Mamografía después de aumento de pecho


Financiado por Banco Santander ¿Sabías que financiamos tu intervención desde 60 €/mes? Consulta tu cuota

Una de las preguntas más frecuentes en las consultas de cirugía plástica es si se pueden realizar mamografías después del aumento de pecho con BonoMédico en Málaga, Madrid, BarcelonaSevilla, Valencia y Palma de Mallorca, entre otras ciudades.

La respuesta a esa inquietud es afirmativa porque no genera ningún problema. Incluso en algunos casos de colocación en la posición sub muscular se facilita y mejora sus resultados. Aunque se recomienda siempre que se informe al especialista que va a hacer la mamografía de la existencia de los implantes mamarios, siempre antes de someterse a la mamografía, para que se tengan en cuenta tanto al realizarla como en los resultados.

Resonancia magnética

Resonancia magnética.

Es importante comentar de una manera muy breve algunos de los síntomas que se pueden detectar en una mamografía. Cuando se hace algún tipo de cirugía de mama, como la cirugía de aumento de pecho, pueden aparecer macro calcificaciones y, en cambio, cuando se sufre de cáncer de mama pueden aparecer micro calcificaciones que no tienen nada que ver con las anteriores y el diagnóstico específico y su diferenciación es más fácil. Por lo tanto, las macro calcificaciones que se pueden formar en cualquier tipo de cirugía mamaria son muy fáciles de distinguir de las micro calcificaciones que aparecen en un cáncer de mama.

No existe ningún tipo de impedimento para realizarse las mamografías después del aumento de pecho, pero es importante que se advierta al especialista que va a realizarlas que la persona lleva una prótesis de mama.

El procedimiento que se sigue para hacer las mamografías después del aumento de pechos es igual que si no tuviera implantes, pero siempre avisando al radiólogo de su existencia. La mamografía se puede complementar con una ecografía mamaria, y en los casos específicos donde se tienen dudas sobre las posibles roturas en los implantes, la paciente debe ser sometida a una tomografía axial computarizada -mejor conocida como TAC- o a una resonancia magnética, para obtener mejores resultados y despejar dudas.

¿Las pacientes con implantes reciben más radiación en las mamografías?

Es un hecho cierto que las mujeres que tienen implantes se realizan más estudios mamográficos, pero esta radiación no aumenta riesgos, ni puede provocar ninguna enfermedad, ya que se emiten dosis muy bajas que no son dañinas para la salud.

Radiografía con cáncer en fase 4

Mamografía revela cáncer de mama.

Las mamografías son muy importantes porque ayudan a diagnosticar enfermedades incluso en pacientes que no presentan síntomas. La mamografía es un método que brinda una imagen eficaz para detectar, diagnosticar y orientar el tratamiento que se le puede brindar a los diferentes tipos de enfermedades de la mama, especialmente el cáncer.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

Los expertos siempre tienen un cuidado especial para controlar la dosis de radiación a la paciente y de esa forma reducir los riesgos que conlleva ya que:

  • El tejido mamario tiene un nivel de sensibilidad bastante alto ante los posibles efectos adversos de la radiación.
  • Para obtener una imagen de calidad, es necesario que en la mamografía se exponga a una mayor exposición de radiación, más que en otros estudios radiológicos. Esto se debe a que la mama solamente está compuesta por tejido blando y tiene un contraste bastante bajo y por eso se necesita más cantidad de radiación para obtener imágenes con buena visibilidad de la anatomía normal de la mama y de los posibles indicios de cualquier patología.
  • El objetivo que tiene la mamografía es brindar imágenes que aporten una buena visibilidad de la anatomía de los pechos y de los signos de enfermedad sin necesidad de que el paciente se someta a una exposición innecesaria a la radiación. Lo correcto es que se optimice cada estudio y para ello el equipo de mamografía utilice los parámetros de imagen más adecuados en cada caso para conseguir la información y la calidad de imagen que se necesite y de esta forma la persona recibirá la menor radiación posible.

La dosis de radiación que va recibir una paciente se determina por tres factores importantes:

  1. La densidad y el tamaño de la mama de la paciente.
  2. La características del equipo de se utilizará.
  3. Los parámetros técnicos que serán seleccionados para el examen.

El haz de radiación del equipo de mamografía se calibra de manera que administre una dosis muy concreta en base a una mama de referencia, que es de tamaño medio y después se utilizan parámetros técnicos específicos para el ajuste del control automático de exposición para obtener una densidad determinada en la imagen.

Con frecuencia para obtener una densidad determinada la dosis de radiación aumenta con el tamaño y con la densidad de la mama para conseguir penetrar en el tejido mamario y de esa forma exponer el receptor de la imagen.



El área más sensible a los efectos de la radiación es el tejido glandular del pecho y no del tejido graso.

La dosis glandular media se considera como una magnitud adecuada para realizar estudios comparativos de los riesgos en diferentes mamografías. Existen actualmente sistemas de mamografía digital que calculan automáticamente y muestra en los resultados el valor que se utilizará de dosis glandular media en cada uno de las pacientes.

Para garantizar la calidad de las imágenes con una dosis baja de radiación, la mamografía tiene que ser realizada por técnicos altamente cualificados y capaces de evaluar la mama de cada paciente. Es importante evitar que se promueva entre las pacientes la idea de decidir basándose en la dosis y que eviten buscar centro clínicos que ofrezcan las mamografías con la dosis más baja porque eso no brinda los resultados óptimos.

La compresión de los pechos es necesaria incluso cuando están sensibles. En todos los casos se debe aplicar durante un corto tiempo una compresión suave, pero bastante firme a la mama lo cual se hace mediante un dispositivo de plástico transparente. Es bastante importante que se comprima la mama, para poder obtener la imagen más clara con la dosis de radiación más baja posible. La compresión no permite que la mama se mueva durante la exposición. Algunas mujeres expresan que con la mamografía se sienten algo incómodas.

En conclusión se puede decir que después del aumento de pecho se realizan más mamografías, pero la radiación no conlleva un riesgo mayor. Es importante saber que cuanto más grande es la mama, mayor deberá ser la radiación debido al tamaño y la densidad para lograr un buen contraste de la imagen.

¿Las prótesis mamarias pueden romperse al comprimirse el pecho durante la mamografía?

Estar operada de un aumento de mama no contraindica la mamografía como técnica diagnóstica.

Estar operada de un aumento de mama no contraindica la mamografía como técnica diagnóstica.

Muchas mujeres piensan tras un aumento de pecho que al realizarse una mamografía se les pueden llegar a romper. Sin embargo, esto nunca sucede, a menos que la prótesis sea vieja y esté extremadamente deteriorada.

Para mayor seguridad, si la paciente no está segura del estado de sus prótesis, se aconseja consultar a su cirujano plástico y tomar las precauciones antes de someterse a una mamografía para evitar algún problema.

De igual forma, estar operada de un aumento de mama no contraindica la mamografía como técnica diagnóstica. Es importante que mujeres con o sin implantes acudan, por lo menos una vez al año, a realizarse la mamografía, ya que es importante para detectar cuaquier anomalía en los pechos.

Las mujeres con prótesis de mama pueden hacer una vida normal como cualquier otra mujer. Asimismo, y estadísticamente hablando, tienen las mismas probabilidades de padecer cáncer que una mujer que no sea portadora de prótesis mamarias, por lo que es necesario que se revise los pechos realizándose la mamografía.

La mamografía se hace a las pacientes que tienen más de 30 años. A las mujeres que llevan implantes antes de esa edad no se les hace mamografía sino una ultrasonografía, salvo que sea el médico quien indique una mamografía por el alto nivel de probabilidad de que pueda tener cáncer, ya que solo la mamografía lo puede detectar.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

Para evitar cualquier riesgo de rotura

Aunque hemos comentado que las prótesis no se romperán al comprimirse el pecho durante la mamografía, para evitar cualquier complicación es necesario recomendar a las pacientes que avisen al radiólogo de la existencia de los implantes mamarios y que el especialista lo tome en cuenta y evite comprimir el pecho de forma exagerada. Si la paciente nota que le están presionando mucho, es preferible que no se deje realizar la prueba. Acuda a otro lugar donde tengan más delicadeza y la traten mejor.

 
  • Artículo escrito por:
  • Doctor José Alberto Fernández Álvarez

  • El Dr. José Alberto Fernández Álvarez es licenciado en Medicina y Máster en Investigación Biomédica por la Universidad de Sevilla. Realizó su periodo formativo en Cirugía Plástica, Reconstructiva y Estética en el Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla.
  • Web
  •  

Financiado por Banco Santander ¿Sabías que financiamos tu intervención desde 60 €/mes? Consulta tu cuota

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *