Liposucción (lipoescultura) en Granada

Dr. Julio Villalba Jiménez

Liposucción (lipoescultura) en Granada por 2.690 €
Hasta
el
31 dic

Consigue la figura que quieres tener por menos de lo que crees

Con esta operación podrás tener el cuerpo que quieres por menos de lo que creías: Liposucción de 1 ó 2 zonas en Granada al mejor precio. Por 2.690 € con el Dr. Julio Villalba Jiménez.

La liposucción o lipoescultura es una técnica quirúrgica a la que se recurre para eliminar aquellos acúmulos de grasa en diversas zonas del cuerpo que no se pueden eliminar de otro modo. Se extrae la grasa de aquellas zonas donde sea necesario (caderas, muslos, abdomen, brazos...) con la ayuda de una cánula conectada a una maquina especial. La duración media de la intervención es de 1 a 3 horas, dependiendo de la zona a tratar. 

Si te interesa una liposucción en Granada, reserva tu bono de consulta y te llamaremos para darte cita con el Dr. Julio Villalba Jiménez. La primera consulta, donde el cirujano analizará tu caso y resolverá tus dudas, es completamente gratuita. Si después decides someterte a la operación, esta tendrá lugar en Hospital Inmaculada o Hospital Vithas Nuestra Señora de la Salud.

Servicios incluidos

  • Primera visita médica.
  • Anestesia local y sedación.
  • Lipoescultura o liposucción (1 ó 2 zonas)
  • Hospitalización de un día (si es necesaria).
  • Visitas de control postoperatorias.

No incluye

  • Pruebas preoperatorias.
  • Faja post-operatoria ni otro tipo de accesorios.
  • Posibles complicaciones fuera del proceso quirúrgico normal.

Especialista

Julio

Dr. Julio Villalba Jiménez

Cirujano plástico
  • Pertenece a la Sociedad Española de Cirugía Plastica, Reparadora y Estética (SECPRE) y a la Sociedad Internacional de Cirugía Plastica y Estética (ISAPS).
  • Es Licenciado en Medicina y Cirugía por la Facultad de Medicina de la Universidad de Granada y Especialista en Cirugía Plástica Estética y Reparadora por la Universidad Autónoma de Madrid, con formación vía MIR, en el Servicio de Cirugía Plástica Estética y Reparadora del Hospital Universitario La Paz de Madrid.
  • También es profesor del curso de disección de la mano en el Departamento de Morfología de la Universidad  Autónoma de Madrid.
  • Ha realizado numerosos cursos postsgraduado en Clínica Dr. Ivo Pintaguy, Dr. Laycir Riveiro en Río de Janeiro (Brasil), Clínica Dr. Rollin Daniel (Newport Beach, California), Cirugía estética de la nariz Dr. Roderick Hester (Atlanta, Georgia), Cirugía estética y reconstructiva de la mama.
  • Es facultativo especialista de área del Servicio de Cirugía Plástica Estética y Reparadora del Hospital Universitario Virgen de las Nieves de Granada.

Centros

Hospital Inmaculada

Hospital Inmaculada

Centro médico garantizado

El Hospital de la Inmaculada Concepción de Granada está situado en un enclave privilegiado con vistas a Sierra Nevada, la Alhambra, la Vega de Granada y en la ribera del rio Genil. Cuenta con una amplia cartera de servicios, equipamiento y tecnología de última generación que le han permitido situarse como centro médico de referencia de la sanidad privada granadina. Las instalaciones, dotadas de 92 habitaciones individuales con cama de acompañante y un equipo humano de prestigio entregado a la tarea de satisfacer a pacientes y familiares, conforman el principal valor del centro.

Liposucción (lipoescultura) en Granada: más información

La liposucción o lipoescultura en Granada consiste en una intervención quirúrgica que tiene por finalidad eliminar los acúmulos de grasa en determinadas zonas de nuestro cuerpo y que tanto castigan nuestra silueta, incluso a pesar de realizar ejercicios adaptados a esas zonas donde se acumula la grasa a eliminar e incluso pese a la dieta realizada.

Es importante resaltar la idea de que la liposucción no debe considerarse como una alternativa a perder peso, no es el método adecuado para bajar de peso ni para solucionar la obesidad, sino solo una vía para eliminar los acúmulos de grasa localizados en las zonas a tratar como caderas, muslos, abdomen, glúteos, cuello, etc. y que tanto afectan al contorno corporal.

En ocasiones se compagina con otro tipo de intervenciones plásticas, como la abdominoplastia, el estiramiento facial, la lipoinyección, la lipoescultura, etc.

Algunas de las zonas a tratar con la liposucción o lipoescultura en Granada son abdomen, caderas, muslos o brazos.

Algunas de las zonas a tratar con la liposucción o lipoescultura en Granada son abdomen, caderas, muslos o brazos.

Hasta los años setenta, este tipo de intervenciones eran especialmente traumáticas teniendo como resultado grandes cicatrices. Sin embargo, en 1.977 se descubrió que conectando las cánulas a un aspirador, se podía separar la grasa de la piel, para poder extraerla a continuación.

Evidentemente, desde aquellas fechas este tipo de intervenciones han evolucionado muchísimo, mejorando las máquinas de aspiración, las cánulas usadas, la anestesia que se aplica, la experiencia, la práctica de los cirujanos, etc.

¿Cómo se realiza una liposucción?

En relación al procedimiento utilizado en la liposucción o lipoescultura en Granada, se usan cánulas muy finas. Son varios tipos de técnicas distintos los que se utilizan para la liposucción; la generalmente usada es la tumescente, es decir, uso de suero salino con anestésico local.

Hoy en día, a diferencia de lo que ocurría algunos años atrás, no hace falta realizar transfusiones de sangre, ya que la pérdida de sangre es mínima. Igualmente, comentar que las zonas a intervenir pueden ser tanto zonas superficiales como zonas más profundas.

Las técnicas de liposucción han avanzado mucho en las últimas décadas, con lo que la intervención es cada vez más segura y con una recuperación más rápida.

Es muy importante prepararse correctamente antes de la intervención para conseguir unos resultados óptimos. En la primera consulta con el cirujano, éste explicará al paciente todo lo necesario sobre la intervención, los consejos básicos y su procedimiento quirúrgico así como el tipo de anestesia a utilizar.

El médico elaborara un historial médico del paciente incluyendo todo lo que sea necesario para detectar en el paciente posibles riesgos que pudieran surgir durante la liposucción.

Tendrá en cuenta si el paciente está tomando medicamentos, si fuma, si toma anticonceptivos, el tipo de piel y su estado de elasticidad, flacidez, etc., o cualquier algún tipo de dolencia que pudiera tener el paciente. El paciente deberá aprovechar estos momentos para plantear al cirujano cualquier duda que pudiera tener, tanto respecto de la intervención quirúrgica como sobre los resultados de la misma.

Algunos consejos para el preoperatorio serían:

  • Dos semanas antes de la intervención no deben tomarse medicamentos que pudiera afectar a la coagulación de la sangre (como ocurre con las aspirinas).
  • Si el paciente es fumador, se recomienda que no fume durante los días previos a la operación.
  • El día previo a la intervención, el paciente debe descansar y pedir a alguien que le acompañe tanto a la entrada como a la salida del hospital.
  • El mismo día de la intervención, el paciente no debe comer ni beber durante siete horas antes de la intervención, con el objeto de minimizar los riesgos que pudieran surgir con la digestión durante la anestesia.

Técnicas de liposucción o lipoescultura en Granada

Respecto al tiempo de duración de la operación, puede rondar entre cincuenta minutos y dos horas, en función de las zonas a intervenir.

La anestesia suele ser local, salvo que las zonas a tratar sean muy amplias, en cuyo caso se usará la anestesia general. Respecto a la forma de extraer la grasa, existen diversas formas de realizar la liposucción o lipoescultura en Granada:

  • De forma manual: es más lenta pero menos traumática, por lo que es la apropiada para los casos en que haya que extraer poca grasa e incluso para zonas a intervenir más delicadas. Se utiliza una cánula conectada a una jeringa y un bloqueador para poder realizar el vacío. 
    Existen diferentes técnicas de liposucción o lipoescultura en Granada.

    Existen diferentes técnicas de liposucción o lipoescultura en Granada.

  • Forma mecánica asistida: es mucho más cómodo para el cirujano, al no necesitar realizar tanta fuerza a la hora de introducir la cánula y le permite extraer más cantidad de grasa en un tiempo menor. Es apropiada para zonas complicadas por su dureza, como por ejemplo la espalda. Este sistema es apto para extraer grandes cantidades de grasa, no obstante, se requiere una gran experiencia del cirujano para evitar que se produzcan zonas irregulares. La cánula se conecta a un liposuctor, es decir, una bomba de vacío.
  • La ultrasónica: esta última cuenta con el valor añadido de que a la vez que elimina y extrae la grasa, permite la retracción de la piel. Obviamente, el cirujano hará menos esfuerzo con este sistema, siendo muy optima para zonas fibrosas o con cicatrices. La debilidad de este sistema es que es más lenta que las anteriores y, de no tomar las precauciones oportunas, podría producir quemaduras.

Si bien es cierto que la técnica aplicable a la liposucción es prácticamente la misma, existen variantes. En algunos casos no se realizan infiltraciones, mientras que en otras se inyectan suero, para sustituir, al menos en parte, a la grasa eliminada.

La técnica tumescente se usa con mucha frecuencia en la actualidad por las ventajas que aporta. En la misma se usa adrenalina, la cual disminuye la pérdida de sangre, permaneciendo dormida la zona intervenida, facilitando por otro lado, el paso de las cánulas por los tejidos. Tal como hemos comentado, la técnica consiste en extraer grasa a través de una varilla hueca o cánula, la cual se introduce bajo la piel mediante pequeñas incisiones.

Dichas cánulas estarán conectadas a una máquina que hace el vacío o a una jeringa, según cada caso, y por medio de movimientos circulares se consigue despegar la grasa de la piel, para proceder a succionarla a continuación. Las incisiones realizadas en la piel para introducir la cánula se suelen hacer en zonas del cuerpo muy poco visibles, de modo que las cicatrices que pudieran surgir queden disimuladas.

Postoperatorio y hospitalización

Respecto de la necesidad de la hospitalización en el caso de la liposucción o lipoescultura en Granada, generalmente tiene un carácter ambulatorio, no superior a 24 horas. No obstante, si el volumen de grasa extraído es muy elevado, si podría requerir unos días de hospitalización. Respecto a posibles efectos secundarios, pueden aparecer zonas moradas, edemas, hinchazón, sensación de quemazón, acorchamiento, si bien tienen carácter pasajero. 

Tras la cirugía, el paciente sentirá unas leves molestias en la zona intervenida.

Tras la cirugía, el paciente sentirá unas leves molestias en la zona intervenida.

Tras la intervención, el paciente puede sentir un dolor leve, el cual puede minimizarse con analgésicos, siendo aconsejable el caminar, ya que acelerara la recuperación del paciente. Después de la intervención se colocan tubos de drenaje durante un par de días, ubicando la misma dentro de la piel con el objeto de evitar que se acumulen fluidos.

Igualmente, se colocará una venda elástica, que a los pocos días se reemplazará por una faja, la cual acompañara al paciente durante el tiempo que decida el cirujano. Esta faja evita el sangrado, reduce la inflamación y acelera la adaptación de la piel al nuevo contorno corporal. La recuperación puede durar días o meses, según la cantidad de grasa extraída. Por regla general, su vida laboral podrá iniciarla a los pocos días de la intervención, aunque dependerá del trabajo que desarrolle el paciente.

Respecto a los posibles riesgos de la intervención, podemos aludir a posibles asimetrías, pigmentación en la piel, posible retención de líquidos o infecciones, si bien, con carácter general el cirujano debe anticiparse a estos posibles riesgos para minimizar la posibilidad de que aparezcan.

En el caso de que la piel de paciente no tenga la elasticidad suficiente, es posible que tras la intervención queden pequeñas irregularidades, las cuales podrán ser tratadas con posterioridad.

Los resultados de la liposucción deben ser permanentes, si bien, es necesario que el paciente lleve una dieta equilibrada y que lo complemente con algo de ejercicio físico. La grasa que se elimina no vuelve a formarse, sin embargo si el paciente no lleva una vida saludable, con una dieta equilibrada y algo de ejercicio, las células grasas no extraídas pueden expandirse dando lugar a un aumento de peso.

Candidatos a esta técnica

El paciente ideal para una liposucción o lipoescultura en Granada es una persona mayor de 18 años, con un peso relativamente normal, sano y con acumulaciones grasas en determinadas zonas del cuerpo, con una piel firme y elástica. Es muy importante que el paciente tenga una idea clara de lo que puede conseguir con este tipo de intervenciones. Entre otras cosas, no se elimina la celulitis, ni las estrías, ni una gran cantidad de grasa.

Los canditados ideales para la liposucción en Granada son personas con un peso normal, que no pueden eliminar acúmulos de grasa con dieta y ejercicio.

Entre las posibles contraindicaciones, debemos comentar que no es recomendable acudir a la liposucción en caso de una circulación deficiente, si ya se ha sometido con carácter previo a una intervención de este tipo en la misma zona, en casos de insuficiencias respiratorias o cardiacas, si el paciente tiene obesidad mórbida o bien es hipertenso. Tampoco es recomendable en mujeres embarazadas o que están con la lactancia.

Finalmente, debemos comentar que la liposucción es una intervención segura si se cuenta con los medios materiales adecuados y la realiza un buen profesional con la experiencia adecuada. No obstante, no debemos olvidar que se trata de una intervención quirúrgica y como tal existen riesgos, tales como los comentados anteriormente: infecciones, acumulaciones de liquido a drenar, daños en los nervios o en la piel, perdida excesiva de líquidos, cicatrices, coloraciones en la piel por una exposición anticipada al sol, hemorragias, riesgos asociados a la anestesia, etc.

Por concluir, comentar que los resultados de la liposucción o lipoescultura en Granada no son apreciados tras la intervención, en tanto la hinchazón no disminuya y la piel se ajuste al nuevo contorno. Generalmente, suelen transcurrir entre tres y seis semanas. Los resultados serán permanentes si, tal como hemos comentado, se lleva una alimentación saludable y se realiza ejercicio físico.

La liposucción o lipoescultura en Granada  mejora la apariencia y la confianza del paciente, sin embargo, los resultados pueden variar de una persona a otra. El candidato ideal para una liposucción es aquella persona que están dentro de su peso normal pero que tienen un exceso de grasa acumulado en algunas áreas: caderas, abdomen, muslos, cuello, etc., que alteran la estética de su cuerpo.  No se debe considerar la liposucción como un método para bajar de peso ni para eliminar la celulitis.

Siempre se debe gozar de buena salud y disfrutar de una estabilidad emocional siendo muy realista respecto a los resultados que se pueden llegar a obtener pues nunca se alcanzará el cuerpo ideal sólo con una liposucción.

La liposucción se puede realizar con anestesia local, usando la técnica tumescente descrita por el Dr. Klein en 1987 y de esta manera se evitarán los riesgos de una anestesia general. Se puede realizar en un quirófano o si es una liposucción en un área pequeña también se puede hacer en la consulta del cirujano, siempre y cuando esté adaptada para ello. El paciente regresa a su casa el mismo día y puede reincorporarse a sus actividades normales en pocos días. Normalmente la duración de una liposucción es de tres a cuatro horas aunque siempre dependerá de la amplitud de la zona a tratar.

Zonas a tratar con la liposucción en Granada

La liposucción se puede realizar para reducir y moldear el abdomen, los muslos, las piernas, las caderas, la cintura y en el cuello para disminuir la “papada” o en cualquier otra parte del cuerpo en la que haya depósitos de grasa que no se puedan eliminar ni con dietas ni con ejercicio físico. 

La liposucción no es la técnica más recomendada para eliminar la celulitis.

La liposucción no es la técnica más recomendada para eliminar la celulitis.

La vida normal se recupera al día siguiente de la operación pero sin poder realizar esfuerzos físicos intensos durante al menos dos semanas. Se deberá usar un vendaje continuo compresivo durante la primera semana para conservar su nueva figura. Se recomienda evitar el sol durante dos o tres semanas hasta que los moratones hayan desaparecido.

 La liposucción o lipoescultura en Granada ofrece unos resultados permanentes, siempre y cuando el paciente permanezca en su peso adecuado. Además, para evitar recuperar la grasa extraída, el paciente también debe llevar un estilo de vida saludable y una dieta equilibrada.

Preguntas frecuentes sobre la liposucción o lipoescultura

¿Qué le sucede al exceso de piel?

La piel que cubre las zonas tratadas tiene un cierto grado de elasticidad por lo que tras la operación se encogerá y llegará a moldearse sobre las áreas tratadas. Pero, hay que dejar claro, que los pacientes de mayor de edad no van a obtener los mismos resultados que los pacientes más jóvenes, e incluso en algunos casos se pueden observar ciertas irregularidades en la piel. 

Hay diferentes variantes en la técnica de la liposucción: liposucción con láser, liposucción con ultrasonido, etc.  Todas dan muy buenos resultados y no hay un beneficio real entre una técnica y otra.  Es mucho más importante la experiencia del cirujano plástico que realiza la liposucción que la técnica utilizada y de esa experiencia dependerá mucho el éxito final.   

¿Qué debe valorarse antes de la cirugía?

En la primera visita con el cirujano plástico se elabora una historia clínica exhaustiva (estilo de vida, enfermedades, medicaciones, alergias, si fuma, alcohol, etc.), para descartar contraindicaciones o precauciones especiales que deban adoptarse y para valorar si es posible realizar la liposucción con la máxima seguridad.

También se realiza una detallada exploración y medición de las zonas a operar, además de un análisis del estado de la piel. Es un estudio imprescindible porque, en ocasiones, cuando existe una gran flacidez o descolgamiento de la piel sólo con la liposucción no se puede conseguir un buen resultado y es necesario combinarla con otros procedimientos, como por ejemplo, con una abdominoplastia o con estiramiento de la piel del abdomen, que son otros tratamientos quirúrgicos.

Para realizar la intervención con la máxima seguridad, el cirujano tiene que recabar todo el historial médico del paciente.

¿En qué consiste la intervención?

La operación consiste en extraer la grasa, tras prepararla adecuadamente, haciendo unas pequeñas incisiones en la piel mediante unas cánulas finas conectadas a un dispositivo estéril de aspiración. La liposucción se lleva a cabo en quirófano, y es primordial que la paciente se informe sobre la cualificación y titulación del profesional que hará el tratamiento. Igualmente resulta importante que el paciente verifique que el tratamiento se le realizará en un quirófano con todas las autorizaciones sanitarias y garantías hospitalarias si se requiere hospitalización (en general, no más de 24 horas).

Sin embargo, si el área donde se hará la liposucción no es muy grande, esta intervención puede realizarse de forma ambulatoria. Normalmente se decide o se valora la necesidad de un ingreso hospitalario en función de la extensión de la zona a tratar y del tipo de anestesia que se vaya a utilizar. Si la cantidad de grasa que se va a eliminar no es importante en relación a su tamaño corporal y su estado de salud, puede realizarse con anestesia local y sedación. Incluso puede hacerse, según el caso, mediante anestesia epidural si así lo autoriza el cirujano plástico. 

La intervención consiste en extraer la grasa mediante finas cánulas introducidas en la piel a través de pequeñas incisiones.

La intervención consiste en extraer la grasa mediante finas cánulas introducidas en la piel a través de pequeñas incisiones.

¿En qué casos es adecuado practicar una liposucción? 

Esta técnica ofrece excelentes resultados siempre y cuando el diagnóstico y la técnica utilizada sean las adecuadas. En ningún caso constituye un tratamiento contra la obesidad ni tampoco un sustituto de un programa nutricional de pérdida de peso y reeducación alimenticia, por lo que no se recomienda como sistema para estabilizar el peso. No debe utilizarse para perder un poco de peso ya que la liposucción como ya explicamos al principio se realiza en personas que tienen un peso casi normal pero que tienen áreas con tejido adiposo que no pueden eliminar ni con dieta ni ejercicio. La liposucción es un excelente tratamiento de los depósitos de grasa para personas sin sobrepeso importante y que tiene buenos hábitos alimenticios y practican deporte regularmente.

¿Es la liposucción un tratamiento milagroso?

En absoluto. Esta técnica no cambia la vida a nadie, pero aporta unos resultados excelentes cuando no se entienda como un “punto y final”, sino como un comienzo. Son los cirujanos plásticos quienes la llevan a cabo, pero previamente explican a sus pacientes que no deben entenderla como una licencia para comer todo lo que quieran y olvidarse del ejercicio físico, sino como un estímulo para, mediante una alimentación saludable, ejercicio físico, etc., mantener los resultados para siempre porque si no, estos resultados difícilmente se mantendrán pasado algún tiempo tras la liposucción. 

Posibles complicaciones de la liposucción

Algunas posibles complicaciones que pueden darse después de una liposucción o lipoescultura en Granada son las siguientes:

  • Hematoma o seroma: Es un acúmulo de sangre o líquido dentro de la piel, en el lugar de la zona tratada, que en los casos más graves puede necesitar de otra cirugía para corregirla.
  • Moratones o inflamación: Esto es frecuente en casi todos los pacientes y su intensidad varía de un paciente a otro, pero es siempre temporal desapareciendo con el paso de los días.
  • Sensación de adormecimiento en la piel: debido a los efectos de la anestesia local o el posible daño en las terminaciones nerviosas de la piel durante la cirugía, se puede llegar a adormecer la piel aunque con el transcurso del tiempo desaparece esa sensación.

Escribe un comentario


 
He leído y acepto las condiciones de uso
 
Enviar

    Centros relacionados: cirujanos plásticos en Granada

    (Los centros y/o especialistas que aparecen a continuación no trabajan con Bonomédico. Se muestran solo a título informativo.)

    Especialistas relacionados: cirujanos plásticos en Granada

    (Los centros y/o especialistas que aparecen a continuación no trabajan con Bonomédico. Se muestran solo a título informativo.)

    Uso de cookies
    Esta página web utiliza cookies propias con fines técnicos, analíticos y publicitarios así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Para obtener más información sobre el uso de cada una de las cookies, consulta nuestra Política de Uso de Cookies. La navegación por el Portal supone la aceptación de nuestra política de cookies.