Causas del Alzheimer


Comentar
Publicado en Enfermedades

Unos 47 millones de personas en el mundo, aproximadamente la población equivalente a toda España, padece demencia. Y el Alzheimer está detrás de más del 70 % de estos casos. En la actualidad, pese a los avances científicos, se trata aún de una demencia neurodegenerativa irreversible e incurable. Al menos, resulta imprescindible conocer cuáles son las causas del Alzheimer, sus síntomas y el tratamiento que podría aplicarse.

En España, en 2015, contando solo casos confirmados, había más de 1,2 millones personas con la enfermedad. La mitad de ellas, mayores de 85 años. Coincidiendo con el Día Mundial del Alzheimer, que se celebra el 21 de septiembre, la OECD publicó un informe. Según este, España era el tercer país del mundo con mayor proporción de personas afectadas por Alzheimer en cualquiera de sus fases.

¿Cuáles son las causas del Alzheimer?

Se sabe que la enfermedad de Alzheimer implica un deterioro progresivo de las células cerebrales. No obstante, los científicos todavía no han conseguido identificar qué causas exactas provocan ese fallo neurológico. Diversos estudios epidemiológicos, genéticos y bioquímicos identifican ciertos factores de riesgo que aumentan las posibilidades de desarrollar esta demencia. Entre estos factores de riesgo, los que más influyen son:

  • La edad.
  • Los antecedentes familiares.
  • Determinadas alteraciones genéticas.
Aún no se ha conseguido determinar con exactitud cuáles son las posibles causas del Alzheimer.

Aún no se ha conseguido determinar con exactitud cuáles son las posibles causas del Alzheimer.

Todo esto lleva a afirmar que no existe una causa única a la que se pueda atribuir la aparición del Alzheimer. Es decir, es cierta combinación de factores genéticos y ambientales la que da lugar a los ovillos neurofibrilares y las placas neuríticas.

Son muchas y muy variadas las cuestiones neuropatológicas y los mecanismos neurobiológicos que producen Alzheimer. Por esta razón, las últimas líneas de investigación se centran en profundizar sobre las causas que originan gran parte de las alteraciones que propician la aparición de esta enfermedad.

Entre las principales causas del Alzheimer cabe mencionar las siguientes:

La edad

Aunque la enfermedad no es consecuencia directa del envejecimiento, sí es el principal marcador de riesgo. La afectación de la misma se duplica a partir de los 60 años, situándose casi en un tercio de la población mayor de 85 años. Existe una salvedad cuando el inicio de Alzheimer es temprano -antes de los 60 años-, que representa únicamente entre un uno y un tres por ciento de los casos. Las causas de los mismos residen en un factor genético.

El sexo

Se da una prevalencia más elevada en las mujeres. Sin embargo, este aspecto también puede deberse a que ellas tienen una esperanza de vida mayor.

La presencia de diferentes factores de riesgo incrementa la probabilidad de que la enfermedad de Alzheimer se desarrolle.

Los antecedentes familiares

Se ha constatado que, las personas en cuya familia se han dado casos anteriores de Alzheimer, tienen entre dos y siete probabilidades más de padecerlo en un futuro. Es el caso del Alzheimer hereditario. En concreto, se habla de que alrededor de un 40 % de los pacientes afectados presentan una incidencia familiar de demencia. Y se alcanza el 50 % si los sujetos son muy longevos.

En estos casos, es más frecuente que la dolencia se desarrolle de manera precoz -antes de los 60 años-. También es habitual que otras de las causas del Alzheimer sean mutaciones en algunos genes. Estas mutaciones llevan a un acúmulo anormal de la proteína beta amiloide. Esta proteína es el principal componente de las placas seniles.

Los daños cerebrales

En ocasiones, haber sufrido alguna lesión previa puede estar relacionado con el desarrollo posterior de la enfermedad. Son los factores de riesgo cardiovascular.

El Alzheimer es un tipo de demencia que suele aparecer a partir de cierta edad.

El Alzheimer es un tipo de demencia que suele aparecer a partir de cierta edad.

La dieta

Hay dietas que pueden ayudar a la prevención y el tratamiento del Alzheimer. Por ejemplo, la dieta mediterránea. Al mismo tiempo, una alimentación basada en productos de gran contenido calórico, con altos niveles de ácidos grasos saturados, está vinculada con un mayor riesgo.

El síndrome de Down

Debido a la trisomía en el cromosoma 21, las personas con este síndrome presentan un exceso de la proteína precursora de amiloide. Este hecho puede conducir a la degeneración y la muerte neuronal. Los especialistas han encontrado casos de Alzheimer a partir de los 12 años en personas con síndrome de Down.

El consumo de sustancias tóxicas

Por ejemplo, el consumo de tabaco podría considerarse también una de las causas del Alzheimer.

¿En qué consiste la enfermedad de Alzheimer?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el Alzheimer como un tipo de demencia –demencia senil y Alzheimer no son sinónimos-. Es decir, se trata de un síndrome, de naturaleza crónica o progresiva, que se caracteriza por un deterioro de la función cognitiva que va más allá de lo que podría considerarse consecuencia de un envejecimiento normal.

A pesar de ser la enfermedad neurodegenerativa más frecuente en los países desarrollados, presenta muchos interrogantes.



El origen del Alzheimer se ha localizado, principalmente, en la presencia de unos ovillos neurofibrilares y placas neuríticas en distintas partes del cerebro humano.

La investigación sobre la enfermedad gira en torno a varios modelos, siendo los más extendidos los relacionados con la presencia de determinados genes capaces de crear anomalías cromosomáticas.

Los ovillos neurofibrilares

Un ovillo neurofibriliar es una conjunción anormal de proteínas dentro de las neuronas. Están formados por una fosforilación múltiple de proteínas asociadas a microtúbulos entre las células. La presencia de estos ovillos causan un deterioro que conlleva a la pérdida de neuronas. Con ello, se produce una merma de los neurotransmisores en regiones diversas, entre las que destaca la corteza prefrontal, implicada en funciones superiores como:

  • El razonamiento.
  • El conocimiento.
  • La memoria.
Los ovillos neurofibrilares y las placas neuríticas pueden estar detrás de las causas del Alzheimer.

Los ovillos neurofibrilares y las placas neuríticas pueden estar detrás de las causas del Alzheimer.

Debido a esto, las personas con esta patología comienzan a tener síntomas del Alzheimer relacionados con la pérdida de memoria progresiva.

Las placas neuríticas

Las placas neuríticas o placas seniles son depósitos extracelulares de la proteína beta amiloide en la sustancia gris del cerebro. Estas placas neuríticas son el origen de posibles causas del Alzheimer. Están asociadas a la degeneración y la muerte neuronal.

La citada proteína procede de la degradación de otra proteína precursora, situada en la membrana de muchas células y cuya función aún no está del todo aclarada. Los estudios apoyados en este modelo parten de la acumulación de dicha proteína en el interior de los vasos sanguíneos. De este modo, se originan placas neuríticas al llegar al cerebro.

  • Artículo escrito por:
  • Doctor Francisco Javier Ruiz Solanes
  • Licenciado en 1989 en Medicina y Cirugía por Universidad de Málaga (UMA)
  • Colegiado 6.024 del Colegio de Médicos de Málaga
  • Director Médico Grupo BonoMedico

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *