BonomédicoBlogAlopeciaCaída del pelo o alopeciaCaída del cabello y alimentación

Caída del cabello y alimentación


Comentar
Publicado en Alopecia

Existe una estrecha relación entre caída del cabello y alimentación. El pelo, al igual que las uñas o la piel, se renueva constantemente y tanto su metabolismo como su regeneración son vulnerables a los déficits nutricionales. Es, además, un factor importante en la estética de las personas -mujeres y hombres-, por lo que es motivo de preocupación cuando presenta un aspecto débil. Afortunadamente, los casos en los que la pérdida de pelo está causada por una alimentación deficiente o equivocada no llegan al 1 %.

Sin embargo, es conveniente saber que, si bien por sí solo este factor no suele provocar alopecia, sí contribuye a acelerar el proceso, evidenciando la dependencia entre caída del cabello y alimentación. La genética tiene un impacto importante en las características del pelo. Pero juegan también un papel decisivo en su salud y aspecto:

  • El estilo de vida.
  • Los estados de ánimo cambiantes: estrés, ansiedad, depresión, etc.
  • La alimentación.

Tanto es así, que numerosos especialistas coinciden en que una buena alimentación sirve para prevenir la aparición de las tan temidas entradas.


Situaciones de caída del cabello y alimentación deficiente

Frutas y verduras son fundamentales para entorpecer la negativa relación entre caída del cabello y alimentación.

Frutas y verduras son fundamentales para entorpecer la negativa relación entre caída del cabello y alimentación.

En principio, hasta la fecha se ha demostrado que contribuyen a la caída del pelo y al debilitamiento de los folículos pilosos:

  • Las sustancias tóxicas, como el alcohol y el tabaco.
  • Las llamadas ‘dietas milagrosas’, que suelen ser restrictivas.
  • En general, la privación de vitaminas y minerales.

Por contra, no existen evidencias científicas que verifiquen la relación directa entre la ingesta de suplementos vitamínicos o de minerales y la fortaleza del mismo.

Por ello, lo fundamental es ofrecer al organismo el aporte nutricional que necesita. Una dieta variada, equilibrada y saludable contribuye a que el cabello crezca con fuerza y buen aspecto.

¿Qué alimentos son adecuados para mantener el cabello sano?

Entre otros, son esenciales para el correcto crecimiento del pelo:

  • Alimentos ricos en zinc.
  • Hierro.
  • Biotina.
  • Vitaminas.
  • Cobre.
  • Ácido fólico.

A rasgos generales, algunas de las cosas que ayudarán a conservar un pelo sano son:

  • Consumir alimentos no procesados o mínimamente procesados.
  • Reducir el tamaño de las raciones de los alimentos que se toman.
  • Comer más vegetales y frutas.

Elementos imprescindibles en nuestra dieta

La falta de hierro es una causas del debilitamiento del cabello asociado a la alimentación. Por ejemplo, suele ser habitual que las mujeres sufran pérdidas de pelo coincidiendo con la menstruación. Por regla general, en relación a los hombres, tienen un tipo distinto de alopecia. No obstante, también afecta la carencia de otros elementos como:

Una adecuada hidratación se considera esencial para mantener un pelo sano y fuerte e impedir su pérdida.

Una adecuada hidratación se considera esencial para mantener un pelo sano y fuerte e impedir su pérdida.

  • Zinc.
  • Calcio.
  • Magnesio.
  • Cromo.

Por su parte, una proporción elevada de cobre puede ser contraproducente, ya que daría lugar a un cabello seco o incluso a la caída del mismo, con lo cual se estaría generando el efecto contrario al deseado. Asimismo, y respecto a la caída del cabello y alimentación, hay que señalar que contribuye a la pérdida difusa de pelo:

  • Consumir pocos alimentos ricos en proteínas.
  • Tener deficiencia del ácido graso.
  • La mala absorción de otros elementos.

¿Cómo se manifiestan estas carencias en la alimentación?

Para detectar alguna anomalía relacionada, hay determinados síntomas que pueden ser observados:

  • Por un lado, el enrojecimiento del cuero cabelludo y de las cejas, suele alertar de una deficiencia fundamental del ácido graso en el cuerpo.
  • Por otro, los cuadros de inflamación, flautulencia, eructos, náuseas, diarrea y acidez, se relacionan con una mala absorción.

En este punto, hay que añadir que la mala absorción normalmente es consecuencia de:

  • La ingesta de alimentos que son tomados en situaciones estresantes.
  • Una escasa producción de ácido en el estómago.
  • Las enzimas pancreáticas.
  • La carencia de fibra.

Una vez enumerados todos estos síntomas, la asociación entre caída del cabello y alimentación queda demostrada con creces.

Caída del cabello y alimentación aconsejada para evitarla

Pero, ¿cómo se traslada todo lo anterior a la cocina? Una vez hecho un boceto de qué elementos necesita el cuerpo para mantener el cabello en un estado de salud óptimo, conviene pasar a detallar algunos de los alimentos que se pueden incluir en una dieta pensada para evitar la caída o el debilitamiento del mismo y, así, evitar o retrasar la realización de un injerto capilar.

Las frutas con un alto contenido en vitamina C son muy recomendables para frenar la caída del cabello.

Las frutas con un alto contenido en vitamina C son muy recomendables para frenar la caída del cabello.

En primer lugar, cabe destacar que las frutas y verduras, en su conjunto, son buenas para el cuidado del pelo por:

  • Sus vitaminas.
  • Las sales minerales.
  • El ácido fólico que contienen.

Así, se recomiendan especialmente las verduras de hoja verde, que tienen un alto contenido en vitamina A. También otras con mucha vitamina B, como:

  • El brócoli.
  • El tomate.
  • Las judías verdes.
  • Los champiñones.

Cómo aumentar la aportación de hierro

Son fundamentales para la aportación de hierro:

  • La verdura.
  • La carne roja.
  • Los huevos.

El hierro es responsable de la oxigenación del cuero cabelludo y de la pigmentación del cabello. Este elemento también se puede obtener de otros productos como las lentejas y las espinacas, aunque con menor absorción. A esto último ayuda la vitamina C, presente en muchas frutas como:



  • Naranja.
  • Limón.
  • Kiwi.

Así, tomar un zumo de naranja es aconsejable para mejorar la absorción del hierro por parte del organismo.

Las espinacas, además, proporcionan un importante aporte de cobre, básico para la adecuada síntesis de la melanina del pelo. Los mariscos y algunos frutos secos como las nueces, también contribuyen a este propósito. Por otro lado, la biotina, vitamina que ayuda a que el pelo crezca fuerte y con brillo, se encuentra en:

El aceite de oliva, el chocolate y las almendras son alimentos que pueden llegar a fortalecer tu cabello.

El aceite de oliva, el chocolate y las almendras son alimentos que pueden llegar a fortalecer tu cabello.

  • La levadura de cerveza.
  • El hígado.
  • Los huevos. 

El aceite de oliva para el crecimiento del pelo

Por su parte, cumplen un papel imprescindible en el crecimiento del pelo alimentos como:

  • El aceite de oliva.
  • El chocolate.
  • La salvia.
  • La albahaca.

El azufre, presente en carnes blancas, es útil para fortalecerlo. Y el magnesio, que activa las reacciones enzimáticas, se halla en las almendras. El pescado es una fuente importante de proteínas, además de ser un alimento rico en zinc. El zinc es uno de los minerales que más se depositan en el cuero cabelludo y que participa en la producción de queratina, encargada de la estructura del cabello. Además de en el pescado, el zinc se puede localizar en la mayoría de los alimentos proteicos, como:

  • La carne, preferiblemente asada.
  • Los huevos.
  • El queso.
  • El marisco.

Otros alimentos recomendados

También es recomendable para quienes tienen problemas capilares la levadura de cerveza, ya que tiene un alto contenido en vitaminas B -como la biotina- y en minerales, tales como:

  • Cobre.
  • Calcio.
  • Cromo.
  • Fósforo.
  • Magnesio.
  • Selenio.
  • Zinc.
    El café, las frituras o los helados no resultan aconsejables para el cuidado del cabello.

    El café, las frituras o los helados no resultan aconsejables para el cuidado del cabello.

  • Potasio.

Además, comer piñones es útil para mantener el pelo con un aspecto joven, ya que estos contienen resveratrol, la denominada proteína anti-edad. Para lucir un pelo bonito, es fundamental la hidratación, por lo que es recomendable beber unos dos litros de agua diarios.

Una dieta equilibrada es una buena forma de cuidar el pelo y de prevenir la alopecia. Cada alimento aporta alguno de los nutrientes requeridos.

También favorece el crecimiento del cabello en las mejores condiciones, ofreciendo el aporte de nutrientes necesario para que su estructura sea correcta y el pelo esté:

  • Fuerte.
  • Brillante.
  • Saludable.

¿Cuáles no son nada convenientes?

Finalmente, entre los alimentos no recomendados destacan:

  • Las grasas. Además de los daños generales que genera en el organismo, la grasa animal -todo tipo de embutidos- afecta también a la relación entre caída del cabello y alimentación.
  • Las bebidas con cafeína, porque irritan el sistema nervioso, contribuyendo al estrés cotidiano.

También conviene controlar el consumo de:

  • Frituras en general.
  • Helados.
  • Chocolate.

En todo caso, si la persona ya sufre de alopecia, hay que señalar que existen tratamientos que pueden solucionarla:

Si quieres saber más sobre caída del cabello y alimentación, en BonoMédico hemos preparado este vídeo con el cirujano Enrique Carmona:

  • Artículo escrito por:
  • Doctor Francisco Javier Ruiz Solanes
  • Licenciado en 1989 en Medicina y Cirugía por
    Universidad de Málaga (UMA)
  • Colegiado 6.024 del Colegio de Médicos de Málaga
  • Director Médico Grupo BonoMedico

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *