casos, los resultados de la elevación de pecho pueden durar toda la vida.

    En algunos casos, los resultados de la elevación de pecho pueden durar toda la vida.

  • Descansar durante las 48 horas posteriores a la operación.
  • No dormir boca abajo hasta un mes después de la cirugía.
  • No mojar la zona intervenida hasta que se haya quitado el vendaje compresivo que se coloca tras la mastopexia.
  • Evitar movimientos bruscos, golpes, levantar brazos, coger peso o conducir durante unos 10 días.
  • No hacer deporte intenso durante un mes.
  • No tomar el sol de manera directa en los próximos tres meses.
  • Recibir masajes postoperatorios en los senos, si así lo indica el cirujano.

En conclusión, es difícil determinar de forma exacta cuánto tiempo durarán los resultados conseguidos con la mastopexia, ya que la paciente puede volver a sufrir las mismas causas que anteriormente deterioraron su pecho natural (embarazo, envejecimiento, poco uso de sujetador…).

Aun así, hay que proporcionar los cuidados necesarios para que el pecho no se vuelva a caer tras la mastopexia. Así se evitarán en la medida de lo posible estos factores negativos y los resultados se mantendrán durante más tiempo, e incluso en algunos casos toda la vida.

 
  • Artículo escrito por:
  • Doctor José Alberto Fernández Álvarez

  • El Dr. José Alberto Fernández Álvarez es licenciado en Medicina y Máster en Investigación Biomédica por la Universidad de Sevilla. Realizó su periodo formativo en Cirugía Plástica, Reconstructiva y Estética en el Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla.
  • Web
  •  

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *