¿Son más recomendables las prótesis redondas o anatómicas?

Aumento de pecho en Madrid: más información

Una de las primeras preguntas que se hace una persona de género femenino que se está planteando someterse a una operación de aumento de pecho en Madrid es precisamente la forma adecuada para los implantes. Si bien estamos, junto con la consulta del tamaño adecuado, ante una de las dudas que más se suelen escuchar en las consultas de cirugía estética, también es sabido que una misma respuesta no vale para todos los casos. Y es que cada una de las pacientes tienen características propias lo que complica en cierto grado la elección correcta.

En la actualidad, las mujeres que quieran ampliar la talla de su sujetador cuentan, además, con el asesoramiento de los profesionales en el campo de la cirugía. Capaces, la mayoría, de ofrecer respuestas ante la disparidad de peculiaridades físicas de cada mujer.

Dependiendo de los resultados que se busquen, se recomienda un tipo u otro de prótesis de aumento de pecho en Madrid.

Dependiendo de los resultados que se busquen, se recomienda un tipo u otro de prótesis de aumento de pecho en Madrid.

Tras años de evolución, la forma de las prótesis se han establecido en dos tipos: redondas o anatómicas. Pero ¿cómo elegir entre ellas? A modo de resumen, señalamos a continuación las ventajas e inconvenientes de las prótesis redondas.

Prótesis mamarias con forma redondeada

Como su propio nombre indica son redondas por todos sus lados. Ofrecen un mayor volumen al escote de la paciente. Entre otros, los principales beneficios que aportan son:

  • Facilitan en el pecho de la paciente un efecto muy parecido al push-up. Y es que son capaces de rellenar más la parte superior del pecho. La contraindicación viene del aporte de superficialidad que ofrece un escote de estas características.
  • En las pacientes con algo de sobrepeso o simplemente en aquellas que ya disponen de una talla de sujetador bastante alta, las prótesis mamarias redondas suelen ofrecer un resultado final muy similar al de las anatómicas.
  • No tienen libre movimiento. Sin embargo, en el supuesto caso de que una prótesis redonda se moviese el resultado no alteraría la forma del pecho.
  • Comprenden una opción ideal para aquellas mujeres que ya han pasado por quirófano para elevarse o aumentarse los pechos.
  • Estamos ante un tipo de prótesis de coste más rebajado ya que fabricación no incluye demasiadas complicaciones..

Por otro lado, los inconvenientes de las prótesis mamarias redondas son:

  • En las mujeres de bajo peso o con tallas de sujetador pequeñas ofrecen un resultado algo más artificial.
  • No es una solución para paliar la flacidez de un pecho caído. En el caso de que se utilizarán para el tratamiento de una mama caída podrían llegar a desplazar hacia abajo el pezón.

Prótesis mamarias con forma anatómica o de lágrima

La naturalidad que ofrece este tipo de implantes viene dada por su forma de gota o de lágrima. Son muchos los beneficios que aportan a las pacientes las prótesis de forma anatómica:

  • Su apariencia final se aproxima bastante a la de un pecho natural. Se produce un aumento de la talla del pecho a la vez que un escote mucho más vistoso, aunque todo desde un prisma mucho más equilibrado.
  • Es una óptima opción para aquellas pacientes que requieran elevar un poco su pecho natural.
  • La curvatura del pecho se hace visualmente mucha más anatómica, es decir, la parte inferior del pecho se antoja mucho más natural.
  • Está catalogada como una de las mejores opciones para aquellas mujeres que tengan poco o nada de pecho.

Por otro lado, los inconvenientes de la colocación de una prótesis anatómica son:

  • Su coste se eleva al complicarse su proceso de elaboración. Al no tener la misma forma en todos sus polos aumenta su precio con respecto a una prótesis redonda.
    La naturalidad del resultado depende también del tipo de prótesis utilizada.

    La naturalidad del resultado depende también del tipo de prótesis utilizada.

  • En el caso de que una prótesis mamaria anatómica llegue a romperse lo más probable es que se produzca una modificación en la forma del pecho. Será entonces el momento de volver a pasar por quirófano para proceder a reemplazo.

Ya que conocemos tanto las ventajas como los inconvenientes de ambas opciones, el momento de decidirnos hacia una u otra se complica. En este sentido, se recomienda el asesoramiento del cirujano capaz de adecuar la anatomía de la paciente hacia sus expectativas. Este proceso será más fiable conforme se amplíen tanto los conocimientos como la experiencia y profesionalidad del experto que va a realizar la intervención.

El volumen de las prótesis mamarias que nos vayamos a colocar también son factor determinante. Cuanto más se reduzca el tamaño del implante mayor naturalidad obtendremos. Por ejemplo, ante volúmenes pequeños poco se puede llegar a diferenciar el tipo de implante redondo al anatómico. Las tallas más grandes ofrecen precisamente el efecto contrario. Sin embargo, dos de los condicionantes a tener en cuenta a la hora de elegir el volumen adecuado serán sin duda tanto el diámetro de la base como la forma del pecho natural de la paciente. Prima entonces con más razón la experiencia del cirujano que lleve a cabo el aumento de pecho en Madrid.

Uso de cookies
Esta página web utiliza cookies propias con fines técnicos, analíticos y publicitarios así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Para obtener más información sobre el uso de cada una de las cookies, consulta nuestra Política de Uso de Cookies. La navegación por el Portal supone la aceptación de nuestra política de cookies.