BonomédicoBlogMamoplastiaReducción de pechosEl postoperatorio de la reducción de pechos

El postoperatorio de la reducción de pechos


Comentar
Publicado en Reducción de pechos

Financiado por Banco Santander ¿Sabías que financiamos tu intervención desde 60 €/mes? Consulta tu cuota

¿Cómo es el postoperatorio de una reducción de pechos?

La reducción de pechos conlleva una intervención quirúrgica de cierta importancia con una duración aproximada de entre tres y cinco horas dependiendo de cada paciente y del volumen total que se haya decidido reducir.

Normalmente la paciente queda ingresada en el centro hospitalario durante 24 o 48 horas, dependiendo de su evolución. Durante el tiempo de hospitalización, y en algunos casos algún día más, se le aplican unos vendajes especiales que sujetan adecuadamente los pechos. Se retiran en pocos días y la paciente deberá utilizar durante todo el día un sujetador especial sin aros.

Una vez finalizada la operación de reducción de pecho se suelen colocar drenajes en las mamas para evitar edemas y hematomas. Estos drenajes se utilizan normalmente durante 24 o 48 horas según la evolución de cada paciente.

Una vez retirados los puntos la paciente puede ducharse cada día sin ningún problema. En los días del vendaje se recomienda no mojar las vendas. Durante los primeros días deberá aplicarse una crema antiséptica sobre las heridas.  

Los puntos suelen quitarse una vez transcurridos al menos siete días y como máximo catorce días.

Tras la intervención es muy frecuente que la paciente tenga sensación de cansancio pero se recuperará en dos o tres días con total normalidad. Los primeros tres días son los que presentan mayores molestias pero después se comienza a mejorar día a día. 

Como es una intervención de importancia aparecerán molestias intensas o incluso dolor que podrán controlarse con los analgésicos que recomiende el cirujano. Si durante la recuperación se produce la menstruación se producirá cambios en las mamas que pueden aumentar temporalmente la hinchazón y las molestias.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

La zona de los pezones puede sufrir algunos cambios de carácter temporal como la disminución de la sensibilidad y en algunos casos la aparición de ardores o picores en la zona. En algunas pacientes la pérdida de sensibilidad puede ser definitiva.

Las pacientes pueden volver a su vida normal en dos o tres días siempre que no realicen esfuerzos físicos intensos. La vuelta al trabajo necesitará de dos o tres semanas de descanso al igual que retomar las relaciones sexuales, ya que es una actividad que puede provocar cierta inflamación en las incisiones y retrasar la recuperación.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

Consejos básicos para una adecuada recuperación:

  • Uno de los consejos fundamentales es decidirse a esta intervención con unos objetivos o expectativas razonables que se deben comentar con el cirujano, quien le informará acerca de la posibilidad de esos resultados una vez analizada la situación de sus pechos y antes de la operación, junto con los consejos a seguir en el preoperatorio.
  • Al finalizar la operación se colocan un vendaje adhesivo que no debe tocarse ni manipularse por la paciente. 
  • El sujetador especial tipo deportivo debe utilizarse durante todo el tiempo recomendado por el cirujano. Normalmente se suele utilizar durante un mes y durante al menos tres meses se deben evitar los sujetadores con aros que puedan ejercer presión sobre la zona operada. 
  • La paciente no debe tocar las heridas con los dedos y se recomienda no exponerlas al aire, al sol o al polvo ambiental.
  • Para reducir los riesgos y las molestias solo debe tomarse la medicación que prescriba el cirujano, evitando siempre la automedicación y en todo caso nunca debe tomarse medicación que contenga ácido acetilsalicílico (aspirina y similares).
    La recuperación de la reducción de pechos suele ser rápida y sin complicaciones

    La recuperación de la reducción de pechos suele ser rápida y sin complicaciones

  • Ante cualquier situación que la paciente considere anormal debe consultarse con el cirujano para evitar complicaciones no deseadas.
  • Todos los cirujanos recomiendan beber mucha agua antes y después de la intervención .
  • Se debe evitar dormir boca abajo durante los primeros días o semanas. Dormir boca arriba y con una almohada cómoda ayuda a la recuperación.
  • No se puede tomar el sol en la zona operada durante al menos tres meses.
  • La paciente debe usar ropa lo más cómoda posible y que no oprima los pechos.
  • Se debe dejar de fumar durante las cuatro semanas anteriores a la reducción de pecho y al menos durante tres semanas después de la operación. El tabaco dificulta una correcta cicatrización, ya que disminuye los niveles de oxígeno en la sangre. 
  • Tras la reducción de pecho, la piel queda más tensa de lo normal por lo que muchos cirujanos recomiendan utilizar cremas hidratantes pero sin que lleguen a tocar o cubrir las cicatrices.
  • El ejercicio moderado como pasear es muy recomendable así como el reposo durante varias horas al día para permitir una correcta recuperación.
  • Se debe evitar encoger los hombros, la espalda siempre debe estar recta.
  • La paciente debe realizar un seguimiento diario de la evolución de la zona operada para detectar la aparición de una posible infección con síntomas como fiebre, inflamación, enrojecimiento, supuración, etc. El cirujano comentará todos los signos o síntomas que deben vigilarse para evitar problemas con una infección no tratada. Si aparecen estos síntomas y se tratan a tiempo suelen desaparecer con la medicación adecuada sin convertirse en una complicación grave.  

La paciente debe conocer en todo momento que resulta imposible practicar una reducción de pecho sin dejar cicatrices visibles en el pecho durante un tiempo. Según la evolución de cada paciente esa visibilidad irá disminuyendo progresivamente mejorando su forma y tamaño aunque siempre terminarán siendo visibles en mayor o menor medida.

Las ventajas estéticas en cuanto a forma y tamaño siempre compensa la presencia de las cicatrices que deben ser aceptadas por la paciente como un efecto secundario de la reducción de pecho. Unas mamas demasiado grandes y demasiado caídas siempre llaman la atención y pueden provocar problemas emocionales en las pacientes, ya que la creciente práctica de mostrar los pechos en playas y piscinas hace que el defecto resulte muy evidente. Sin embargo, las cicatrices solo son perceptibles a corta distancia.

BonoMédico te ofrece esta operación de reducción de pecho en Málaga, Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia y Palma de Mallorca, entre otras muchas ciudades. Con cirujanos expertos en este tipo de cirugías.

Financiado por Banco Santander ¿Sabías que financiamos tu intervención desde 60 €/mes? Consulta tu cuota

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *