Reducción de pechos en Zaragoza

Dr. Javier Mestre Feliú


5.00 de 5 (3 opiniones)
Reducción de pechos en Zaragoza por 4.450 €
Hasta
el
10 dic

Tu mamoplastia de reducción en Zaragoza, ahora más fácil con BonoMédico

Aprovecha la ocasión: reducción de pecho en Zaragoza por tan solo 4.450 € en vez de 5.790 € con el Dr. Javier Mestre Feliú en Hospital Viamed Montecanal.

La mamoplastia de reducción o reducción de pechos es una operación no solamente estética, ya que su realización también proporciona muchos beneficios a la salud física y psíquica de aquellas mujeres que presentan en sus senos un tamaño y un peso desproporcionados. Con esta intervención podrán librarse de los dolores de espalda, cuello, sarpullidos, etc., que esta situación le estaba ocasionando, además de mejorar su autoestima.

Primero conocerás al Dr. Javier Mestre Feliú, quien estudiará tu caso y resolverá tus dudas en la consulta previa gratuita y sin compromiso que te ofrecemos. Si decides que te interesa someterte a la intervención, se te operará más adelante en Hospital Viamed Montecanal, en Zaragoza.

Servicios incluidos

  • Primera visita médica.
  • Anestesia general y reducción de pecho.
  • Hospitalización de la paciente (una noche según proceso habitual).
  • Visitas de control postoperatorias.

No incluye

  • Pruebas preoperatorias.
  • Sujetador postoperatorio.
  • Tratamientos ante hipotéticas complicaciones que se salgan del proceso quirúrgico normal.

Especialista

Javier

Dr. Javier Mestre Feliú

5.00 de 5
(3 opiniones)

Cirujano plástico
  • Licenciado en Medicina y Cirugía
  • Especialista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética
  • Fellow Cirugía Craneo-Maxilo-Facial. Univ. Nacional Autónoma de México. Mexico D.F.
  • Máster en Cirugía Estética y Mini-invasiva, Dr. A. Fuente del Campo. México D.F.
  • Educational Comission for Foreign Medicual Graduates Certificate (USA)
  • Diplomado por la Rush Presbiterian University de Chicago. USA
  • Médico adjunto Servicio de Cirugía Plástica del Hosp. Univ. Miguel Servet. Zaragoza
  • Colegiado en el Colegio Oficial de Médicos de Zaragoza
  • Miembro numerario de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética
  • Miembro numerario de la Sociedad Aragonesa de Cirugía Plástica

Centros

Hospital Viamed Montecanal

Hospital Viamed Montecanal

Centro médico garantizado

El Hospital Viamed Montecanal ofrece a sus pacientes un servicio médico de la más alta calidad. Cuenta con las instalaciones y tecnologías más adecuadas, además de un equipo de profesionales que se esfuerzan a diario para que el paciente se sienta como en casa.

El centro está situado en una zona de expansión de Madrid, en Ciudad Jardín Montes del Canal, junto a la antigua carretera de Madrid. Sus 8.000 m2 incluyen, entre otras muchas instalaciones, 58 habitaciones individuales con cama para acompañante, 6 Quirófanos, 6 Puestos de recuperación postanestésica... La comodidad y el mejor servicio hacen de la estancia en el Hospital Viamed Montecanal una grata experiencia.

Reducción de pechos en Zaragoza: más información

El significado emocional del pecho no solo simboliza el papel de una madre y los sentimientos relacionados, sino que va más allá y es una de las áreas más destacadas de la sexualidad femenina, región clave de la atracción sexual. El grado de afectación emocional que puede provocar un busto demasiado grande y requerir una reducción de pecho en Zaragoza es algo que solo pueden llegar a entender otras mujeres con el mismo problema. A las demás personas se les hace difícil comprender el grado de sufrimiento y de incomodidad que esta situación puede provocar en una persona.

Un busto excesivamente grande puede conllevar la aparición de varios problemas físicos y psicológicos.

Un busto excesivamente grande puede conllevar la aparición de varios problemas físicos y psicológicos.

Otro problema de tener un pecho excesivamente grande es que, con el tiempo, se cae. Es por ello que las reducciones de volumen y peso hacen que las mamas sufran menos la acción de la gravedad que antes.

No obstante, la mama es una glándula cutánea y, conforme cede la piel, descenderá. El grado de descenso estará determinado obviamente por el tiempo transcurrido y por el tamaño de la glándula, así como también dependerá de:

  • La calidad y elasticidad de la piel.
  • La tendencia al deslizamiento de los tejidos.
  • Otros factores. 

Para limitar el descenso mamario durante el postoperatorio de la reducción de pechos en Zaragoza, en las pacientes que esté indicado y sea viable, el cirujano plástico hace un anclaje de la glándula mamaria al músculo pectoral, con lo que se le da al pecho otro soporte, aparte del cutáneo. El músculo pectoral, a diferencia de la piel, es poco probable que sufra una caída con el paso de los años, con lo que la fijación de la glándula a él da como resultado un busto de forma y situación más duradera con el transcurso del tiempo.

En las pacientes cuya piel tiende a distenderse, puede elongarse -aumento accidental de la longitud de un miembro o un nervio- la piel inferior de la mama, lo que puede provocar un alargamiento de la cicatriz vertical, causando una falsa impresión de que las areolas están demasiado altas, cuando la realidad de lo que está sucediendo es que está descendiendo el polo inferior del pecho.

Ante un descenso del polo inferior del pecho, serán necesarias determinadas correcciones posteriores.

¿Cuándo está indicada una operación de mamoplastia de reducción?

Existen algunos aspectos a tener en cuenta sobre cuándo las pacientes necesitan esta intervención y, por lo tanto, se consideran candidatas a la reducción de pechos:

  • Cuando la paciente siente molestias a causa del peso de sus senos.
  • Cuando le afecta psicológicamente por su desviación de patrón estético. Es decir, demasiado grande el pecho en comparación con su cuerpo.
  • Cuando su excesivo volumen limita que practique alguna actividad física o deporte y, de igual forma, supone una dificultad a la hora de elegir prendas de vestir o trajes de baño.
  • Se recomienda realizar la operación una vez que ya se haya estabilizado el crecimiento de las mamas y los cambios de peso juveniles se hayan detenido, lo que normalmente sucede entre los 18 y 21 años. Sin embargo, aunque en principio se prefiere no intervenir antes de que se haya normalizado el crecimiento, existen pacientes con hipertrofias postpuberales significativas en las que el cirujano plástico recomienda a los padres de familia -para su autorización- realizar una reducción de pecho en Zaragoza a los 16 años en adolescentes, debido a que dificulta la actividad física y produce alteraciones de la columna vertebral de la paciente, además de causar un impacto psicológico muy profundo, sobre todo porque en esas edades se tienen los primeros contactos físicos con el sexo opuesto.
En la reducción de pecho en Zaragoza se utiliza anestesia general, por lo que la paciente no siente dolor alguno.

En la reducción de pecho en Zaragoza se utiliza anestesia general, por lo que la paciente no siente dolor alguno.

¿Qué anestesia se emplea en la intervención?

Para esta operación de reducción de pechos se utiliza anestesia general con monitorización, lo que significa control electrocardiográfico, de saturación de oxígeno en sangre, respiratorio y tensión arterial. Para evitar riesgos, este tipo de anestesia debe ser administrada por un anestesiólogo cualificado, competente y en un hospital que garantice la seguridad del paciente.

¿Cómo se realiza la cirugía de reducción de pecho en Zaragoza?

Durante la operación de reducción de pechos, el cirujano plástico desplazará hasta su sitio correcto la areola y pezón, retirará el tejido mamario sobrante y recolocará la piel del busto en su nuevo estado.

Básicamente, las técnicas de reducción de pecho en Zaragoza requieren:

  • Elevar la areola y pezón a la ubicación deseada, cuidando que exista una vascularización idónea para garantizar su preservación.
  • Conservar las conexiones entre la mayor parte del tejido mamario remanente y el pezón para que la lactancia materna no se vea afectada en el futuro, algo que tiene mucha importancia desde el punto de vista psicológico. Si la elevación del pezón es demasiado importante o se tendría que resecar una relevante cantidad de tejido mamario -cuando se trata de casos de “gigantomastia”-, la viabilidad de la areola y el pezón podrían estar comprometidas. En estos casos médicos, el cirujano opta por el hecho de que la areola y el pezón se movilicen como un injerto, interrumpiendo las conexiones entre el pezón y el tejido glandular residual.
  • El exceso de glándula mamaria debe resecarse adecuadamente para lograr un satisfactorio contorno del pecho y procurando conservar al máximo las conexiones de la glándula con la piel, debido a que la mama es en realidad una glándula cutánea.
  • En los casos de pacientes con areolas excesivamente grandes, estas se disminuirán a un tamaño normal.
  • En la medida de lo posible, el cirujano plástico intentará mantener los nervios conectados a la areola para preservar la sensibilidad táctil y erótica. Sin embargo, por necesidades de resección de la glándula, en algunos casos se podría disminuir o incluso perder la sensibilidad de la areola y el pezón. Afortunadamente, esta pérdida suele ser solo temporal. En la mayoría de los casos, y a medida que van pasando las semanas, se vuelve a recuperar la sensibilidad. No obstante, hay que dejar claro que en los casos que se requiera movilizar las areolas como injertos, la pérdida de sensibilidad suele ser importante e incluso puede ser permanente.
    El tiempo de duración de esta cirugía depende de cada caso específico, aunque nunca es inferior a las dos horas.

    El tiempo de duración de esta cirugía depende de cada caso específico, aunque nunca es inferior a las dos horas.

  • Las cicatrices deben ser lo menos visibles posible, sin cruzar la línea, porque eso impediría que las pacientes puedan usar escotes amplios. Como regla general, se procura que no rebasen los límites de un bikini, lo que estará determinado por la amplitud de la base de la mama.

¿Qué cicatrices quedan después?

Hay que dejar claro que no es posible realizar una reducción de pecho en Zaragoza sin dejar cicatrices, las cuales serán visibles durante un tiempo más o menos largo, un precio que deben pagar las pacientes a cambio de tener una mejoría en el tamaño y la forma de sus mamas. Por eso, la presencia de cicatrices debe ser aceptada por un tiempo. En realidad, la mejoría estética compensa prácticamente siempre las secuelas cicatriciales, ya que estas no se ven si no se expone el pecho. Sin embargo, aquellas pacientes que tienen una sensibilidad y aversión exageradas hacia la presencia de una cicatriz, deberán analizar bien si desean someterse al tratamiento de mama o no, teniendo en cuenta estos aspectos.

Las cicatrices tras una reducción de pechos suelen constar de tres principales componentes:

  • La circular es la que se ubica alrededor de la areola. Esta cicatriz es regularmente de poca visibilidad, ya que se ubica en la zona entre la piel oscura areolar y la piel mamaria más blanca.
  • La vertical: Es la que va desde la areola hasta el surco submamario y usualmente se difumina bien con el tiempo.
  • La horizontal: Esta cicatriz queda en el surco submamario. No suele rebasar la base original de la mama y tampoco cruza la línea media. Sin embargo, suele ser más visible que la cicatriz circular y la vertical. La mayor parte de las suturas cutáneas se hacen por dentro de la piel con el propósito de reducir al mínimo las marcas de puntos. Además, hay que tener en cuenta que, a mayor anchura de la base mamaria previa a la cirugía, mayor será también la longitud de la cicatriz horizontal.

Circular, vertical y horizontal son los tipos más frecuentes de cicatrices ocasionadas por una reducción de pecho en Zaragoza.

No obstante, no es algo universal. Incluso, en algunos casos, es factible evitar alguna de estas cicatrices o modificar su situación. Las excepciones son posibles cuando no van en detrimento de la forma final del busto. En caso de que existan modificaciones en su caso individual, el cirujano plástico deberá comentarlo con usted durante el preoperatorio de la reducción de pechos para que usted sea consciente de cuál será el proceso y de lo que le harán.

¿Cuánto tiempo dura la operación de reducción de pecho?

Es una de las preguntas frecuentes sobre la reducción de pechos. Pues aproximadamente de dos horas a cuatro horas, dependiendo del tamaño y la forma de la mama. Las mujeres con hipertrofias -busto con grandes tallas- más importantes necesitarán mayor tiempo de cirugía. Las suturas necesitan la mayor parte del tiempo, debido a que el cirujano plástico las realiza meticulosamente, cuidando el detalle de que la cicatriz quede lo más invisible posible.

¿Cuánto influye el momento menstrual en la reducción de pecho en Zaragoza?

Sí influye, debido a que durante los tres o cuatro días que anteceden a la menstruación se produce una dilatación venosa y el pecho suele estar más tenso. Al comienzo del periodo menstrual, el busto inicia su retorno a la normalidad. Sin embargo, aunque no es un factor determinante, es preferible no programar la fecha de la cirugía para esos días. En caso de que su cirujano le programe la operación para uno de esos días, infórmele con anticipación para intentar cambiar la fecha de la intervención de reducción de pecho en Zaragoza.

Comentarios

Javier Mestre Feliú: 3 comentarios

Andri

Operada de otoplastia bilateral. Excelente profesional, un trato muy cercano, y los resultados han sido mejor de lo esperado! Lo volvería a elegir sin duda!

Noelia

El pasado 7 de Abril Javier me realizó una Rinoseptoplastia (reparación estética y funcional de la nariz). Sólo llevo 12 días operada pero estoy encantadísima con el resultado. Aunque todavía tiene que bajar la inflamación el aspecto es super natural y armonioso. Javier es un excelente profesional que transmite una gran confianza. No pude elegir mejor opción. Me encantaaa!!

carmen

Fui operada hace 15 días de una abdominoplastía+lipoescultura por el doctor Javier Mestre Feliú y aún sin ver los resultados finales todavía, estoy encantada con los resultados que voy viendo día a día,no he tenido dolores solo las molestias propias que conlleva la operación,es un buen cirujano y mejor persona un excelente trato,cercano y te da gran confianza.

Escribe un comentario


 
He leído y acepto las condiciones de uso
 
Enviar

    Centros relacionados: cirujanos plásticos en Zaragoza

    (Los centros y/o especialistas que aparecen a continuación no trabajan con Bonomédico. Se muestran solo a título informativo.)

    Especialistas relacionados: cirujanos plásticos en Zaragoza

    (Los centros y/o especialistas que aparecen a continuación no trabajan con Bonomédico. Se muestran solo a título informativo.)

    Uso de cookies
    Esta página web utiliza cookies propias con fines técnicos, analíticos y publicitarios así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Para obtener más información sobre el uso de cada una de las cookies, consulta nuestra Política de Uso de Cookies. La navegación por el Portal supone la aceptación de nuestra política de cookies.