Reducción de pechos: riesgos


Comentar
Publicado en Reducción de pechos

Financiado por Banco Santander ¿Sabías que financiamos tu intervención desde 60 €/mes? Consulta tu cuota

La mamoplastia de reducción o reducción de pechos es una cirugía muy segura, ya que se utilizan técnicas aplicadas a miles de pacientes. Pero como en toda cirugía, existen riesgos y posibles complicaciones. Estos riesgos no son frecuentes y pueden minimizarse eligiendo un cirujano plástico con experiencia en este tipo de intervenciones y siguiendo las indicaciones que le dé para el preoperatorio y el postoperatorio.

BonoMédico te ofrece esta operación de reducción de pecho en Málaga, Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia y Palma de Mallorca, entre otras muchas ciudades. Con cirujanos expertos en este tipo de cirugías.

Las principales complicaciones que pueden aparecer en la operación de reducción de pechos son las siguientes:

Riesgos de toda cirugía

Sangrado excesivo

No es una complicación frecuente pero puede presentarse pequeñas hemorragias durante o después de la intervención de reducción de pechos. Si se produce una hemorragia abundante puede producirse la salida de la sangre a través de las heridas o bien acumularse debajo de la piel. Si ocurre esta acumulación debajo de la piel se extraerá con una fina aguja y si es necesario se colocará un pequeño drenaje. No se deben tomar aspirinas durante al menos diez días antes de la operación ya que aumenta el riesgo de sangrado.

Hematomas

Tras toda intervención quirúrgica surgen hematomas que desaparecen por si solos con el paso de los días. Si permanecen durante varias semanas debe comentarse con el cirujano para analizar su causa. 

Infecciones

Es un riesgo muy raro ya que tanto durante la intervención como en los días posteriores se administra la medicación adecuada para prevenirlas. Si se produce alguna infección se elimina con antibióticos.

Problemas con la anestesia

Respiratorios, cardiovasculares o alergias a medicamentos

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

Dolor excesivo

El dolor tras esta intervención de reducción de pechos es algo normal y el cirujano prescribirá analgésicos para reducirlo. Poco a poco irá desapareciendo. Las cicatrices de los tejidos internos de la mama pueden resultar dolorosas durante un tiempo. Si el dolor es muy intenso o permanece igual durante muchos días debe consultarse con el cirujano por si se debe a otra causa como la aparición de una infección.

Reacción alérgica

En muy pocas pacientes se han detectado alergias a los materiales utilizados en la intervención tales como esparadrapos, material de sutura o cremas. Estas alergias tienen tratamiento específico para evitarlas o reducir sus efectos.

Anestesia

Toda anestesia implica un pequeño riesgo ya sea local o general. En algunos casos se pueden presentar complicaciones o lesiones. Su administración siempre está vigilada por el anestesista para evitar riesgos.


Widget not in any sidebars

Riesgos específicos de la reducción de pechos

Mala cicatrización

En la mayoría de los casos se logra una correcta cicatrización tras la reducción de pechos pero existen casos de cicatrices anormales tanto en la zona externa como en los tejidos internos. En estos casos la cicatriz de la piel puede quedar poco estética o adquirir un color o tonalidad distinta a la de la zona que la rodea. Este problema puede solucionarse con una nueva intervención.

Especial problema se plantea en las pacientes que tienen tendencia a formar queloides en sus cicatrices por lo que deben comentar esta circunstancia con el cirujano si ya la conocen. Las pacientes que no tengan problemas de cicatrización deben ser plenamente conscientes de que tras la intervención siempre quedarán cicatrices importantes y de carácter permanente que poco a poco se volverán menos visibles aunque nunca desaparecen por completo. Existen tratamientos quirúrgicos para reducir el tamaño y visibilidad de las cicatrices.

El cirujano siempre intentará realizar las incisiones en las zonas menos visibles ( areola y surco submamario) de manera que poco a poco vayan desapareciendo. El resultado final en cuanto a la visibilidad de las cicatrices dependerá de la habilidad del cirujano y de la evolución de cada paciente ya que hay casos en los que se consiguen cicatrices casi imperceptibles. 



La cirugía de reducción de pechos es muy segura y con pocos riesgos

Retraso en la cicatrización

Las heridas que se realizan en la intervención de reducción de pechos pueden no cerrar correctamente o incluso abrirse un poco en los días posteriores. La piel del pecho y los tejidos internos son muy delicados y pueden cicatrizar más lentamente. En algunos casos se puede llegar a perder algo de piel o tejido de la zona que se recupera poco a poco. 

Resultados no deseados

Este riesgo se reduce significativamente en manos de un cirujano experimentado que difícilmente provocará un resultado con la forma no deseada o con una reducción superior o inferior a la deseada por la paciente.

Firmeza excesiva o necrosis grasa

Tras la cirugía de reducción de pecho se pueden producir casos de excesiva dureza o firmeza de los tejidos mamarios provocados por una excesiva cicatrización interna o por la necrosis de la grasa en esa zona. No es una complicación predecible durante la intervención y cuando se produce puede necesitar de una biopsia o de una cirugía adicional.

Pérdida de sensibilidad en la zona del pezón

Es uno de los riesgos de esta intervención de reducción de pechos en la que se puede sufrir un cambio en la sensibilidad de la zona del pezón o incluso la pérdida parcial o total de la sensibilidad. Cada mama puede reaccionar de distinta forma por lo que la sensibilidad puede ser diferente en cada una y en cada pezón.

Asimetrías en la situación de los pezones y en el tamaño de las mamas

Todas las mujeres tienen un mayor o menor grado de asimetría en sus pechos ya sea en su tamaño, forma, caída o en la forma de los pezones. Tras la cirugía esta simetría puede permanecer en mayor o menor grado dependiendo de la habilidad del cirujano y de la corrección que sea necesaria en los pechos.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

Problemas en futura lactancia materna

Es muy difícil predecir si la operación de reducción de pechos afectará a la futura lactancia materna. Es una intervención complicada que puede afectar a la lactancia en el futuro, por lo que -además de consultarle todas las preguntas relativas a la intervención- debe comentarse este deseo con el cirujano. Esta intervención no suele estar recomendada en las mujeres que desean dar el pecho en el futuro.

 
  • Artículo escrito por:
  • Doctor Miguel Fernández Calderón

  • Dr. Miguel Fernández Calderón es Licenciado en Medicina por la Universidad de Castilla La Mancha y número 1 en el examen MIR de su promoción. Se especializó en Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva en el Hospital Universitario La Paz. Se ha formado en cirugía de la mano y de reconstrucción mamaria así como en cirugía estética complementaria (cirugía del envejecimiento facial, contorno corporal y rinoplastia, cirugía de reasignación de género facial, corporal y genital, cirugía íntima…) y cirugía estética mamaria y cirugía del envejecimiento facial.
  • El Dr. Fernández es el miembro número 1.097 de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE).
  • Página WEB
 

Financiado por Banco Santander ¿Sabías que financiamos tu intervención desde 60 €/mes? Consulta tu cuota

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *