BonomédicoBlogTratamientos capilaresTratamiento para evitar la caída del pelo en las mujeres

Tratamiento para evitar la caída del pelo en las mujeres


1 comentario
Publicado en Tratamientos capilares

Independientemente de la edad que posean y del motivo que la cause, la pérdida de cabello en el caso de las féminas es una cuestión de gran importancia. La caída del cabello femenina de patrón (FPHL) es la clase más habitual. En relación a las razones que provocan esta pérdida capilar podemos encontrar dificultades médicas, factores hereditarios, determinados fármacos, ciertos tratamientos para el cabello o cuero cabelludo y los cambios hormonales. Un tratamiento para evitar la caída del pelo en las mujeres puede resultar exitoso o no, pues depende de cada caso específico. En ocasiones, y con el objetivo de que el cabello vuelva a crecer, puede requerirse echar mano de la cirugía.

¿Por qué razón se cae el pelo?

Acudir a consulta para descartar complicaciones

Sea de manera pasajera o de manera definitiva, son diversas las complicaciones médicas que pueden incidir en el habitual crecimiento del pelo, entre las cuales destacan:

  • Anemia ferropénica
  • Anomalías de la tiroides.
  • Carencias de zinc, vitamina D y -lo más probable- el complejo B.
  • Modificaciones en los índices hormonales de andrógenos, testosterona y otras derivadas del estrógeno.
  • Afecciones autoinmunes.
  • Elevado nivel de estrés psicológico.
  • Trauma físico.
  • Infecciones del cuero cabelludo y anomalías de la piel.
  • Diabetes.
  • Lupus.
  • Tricotilomanía.
  • Excesiva reducción de peso o radical giro de los hábitos alimenticios.
  • Infecciones severas, normalmente acompañadas de fiebre elevada.


Tratar la complicación médica

Las complicaciones médicas pueden derivar en otros inconvenientes relativos a la pérdida del pelo, sean de carácter transitorio o persistente:

  • Tratar la complicación médica que la origina puede solucionar la pérdida del cabello, siempre con la ayuda médica correspondiente e incluso con la de otros especialistas cualificados en el ámbito de la salud.
    El problema de la caída del pelo no repercute solo en los hombres, sino que son muchas las mujeres que lo sufren.

    El problema de la caída del pelo no repercute solo en los hombres, sino que son muchas las mujeres que lo sufren.

  • Proporcionar al doctor todos los datos de los que se disponga sobre cada caída capilar. Para ello, habrá que hacer memoria y elaborar bien el discurso a presentar, pues se deberá tener conocimiento acerca de cuándo empezó, qué acontecimiento importante sucedió previamente a la pérdida de cabello, qué medidas se han adoptado para combatirla y qué nivel de estrés genera dicha caída.
  • En el caso de que efectivamente se detectase una complicación médica previa, el conjunto médico encargado del tratamiento para evitar la caída del pelo en las mujeres puede contar con endocrinólogos, dermatólogos, nutricionistas y psiquiatras.

Conocer en qué consiste el desarrollo capilar

Casi todas las complicaciones médicas a las que hemos hecho mención se producen en una de las tres etapas principales del crecimiento del pelo:

  • La etapa anágena abarca el lapso temporal en el cual el pelo crece de manera activa. Más de tres cuartas partes de la totalidad del pelo se encuentran en esta etapa en cualquier instante.
  • La duración de la etapa catágena es muy breve, de aproximadamente quince días, y concede la regeneración del folículo. A lo largo de esta etapa, el desarrollo capilar cesa.
  • Por último, la etapa telógena es aquella etapa en la que descansa el crecimiento del pelo. Se extiende de dos a cuatro meses y, cuando finaliza, el cabello se desprende. Por lo general, una persona pierde una media de cien cabellos diarios como consecuencia de que estos se hallan en la etapa telógena. La práctica totalidad de las posibles complicaciones médicas que puedan surgir inducen al cabello a iniciar esta etapa telógena, lo que puede conllevar al desprendimiento de hasta trescientos cabellos diarios. Esta desproporcionada caída del pelo en esta etapa se conoce, en términos médicos, como efluvio telógeno.

La brevedad del efluvio telógeno

Una parte mayoritaria de las complicaciones que provocan que el cabello inicie la etapa telógena tienen tratamiento:

  • Como hemos visto, el cabello se encuentra en la etapa telógena de dos a cuatro meses, por lo que puede suceder que la pérdida del pelo no se produzca justo después del acontecimiento que la ocasiona. Aquí tendrían cabida los traumas físicos y todos los aspectos relacionados con el excesivo estrés psicológico. 
    Tras estudiar el caso, un especialista puede recomendar un tratamiento para la caída del pelo en mujeres.

    Tras estudiar el caso, un especialista puede recomendar un tratamiento para la caída del pelo en mujeres.

Consulta médica de los fármacos indicados

No son pocos los fármacos susceptibles de desencadenar la caída transitoria del pelo:

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

  • Los fármacos que se vienen ingiriendo no deben reemplazarse porque sí. Hay que exponerle al doctor cualquier asunto relativo a ellos. Por ejemplo, notar que alguno está provocando la pérdida de cabello. En tales situaciones, el médico puede cambiar la dosis o recetar un fármaco semejante que lo sustituya para intentar solucionar el problema.
  • Así, determinados fármacos tienen fama de favorecer la pérdida capilar e incluyen el litio, la warfarina, la heparina y la levodopa.
  • Otros fármacos desencadenantes de la pérdida del cabello son los catalogados como beta bloqueadores, que incluyen el propranolol, el atenolol y el metoprolol.
  • También los derivados de las anfetaminas suelen conllevar la pérdida de pelo. Por ejemplo, las sales de anfetamina, la dextroanfetamina y la lisdexanfetamina.
  • La doxorubicina y, en general, todos los fármacos empleados en los tratamientos con quimioterapia suelen provocar la pérdida inmediata y total del pelo. Es, asimismo, el caso de la terapia de radiación para tratar el cáncer.

Considerar los factores hereditarios

Contar con familiares que tengan problemas de pérdida del cabello es un aspecto a tener en cuenta por cada persona en relación a que ella misma puede poseer esta característica:

Cambios hormonales en la pérdida capilar

Determinados casos causantes de modificaciones hormonales desembocan en una pérdida de pelo eventual. Otras derivan en una fluctuación paulatina -aunque constante- en el desarrollo capilar: 

Determinados cambios hormonales pueden provocar la caída del pelo en la mujer.

Determinados cambios hormonales pueden provocar la caída del pelo en la mujer.

  • Una manifestación típica de la pérdida del cabello transitoria es la que provocan tanto el embarazo como el alumbramiento.
  • El comienzo de la menopausia suele aparejarse de una sustancial pérdida capilar. Al fin y al cabo, forma parte del natural envejecimiento y las modificaciones hormonales que la acompañan originan una pausada reducción capilar.
  • Se han realizado análisis a ciertas féminas que hayan sufrido pérdidas de pelo a una edad inferior a la habitual y a otras con caída capilar abundante para comprobar si existían modificaciones en los niveles hormonales de los hombres como la testosterona. Los resultados que arrojaron no permiten determinar el rol que desempeñan estas hormonas en la pérdida de pelo femenina.
  • El médico puede prestar colaboración a la hora de delimitar la función realizada por las hormonas mediante análisis de sangre. En determinadas situaciones puede establecerse tratamiento para los desequilibrios hormonales severos.

Considerar la alimentación

También pueden influir y precisar tratamiento para evitar la caída del pelo en las mujeres las bruscas modificaciones en la alimentación y la drástica reducción de peso corporal:

  • En prácticamente la totalidad de situaciones, la pérdida capilar relacionada con la alimentación se encuadra dentro de los efluvios telógenos, por lo que suele ser transitoria.
  • Consultar con el médico o un especialista en nutrición para que efectúe los pertinentes exámenes para determinar con rigor las posibles carencias de vitaminas y nutrientes que puedan existir.
  • Recibir la ayuda de un profesional de la nutrición puede ser vital a la hora de añadir ciertos alimentos a la dieta habitual que reparen las posibles carencias de vitaminas o nutrientes y faciliten la resolución del problema capilar.

La edad como factor desencadenante

Hay que tener en cuenta que el envejecimiento natural de la mujer afecta a la densidad de su cabello.

Hay que tener en cuenta que el envejecimiento natural de la mujer afecta a la densidad de su cabello.

El natural proceso de envejecimiento provoca que los folículos disminuyan su dimensiones de manera paulatina.

  • El pequeño tamaño de los folículos se traduce en que la zona del cuero cabelludo sobre la cual se asientan las raíces capilares se hace más reducida a pesar de que la cantidad de folículos es, en esencia, igual.
  • Aun así, la global disminución de las dimensiones de los folículos capilares no impide el crecimiento del pelo ni su habitual desarrollo. Lo único es que el pelo es mucho más fino y esto conlleva la reducción del cabello en aquellas zonas más propicias a la alopecia.
  • Diferentes investigaciones efectuadas en mujeres que sufren la caída del cabello de patrón afirman que el natural envejecimiento lleva implícita esta reducción del cabello. Lo más común es que este proceso se inicie en torno a los cuarenta años, aunque su pico de influencia se alcanza pasados los setenta.

Tratamiento farmacológico para la pérdida capilar

Entre los fármacos que hay para el tratamiento de la caída del cabello, la finasterida y el minoxidil son los dos más utilizados.

Administración de productos con minoxidil

  • El minoxidil no necesita que se prescriba de forma médica y aparece en potencias de 2% y 5%. Estos productos se elaboran en base a una solución o espuma tópica. En el caso de las mujeres, resulta aconsejable emplear productos con el 2% de potencia. 
  • El prospecto de los productos sugiere administrarlos, como máximo, un par de veces diarias.
  • Distintos estudios confirman que el empleo de minoxidil facilita el crecimiento capilar en una de cada cuatro mujeres, al tiempo que impide su posterior pérdida en casi todas las féminas que lo utilizan.
    El minoxidil o la finasterida son los dos fármacos más empleados como tratamiento para la caída del cabello en mujeres.

    El minoxidil o la finasterida son los dos fármacos más empleados como tratamiento para la caída del cabello en mujeres.

  • El momento en el que comienza su utilización, es preciso prolongarla a largo plazo con el objetivo de seguir comprobando sus bondades. Cuando su utilización cese, los resultados también lo hará.
  • Respecto a los efectos secundarios más típicos que el minoxidil conlleva, destacan el picor e irritación en el cuero cabelludo y el desarrollo capilar no deseado en otras zonas faciales o incluso en las manos. En otras ocasiones, la absorción puede causar taquicardias y aceleración del ritmo cardíaco.

Información acerca de la finasterida

El otro fármaco validado es la finasterida. No obstante, no lo está para el tratamiento para evitar la caída del pelo en las mujeres y únicamente puede emplearse en el género masculino:

  • La utilización de la finasterida ha confirmado favorecer el crecimiento capilar y detener la la caída de pelo en los varones. Pese a ello, existen en la actualidad diferentes investigaciones para la posibilidad de aplicar el empleo de la finasterida en las mujeres.
  • Estos análisis están arrojando resultados ilusionantes. El especialista puede estimar la conveniencia de emplear finasterida según las características individuales de cada persona, los fármacos adicionales que está ingiriendo, la edad y otras posibles anomalías médicas.
  • El empleo de finasterida en féminas no cuenta con la aprobación de la FDA -la Agencia de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos-, de modo que su hipotética prescripción médica iría acompañada de la expresión “fuera de etiqueta”.
  • En el caso de las mujeres en edad fértil, estas no deben entrar en contacto -ni a través de las manos- con tabletas de finasterida, ya que está comprobado el peligro de malformaciones congénitas.
  • Los efectos secundarios que normalmente suelen presentarse en los hombres tras la ingesta de finasterida son una reducción de la libido y de la funcionalidad sexual, desfallecimientos o mareos al incorporarse, escalofríos y sudoración.

Consulta sobre otras alternativas farmacológicas

Determinados fármacos poseen efectos secundarios que desembocan en el crecimiento capilar. En ciertas situaciones, estos fármacos pueden resultar aconsejables en el tratamiento para evitar la caída del pelo en las mujeres:

  • Esta serie de fármacos no se encuentran aprobados para su empleo a la hora de combatir la pérdida de pelo. Entre ellos se encuentran la espironolactona, la cimetidina, la finasterida, las pastillas anticonceptivas y la ketoconazola. 
    Además de los medicamentos, las mujeres también pueden recurrir a un injerto de pelo.

    Además de los medicamentos, las mujeres también pueden recurrir a un injerto de pelo.

  • Aunque estos medicamentos pueden ser muy válidos en el tratamiento de la pérdida capilar, únicamente están aprobados para otra serie de efectos que poseen. En cualquier caso, siempre deberá consultar al doctor si debe ingerir estos fármacos, el cual contemplará otras opciones y tendrá en cuenta cualquier anomalía médica que pueda surgir durante el tratamiento para la pérdida de pelo.

Considerar otras alternativas

Visitar a un especialista en injertos capilares

El procedimiento del injerto de pelo supone extraer folículos capilares sanos de otras zonas del cuero cabelludo en las cuales el pelo sea grueso para trasplantarlo en aquellas zonas menos pobladas o en las que la pérdida de pelo sea más notoria. Para el injerto capilar en mujeres existe una innovadora técnica, denominada DHI, con la que no es necesario cortar todo el cabello.

  • Esta clase de técnica implica extraer centenares de folículos capilares y trasplantarlos a las zonas que más lo requieran.
  • Aunque el coste de la intervención de injerto capilar es algo elevado, las expectativas de la misma se cumplen con creces y sus resultados perduran en el tiempo.

Contemplar la fototerapia de baja intensidad

La fototerapia de baja intensidad se descubrió hace más de cincuenta años y se pudo comprobar su enorme utilidad en la sanación de heridas.

  • Existen en el mercado diferentes productos que utilizan este procedimiento de fototerapia de baja intensidad. A pesar de que los resultados garantizados de esta clase de tecnología no alcanzan la categoría científica de eficacia, numerosas personas sometidas al tratamiento sí han obtenido importantes beneficios.
  • El procedimiento que pone en marcha la fototerapia de baja intensidad sigue siendo en parte un misterio, aunque las investigaciones afirman que se produce una modificación de las células que lleva implícito el crecimiento capilar de no pocos pacientes. Pese a lo anterior, se requiere un mayor número de investigaciones en el desarrollo de productos cuya eficacia sea superior.

Consumir vitaminas y nutrientes

Una buena dieta, rica en nutrientes y vitaminas, ayuda a fortalecer el cabello.

Una buena dieta, rica en nutrientes y vitaminas, ayuda a fortalecer el cabello.

Es muy recomendable valerse de un experto en nutrición para que determine una dieta alimenticia con alto contenido en vitaminas y nutrientes que no se ingieran de manera habitual o de los que el especialista haya detectado cierta carencia. Es decir, habrá que consumir ciertos suplementos que supongan cantidades añadidas a las que ya se ingieren en la alimentación rutinaria.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.



  • Consumir productos que posean omega-3 y omega-6. La ingesta de productos que contengan estos ácidos grasos poliinsaturados no está aprobada en el tratamiento para evitar la caída del pelo en las mujeres. No obstante, investigaciones en ciertas féminas con caída del cabello de patrón ofrecieron resultados adecuados tras la ingesta durante unos seis meses de productos con omega-3 y omega-6.
  • Otra investigación llevada a cabo en mujeres a lo largo de cuatro meses mostró buenos resultados al consumir productos que contenían vitaminas del complejo B y L-cisteína.

Conveniencia de tomar melatonina

Un estudio efectuado en una reducida de muestra de féminas demostró las ventajas del empleo de la melatonina en el tratamiento para combatir la pérdida capilar.

  • Las mujeres que formaron parte de esta investigación mostraron un aumento del crecimiento del pelo en la etapa anágena y comprobaron una mejora en la reducción del cabello.
  • Dichas féminas emplearon una solución tópica de melatonina de 0,1% aplicada durante medio año a la zona del cuero cabelludo.
  • Fue esta la primera prueba médica en la que la melatonina se utilizó de esta manera. Se requieren más estudios para detectar cualquier complicación que pueda surgir con este procedimiento.

Utilizar la lavanda tópica

Hay remedios naturales que se utilizan como tratamiento contra la caída del pelo en mujeres.

Hay remedios naturales que se utilizan como tratamiento contra la caída del pelo en mujeres.

Otra reducida investigación confirmó que la utilización de lavanda supuso resultados beneficiosos:

  • Confirmar las bondades del empleo de remedios naturales herbales en el tratamiento para evitar la caída del pelo en las mujeres no es posible, ya que no aún no se disponen de las evidencias necesarias. No obstante, una investigación previa verificó la idoneidad del uso de una mezcla de lavanda con otros aceites herbales en el tratamiento de ciertos tipos de pérdida de cabello.
  • Nunca se deberá consumir de forma oral. Además, en el caso de que se administre de manera tópica, puede causar irritación, ya sea en el cuero cabelludo o en la piel.
  • Artículo escrito por:
  • Doctor Francisco Javier Ruiz Solanes
  • Licenciado en 1989 en Medicina y Cirugía por
    Universidad de Málaga (UMA)
  • Colegiado 6.024 del Colegio de Médicos de Málaga
  • Director Médico Grupo BonoMedico

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

1 comentario

  1. Elena

    Hola hace un mes aproximadamente me realice un tratamiento de cirugia capilar después de una semana mi cabello comenzó a caerse y aun no para. estoy preocupada la cantidad que se cae es considerable, al lavar al peinary simplente estando suelto. Me he realizado examenes pensando que podía ser hormonal o vitaminas pero todo esta bien.Que me puede recomendar me siento muy muy preocupada .. gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *