¿Se colocan más los implantes redondos o con forma de lágrima?

Aumento de pecho en Madrid: más información

Se trata de otra de las preguntas que con mayor frecuencia se suelen escuchar en las consultas de los cirujanos estéticos. Y, sin embargo, no existe respuesta certera para todas y cada una de las pacientes, ya que las características físicas van a determinar, en gran medida, la elección idónea. No obstante, las personas que se quieran someter a una cirugía de aumento de pecho en Madrid pueden estar tranquilas, ya que en la actualidad la mayoría de los fabricantes ofrecen respuestas a cada tipo de mujer.

A continuación señalamos tanto los beneficios como los inconvenientes de la colocación de cada tipo de prótesis.

Implantes con forma redondeada

La elección del tipo de prótesis para el aumento de pecho en Madrid, depende de cada paciente.

La elección del tipo de prótesis para el aumento de pecho en Madrid, depende de cada paciente.

Su apariencia es redondeada por todos sus lados, capaces de dotar de un mayor volumen a la parte superior de los pechos, es decir, al escote de la paciente. Las ventajas de optar por una prótesis con forma redondeada son:

  • Ofrecen a las pacientes un efecto muy similar al conocido como push-up ya que rellenan bastante el polo superior del pecho. Su aspecto suele lucir algo más artificial.
  • En aquellas personas que tienen un peso corporal algo más incrementado o que ya disponen de una talla alta de sujetador, este tipo de implantes ofrecen un resultado final muy parecido al de las anatómicas.
  • No suelen moverse pero en el caso de que esto pase la forma del pecho no sufre alteración alguna ya que las prótesis son redondas.
  • Son una buena opción para aquellas personas que ya se han sometido a una elevación y aumento de pecho.
  • Su coste es más económico ya que su elaboración es también menos costosa y más simple a su vez.

Por el contrario, las desventajas de los implantes redondos son:

  • Ofrecen un mayor grado de artificialidad en aquellas personas más delgadas.
  • No ofrece solución ante la necesidad de elevar un pecho caído. Y es que las prótesis redondas en este sentido pueden llegar a dejar el pezón orientado hacia abajo.

Implantes con forma anatómica o de lágrima

Su forma, de gota o de lágrima, suele ofrecer un aspecto mucho más natural. Las ventajas de optar por una prótesis con forma anatómica son:

  • Ofrecen unos resultados más próximos a la apariencia de un pecho natural. Es obvio que mediante una cirugía con prótesis anatómicas se aumenta el volumen del pecho, ofrece un escote más vistoso, pero todo ello desde un punto de vista mucho más equilibrado.
  • Para aquellas personas que requieran de la realización de una cirugía para subir ligeramente el pecho son una de las mejores opciones.
  • Ofrecen una curvatura mucho más armónica, es decir, el polo inferior, la parte que queda por debajo del pezón, ofrece un aspecto mucho más natural.
  • Es la mejor opción para aquellas personas con poco o nada de pecho.

Por el contrario, las desventajas de los implantes anatómicos son:

  • El coste para el bolsillo es algo menos económico que los implantes redondos. La razón es sencilla, su proceso de elaboración es bastante más complejo al tener la misma forma en todos sus polos.
  • Aunque las probabilidades son escasas, siempre cabe la opción de que las prótesis anatómicas lleguen a rotarse. En este caso, la paciente necesitaría pasar de nuevo por quirófano con el objetivo de reorientar el implante desubicado.

¿Cuáles son más recomendables?

Resumidas ventajas e inconvenientes, ¿cuál es la mejor opción? En este sentido, los especialista intentan ser fieles al equilibrio entre la anatomía física de la paciente, las expectativas de ésta y la experiencia, profesionalidad y formación del cirujano.

Además de la forma, el tamaño de los implantes es muy importante para el resultado.

Además de la forma, el tamaño de los implantes es muy importante para el resultado.

El volumen a elegir es algo también de vital importancia. Y es que cuanto más reducido sea la prótesis, mayor naturalidad se ofrecerá. Así, en volúmenes pequeños, por ejemplo, existen pocas diferencias si optamos por implantes redondos o implantes anatómicos. Muy al contrario pasa con volúmenes más grandes, sin embargo, antes de tomar la decisión de colocarnos unas prótesis más grandes se debe evaluar tanto el diámetro de la base de la mama como su forma.

Hay pacientes con pechos que disponen de una forma ancha en los que una prótesis redonda puede suponer la aportación de óptimos resultados ya que, de esta forma, conseguimos rellenar el polo superior al tiempo que ofrece una buena distribución. Por el contrario, hay pechos más estrechos y con existencia de tejido tenso que se transforman mejor con prótesis anatómicas. Además, en casos de largos periodos de lactancia o tras la pérdida de bastante masa corporal se recomienda sin dudas la prótesis anatómica.

En resumen, la elección de un implante u otro tiene que ser examinada por el cirujano y valorada con el paciente. En este sentido, las características iniciales de la persona que se someterá a una intervención de aumento de pecho en Madrid determinará el resultado final.

Uso de cookies
Esta página web utiliza cookies propias con fines técnicos, analíticos y publicitarios así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Para obtener más información sobre el uso de cada una de las cookies, consulta nuestra Política de Uso de Cookies. La navegación por el Portal supone la aceptación de nuestra política de cookies.