BonomédicoBlogRinoplastiaLa rinoplastia por motivos estéticos

La rinoplastia por motivos estéticos


2 comentarios
Publicado en Rinoplastia

Financiado por Banco Santander ¿Sabías que financiamos tu intervención desde 60 €/mes? Consulta tu cuota

Frente a la rinoplastia por motivos funcionales, se encuentra la  rinoplastia por motivos de carácter estético. A través de la rinoplastia se puede mejorar significativamente la apariencia de la nariz, e incluso, en muchas ocasiones, este tipo de intervenciones se realiza conjuntamente con otras operaciones que buscan mejorar el aspecto de otras zonas del paciente, como por ejemplo, el lifting, el estiramiento facial o el implante del mentón, entre otros.

Desde un punto de vista estético, los rasgos de la nariz que suelen modificarse a través de la rinoplastia son:

  • Cuando el paciente tiene una nariz demasiado fina o, al contrario, demasiado ancha.
  • Hacer desaparecer al giba nasal, es decir, esa especie de joroba del tabique nasal.
  • El contraste de tener una nariz demasiado grande o demasiado pequeña en comparación con el resto del cuerpo.
  • Modificar la punta de la nariz, la cual puede ser excesivamente grande o pequeña o con un acabado en punta.
  • Corregir una nariz asimétrica originada por alguna lesión.
  • Corregir algún ángulo de la nariz que no favorezca la apariencia del paciente.

Objetivos de la rinoplastia

En definitiva,  la rinoplastia ofrece la oportunidad de mejorar la estética, ajustando los siguientes aspectos:

  • La simetría: las personas responden positivamente ante la simetría, especialmente, la simetría facial. Una nariz descentrada marcará negativamente el aspecto de la persona, ya que desequilibrará la simetría del rostro. 
  • La forma: la rinoplastia ofrece la posibilidad de modificar radicalmente el aspecto del rostro cambiando sutilmente algunas características de la nariz, como por ejemplo, cambiando la punta de la nariz, reducir las fosas nasales o ensanchándolas, modificando el ángulo entre la nariz y el labio superior etc.
    rinoplastia

    ¡No escondas más tu nariz!

  • El tamaño: a través de la rinoplastia se puede reducir o aumentar el tamaño de la nariz, agregando o quitando tejido. En la rinoplastia, un cambio muy pequeño puede lograr resultados muy impactantes. Por ello, también es aconsejable que se cumpla la edad mínima para poder someterse a esta intervención y que la nariz ya esté desarrollada.

Un buen cirujano, a la hora de acometer la intervención quirúrgica, debe tener en cuenta, entre otros factores, la simetría, la forma y el tamaño de la nariz, así como su relación con el resto del cuerpo, con el objeto de que el paciente quede totalmente satisfecho con los logros alcanzados.

En relación a la simetría de la nariz, la rinoplastia puede mejorar la simetría de la cara en los casos en que el paciente tenga una nariz descentrada, dando lugar a un desequilibrio de la misma.

Respecto a la forma de la nariz, el cirujano puede lograr modificar, ya sea ensanchando o reduciendo, las fosas nasales, e incluso, cambiando la estética y la forma de la punta de la nariz. En algunos casos, estas alteraciones de la nariz se pueden realizar mediente una rinomodelación, sin necesidad de cirugía.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

En relación al tamaño de la nariz, el cirujano podrá modificarlo agregando o quitando tejido del mismo.

Consulta con el cirujano

En cualquier caso, la intervención sobre la nariz no puede considerarse de forma aislada, sino que debe verse como una parte más en el conjunto de la cara, de forma que cualquier alteración en la estética de la nariz influirá significativamente en el resto del rostro. El cirujano debe anticiparse y ver cómo se integrará la modificación a realizar con la rinoplastia en el resto de la cara.

Por lo dicho anteriormente, para alcanzar unos buenos resultados y que el paciente quede totalmente satisfecho, es muy importante que el mismo siga las recomendaciones del cirujano plástico, el cual debe gozar de una experiencia contrastada y con formación suficiente en este tipo de intervenciones, con el objeto de que los cambios en la nariz logren un rostro armónico, y que se minimicen los riesgos de la operación.

En definitiva, en este tipo de intervenciones no es suficiente con que el cirujano cuente con experiencia y pericia suficiente sino que además debe tener un buen criterio estético y, a ser posible, que dicho criterio sea coincidente con el criterio estético del paciente.

En BonoMédico se pueden encontrar cirujanos expertos en técnicas de rinoplastia en Málaga, Madrid, Barcelona, Palma de Mallorca, Sevilla o Valencia



Es importante comentar con el cirujano plástico los rasgos que el paciente considera más adecuados para él. En el caso de que el cirujano no las comparta, debe escucharse con suma atención las razones, ya que el cirujano plástico, por su experiencia, tendrá una perspectiva más amplia de los resultados que se pueden llegar a alcanzar y el tipo de rasgo más adecuado para el paciente. En caso de duda, lo recomendable es consultar la opinión de otros cirujanos y analizar la respuesta de cada uno de ellos. No debemos someternos a una rinoplastia hasta que el paciente esté plenamente convencido del cambio que desea y que el cirujano elegido es adecuado para alcanzar dicho fin.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

Igualmente es recomendable disponer de fotos de otras intervenciones con el objeto de analizar la mejoría del paciente. Es conveniente intentar adelantar el aspecto final que tendrá la nariz.

 
  • Artículo escrito por:
  • Doctor José Miguel Ingelmo Calvo

  • Licenciado en Medicina por la Universidad de Santander en 1984. Entre 1990 y 1994 realizó la formación de la Especialidad de Cirugía Plástica en el Hospital Regional Universitario Carlos Haya de Málaga, especialidad que viene ejerciendo desde 1995 hasta la actualidad.
  • doctoringelmo.es
  • También en Clínica Esbeltia

Financiado por Banco Santander ¿Sabías que financiamos tu intervención desde 60 €/mes? Consulta tu cuota

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

2 comentarios

    1. Dr. Joaquín Pérez-Guisado

      Buenos días, Luisa.

      Una vez transcurran un par de días, podrá retomar aquellas actividades que apenas requieran esfuerzo físico, siempre y cuando se lleven a cabo en su propio domicilio. Para las actividades escolares o profesionales, es recomendable aguardar unos cinco días hábiles, a los que se añadirán los fines de semanas anterior y posterior a dichas jornadas. Respecto al resto de prácticas más intensas desde un punto de vista físico, es preferible esperar tres o cuatro semanas desde la intervención.

      Muchas gracias por visitar nuestro blog. Un saludo.

      Dr. Pérez-Guisado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *