Aumento de pecho en Ourense

Dr. Carlos Rafael Torres Fortich

Aumento de pecho en Ourense por 3.990 €
Hasta
el
10 dic

Prótesis mamarias homologadas por el Ministerio de Sanidad y con garantía anti-rotura de por vida

El aumento de pecho es la cirugía estética más demandada en el mundo, por sus excelentes resultados para ayudar a las mujeres a verse como desean. Con BonoMédico tienes la oportunidad de tener un aumento de pecho en Ourense, con prótesis de primera calidad, por solo 3.990 €. De la mano de uno de los mejores cirujanos plásticos, el Dr. Carlos Rafael Torres Fortich.

La intervención de aumento de pecho se realiza normalmente bajo anestesia general, utilizando prótesis homologadas por las autoridades sanitarias españolas y europeas. Con garantía de por vida. Para colocar los implantes el cirujano practica una incisión, generalmente en bajo la mama o en la areola. Se trata de una cirugía de poca duración y con una recuperación sencilla.

 ¡Reserva ya tu bono! Podrás tener una primera consulta gratis con el Dr. Carlos Rafael Torres Fortich, para que resuelva tus dudas y estudie tu caso. Esta visita no te compromete a someterte a la intervención, que se llevará a cabo en la fecha acordada en Hospital Centro Médico del Carmen.

Nota: El precio indicado de 3.990 € es para un aumento de pecho con prótesis redondas. En el caso de prótesis anatómicas hay un suplemento de 300 €.

Servicios incluidos

  • Primera visita médica.
  • Anestesia General y Mamoplastia.
  • Prótesis de primera marca, homologadas por el Ministerio de Sanidad y con garantía anti-rotura
  • Hospitalización de la paciente (1 noche según proceso habitual).
  • Visitas de control postoperatorias.

No incluye

  • Pruebas preoperatorias.
  • Sujetador postoperatorio.
  • Tratamientos ante hipotéticas complicaciones que se salgan del proceso quirúrgico normal.

Especialista

Carlos Rafael

Dr. Carlos Rafael Torres Fortich

Cirujano plástico

Con más de 9.000 cirugías realizadas y 25 años de experiencia, el Dr. Torres Fortich es especialista en Cirugía Plástica. Trabaja en el Hospital Clínico de Santiago de Compostela y, en la Medicina privada, tiene dedicación exclusiva a la Alta Cirugía Estética (mamaria, facial, corporal, capilar...). Es miembro de la SECPRE, la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética, organización a la que pertenece por sus méritos en cuanto a formación, conocimientos, experiencia y ética profesional.

Centro

Hospital Centro Médico del Carmen

Hospital Centro Médico del Carmen

Centro médico garantizado

El Centro Médico El Carmen está situado en una de las principales arterias comerciales de la ciudad de Ourense, la Avenida de la Habana. El hospital ponde a disposición de usu pacientes 30 habitaciones privadas de dos camas dotadas con todas las comodidades. En el año 2000 se amplió el Hospital con más de 1.500 m2, dotándolo además de más servicios. En la actualidad, el Centro Médico El Carmen se ha consolidado como uno de los hospitales de referencia en la provincia, destacando por contar con la más moderna tecnología así como en el trato al paciente por parte de sus profesionales médicos y administrativos.

Aumento de pecho en Ourense: más información

Defectos que corrige el aumento de pecho en Ourense

La mamoplastia es una cirugía plástica que no solo va destinada a solventar ciertas cuestiones estéticas, sino que también puede corregir algunos defectos de las mamas. Una de las partes más desconocidas de la operación del aumento de pecho en Ourense es que sirve para ayudar a aquellas mujeres con defectos en las mamas y que, por ese motivo, llegan a verse afectadas en su autoestima y en la confianza en sí mismas.

Hay diversos tipos de anomalías de los senos -aunque muchos pasen desapercibidos para el resto de las personas, pues son perfectamente “escondidos” por las pacientes-. Sin embargo, y aún en este caso, sí pueden estar creando complejos en las personas que los sufren.

El aumento de pecho en Ourense ayuda no solo a mejorar la estética, sino también a corregir defectos en las mamas.

El aumento de pecho en Ourense ayuda no solo a mejorar la estética, sino también a corregir defectos en las mamas.

En casos más severos se necesita de un experto que ayude a tratar la situación lo antes posible. A continuación se detallan enfermedades o anomalías que pueden presentarse en las mamas y a las cuales hay que prestarles atención médica:

Hipoplasia mamaria

Se trata de una condición en la que los senos crecen de una forma irregular, imperfecta e insuficiente, con escaso tejido mamario, lo que no debe confundirse con el pecho pequeño. Para conocer si una mujer tiene hipoplasia, los médicos identifican ciertas características a las cuales se les debe poner especial atención, como, por ejemplo, que sean pechos muy separados entre sí o que la areola y el pezón sean un poco más gruesos que el resto de la mama.

A las anteriores características hay que sumarle una que distingue especialmente a la hipoplasia y es la forma de las mamas. En este caso, los senos tienen forma de tubo, por lo que en algunas ocasiones también se le llama mamas tuberosas. Por último, también hay ciertos casos en los que un seno suele ser más grande que el otro, es decir, tiene más volumen.

En el momento de acudir al cirujano, la paciente debe explicar cuál es su problema y sus expectativas respecto a los resultados del aumento de pecho.

Las mujeres que presentan hipoplasia mamaria casi siempre ocultan esta condición por temor o por vergüenza; sin embargo es una anomalía que puede ser perfectamente tratada por la cirugía estética. La paciente puede que ni sea consciente de que presenta hipoplasia mamaria. Por ello, el médico debe explicarle que durante la gestación el pecho aumenta su tamaño por la glándula mamaria que está preparándose para la lactancia. Sin embargo cuando la hipoplasia está presente, la mama no tiene cambio alguno.

La situación se vuelve entonces más compleja: primero porque al no crecer el pecho durante el embarazo es señal de que la glándula no responde al proceso hormonal normal, y en ese sentido, la alimentación del bebé no sería la adecuada. De esta forma, lo primero que debe notar es si el bebé baja de peso de forma repentina, lo que podría significar que no está produciendo la cantidad de leche deseada, por lo que se debe acudir al médico para que recete un suplemento para el niño.

Para corregir este defecto en la mama -en su parte estética-, la paciente puede recurrir al aumento de pecho en Ourense. El implante se puede colocar ya sea por vía periareolar, axilar o por el pliegue submamario, dependiendo de una lista de factores que el especialista determine. Los resultados son completamente satisfactorios para la mujer que decide someterse a la operación, y el cambio es inmediato.

Asimetrías mamarias

Generalmente, y en todas las mujeres, existen leves diferencias entre una mama y la otra, y siendo diferencias muy pequeñas, pasan perfectamente desapercibidas y no generan ningún tipo de inconveniente o preocupación en la mujer. Sin embargo, cuando esas diferencias son muy acentuadas, sí llega a convertirse en un verdadero dolor de cabeza para la paciente. 

La asimetría mamaria es uno de los problemas que el aumento de pecho en Ourense ayuda a resolver.

La asimetría mamaria es uno de los problemas que el aumento de pecho en Ourense ayuda a resolver.

La preocupación de la paciente aparece cuando la diferencia entre las mamas es superior al tamaño de la copa de un sostén. En algunos casos, y pese a esta diferencia tan acentuada, hay sostenes que ayudan, por medio de almohadillas, a que el problema no sea muy evidente.

Es por eso que se considera que hay asimetría en las mamas cuando una de ellas muestra un tamaño desproporcionado en comparación a la otra; cuando la forma de las mamas es diferente; y por último, cuando el pecho o los pechos tienen una caída muy acentuada y distinta uno del otro.

Por suerte, la cirugía de aumento de pecho en Ourense puede ayudar a corregir esta situación, permitiendo que con la colocación de un tipo de prótesis adecuado al cuerpo de la mujer y a su anatomía, la asimetría prácticamente desaparezca. Aunque también hay casos en los que los médicos, además de la colocación de las prótesis, deciden elevar la mama o bien reducirla.

Ptosis mamaria

Quizás el término “ptosis mamaria” no sea muy común. Sin embargo es una condición muy generalizada a la que popularmente se la conoce como “mamas caídas”. Esta circunstancia se distingue por el hecho de que el pezón y la areola están por debajo del surco submamario. Otras de las características que tienen las mujeres con esta condición es que el escote parece “vacío”, es decir, que los senos están caídos.

Entre las causas de la ptosis mamaria se identifican los siguientes:

  • Factores congénitos: en este caso, la ptosis aparece de repente, aun siendo la mujer todavía joven.  También puede ir unida a asimetrías o a hipertrofia mamaria.
  • Embarazos: en algunos casos es la consecuencia de uno o varios embarazos seguidos. La piel de la zona de las mamas se va destensando, lo que ocasiona una caída lógica de los senos.
  • Pérdida de peso: en aquellos casos en los que la pérdida de peso ha sido muy acentuada, la zona de las mamas pierde volumen rápidamente y puede acostumbrarse al nuevo estado y por ende, entonces los senos caen
    La mamoplastia es la cirugía plástica más demandada por las mujeres.

    La mamoplastia es la cirugía plástica más demandada por las mujeres.

  • La edad: sí, a medida que se va envejeciendo la piel va perdiendo elasticidad y firmeza y la gravedad empieza a hacer mella en el cuerpo, no solo en los senos, aunque suela ser más visible y notoria en esta parte.
  • La gigantomastia: es una forma de hipertrofia mamaria. En este caso, los senos crecen de una forma exagerada. Esta etapa comienza en la pubertad, generalmente después de que las chicas tienen la primera menstruación. La situación, en este caso, se vuelve más compleja porque al aumentar los pechos, éstos tienen, como consecuencia, un peso extra, que generalmente afecta a la espalda. De hecho, las mujeres con esta condición padecen de dolores constantes en la columna vertebral. A eso se suma que también se pueden presentar enfermedades en la piel por el exceso de tamaño de los senos: hongos u bacterias que se alojan en la zona, lo que provoca que esta se enrojezca o cambien su tono natural. Con la gigantomastia no es necesaria la mamoplastia de aumento de pecho en Ourense, sino de reducción, pero cabe incluirla en este apartado como una de las causas de hipertrofia mamaria.

Como se detalla en los puntos anteriores, si bien la estética es el camino final para las personas con cualquiera de estas condiciones, eso no quita que también sea útil para mejorar su autoestima y problemas eventuales de salud.

La mastectomía

Se trata de aquella cirugía en la que por algún motivo, se debe extirpar la mama de manera completa. Ese motivo, en la mayoría de los casos está relacionado con la aparición de cáncer de mama. Esta mutilación, como se le conoce también, causa una gran cantidad de emociones en las mujeres. 

En algunos casos, esta experiencia, si bien puede ser duro los primeros meses, no marca la vida de la mujer, y se suele recurrir a sostenes con almohadillas para subsanar la situación. Sin embargo, en el otro extremo, están aquellas se sumen en la depresión debido al enorme cambio que han experimentado en su cuerpo. En dichas situaciones se puede recurrir a la mamoplastia para revertir la situación. 

La cirugía de aumento de pecho en Ourense se convierte en una enorme aliada para este tipo de mujeres que han pasado por la mastectomía.

Beneficios que aporta la mamoplastia de aumento

Mucho se habla de los beneficios que puede aportar la cirugía plástica en general. Normalmente se destacan más los beneficios estéticos, pero poco o nada se quiere ahondar en lo que puede beneficiar a nivel psicológico. 

Entre los beneficios del aumento de pecho en Ourense, está el de mejorar la autoestima de la mujer.

Entre los beneficios del aumento de pecho en Ourense, está el de mejorar la autoestima de la mujer.

En el caso específico del aumento de pecho en Ourense, cuando la mujer presenta las complicaciones que se han comentado al inicio de este artículo, los resultados son maravillosos en todos los sentidos. La autoestima se mejora notablemente, al igual que las relaciones sociales, que se dejan de lado, en algunas ocasiones, por vergüenza o pena por ser diferentes a los demás.

Son complejos que se arrastran desde temprana edad, y eso va minando la personalidad de la paciente, por lo que un cambio tan radical, como el que ofrece la cirugía plástica, pero en especial la mamoplastia de aumento, son muy importantes.

Los senos se consideran como un símbolo de sexualidad, de femineidad, su apariencia es casi tan importante como la del rostro. Así que no es sorpresa que siempre se busque que éstos luzcan hermosos, saludables y “perfectos”.

Es por eso que, en primera instancia, hay mujeres que recurren a la mamoplastia de aumento por mera estética, para mejorar su apariencia. Deciden aumentar su tamaño, algunas de manera discreta, otras no, con el objetivo de mejorarlas.

Pero está la otra parte, de la que poco se habla, de las mujeres que por enfermedad recurren a la cirugía de aumento de pecho en Ourense

Hay múltiples beneficios, pero se identifican tres que a continuación se detallan:

  • Seguridad: sentirse bien consigo mismas, con la autoestima alta, tomar control de su vida y una larga lista de bondades que da el estar bien y sentirse bien. Toda esa amalgama de actitudes positivas lleva a la mujer a una vida plena.
  • Mejora la vida sexual: como ya se había mencionado anteriormente, los senos son un símbolo sexual, son parte inherente de la mujer. Al tenerlos firmes, con una apariencia natural, en pocas palabras saludables, entonces la relación de pareja mejora, hay más compenetración, satisfacción.
  • La moda: sí, tampoco hay que dejarla de lado. La sociedad está tan sumida en modas que en algunos casos ésta es la que impulsa a las mujeres a realizarse una mamoplastia de aumento. Sin embargo en este punto se debe ser muy cuidadoso, la paciente siempre debe tener expectativas realistas.

Como se ha mencionado anteriormente, éstos son los beneficios que aporta la cirugía. Siempre el médico debe llevar un seguimiento del proceso, procurando que siempre se busquen opciones naturales de implantes, evitando el exceso de volumen de los mismos.

El sexo tras el aumento de pecho

Una de las preocupaciones de las mujeres que se someten a la mamoplastia de aumento de pecho en Ourense es la posibilidad de perder la sensibilidad en las mamas, especialmente cuando se trata de las relaciones sexuales y la lactancia. La interrogante va encaminada más que todo a saber cuánto tiempo se debe esperar después de la operación para mantener relaciones sexuales y si estas pueden ayudar o no en la recuperación de las mamas.

Se debe aclarar que no es lo mismo mantener relaciones sexuales que tocar o presionar la zona donde se ha realizado la operación, es decir, se puede tener sexo, pero con el sumo cuidado de no ejercer presiones en las mamas durante los primeros días.

Si se habla de tiempo, los médicos recomiendan que la paciente se espere al menos 48 horas después de la operación para tener relaciones sexuales o, en todo caso, cuando ya no haya molestias que van desde dolor hasta el enrojecimiento de la zona. Los especialistas afirman que se debe evitar el contacto directo con los senos hasta que se hayan retirado los puntos.

Después de 10 días se puede comenzar a acariciar la zona y luego de unas tres semanas hacer presión, siempre y cuando la paciente no sienta molestias. 

En cuanto a las relaciones sexuales tras la cirugía, los especialistas recomiendan evitar cualquier contacto directo con los senos hasta que se retiren los puntos.

En cuanto a las relaciones sexuales tras la cirugía, los especialistas recomiendan evitar cualquier contacto directo con los senos hasta que se retiren los puntos.

Las caricias suaves ayudan a que la paciente poco a poco vaya normalizando la sensibilidad en las mamas, además para la pareja también implica la pérdida del miedo para presionar el área, pero siempre procurando no apretar en exceso, debe ser poco a poco.

Es normal que en las primeras semanas la mujer sienta hipersensibilidad en los pezones, lo que puede ser muy molesto y de hecho puede incluso condicionar las relaciones sexuales, pero ésta desaparecerá con el paso del tiempo.

Los especialistas afirman que con el paso de los días, alrededor de la semana siete, ya la pareja puede presionar con un poco más de intensidad las mamas, teniendo en cuenta de que el periodo de recuperación haya sido satisfactorio. Se debe aclarar también en este punto que el hecho de mantener relaciones sexuales no rompe, no desplaza, no rota la prótesis; asimismo, tampoco la presión que se ejerce sobre el cuerpo de la pareja.

Quizás uno de los riesgos más grandes de esta cirugía, como se mencionaba al inicio, es la pérdida de sensibilidad erógena en los senos. Y esto va a depender, en buena parte, de la vía de abordaje que se elija (areola, pliegue submamario o axila).

El médico debe explicarle a la paciente que tras la cirugía es normal que aparezcan cambios en la sensibilidad en los pezones: esto se ocasiona por el estiramiento de las fibras nerviosas ya sea debido a la creación del bolsillo donde se coloca el implante o bien por la presencia de la misma prótesis. Es muy raro que la sensibilidad se pierda por completo.

Por otro lado, hay casos en donde la mujer tiene un “exceso” de sensibilidad en los pezones, lo que no ayuda a las relaciones sexuales. Algunas mujeres comentan que el exceso de sensibilidad en la zona de los pezones llega incluso a ser demasiado molesto y hasta doloroso. Se pueden presentar en esta faceta calambres producto de la regeneración de las vías nerviosas.

Un punto que se debe tomar muy en cuenta a la hora de elegir el tamaño de las prótesis es que cuanto más grandes éstas sean, mayor es el riesgo de que la pérdida de sensibilidad sea más alta, así que en ese sentido la recomendación que dan los especialistas es que siempre se elija una prótesis que vaya acorde con el cuerpo de la paciente, que se vea natural. En cualquier caso, las prótesis que se utilizan son de primera calidad y no son peligrosas.

La textura de los implantes

En los primeros años en los que se realizó la operación de aumento de senos, lo más común era utilizar implantes con textura lisa. El problema surgía porque se presentaba una infinidad de casos de contractura capsular (cicatriz que se forma alrededor de la bolsa que aísla el implante), debido a que, naturalmente, el organismo lo reconoce como un cuerpo extraño.

Si esta bolsa se endurece y encoge puede llegar a aplastar el implante y hasta a deformarlo causando  irregularidades estéticas, por lo que la operación para solventar la situación se vuelve necesaria.

Con el paso de los años aparecieron las prótesis con la superficie rugosa o con pequeñas irregularidades. Además, la cubierta del implante aumentó su grosor y tamaño, empezando a fabricarse con varias capas superpuestas.

Los implantes de textura rugosa redujeron sustancialmente las contracturas capsulares. Los médicos hallaron que en este caso la cápsula que se formaba era más vascularizada y no daba cabida a células musculares, lo que permitía una mejor distribución de las contracciones que provoca el pecho sobre el implante.

Para elegir el tipo y el tamaño de prótesis adecuada, la paciente debe dejarse aconsejar por el cirujano, que sabrá interpretar sus deseos para que el resultado sea el esperado.

Además, los especialistas también recurrieron a un cambio en la técnica de introducción de implante: no encima del músculo pectoral sino en la zona submuscular con la desventaja de que era un proceso más agresivo, con un postoperatorio más prolongado e incluso doloroso, pero que reducía notablemente los casos de contractura.

De esta manera, poco a poco se fueron introduciendo las prótesis rugosas, las cuales tienen las siguientes ventajas:

  • Se pueden introducir sin ninguna dificultad por las tres vías de abordaje.
  • Están fabricadas con multicapas con una rugosidad ampliamente estudiada para que cumpla con los estándares que se exigen.
  • Su bolsa exterior es de enorme calidad, lo que garantiza su durabilidad por mucho tiempo, además son resistentes y se evitan posibles roturas.
  • Reduce la aparición de seromas y de ondulaciones o lo que se conoce como “rippling”.
  • Se adhiere al tejido de la mama, por lo que se reducen notablemente la rotación o movimientos indeseados.
  • No influye en la lactancia materna ni en pruebas médicas de rutina en los senos como las mamografías y ecografías. 
    El tamaño y tipo de prótesis dependerá de los resultados que se desee obtener y de la anatomía de la paciente.

    El tamaño y tipo de prótesis dependerá de los resultados que se desee obtener y de la anatomía de la paciente.

Estas son las ventajas que destacan en las prótesis lisas:

  • De igual forma pueden introducirse por cualquiera de las tres vías de abordaje, pero la diferencia es que la incisión que se realiza es más pequeña.
  • No se adhieren a los tejidos de las mamas, por lo que su movimiento es más adaptable a los de la mujer, es decir, es un poco más natural.
  • Si aparece alguna infección, es un poco más fácil tratarla.

El tamaño y el tipo de relleno de las prótesis

Este es uno de los puntos a los que también se le debe prestar la debida atención. Los fabricantes de implantes ofrecen una gama tan amplia de volúmenes y formas que es preciso se tome la mejor decisión al respecto. Las prótesis pequeñas tiene un volumen de 125 centímetros cúbicos y las más grandes pueden llegar a tener hasta 450 cc e incluso más. En un principio, era muy común que se optara por aquellas prótesis grandes; hoy en día, sin embargo, se tiende más a la naturalidad.

En la actualidad se echa mano de simulaciones en 3D que ayudan a tener una imagen más cercana a la realidad de lo que se desea. Además, también hay sujetadores con ciertos tamaños que pueden rellenarse con almohadillas, lo que ayuda a que la paciente pueda hacerse una idea de cómo quedaría tras la operación de aumento de senos.

Otro punto que también se debe tener en cuenta es el tipo de relleno de los implantes. La historia de la mamoplastia es amplia, en los primeros años de la cirugía de aumento de pecho en Ourense, la mayoría de ellos eran de gel de silicona líquida; sin embargo, en los últimos años éstos son de gel cohesivo de silicona y de suero fisiológico.

Hace unos años las pacientes optaban más por prótesis grandes, hoy en día, sin embargo, se prefieren las pequeñas y un resultado natural.

Los primeros están formados por numerosas capas de silicona con alta cohesión entre ellas lo que elimina por completo el riesgo de alguna fuga. También, presentan un aspecto más natural, son más duraderas y no tienden a deformarse.

Por otro lado las de suero fisiológico tienen como característica principal que se introducen en el pecho vacías y una vez dentro se rellenan con el líquido. Esta forma permite que la incisión que se realiza sea mucho más pequeña. Una de las desventajas es que existe un riesgo más alto de rotura y por ende fuga del líquido.

El preoperatorio es sencillo y en cuanto al tipo de anestesia para el aumento de pecho en Ourense, suele ser general.

Escribe un comentario


 
He leído y acepto las condiciones de uso
 
Enviar

    Especialistas relacionados: cirujanos plásticos en Ourense

    (Los centros y/o especialistas que aparecen a continuación no trabajan con Bonomédico. Se muestran solo a título informativo.)

    Uso de cookies
    Esta página web utiliza cookies propias con fines técnicos, analíticos y publicitarios así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Para obtener más información sobre el uso de cada una de las cookies, consulta nuestra Política de Uso de Cookies. La navegación por el Portal supone la aceptación de nuestra política de cookies.