BonomédicoBlogAbdominoplastiaObesidad y abdominoplastia

Obesidad y abdominoplastia


Comentar
Publicado en Abdominoplastia

Financiado por Banco Santander ¿Sabías que financiamos tu intervención desde 60 €/mes? Consulta tu cuota

La abdominoplastia es la cirugía que acaba con la flacidez y grasa que se acumula en el abdomen tras un parto o pérdida excesiva de peso. Este método está especialmente indicado en mujeres que han tenido varios embarazos, que les han dejado un vientre con colgajos de piel o estrías, y en hombres que han reducido muchísimo peso y el abdomen sufre las secuelas de una piel flácida y sin elasticidad en su musculatura.

Al ser una cirugía estética, que se hace con el fin de mejorar nuestra apariencia y no nuestra salud, no está indicada en personas que tengan enfermedades como: diabetes, hipertensión, del corazón, hepáticas o respiratorias. Tampoco se aconseja realizarla a personas que fumen, a no ser que dejen el tabaco antes, durante y después de la operación, pues fumar empeora la cicatrización. Y una de las características que más preocupa a los cirujanos de esta intervención es la gran cicatriz que deja.

obesidad y abdominplastia Bonomédico

La abdominoplastia no es una intervención recomendada para personas con obesidad.

Aún así las personas que sean diabéticas e hipertensas se pueden operar siguiendo unas instrucciones estrictas de su médico y con medidas especiales durante la anestesia.

Los obesos son también un grupo que no se aconseja operar. Pues esta técnica no está diseñada para perder peso sino para dejar un vientre más plano y fuerte.

No obstante, aquellas personas que hubieran perdido mucho peso y volumen corporal y no puedan de ninguna forma mejorar los colgajos de piel que les queden, sí podrán someterse a este procedimiento con muy buenos resultados en el abdomen.

¿Cómo mejorar el abdomen tras una importante pérdida de peso?

La abdomninoplastia, tummy tuck (como se conoce en inglés) o dermolipectomía abdominal es la técnica que permite fortalecer el abdomen y eliminar la piel y grasa que sobra del mismo para que presente una apariencia ideal.

Las personas que tras durísimos esfuerzos han conseguido perder mucho peso asesorados por endocrinos y con un plan de deporte diario se encuentran, en muchas ocasiones, con el problema de que en su cuerpo quedan muchos colgajos de piel, donde antes había gran cantidad de grasa. En lo que a la zona del abdomen se refiere, esto se puede atajar con la abdominoplastia, como a continuación detallaremos.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

Estos pacientes además se someten a cirugía estética en otras partes de sus cuerpos donde antes había grasa y ahora sólo pellejos como brazos y muslos (se podrá aplicar la técnica del lifting en esta zona), en mujeres se les arreglan las mamas caídas (mastopexia) con o sin prótesis, en los hombres se les arregla el tórax con la eliminación del exceso de grasa y tejido glandular de la zona del pecho del hombre (que sufre de ginecomastia, exceso de grasa en las mamas al estilo de una mujer) con la mastectomía subcutánea.

Todas estas técnicas quirúrgicas serán imprescindibles para pacientes, antes obesos, que presentan tal exceso de piel.  En BonoMédido es posible encontrar a los mejores cirujanos plásticos con experiencia en este tipo de intervenciones de abdominoplastia, en ciudades como Málaga, Madrid o Barcelona, además de en otras como Valencia, Sevilla o Palma de Mallorca.

Abdominoplastia

Como estamos tratando la abdominoplastia y obesidad, señalar que esta técnica quirúrgica no debe ser nunca utilizada para perder peso aunque sí como complemento para mejorar la silueta de personas que antes eran obesas y ahora tienen exceso de piel y músculos distendidos (en el caso que tratamos en el abdomen).

La cirugía que se practica en el abdomen y dura de 2 a 4 horas, requiere de anestesia general y se hace mediante un corte por encima de la zona alta del pubis que llega hasta las caderas, en una especie de triángulo invertido. Se tira de la piel sobrante hacia abajo y se elimina ésta, el ombligo se colocará después en su posición correcta. Quedarán cicatrices tanto en el abdomen inferior como en la zona colindante del ombligo. Estas cicatrices se harán menos visibles con el tiempo.

vientre plano bonomédico

Una abdominoplastia puede ayudarnos a conseguir un vientre plano

En el postoperatorio, el paciente saldrá con unos vendajes, que mantendrá durante 24 horas, así como drenajes para evitar que se acumulen líquidos en la herida ( de 24 a 48 horas),

El paciente se sentirá muy dolorido tras la operación y tomará analgésicos prescritos por su médico. Tardará algunos meses en sentirse bien. La recuperación más rápida dependerá del estado de salud anterior a la intervención que si era muy bueno servirá para mejorar antes.



Por lo general, los pacientes se reincorporan a su trabajo entre 2 y 4 semanas después del descanso y reposo. El ejercicio ayudará a recuperarse antes porque contribuye a disminuir la inflamación, tonifica músculos y evita que se formen trombos venosos.

La cicatriz de esta cirugía es muy grande y tarda en volverse invisible mucho tiempo, al menos un año, pero nunca desaparece aunque se pueda disimular debajo de la ropa de baño y de la ropa interior.

Problemas asociados a esta cirugía

La mala cicatrización, sobre todo en fumadores, podrá incluso requerir una segunda cirugía. La infección se podrá curar con antibióticos y drenaje pero podrá provocar que la persona deba quedarse más tiempo en el hospital para ser convenientemente tratada. Los trombos venosos también pueden aparecer, para ello será necesario que el paciente se incorpore y mueva lo antes posible tras ser operado.

También se puede producir en parte de la piel necrosis de la zona del ombligo, daños en el nervio que causa dolor en el abdomen, sangrado, problemas respiratorios o reacciones a los medicamentos.

Mejorar las cicatrices

Vegetales y frutas en la cesta de mimbre. Bonomédico.

Llevar una dieta equilibrada disminuirá nuestras probabilidades de sufrir obesidad.

Incluso el inconveniente mayor de la abdominoplastia, las cicatrices que deja, tiene solución. Aunque no se pueden eliminar totalmente, sí que se pueden mejorar de la siguiente forma quirúrgica: se quita la cicatriz y se vuelve a coser o suturar en mejores condiciones.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

Este procedimiento quirúrgico, que durará 1 hora, se realizará con anestesia local con o sin sedación y no necesitará ingreso hospitalario y tendrá una pronta recuperación.

Resultados

Resumiendo, los obesos podrán volver a tener un aspecto bueno y normal gracias a la cirugía estética y plástica, pues de otro modo esa flacidez excesiva no se podría tratar ni conseguir una apariencia armónica. Quedarán altamente satisfechos con esta técnica, que completa un largo ciclo que culmina con ella. Pues hasta que no se someten a distintos tipos de cirugía su cuerpo no quedará completamente restaurado.

Lo que tendrán que hacer, una vez, cerrado el círculo para conseguir un aspecto bueno y duradero, será no menos difícil, mantenerlo: pues para que esta técnica sea definitiva requerirá de una rutina de alimentación sana y ejercicio moderado.

Financiado por Banco Santander ¿Sabías que financiamos tu intervención desde 60 €/mes? Consulta tu cuota

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *