DHT y alopecia


Comentar
Publicado en Alopecia

De todos los tipos de alopecia, la más habitual es la androgénica, que se manifiesta sobre todo en hombres, pero también en mujeres. Por culpa de este tipo de alopecia, la mitad de los hombres a los 40 años están calvos. Por su parte, el 30% de las mujeres, a partir de los 40 años, tiene algún grado de calvicie. Entre las causas de la caída capilar, se esconde una enzima denominada Dihidrotestosterona o DHT.

Esta enzima es un andrógeno que forma parte de la hormona de la testosterona, sintetizándose por la enzima 5α-reductasa en:

  • Próstata.
  • Testículos.
  • Cápsulas suprarrenales.
  • Folículos pilosos.
La DHT es la responsable de la alopecia androgenética que afecta a la mitad de los hombres.

La DHT es la responsable de la alopecia androgenética que afecta a la mitad de los hombres.

Esta enzima es la principal culpable de la alopecia androgénica en hombres. En el caso de la mujer, demostrar esto es más complicado, ya que supone solo una de las posibles causas de la pérdida de cabello femenino. Los altos niveles de DHT en las mujeres pueden hacer que esta desarrolle características más propias del género masculino, como la aparición de vello facial o una voz más grave.

Además, la DHT influye en el aumento transitorio de la gravedad de síntomas en la hiperplasia benigna de próstata. También en el cáncer de próstata, por ampliar dicha glándula. No obstante, no se ha demostrado que la DHT haga que la próstata crezca.

¿Por qué influye la DHT en la calvicie?

La respuesta a esta pregunta no es nada fácil. Primero, hay que saber que en la cabeza existen unas zonas en las que el pelo se cae más por las diferentes estructuras del cabello. Y es que, aunque aparentemente todos los cabellos son iguales, su carga genética difiere en función del lugar donde crezca.


Por ello, el hecho de que una persona tenga un tipo concreto de hormonas altas, hace que que sufra una mayor caída capilar de una parte de su pelo. Esto se sabe gracias a las múltiples investigaciones que se han desarrollado sobre la materia a lo largo de los años. Estos estudios han arrojado conclusiones como que, en la mayoría de casos, la calvicie en los hombres se produce por un tipo de enzima denominada DHT.

Esto es así porque el cabello que se cae tiene dentro una enzima en mayor cantidad (la 5-alfa reductasa tipo 2). Cuando una persona que no tiene esta enzima produce testosterona, no sucede nada. Pero, cuando se contiene la 5-alfa reductasa tipo 2, esta se transforma en DHT (dihidrotestosterona), provocando entonces la alopecia.

Cada vez más tratamientos capilares se basan en el bloqueo de la DHT para frenar la alopecia.

Cada vez más tratamientos capilares se basan en el bloqueo de la DHT para frenar la alopecia.

Este descubrimiento hizo que, como método para frenar la calvicie, los científicos pasaran a decantarse más por métodos cuya finalidad básica fuera bloquear la enzima, en lugar de quitar o bajar los niveles de testosterona.

Tratamientos capilares que bloquean la DHT

Los tratamientos capilares basados en esta teoría se están probando en algunas clínicas, con buenos resultados. Lo que se hace en estos casos es bloquear la enzima mediante el uso de medicamentos destinados específicamente a ello, teniendo en cuenta las características de cada paciente para, con ello, tratar de evitar el paso de la testosterona a DHT. Así se detiene la caída de pelo y se evita que continúe, además de recuperar entre un 20% y 30% del pelo perdido.

La forma de aplicar estos medicamentos es variable, ya que se puede hacer:

La principal ventaja es que casi todo el procedimiento lo lleva a cabo el propio paciente desde su casa.

¿Pero qué ocurre con la DHT en caso de las mujeres?

El caso de las mujeres con alopecia es diferente. Y, en la mayoría de situaciones, más complejo. En las mujeres, la pérdida del cabello se comporta normalmente de una forma distinta. Por este motivo, los especialistas buscan tratamientos específicos para que esto no suceda.

La alopecia androgénica afecta más a los hombres porque estos tienen niveles más altos de DHT y testosterona.

La alopecia androgénica afecta más a los hombres porque estos tienen niveles más altos de DHT y testosterona.

Generalmente, estas pacientes pierden el cabello debido a la falta de una enzima denominada aromatasa. Esta enzima es protectora frente a la calvicie, pues su función es transformar las hormonas masculinas (andrógenos) en femeninas (estrógenos).

En condiciones normales, cuando la testosterona alcanza el cabello, se convierte en estrógeno, la hormona femenina. De este modo, se impide que la hormona masculina quede pegada al pelo y provoque su caída.

Este proceso sucede así gracias a la acción de la aromatasa. Pero cuando una mujer tiene unos niveles bajos de esta enzima, puede sufrir pérdidas considerables de cabello. Como consecuencia de ello, aparecerán calvas prominentes.

En realidad, la mujer pierde pelo principalmente en dos etapas de su vida: a los 20 y a los 50 años. Pero esto no tiene por qué significar que haya un problema grave de alopecia. En la mayoría de pacientes, el pelo se recupera de forma natural.

Además, aunque es menos frecuente que la masculina, la calvicie femenina suele preocupar más a los médicos. Y es que suele esconder detrás un problema de salud que puede afectar a los ovarios, los riñones o el tiroides. De ahí la importancia de que el cabello siempre deba ser tratado por un especialista dermatólogo.

Tratamiento para bloquear la enzima DHT

Con el bloqueo de la enzima DHT se puede conseguir en torno a un 20% de cabello más.

Con el bloqueo de la enzima DHT se puede conseguir en torno a un 20% de cabello más.

Los tratamientos capilares para bloquear la enzima DHT van dirigidos a todo el mundo, pues se adapta al paciente y a su historia clínica. Es un tratamiento médico hecho a la carta. Eso sí, requiere de un tiempo para que se puedan comprobar sus resultados. Normalmente, tres meses para que crezca pelo nuevo y se produzca un engrosamiento del que se tiene.



Sus resultados son muy buenos. De hecho, se puede conseguir hasta un 20% o 30% de cabello más según algunos especialistas que lo llevan a la práctica. Esto no quita que paciente pueda también recurrir a la cirugía capilar para solucionar su calvicie de forma definitiva. Los resultados de los tratamientos con fármacos no son definitivos, dejando de tener efecto cuando se suspenden.

Muchos pacientes optan por realizarse un injerto capilar, al tiempo que siguen algún tipo de tratamiento para bloquear la DHT. Así, se refuerzan los resultados del trasplante de cabello. La combinación de ambos procedimientos mejora los resultados de los dos por separado.

  • Artículo escrito por:
  • Doctor Francisco Javier Ruiz Solanes
  • Licenciado en 1989 en Medicina y Cirugía por
    Universidad de Málaga (UMA)
  • Colegiado 6.024 del Colegio de Médicos de Málaga
  • Director Médico Grupo BonoMedico

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *