Abdominoplastia en Barcelona

Clínica Sagrada Familia

Abdominoplastia en Barcelona por 4.590 €
Hasta
el
10 dic

Consigue el vientre que deseas por menos de lo que piensas

BonoMédico te trae una abdominoplastia en Barcelona por solo 4.590 € en lugar de 6.200 € en Instituto de Cirugía Plástica.

La abdominoplastia es un tipo de cirugía que se realiza bajo anestesia general y que consiste en eliminar el sobrante de grasa y piel de la parte media y baja del abdomen y reforzar sus paredes musculares. De este modo se remodela el vientre, la cintura y la forma general del tronco. Está especialmente indicada en mujeres que han tenido varios embarazos o en aquellas personas que padecían de obesidad mórbida y que, tras una pérdida enorme de peso, ven cómo la piel del tronco les cuelga en exceso. La hospitalización suele ser de 48 horas (a criterio del especialista), tras las cuales el paciente puede regresar a casa por su propio pie y volver a su vida normal, aunque sin hacer esfuerzos físicos durante dos semanas.

Especialistas de primera categoría te atenderán en la consulta previa gratuita en Instituto de Cirugía Plástica. Allí estudiarán tu caso para elegir la técnica más adecuada y podrás resolver todas tus dudas acerca de la intervención. Esta se realiza en un Clínica Sagrada Familia.

Servicios incluidos

  • Consulta previa.
  • Anestesia general y abdominoplastia.
  • Ingreso hospitalario.

No incluye

  • Pruebas preoperatorias.
  • Faja postoperatoria ni otro tipo de accesorios.
  • Posibles complicaciones fuera del proceso quirúrgico normal.

Abdominoplastia en Barcelona: más información

Aunque la abdominoplastia en Barcelona es una de las cirugías estéticas más conocidas por parte de la población, sigue existiendo un gran desconocimiento acerca de la técnica, sus objetivos y resultados. De hecho, hay muchas veces en que se confunde la cirugía abdominal con la liposucción, siendo ambas técnicas diferentes, aunque puedan complementarse. La abdominoplastia está indicada para mejorar el aspecto de un vientre flácido y distentido, circunstancia que suele darse más en las mujeres después del embarazo (que estira la piel y provoca el deterioro de los tejidos).

Por ejemplo, se da el caso de personas que tras ejercitar sus músculos en el gimnasio consiguen unos brazos y piernas fuertes, pero no consiguen hacer lo mismo con su abdomen. De forma que, cuando a pesar de realizar dietas y ejercicio físico con regularidad no se consigue tonificar esta parte del cuerpo, se puede recurrir a la abdominoplastia.

Esta intervención, conocida también con el nombre de dermolipectomía o lipectomía, forma parte de las técnicas de cirugía plástica, cuya razón de ser es mejorar la estética del cuerpo. Por tanto, es importante dejar claro que esta no es una técnica para adelgazar ni para perder peso. Así, la abdominoplastia en Barcelona consiste en eliminar el exceso de tejido adiposo de esta zona y en unir el músculo a la piel. Gracias a esta operación se puede conseguir un vientre liso, con apariencia más tonificada. 

Abdominoplastia en Barcelona, ¿en qué consiste?

La operación de abdominoplastia en Barcelona es sencilla, aunque es importante ponerse en manos de un buen cirujano para evitar riesgos y para garantizar todos los cuidados necesarios tras la intervención. Normalmente se realiza con anestesia general, aunque en algunos casos se puede utilizar anestesia local con sedación.

La abdominoplastia en Barcelona atuda a tener un vientre plano, cuando la dieta y el ejercicio no son suficientes.

La abdominoplastia en Barcelona atuda a tener un vientre plano, cuando la dieta y el ejercicio no son suficientes.

Con carácter previo a la intervención, el cirujano examinará al paciente para valorar qué tipo de cirugía necesita. Así, dependiendo de cada caso, la abdominoplastia se puede realizar de diferentes formas. La técnica tradicional de abdominoplastia consiste en practicar una incisión, de cadera a cadera, justo por encima del pubis; y después otra alrededor del ombligo.

A través de dichos cortes, el cirujano puede eliminar el exceso de piel y acceder a las músculos abdominales para tensarlos. De este modo, se reconstruye la pared abdominal, consiguiendo un vientre más firme y una cintura más estrecha. Finalmente, se realizan los puntos de sutura y se coloca un vendaje especial.

¿Cómo se realiza una mini abdominoplastia?

Tal y como señala su propia denominación, la mini abdominoplastia es una intervención pequeña que se asemeja a la tradicional. La diferencia es que se extirpa también una pequeña porción de piel y grasa en el área superior del pubis, pero sin entrar en contacto con la piel de alrededor del ombligo ni la zona muscular profunda.

Por otra parte, una mini abdominoplastia puede durar entre una y dos horas, donde se hace una mínima incisión, también encima del pubis.

Es la cirugía perfecta para aquellas personas que no tienen el músculo separado, si bien sí cuentan con algunos depósitos de grasa y piel en el área inferior abdominal. Los resultados que esta operación de mini abdominoplastia arroja son bastante satisfactorios para los pacientes que a ella se someten. A pesar de que quedará una minúscula cicatriz, esta se podrá disimular sin mayor problema bajo el bikini o bañador.

Este procedimiento de mini abdominoplastia precisa únicamente de anestesia local y sedación para su puesta en práctica y cabe la opción de realizarse de manera ambulatoria.

Planificando la cirugía de abdominoplastia

En la primera consulta que tenga con su cirujano plástico, el médico evaluará su estado general de salud, determinará la extensión de la acumulación de grasa en la región del abdomen y el tono del color de la piel.

Usted, como paciente, deberá ser lo más sincero(a) con él y explicarle las expectativas reales que tiene acerca de la operación para que el médico sea también franco y le muestre las alternativas disponibles para su problema, con los riesgos y limitaciones que implican cada una de ellas. Por ejemplo, aquellos pacientes que solo tienen acumulación de grasa en el área debajo del ombligo, pueden necesitar únicamente la realización de una mini abdominoplastia, que:

  • Es de menor riesgo.
  • No requiere demasiado período de hospitalización.
  • Se hace en un tiempo de una o dos horas.
Se extrae el exceso de grasa, se retira la piel sobrante y se devuelve el tono a la pared abdominal.

Se extrae el exceso de grasa, se retira la piel sobrante y se devuelve el tono a la pared abdominal.

En otros casos, el médico cirujano puede sugerir hacer una abdominoplastia completa con una liposucción de las caderas para que mejore la silueta corporal de forma más armónica, mientras que en otros casos puede ser necesaria solamente una liposucción en el abdomen. Pero sea cual sea el caso, será su médico cirujano quien determinará cuál es el tratamiento quirúrgico que a usted más le conviene para conseguir una silueta corporal adecuada, después de hacerle la evaluación respectiva en la primera consulta.

También en esta primera consulta deberá decirle a su médico si es fumador, puesto que es un dato relevante, al igual que si usted está tomando algún tipo de medicación o vitaminas. Al decirle eso, usted está ayudando a que se reduzcan los riesgos o complicaciones después de la cirugía.

Durante esa misma cita médica, el cirujano plástico le explicará:

  • El tipo de anestesia que empleará.
  • Cuántos días permanecerá en la clínica.
  • Los riesgos de la cirugía.
  • Todo lo relacionado con la intervención.

Posibles riesgos

Como en todas las operaciones, hasta en las de mínima entidad, existen riesgos y se pueden ocasionar complicaciones. Es por eso que el cirujano tiene que ser una persona completamente capacitada, y el paciente debe seguir al pie de la letra las indicaciones del especialista, antes y después de la operación. Cualquier tipo de antibiótico que esté tomando se lo debe comunicar al especialista, así como si es fumador, ya que todo esto influye en gran medida en la operación. Las personas con menor capacidad pulmonar, mala circulación, diabetes o problemas cardíacos tienen un mayor riesgo.

En las cirugías de abdomen no son frecuentes las complicaciones, aunque las que en mayor medida se presentarían son:

  • Infección.
  • Sangrado.
  • Pérdida de tejido.
  • Fluido subcutáneo.
  • Coágulos.
  • Problemas de cicatrización.

El perfil de la persona que se someterá a la cirugía

No todas las personas cumplen con el perfil para someterse a una cirugía de abdomen. Además, hay que tener en cuenta que la abdominoplastia en Barcelona no es una solución para bajar de peso, y en los casos en que las personas obesas tienen exceso de grasa acumulada en el abdomen el cirujano les recomienda someterse a una dieta y ejercicio antes de ser intervenidos. En las situaciones en las que el paciente tiene mucha piel y tejido flácido y colgando, se recomienda una paniculectomía, que es una cirugía parecida a la abdominoplastia.
El exceso de grasa en el abdomen no es simplemente una cuestión estética.

El exceso de grasa en el abdomen no es simplemente una cuestión estética.

Pero, por suerte, la cirugía de abdomen es una intervención que se adapta a las necesidades de cada paciente. Cuando el problema es mínimo y ha sido solo un producto del embarazo, se puede realizar una mini abdominoplastia que no afecta mucho al área intervenida y los resultados son muy buenos. Cuando el problema es piel flácida, el médico procura retirar solo eso, sin dañar el tejido muscular, pero en los casos en que la grasa se vuelve un obstáculo es necesario realizar una liposucción. Si no, puede optarse por una banda gástrica o un bypass gástrico.

Después de la abdominoplastia

Muchos pacientes creen que todas las cirugías plásticas son iguales. Pero no es cierto, ya que no es lo mismo inyectar botox en los labios que someterse a una cirugía de nariz y, por lo tanto, no es lo mismo una liposucción que una abdominoplastia, que requiere de un procedimiento quirúrgico extra. Todo esto conlleva más tiempo en cirugía y, por ende, el organismo requiere más tiempo de recuperación. Es por ello que el médico y el paciente tienen que considerar antes los efectos secundarios porque no podrá realizar las tareas diarias ni regresar pronto al trabajo.

Es muy importante que el paciente sepa que los resultados y beneficios de la cirugía se verán a medio plazo. Después de la cirugía en el abdomen, el área estará hinchada durante los días siguientes, tendrá hematomas y sentirá dolor en todo el área, por lo que el cirujano le indicará analgésicos según el caso específico. También tendrá una cicatriz bastante notoria, pero después de los primeros meses irá desapareciendo hasta que sea casi imperceptible. Eso sí, conviene saber que, al igual que todas las demás cicatrices, jamás desaparecerá por completo. No obstante, siguiendo las recomendaciones de su especialista, esta cicatriz pasará bastante desapercibida.

Durante el período de recuperación, el paciente no podrá realizar ningún tipo de actividad física y deberá tener reposo según sea la dimensión de la cirugía.

Cuando reanude la actividad, tendrá que seguir las indicaciones del médico. Muchos de los pacientes pueden reiniciar esa actividad después de treinta días desde la cirugía y pasados otros quince días podrá comenzar a realizar actividad física o deporte, pero todo dependerá de la evaluación que haga el cirujano. La ventaja de la abdominoplastia es la duración porque es casi permanente, teniendo los cuidados necesarios y que no haya embarazo. Cuando existe otro embarazo se puede someter a otra abdominoplastia, aunque si hay aumento de peso no tiene que hacer de nuevo la cirugía.

¿Qué finalidad tiene este procedimiento?

La intervención de abdominoplastia en Barcelona se realiza persiguiendo un objetivo claramente embellecedor y estético a través de la mejora de la apariencia del abdomen.

Pero esta no es la única razón por la que los pacientes se someten a este tipo de operación. Aunque al hilo de la anterior, existen motivos psicológicos que llevan a muchas personas a decantarse por la abdominoplastia para reparar su abdomen, dañado por los embarazos o por una notoria y veloz pérdida de peso.

La abdominoplastia en Barcelona es demandada por muchas mujeres que han tenido un embarazo y sufren flacidez en el vientre.

La abdominoplastia en Barcelona es demandada por muchas mujeres que han tenido un embarazo y sufren flacidez en el vientre.

Mediante la intervención, la zona inferior del abdomen tensa su piel y se hace más plana, reparando dificultades derivadas de la piel flácida sobrante.

La abdominoplastia se practica en personas que desean una mayor tonificación de sus músculos abdominales y que se han sometido anteriormente a otros procedimientos pero sin éxito alguno.

No obstante, el médico ofrece siempre antes al paciente otra serie de alternativas para intentar lograr la deseada firmeza en su vientre. Por ejemplo, le aconsejará que lleve una dieta saludable y que realice algún tipo de deporte.

Resultados de la abdominoplastia en Barcelona

Una vez finalizada la intervención, el paciente se sentirá feliz. Los resultados son muy positivos. Antes de someterse a la misma, presentaba:

  • Flacidez y debilidad muscular en el área del abdomen.
  • Un exceso de grasa.
  • Piel sobrante.

Tras ella, el paciente sale de la clínica con un vientre plano y mayor tonificación muscular, lo que se traduce en una sustancial subida de autoestima.

Durante el proceso postoperatorio, y al retomar la rutina de vida habitual, la recuperación es distinta según cada paciente. Siempre que su puesto laboral no suponga actividades físicas intensas en exceso, podrá regresar al trabajo unos veinte días después de la intervención.

Resulta bastante común -y lógico- sentir un dolor leve inicialmente. Si este no desapareciese o resultara más grave, debe acudir al médico de forma inmediata.

Mediante una abdominoplastia en Barcelona se logra mejorar el contorno corporal y proporciona un aspecto de firmeza. La autoestima aumenta y las incisiones de la operación van desapareciendo conforme avanza el tiempo. Eso sí, el paciente deberá tener siempre en cuenta que las cicatrices son definitivas.

Además, en la práctica totalidad de casos, la abdominoplastia presenta unas ventajas permanentes. Por ejemplo, pueden cambiarse los hábitos rutinarios en cuanto a la dieta a seguir, practicar ejercicios físicos regularmente, etc.

Reiteramos que el paciente quedará feliz y bastante satisfecho. La cicatriz va desapareciendo con el paso de los meses. En el peor de los casos, podrá disimularla debajo de su traje de baño, por ejemplo. De cualquier manera, la persona deberá armarse de paciencia, pues la fase de recuperación es larga.

Los resultados de la cirugía abdominal son excelentes.

Los resultados de la cirugía abdominal son excelentes.

A pesar de lo definitivo de los resultados, si la paciente tiene un embarazo o aumenta o baja de peso por otro motivo, el abdomen se modifica. Si no se da ninguno de esos casos, permanecerá plano y liso durante años. No obstante, el envejecimiento y la gravedad suelen aumentar el peso. Una segunda intervención es posible si el paciente siente insatisfacción transcurridos unos años.

La flacidez abdominal

La pérdida de peso o el embarazo suelen causar estragos en el cuerpo de las mujeres, caso de la aparición de estrías. En algunas ocasiones es casi imposible recuperar la figura que se tenía, por ejemplo, antes del embarazo, por lo que las madres se ven en la necesidad de hacer dietas rigurosas o en todo caso se someten a rutinas de ejercicio desgastantes que poco o nada ayudan.

Uno de los problemas más comunes en todas estas etapas es la flacidez, que se define como la falta de firmeza en la piel debida a la disminución de los tejidos de sostén, como:

  • El colágeno.
  • La elastina.
  • Las mismas fibras musculares.

Esta se convierte en una de las principales razones por la que las mujeres, y también los hombres, recurren a la abdominoplastia en Barcelona.

La flacidez se presenta en diversas zonas del cuerpo, siendo el abdomen una de ellas y la más frecuente, aunque también puede hacerlo en muslos, brazos, glúteos, así como en la cara y el cuello.

Cuando la apariencia cambia debido a esta condición, el paciente considera la posibilidad de someterse a una cirugía de abdominoplastia para remediar la situación. Sin embargo, antes de pensar en esta, hay diversas alternativas para tratar de eliminarla por medios no tan invasivos. En primera instancia, se le pide al paciente que cambie ciertos hábitos en su rutina diaria, por lo que -si hay constancia- podrá ver los resultados. A continuación le damos algunas recomendaciones:

  • Llevar una dieta adecuada es la clave en este proceso. Usted puede comer de todo, pero la clave está en las porciones que se sirva así como en la calidad de los alimentos. Por ejemplo, podrá comerse una hamburguesa, pero pida que no lleve aderezos como la mayonesa; el arroz puede consumirlo, pero en cantidades pequeñas. Las carnes, ya sean de pollo, ternera, pescado o cerdo, proveen las proteínas necesarias para el fortalecimiento de los músculos. Eso sí, prefiera las magras, las que no tienen mucha grasa. En este punto también influye la forma en la que se preparan, por lo que la mejor opción será asada.
  • El ejercicio. Toda actividad física, por mínima que esta parezca, ayuda notoriamente a que el cuerpo se mantenga en movimiento. Caminar, correr, jugar al baloncesto, fútbol o nadar -entre otros deportes- contribuye a que el organismo se oxigene. Y es que una de las razones de la flacidez es el sedentarismo. Si usted es asiduo a pasar demasiado tiempo en una misma posición, ya sea porque no le gusta el ejercicio o porque su trabajo así lo requiere, elabore pequeñas rutinas de ejercicio en las que estire o mueva las piernas y brazos; agáchese y trate de tocarse la punta del zapato. La idea es que siempre haga ejercicio, pues la clave en todo esto es la constancia y la disciplina.
  • Nutrición de la piel. Sí, la piel también necesita nutrientes para lucir sana. Es por eso que su dieta debe incluir aquellos alimentos que contengan vitaminas A, E, C, y D como los pimientos, algunas coles, frutas como la papaya o algunas hojas verdes como el berro.
    Antes de decantarse por la cirugía es recomendable practicar deporte y llevar una alimentación adecuada.

    Antes de decantarse por la cirugía es recomendable practicar deporte y llevar una alimentación adecuada.

En cuanto a los ejercicios previos a someterse a una abdominoplastia en Barcelona, hay diversas opciones con las que cuenta para comenzar con una rutina diaria. Recuerde que la disciplina es vital. Olvídese de comenzar un día y luego retomarlo a los cuatro o cinco. Además, si le es difícil saber qué tipo de actividad debe hacer, visite a un especialista en la rama para que le guíe al respecto. Aquí le presentamos algunas alternativas que puede tener en cuenta:

  • Hacer bicicleta. Puede hacerlo en una máquina estática o en una convencional. Si no tiene, no se preocupe. Acuéstese en el suelo y simule que va en una. Es decir, haga el movimiento de pedaleo. La idea es que practique el ejercicio, pues este ayuda mucho en hacer cierta presión en el abdomen.
  • Las abdominales. Era obvio que se incluiría este ejercicio en la lista. Puede practicarlo de la forma convencional, ya sea acostado o de pie. También hay expertos que indican que se puede hacer en cualquier lugar y a toda hora, pero ¿cómo funciona de esa forma? Usted puede contraer el abdomen mientras realiza sus actividades diarias: cocinando, sentado en su escritorio, bañándose, comprando en una tienda, maquillándose, etc. Los resultados de esta técnica son muy eficaces y dan buenos resultados al paciente.
  • La postura. La buena postura ayuda mucho no solo en el caso de la flacidez, sino también a evitar aquellas enfermedades que se presentan en la columna vertebral. En este caso, con la flacidez, la recomendación va encaminada a que mantenga los pies rectos y se incline levemente hacia atrás y ejerza cierta presión en el abdomen.

Quizás en los primeros días sienta un dolor en la zona abdominal. Sin embargo, este desaparecerá con el paso del tiempo.

Toda actividad física que usted haga será de gran ayuda, pero cuando desea deshacerse de la flacidez en el abdomen, los ejercicios que le recomendamos anteriormente son de gran ayuda para que comience con su rutina en casa y así aproveche el tiempo en caso de que no pueda ir al gimnasio o si el trabajo le ocupa demasiado.

Cuando se opta por la cirugía de abdominoplastia en Barcelona para eliminar la flacidez, el médico deberá evaluar la condición de la paciente en el sentido de verificar dónde se localiza el exceso de piel. Frecuentemente el abdomen en una de las zonas más comunes.

Independientemente de eso, los exámenes previos de la paciente son rigurosos, así que usted debe informarse acerca de en qué consiste el procedimiento y de cuáles serán los resultados del mismo, pues en algunas ocasiones esta cirugía es innecesaria y una dieta equilibrada y el ejercicio son vitales para que la flacidez vaya mermando.

En todo caso, siempre visite al médico, vaya a las revisiones y busque segundas opiniones.

Conocer los beneficios, riesgos, complicaciones y el proceso postoperatorio ayuda a tener una idea más amplia de la abdominoplastia.

Es importante que conozca de cerca la cirugía. Puede apoyarse en personas que ya se la hayan realizado y que le cuenten su experiencia con la abdominoplastia.

Abdominoplastia en Barcelona: postoperatorio y cuidados en casa

Una persona que se ha sometido a una abdominoplastia debe seguir algunas indicaciones para que el proceso de recuperación sea el esperado. Pero más allá de eso -que sea un éxito-, que del mismo modo se reduzcan las molestias.

En primera instancia, usted debe saber que al término de la cirugía debe pasar al menos dos o tres días en el hospital para que el médico observe cómo reacciona a la cirugía. Durante ese tiempo, usted tendrá en el abdomen una venda elástica que presionará la zona para que, ante cualquier movimiento, no tenga inconvenientes de sangrado o se abran las incisiones.

Al cabo de esos días, usted podrá regresar a casa a descansar. El tiempo que usted permanecerá de baja laboral ronda entre las tres y las cuatro semanas. Esto dependerá de cómo haya reaccionado a la cirugía. En algunos casos, el paciente puede caminar un día después, pero eso no reduce los cuidados que debe seguir en casa.

A lo largo del período de recuperación tras una abdominoplastia en Barcelona es necesario seguir determinadas indicaciones médicas.

A lo largo del período de recuperación tras una abdominoplastia en Barcelona es necesario seguir determinadas indicaciones médicas.

Como se mencionaba anteriormente, usted usará una faja después de la cirugía y que podría llevar durante algunas semanas. No debe quitársela salvo que necesite bañarse o curarse la zona donde se realizó la incisión.

En ese sentido, proporcionamos algunos consejos que debe seguir a la hora de bañarse y curarse tras una abdominoplastia en Barcelona:

  • Quítese cuidadosamente la faja y lávese la herida con jabón neutro, sin presionarla o rasgarla. Séquesela bien, procure que no quede rastro de la toalla y luego póngase una venda y la faja.
  • Cuando vaya a curarse la herida, lávese antes las manos para evitar el riesgo de alguna infección. Use vendas estériles y siga las indicaciones que le haya dado el médico.

Durante el proceso de recuperación es normal que sienta tirantez o tensión en la zona del abdomen. Esto es común debido a cómo se realiza la operación. Esas molestias podrían presentarse por un par de días, máxime cuando está sentado o acostado, por lo que deberá abstenerse de mantener relaciones sexuales durante ese tiempo.

Para evitar esa situación, puede dormir semisentado y colocar algunas almohadas debajo de sus piernas para que no quede tan recto y eso haga más presión en la zona del abdomen.

Debe saber, además, que es normal que se presenten hematomas en el abdomen debido a la operación de abdominoplastia. Si bien los primeros días serán muy notorios y de regular tamaño, estos desaparecerán a medida vayan pasando las jornadas.

El dolor también podría ser común. El especialista podría recetarle algunos fármacos que le ayuden a calmar las molestias. Usted debe tomarlos a la hora indicada, sin saltarse un día. Es importante que se tenga una disciplina con todo tipo de medicinas que se ingieran.

Los puntos de sutura se los quitarán días después de la cirugía. Usted debe tener cuidado con ellos y no tratará de quitarlos por sí mismo.

Algo que debe tener muy en cuenta es que la inflamación del abdomen no cederá tan fácil. Es por eso que el especialista le dejará algunas medicinas para disminuir las complicaciones. Algunas actividades físicas también son de gran ayuda. Eso sí, estas deben ser recomendadas por el médico, pues cualquier esfuerzo que se haga tampoco será bueno para la incisión.

Otro punto muy importante es la cicatrización de la herida. Usted debe saber que, al momento de realizarla, esta se ubicará arriba del pubis, bajo el ombligo. El corte es casi imperceptible con el paso de los meses. De hecho, la razón por la que los médicos la hacen en esa zona es para que la ropa interior la disimule, así que este tema no debe ser para usted motivo de preocupación.

Cuidados en casa

La cirugía de abdominoplastia en Barcelona finalizó hace alguna semanas. Los resultados comienzan a ser evidentes y la hinchazón y los hematomas apenas resultan ya visibles. Estos síntomas ponen de manifiesto que la recuperación transcurre según los cauces previstos.

Llegados a este punto, el paciente irá retomando sus hábitos diarios domésticos y laborales. Antes de someterse a la intervención quirúrgica, el especialista le sugirió que detuviese el consumo de tabaco y bebidas alcohólicas, por lo que su objetivo debería centrarse en seguir esa línea y adoptar otras rutinas más saludables.

En este sentido, la práctica de alguna actividad física es más que recomendable. No obstante, durante las jornadas iniciales posteriores a la cirugía no se aconseja realizar excesivos esfuerzos, sino que el ejercicio habrá de afrontarse de manera progresiva.

Otra interesante opción es la de caminar. El paciente debería comenzar por hacerlo durante unos 20 minutos e ir incrementando este tiempo paulatinamente. Lo realmente fundamental es que se constante, por lo que habrá de seguir una determinada rutina física.

No estamos ante una operación exclusiva de mujeres y cada vez son más los hombres que se deciden por ella.

No estamos ante una operación exclusiva de mujeres y cada vez son más los hombres que se deciden por ella.

Abdominoplastia en hombres

Las razones por las que un hombre decide realizarse una abdominoplastia son las mismas por las que recurre una mujer: mejorar la apariencia de esa zona. Casi siempre, cuando ellos bajan de peso de forma considerable, el exceso de piel o colgajo, como se le conoce también, se ubica en mayor grado en el estómago.

El procedimiento es igual que en las mujeres. Un punto en común entre ambos géneros es que los pacientes deben encontrarse en una buena condición física.

Cada vez es más frecuente que los hombres recurran a esta cirugía, puesto que, estéticamente, el exceso de piel en el abdomen afea la figura. El reto del paciente es mantenerse en buen estado físico para no recuperar los kilos que ha perdido.

Las recomendaciones para los hombres son las mismas que en las mujeres. Aparte del ejercicio constante y disciplinado, también es importante llevar a la par una dieta equilibrada en la que se incluya abundante agua, reducir la comida rápida, las harinas refinadas y el azúcar en cantidades desmesuradas.

Siguiendo estas y las otras recomendaciones que le dé el médico, podrá mantenerse en un peso ideal. Lo más importante es que usted se sienta bien consigo mismo, pero dentro de todo este proceso el empeño que le ponga a su recuperación y mantenimiento son claves para que la abdominoplastia en Barcelona sea un éxito. Ante cualquier duda, visite a su médico.

Escribe un comentario


 
He leído y acepto las condiciones de uso
 
Enviar

    Especialistas relacionados: cirujanos plásticos en Barcelona

    (Los centros y/o especialistas que aparecen a continuación no trabajan con Bonomédico. Se muestran solo a título informativo.)

    Uso de cookies
    Esta página web utiliza cookies propias con fines técnicos, analíticos y publicitarios así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Para obtener más información sobre el uso de cada una de las cookies, consulta nuestra Política de Uso de Cookies. La navegación por el Portal supone la aceptación de nuestra política de cookies.