BonomédicoBlogMamoplastiaPrótesis mamarias¿Cómo y dónde se colocan las prótesis mamarias?

¿Cómo y dónde se colocan las prótesis mamarias?


Comentar
Publicado en Prótesis mamarias

Financiado por Banco Santander ¿Sabías que financiamos tu intervención desde 60 €/mes? Consulta tu cuota

Antes de hablar de la colocación de las prótesis mamarias comentaremos las vías de acceso -vías de abordaje-, que son las zonas donde se realizará una pequeña incisión, ya que para introducir el implante primero se debe hacer una pequeña herida en la piel. Hasta la fecha existen tres vías de abordaje y, como en la mayoría de los casos, cada una de ellas tiene ventajas e inconvenientes.

Vía Areolar: El cirujano plástico hará una pequeña incisión en el borde inferior de la areola en la zona que limita la zona más oscura de la areola y la piel mamaria. Por esta incisión se profundiza en el tejido mamario hasta el plano que se desea colocar la prótesis. Entre las ventajas que tiene esta vía de abordaje es que la cicatriz que deja es la menos visible, ya que la cicatriz queda en el área de transición entre la piel más clara de la mama y la oscura de la areola, disimulándose mucho mejor. Además, al cabo de tres meses ya casi no se ve y en el caso que quede un poco blanquecina se puede pigmentar. Por esta vía de acceso también se puede conseguir una visualización directa de la cavidad, lo que permite coagular los pequeños vasos sanguíneos sangrantes, minimizando de esa forma la posibilidad de retracción o contractura capsular. Sin embargo, su desventaja es que si la paciente desea dar lactancia en el futuro, no es la recomendable.

Tipos de insiciones clasificadas.

Tipos de incisiones para colocar las prótesis.

Vía Axilar: Es una vía más complicada y se puede decir que es “ciega”, porque la incisión se hace en el pegue de la axila con el pecho, alejada de la mama. Por tanto, el médico ha de bajar la prótesis desde la axila hasta el surco. Una de las desventajas es que si la paciente elige prótesis anatómicas no podrá utilizar la vía de acceso axilar.

Vía Infra o submamaria: La incisión de unos 4 centímetros se hace en el surco mamario para acceder al plano donde se quiere colocar la prótesis. La cicatriz es más visible, pero no se toca el tejido mamario porque se llega directamente al músculo pectoral, por lo que es la vía de acceso recomendada para mujeres que tienen planes de dar el pecho en el futuro. Una de sus desventajas es que no se aconseja esta vía de abordaje si el polo inferior de la mama de la paciente es corto y se necesita bajar unos centímetros para mejorar la curvatura inferior de la mama, ya que en ese caso puede quedar visible.

BonoMédico te ofrece esta operación de aumento de pecho en Málaga, Madrid, Barcelona y otras ciudades españolas como Sevilla, Valencia y Palma de Mallorca.

¿Dónde se coloca el implante?

Antes de analizar la colocación del implante es necesario tener en cuenta que los especialistas destacan siempre que esto es una decisión que se analiza desde un criterio estético. El cirujano plástico es la persona encargada de definir cuál es la opción ideal de acuerdo a las características anatómicas del pecho y el cuerpo de cada paciente.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

Algunos médicos prefieren colocar todos los implantes mamarios debajo del músculo pectoral mayor -plano submuscular-, ya que ayuda a lograr una apariencia y una anatomía mamaria más natural. Además, al colocarla de esa forma se reducen los riesgos de una posible contractura capsular y se facilita la visualización de la glándula mamaria cuando se realiza una mamografía. No obstante, existen otros tres planos de colocación de los implantes, los cuales vamos a explicar a continuación.

Subglandular

Colocación de implante subglandular

Colocación de implante subglandular

Este plano se elige cuando se va a trabajar con mamas tubulares de un cierto tamaño, y la razón se debe a que en este tipo de pechos hay que hacer cortes radiales en el tejido glandular para expandir la mama y lograr que se abra para que adopte una forma más ancha y de ese modo se cubra la prótesis. Es una colocación que también se utiliza cuando se hace una mastopexia con prótesis y la razón se debe a que estas pacientes tienen suficiente tejido mamario para cubrir la prótesis sin que se pueda palpar o notar.

Por otra parte, recientemente se ha detectado que en mujeres deportistas con adecuada cobertura cutánea, se puede recurrir a la implantación por delante del músculo, con cifras de retracción capsular similares a las que se obtienen con la implantación retropectoral. Con esta colocación se puede conseguir una forma mamaria más aproximada a un pecho ideal, sin embargo el riesgo es mayor de sufrir una retracción capsular.

Ventajas

  • Entre las ventajas de colocar este plano es que los implantes se mueven mucho menos a la hora de realizar deporte o actividad física, ya que no hay contacto directo con el músculo (contracción muscular).
  • El resultado postoperatorio va ser más satisfactorio que en los implantes debajo del músculo, ya que por lo general suele ser más corto el tiempo de recuperación y de cicatrización.
  • Se percibe menos dolor en los primeros tres a cinco días, ya que no hay manipulación del músculo y el poco dolor que se siente se puede controlar con analgésicos recetados por el médico.
  • Hay menos edema, lo que hace que los resultados sean más rápidos.

Desventajas



  • Hay una mayor posibilidad de que se produzca una contractura capsular, a diferencia de las pacientes que tienen los implantes debajo del músculo.
  • Con el pasar de los años puede existir mayor caída por peso y flacidez de la piel, ya que no existe un soporte.
  • La mamografía es ligeramente menos precisa que cuando se coloca por debajo del músculo. Este aspecto debería de tomarse muy en cuenta por la paciente cuando existen antecedentes familiares de cáncer de mama.

Subfascial

Colocación de implante subfascial

Colocación de implante subfascial

Con este plano se coloca la prótesis debajo de lo que se llama fascia, es decir, el tejido fino que cubre el músculo pectoral mayor. La prótesis se coloca por detrás de la glándula mamaria apoyada en el músculo pectoral y envuelto por la fascia. Es una de las colocaciones favoritas de los cirujanos plásticos, siempre y cuando haya tejido suficiente a nivel subcutáneo -2 centímetros de tejido- para cubrir el polo superior de la prótesis. También este plano se realiza cuando se han elegido las prótesis anatómicas o en forma de gota o lágrima. Mientras que cuando se eligen prótesis redondas es más recomendable el plano submuscular, a excepto en los casos que la paciente tenga suficiente mama y su objetivo sea aumentar una o dos tallas. De igual forma, si eres deportista y te gusta practicar escalada, fitness o natación también es la vía adecuada de colocación. En este caso el riesgo de retracción capsular es menor. Siempre es esencial una asepsia y una completa esterilidad, una técnica cuidadosa y lo menos traumática y conseguir una minuciosa coagulación de los vasos sanguíneos.

Este tipo de técnica no tiene una gran diferencia con la técnica subglandular, dado el fino grosor de la fascia que prácticamente no aporta volumen a la hora de disimular el rebote de la prótesis mamaria. Por lo tanto, podemos afirmar que no existe una técnica mejor que otra, en cada caso hay que valorar las ventajas y las desventajas entre una y otra y tomar la mejor decisión.

Submuscular

Colocación de implante submuscular

Colocación de implante submuscular

Se decide colocar la prótesis debajo del músculo en aquellas pacientes delgadas que tienen senos pequeños o una piel tensa y buscan una apariencia natural. Para estos casos, el cirujano plástico recomendará usar prótesis anatómicas o redondas, debido a que las pacientes no tienen suficiente tejido celular subcutáneo para disimular la prótesis. Actualmente, existe la creencia de que si se coloca el implante a nivel submuscular, los implantes aguantan más, pero la realidad es que no es así porque el músculo pectoral mayor se corta en el borde inferior, ya que se encoje y solo cubre un tercio superior de la prótesis para evitar que estéticamente no se note. Se realiza un “dual plane” que consiste en que la prótesis queda cubierta por músculo en el polo superior y por mama en el polo inferior.Ventajas

  • Se logra que el seno se confunda con uno que no tiene implante, debido a que hay toda una capa muscular que la cubre, lo que logra que se disimule con mayor facilidad.
  • Disminuye el porcentaje de contractura capsular, separa la prótesis de la glándula y en las pacientes con poco panículo adiposo proporciona un pecho más natural, evitando pechos excesivamente redondos o antiestéticos.

Desventajas

  • Puede haber mayor dolor postoperatorio, ya que se separa el musculo de la parrilla costal y se va a producir una mayor tensión del músculo debido al implante.
  • La mama tarda más tiempo en tomar una forma natural, debido a que el músculo tiene que ceder.
  • Dicha colocación tampoco es recomendable para paciente con músculos pectorales desarrollados o pacientes que hacen mucho esfuerzo físico con los brazos, ya que cuando estos se contraen, se puede observar un fenómeno de aplanamiento y desplazamiento de la prótesis hacia arriba o hacia fuera, lo cual da un efecto algo antiestético.

Intramuscular

Es cuando la prótesis se coloca debajo de la fascia -una capa fina de músculo pectoral mayor- para lograr que no se marque el borde superior de la prótesis en la piel incluso en mujeres delgadas.

Posibles riesgos comunes

Es necesario tener en cuenta que algunos riesgos son iguales para todos los implantes colocados. Como son los problemas de rechazo de prótesis, cicatrización queloidea, hematoma, pérdida parcial de la sensibilidad del pezón, seroma y el mal cuidado postoperatorio de las cicatrices.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

Debido a esto último, es importante que, independientemente el tipo de colocación del implante, las pacientes deben seguir las directrices de los médicos cumpliéndolas rigurosamente para evitar cualquier tipo de complicación después de la cirugía.

No olvide que los buenos resultados se refieren a la buena información y al conocimiento en manos experimentadas. Contar con un buen cirujano plástico le ayudará para que los resultados sean satisfactorios.

 

Financiado por Banco Santander ¿Sabías que financiamos tu intervención desde 60 €/mes? Consulta tu cuota

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *