Rinoplastia en Madrid

Dr. Miguel Fernández Calderón


4.80 de 5 (15 opiniones)
Rinoplastia en Madrid por 3.290 €
Hasta
el
12 nov

La nariz de tus sueños, a tu alcance gracias a la rinoplastia en Madrid que BonoMédico te ofrece

Presumirás de nariz: rinoplastia en Madrid por solo 3.290 € con el Dr. Miguel Fernández Calderón. ¡No lo pienses más y consigue la nariz que quieres!!

La rinoplastia es una intervención quirúrgica muy habitual que busca resolver problemas estéticos de la nariz, logrando la armonía en el rostro del paciente. Las personas indicadas para esta intervención son aquellas que buscan una mejoría y no la perfección absoluta en su rostro. Los resultados son excelentes y la cicatriz completamente imperceptible, normalmente oculta en el interior de las fosas nasales.

En la visita previa, el Dr. Miguel Fernández Calderón te atenderá, te comentará todos los detalles de la operación y estudiará tu caso. La cirugía se lleva a cabo con anestesia general en un centro de primer nivel: el Hospital Moncloa o bien en la Clínica La Luz, según lo decida el especialista. Incluye un día de ingreso en el centro.

Servicios incluidos

  • Primera visita médica.
  • Anestesia general y rinoplastia.
  • Hospitalización de un día.
  • Visitas de control postoperatorias.

No incluye

  • Pruebas preoperatorias.
  • Tratamientos ante hipotéticas complicaciones que se salgan del proceso quirúrgico normal.

Especialista

Miguel

Dr. Miguel Fernández Calderón

4.80 de 5
(15 opiniones)

Cirujano plástico
Dr. Fernández Calderón, cirujano plástico

Dr. Fernández Calderón, cirujano plástico

El Dr. Miguel Fernández Calderón es Licenciado en Medicina por la Universidad de Castilla La Mancha y número 1 en el examen MIR de su promoción sobre más de 14.000 aspirantes. Se especializó en Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva en el Hospital Universitario La Paz. Se ha formado en cirugía de la mano y de reconstrucción mamaria así como en cirugía estética complementaria (cirugía del envejecimiento facial, contorno corporal y rinoplastia, cirugía de reasignación de género facial, corporal y genital, cirugía íntima...) y cirugía estética mamaria y cirugía del envejecimiento facial.

Ha participado en congresos y revistas nacionales e internacionales tanto en cirugía estética como reconstructiva. El Dr. Fernández es el miembro número 1.097 de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE).

Centros

Hospital Moncloa

Hospital Moncloa

Centro médico garantizado

El Hospital Moncloa es un centro hospitalario que ofrece asistencia sanitaria de máxima calidad desde hace más de 20 años, logrando ser uno de los centros de referencia de la Comunidad de Madrid en lo que a sanidad privada se refiere. Se fundó como clínica en 1993 y en 2009 recibió el reconocimiento hospitalario de tercer nivel, cambiando su nombre por el de Hospital Moncloa. Cuenta con los más cualificados profesionales así como con los mayores avances técnicos, puediendo ofrecer al paciente un servicio cercano, de calidad y de máxima eficiencia. Sus 14 quirófanos y 230 habitaciones individuales con cama de acompañante, le permiten poder afrontar culquier tipo de intervención quirúrgica.

Clínica La Luz

Clínica La Luz

Centro médico garantizado

Clínica La Luz es el centro asistencial privado más grande de Madrid. La cercanía con el paciente y sus familiares ha sido la seña de identidad de este centro desde que se inaugurara en el año 1978. Esto, unido a las más avanzada tecnología y el mejor equipo humano, hacen de este centro la opción ideal para cualquier tipo de intervención.

Rinoplastia en Madrid: más información

Es bastante importante que las personas que se van a someter a una rinoplastia en Madrid conozcan los pormenores de esta cirugía. Es necesaria una información detallada sobre los posibles riesgos, beneficios y los resultados reales que se pueden obtener. Siempre es necesaria la opinión de un especialista antes de tomar una decisión y siempre se debe tener presente que los resultados de la cirugía de nariz dependen en muchas ocasiones de la experiencia y de la eficacia del cirujano plástico.

Cuando el paciente vaya a elegir al cirujano plástico que le va a realizar la intervención, es necesario que se informe no solo acerca de la habilidad y la pericia técnica en la cirugía, sino también sobre su criterio estético para confirmar que coinciden con los resultados que se desean obtener.

Es importante saber que los cirujanos plásticos no solo son cirujanos, sino que normalmente tienen estudios y una experiencia detallada en el ámbito de la estética y conocen los distintos procesos y técnicas a seguir para lograr un rostro proporcionado.

Para mejorar el tamaño y la forma de la nariz y lograr un aspecto simétrico en todo el rostro, la mejor solución es a una rinoplastia con un buen cirujano plástico, que es el que mejor puede garantizar unos resultados y beneficios óptimos.

Defectos que corrige la rinoplastia

Algunos problemas o imperfecciones que se pueden corregir en una rinoplastia son:

A partir de los 15 años cualquiera puede someterse a una rinoplastia en Madrid.

A partir de los 15 años cualquiera puede someterse a una rinoplastia en Madrid.

  • Nariz demasiado ancha o fina.
  • Eliminación de joroba en el tabique.
  • Nariz muy pequeña y asimétrica con el rostro.
  • Orificios nasales demasiado grandes o pequeños.
  • Problemas respiratorios.
  • Lesiones en la nariz por traumatismo, consumo de sustancias, etc.

Para que la cirugía tenga buenos resultados, es necesario que el cirujano tenga en cuenta la forma del rostro para lograr una armonía en todo el conjunto. Por tanto, esta intervención debe realizarse a una edad en la que este esté ya desarrollado. Gracias a la rinoplastia en Madrid, el cirujano puede reducir o ensanchar las fosas nasales, el tabique nasal o cambiar la forma de la nariz. Un cirujano con experiencia logrará integrar todos esos factores y que el rostro consiga una apariencia armónica, por ejemplo, con injertos.

Para elegir al cirujano, no solo se debe guiar por los comentarios y recomendaciones que tenga el médico, sino que se le debe exigir que presente un archivo de fotografías de las operaciones realizadas, ya que no es buena idea dejarse llevar solo por las opiniones.

Antes de la operación, siempre es bueno que se tenga una imagen clara que refleje lo que la persona desea obtener con la cirugía.

Tipos de rinoplastia en Madrid

Rinoplastia Primaria

La Rinoplastia Primaria es aquella cirugía plástica que tiene por finalidad corregir la nariz del paciente desde un punto de vista tanto estético como funcional.

Así, existen hoy en día dos clases fundamentales de operaciones de nariz, dependiendo de la forma en la que se acometa la intervención: abierta o cerrada.

Rinoplastia Abierta

La rinoplastia abierta es una cirugía donde se levantan tanto la piel de la nariz como sus tejidos blandos para, de este modo, tener una mejor visión de toda la estructura y tratar dicha zona con la mayor sencillez posible. Las incisiones se efectuarán en la columela, es decir, en la línea vertical que divide las fosas. Resulta aconsejable si la remodelación nasal a realizar es profunda.

Rinoplastia Cerrada

Este otro tipo de rinoplastia se lleva a cabo para reparaciones estéticas de menor consideración. En la rinoplastia cerrada, los cortes se acometen dentro de la nariz. Desde ahí, el especialista separa la piel del cartílago para poder proceder a la corrección. Su beneficio fundamental es que las cicatrices permanecerán ocultas a la vista, aunque también es cierto que la comodidad para el cirujano se ve reducida.

Es muy poco probable que se presenten complicaciones durante y tras la cirugía.

Es muy poco probable que se presenten complicaciones durante y tras la cirugía.

Rinoplastia Secundaria

La cirugía de rinoplastia de revisión o rinoplastia secundaria se acomete con el objetivo de reparar las alteraciones que persisten o surgen tras una operación previa de nariz. Si bien estos trastornos suelen solucionarse de un modo sencillo, hay veces en los que resulta más complicada la práctica de esta intervención adicional, que también podrá ser abierta o cerrada.

Anteriormente, el cirujano habrá de facilitarle toda la información necesaria acerca de ella, como la clase de anestesia que empleará en esta segunda rinoplastia. Una vez finalice la cirugía, y en relación a una recuperación adecuada, le proporcionará numeras recomendaciones respecto a tomar el sol o cuidar las cicatrices resultantes.

Rinoplastia de Relleno

Esta cirugía conlleva el uso de inyecciones que rellenan depresiones, suavizan los ángulos o cambian el ángulo de la punta de la nariz para que de esa forma se logre una simetría y una apariencia más atractiva. En lugar de eliminar las protuberancias, el médico hará un relleno para nivelarlas.

Principales riesgos en una operación de rinoplastia

Cualquier tipo de operación conlleva una serie de riesgos y complicaciones posteriores, pero, a pesar de ello, una intervención plástica de rinoplastia en Madrid se considera bastante segura y suele presentar muy buenos resultados.

Esa serie de riesgos se reducen considerablemente si se siguen las indicaciones marcadas por el cirujano tras la operación. Los más habituales suelen ser los que a continuación se detallan:

  • Posibilidad de sangrado. Si sucede cualquier episodio de hemorragia tras la intervención, el paciente deberá acudir a un centro médico a la mayor brevedad posible. Para que el sangrado no vaya a más, el paciente no deberá ingerir ni aspirinas ni antiinflamatorios durante los diez días anteriores a la operación. Asimismo, la recuperación del paciente puede verse considerablemente retardada debido a la formación de cúmulos de sangre bajo la piel.
  • La rinoplastia permite corregir numerosos problemas respiratorios y estéticos.

    La rinoplastia permite corregir numerosos problemas respiratorios y estéticos.

    Infecciones. Con un buen tratamiento médico mediante antibióticos, disminuyen los riesgos de infección, aunque tampoco es demasiado habitual que se produzca un cuadro de este tipo.
  • Hematomas.
  • Hinchazón. Hasta transcurridos seis meses no se podrá apreciar con claridad el resultado de una intervención de rinoplastia, pues la nariz aparece bastante inflamada durante el primer mes y poco a poco esta hinchazón va desapareciendo.
  • Reacciones a medicamentos.
  • Puntos rojos. Se deben a la rotura de vasos sanguíneos y, a pesar de que a veces permanecen toda la vida, suelen ir desapareciendo conforme transcurren los días.
  • Riesgo de cicatrices.
  • Problemas respiratorios. En contadas ocasiones, surgen dificultades respiratorias que precisan de una nueva operación quirúrgica de rinoplastia.
  • Riesgos estéticos. Es el caso de asimetrías, pinzamientos en el extremo nasal, anomalías en la piel, etc. y están causadas o bien por algún fallo en la utilización de la técnica o bien por algún rechazo por parte del organismo.
  • Modificaciones en la sensibilidad cutánea.
  • Molestias.
  • Reacciones a la anestesia.
  • Alteraciones olfativas.
  • Dolor persistente.
  • Visibilidad de las suturas internas.

La importancia de la comunicación entre ambas partes

El paciente debe ser plenamente consciente de la importancia de cumplir estas recomendaciones, ya se refieran al período anterior como al posterior de la operación.

Es decir, la comunicación entre paciente y cirujano plástico ha de ser de una extraordinaria fluidez en todo momento. Durante el preoperatorio, el paciente deberá detallarle al cirujano qué resultados pretende conseguir con la intervención, y este sopesará la posibilidad de obtenerlos o no atendiendo a criterios estéticos y de salud. De esta forma, se limarán diferencias entre los objetivos del paciente en un principio y los conseguidos realmente tras la operación, por lo que debería alcanzar siempre un elevado grado de satisfacción.

Si no se siguen las indicaciones del cirujano tras la operación, es posible que se originen distintas anomalías o irregularidades que obligarían a practicar una segunda intervención de rinoplastia para corregirlas.

Es posible volver a tener que pasar por quirófano si no se atienden las recomendaciones del cirujano plástico.

Pudiera ocurrir que el paciente no quedase completamente satisfecho con los resultados obtenidos y que los mismos no se deban a un defecto de la intervención quirúrgica sino a una falta de realismo de los resultados que realmente se pueden llegar a conseguir.

Por lo anterior, el paciente debe hablar con el cirujano plástico y explicarle cuáles son sus pretensiones y los resultados que desea conseguir. El cirujano valorará la posibilidad de alcanzarlos y, en su caso, si es conveniente o por el contrario considera que no es buena idea para la estética del paciente.

La anestesia en la rinoplastia

Una intervención de rinoplastia en Madrid puede practicarse con anestesia general o mediante anestesia local. Esta es una de las cuestiones que deben tener más en consideración aquellos pacientes que se dispongan a someterse a una operación de este tipo.

Un potencial paciente de rinoplastia deberá realizarse diversas pruebas de anestesia previas a la intervención, pues esta conlleva un cierto riesgo quirúrgico. Esas pruebas serán posteriormente valoradas por el correspondiente anestesista. Dicho conjunto de factores de riesgo dependen de causas de diversa naturaleza. Por ejemplo:

  • La intervención de rinoplastia en Madrid es prácticamente indolora y raras veces precisa analgésicos.

    La intervención de rinoplastia en Madrid es prácticamente indolora y raras veces precisa analgésicos.

    De si es general o local.
  • Del tiempo empleado en administrarla.
  • De los tipos de medicamentos usados.
  • Del control de la temperatura.

Según su situación de riesgo, los pacientes pueden clasificarse en diferentes categorías, atendiendo a ciertos criterios de evaluación o puntuación (ASA). De este modo, aquel paciente al que se le vaya a practicar una operación de rinoplastia y que se encuentre clasificado como ASA1, poseerá un grado de riesgo inferior que otro paciente de categoría ASA2. Por norma general, los pacientes sometidos a cualquier tipo de cirugía plástica -y, por extensión, a este caso concreto de la rinoplastia- son clasificados como ASA1. Por lo tanto, estamos ante pacientes de riesgo mínimo y resultaría bastante improbable de que presentara complicaciones mientras se practica la operación.

Los falsos mitos relacionados

Existe una falsa creencia que asegura que, en ocasiones, es posible que el anestesista administre un exceso en la dosis al paciente. Esto no es más que otro de los muchos rumores que flotan en el ámbito de la cirugía estética. Previamente a la operación, el paciente debe realizarse un conjunto de pruebas con la finalidad de adaptar el método que se empleará a su situación concreta, determinándose exactamente la cantidad de dosis que se administrará de cada medicamento. Esta variará según, por ejemplo, el estado de salud o el peso del paciente.

Es más, y para finalizar de desmentir esa teoría, siempre se deja un margen de seguridad a la hora de calcular la dosis con la finalidad de evitar posibles complicaciones y otros riesgos derivados.

Durante el tiempo que dura la intervención de rinoplastia, el anestesista controlará en todo momento cómo evoluciona el paciente en cuestión.

Si bien es cierto que existen diversos casos en los que surgen pequeñas complicaciones (náuseas, vómitos, dolor, etc.), el paciente recibirá el alta médica instantáneamente.

Algunos de los factores de riesgo más importantes están relacionados con este tema de la anestesia, aunque además existen otros relativos al estado físico del paciente. Entre estos últimos factores inherentes al propio paciente, nos encontramos con:

  • La edad.
  • Su forma física.
  • El peso.
  • Ciertas enfermedades.

La recuperación tras una operación de rinoplastia en Madrid

La primera regla primordial que debe cumplir el paciente no es otra que seguir debidamente todas aquellas instrucciones que reciba por parte del cirujano.

Aunque suele ser frecuente alguna que otra molestia derivada de la obstrucción nasal, la fase posterior a una operación de rinoplastia en Madrid no resulta excesivamente dolorosa.

Existen dos clases de cirugía de nariz: la cirugía abierta y la cirugía cerrada.

Existen dos clases de cirugía de nariz: la cirugía abierta y la cirugía cerrada.

A pesar de eso, hay que tener muy cuenta los siguientes aspectos:

  • El paciente podrá abandonar el quirófano entre tres y seis horas después de la operación de rinoplastia, es decir, una vez ha desaparecido el efecto de la anestesia.
  • Con la finalidad de evitar una posible sequedad oral, es recomendable que el paciente ingiera líquido en abundancia.
  • Asimismo, también deberá tomar analgésicos y descongestionantes y cualesquiera que sean los medicamentos prescritos.
  • En la práctica totalidad de casos de rinoplastia, los pacientes podrán recuperar su vida habitual pasados dos o tres días tras la operación, aunque no será hasta la semana siguiente cuando podrá volver a desempeñar sus funciones laborales. Todo depende de cuáles sean estas.
  • Respecto a los hábitos de alimentación, no encontramos excesivas indicaciones. Eso sí, no se recomienda la ingesta de alimentos muy calientes o que precisen de masticarlos repetidamente. Durante el primer mes, tampoco se deben ingerir bebidas alcohólicas.
  • A medida que disminuya la inflamación en la nariz, la férula se irá amoldando.
  • Transcurridos varios días, desciende la hinchazón y el aspecto facial experimenta una notable mejoría, pero al principio la cara permanecerá hinchada y esto puede suponer una merma en el estado anímico del paciente.
  • Durante el primer día, el paciente deberá guardar reposo y mantener la cabeza elevada, pues es posible que sienta dolores de cabeza y obstrucciones nasales como consecuencia de la inflamación de su cara.
  • En los primeros quince días, cabe la posibilidad de que aparezcan hematomas e hinchazones en el área de los ojos, aunque posteriormente desaparecen.
  • Con el fin de impedir que se produzcan hemorragias, también resulta recomendable no sonarse la nariz con excesiva fuerza durante los primeros días.
  • Hasta que no se reciban las órdenes contrarias por parte del cirujano plástico, se recomienda al paciente que no realice actividades de contacto o que precisen de un esfuerzo físico notable (nadar, correr, mantener relaciones sexuales, etc.).
  • Durante los primeros días, el paciente también deberá procurar no gesticular demasiado.
  • Con el fin de que el proceso de cicatrización no se vea alterado, se recomienda no fumar.
  • Hay que intentar impedir mojar la zona intervenida, aunque evidentemente el paciente puede y debe asearse.
  • No se debe dormir de lado ni apoyando la nariz sobre la almohada. Solo se recomienda dormir con la cara hacia arriba.
  • Para evitar que afecte al área en cuestión, en el caso de que el paciente utilice gafas, deberá hacerlo con el mayor de los cuidados.
  • Al igual que sucede en el resto de intervenciones, el paciente deberá evitar la exposición al sol.
  • A la hora de estornudar, intentará hacerlo con la boca abierta, evitando así que la zona intervenida se vea afectada.

Resumiendo, aquel paciente de rinoplastia en Madrid que cumpla las indicaciones que su especialista le dé, comprobará cómo las posibles complicaciones y riesgos derivados son muy reducidos.

La operación de rinoplastia en Madrid siempre ofrece excelentes resultados.

La operación de rinoplastia en Madrid siempre ofrece excelentes resultados.

Preguntas más frecuentes de una intervención de rinoplastia

¿Cuál es la edad mínima recomendada para someterse a la cirugía?

Una vez que ha finalizado el proceso de osificación de los huesos que componen la cara. Es decir, más o menos durante el intervalo de entre los 15 años y los 17. Sin embargo, en todos los casos será más recomendable aguardar a cumplir los 18 y alcanzar la mayoría de edad antes de optar por la alternativa de pasar por quirófano.

¿Resulta dolorosa la operación de rinoplastia en Madrid?

En absoluto puede considerarse una intervención dolorosa. Por este motivo, lo más habitual es que no se necesite ingerir analgésicos que alivien el dolor.

¿Cuáles son las posibles complicaciones de la misma?

La experiencia muestra que la probabilidad de que aparezcan complicaciones en este tipo de intervenciones es bastante reducida. Y aunque no se puede negar que todos los tipos de operaciones quirúrgicas llevan asociada alguna que otro riesgo, en una de rinoplastia se dan muy raramente.

Los riesgos de la cirugía de rinoplastia en Madrid son muy poco frecuentes.

Pese a todo, es conveniente señalar que entre ellas podemos mencionar las siguientes:

  • Riesgo de infecciones.
  • Hemorragias algo más profusas de lo normal.
  • Reacciones adversas a la anestesia aplicada.
  • Aparición de minúsculas venas en la piel de la nariz -aunque en la mayoría de los casos son pasajeras, desapareciendo con posterioridad-.

A la anterior relación habría que añadir la posibilidad de que algunos pacientes requieran un leve retoque tras la intervención -este hecho no puede catalogarse como un riesgo-, si bien esto sucede de forma muy escasa, en unos cinco casos de cada cien, no siendo posible predecir con anterioridad dicha eventualidad.

¿Se puede respirar por la nariz tras ella?

Durante las primeras 72 horas posteriores, se colocará un pequeño tapón que forzará a que la respiración se realice por la boca. Cuando este se retire, sí se podrá respirar por la nariz, si bien es cierto que de forma inicial no resultará demasiado sencillo con motivo de la formación de pequeñas costras en su interior y de la presencia de la típica inflamación posterior a la cirugía. Tras unos cuantos días en los cuales se siga el tratamiento que se haya prescrito, esta complicación irá poco a poco desapareciendo.

¿En qué momento pueden apreciarse los resultados permanentes?

Transcurrida aproximadamente una semana y media se quitará el yeso y la nariz poseerá una forma suficientemente adecuada para llevar una vida absolutamente normal. Lo que sí es cierto es que el resultado final con la totalidad de sus detalles no se reflejará hasta un período superior de tiempo, en la mayoría de ocasiones de unos seis meses aproximadamente.

¿Se puede tomar el sol tras la cirugía de rinoplastia en Madrid?

Aunque nunca se recomienda tomar el sol durante la formación de cicatrices, en una rinoplastia por la vía de acceso abierto solo aparece una, diminuta, en la base de la nariz. Debido a ello, no hay contraindicaciones específicas en este sentido. Los únicos factores a considerar serían el calor que recae sobre dicha zona durante los dos primeros meses después de la cirugía y el edema que pueda aparecer, por lo que no se trata de una opción muy aconsejable.

¿Pueden utilizarse gafas después de la operación de nariz?

Es ineludible la presencia de cierta inflamación en la zona intervenida y, aunque esta no llegue a ser visible, se mantendrá a lo largo de un período de tiempo importante. Dicho aspecto resulta aún más evidente ante el empleo de lentes, pues dejarán una señal considerable en el área nasal sobre la que descansan.

Pese a que no existe ninguna contraindicación al respecto, se aconseja no utilizar gafas constantemente durante los dos primeros meses tras la cirugía de rinoplastia en Madrid. Sin embargo, pueden emplearse perfectamente si, entre un uso y otro, se retiran un tiempo determinado. Así, la señal mencionada anteriormente, debe desaparecer antes de utilizarlas de nuevo.

Comentarios

Miguel Fernández Calderón: 15 comentarios

Diana

Buenas tardes, me opere el 14 de junio con el Dr. Calderon de rinoplastia y relleno facial con grasa propia, desde el primer momento te transmite mucha seguridad, es un profesional en toda regla, cuida los detalles al milímetro. Tengo 20 años y buscaba resultados muy naturales y es lo que mas ha tenido en cuenta durante todo el proceso, me he rellenado el mentón los pómulos para disimular la ojera y los labios, para conseguir mas armonía facial, la rinoplastia me dolió los 3 primeros días no os voy a engañar pero hoy me han retirado la férula y os aseguro que merece mucho la pena y eso que aun esta muy inflamada tanto la nariz como los labios, os intentare adjuntar fotos del ante y el ahora, sin ninguna duda le recomendaría con los ojos cerrados por que estoy más que satisfecha.

Nicoleta

Hola yo me e operado con Miguel Fernández Calderón y no tengo palabras para decir cuando estoy agradecida con el es un doctor muy bueno y el trato que e tenido con el a sido de maravilla y te explica las cosas muy bien yo me dejé aconsejado por el y estoy muy encantada

Jesús

Me opero hace 4 días de otoplastia y por mi experiencia decir que es un excelente doctor. Desde la primera visita te genera una relación de confianza para conocer cual son tus preocupaciones y explicarte las diferentes opciones. Excelente profesional, trato muy humano.

LUCIA

Simplemente impresionante, me he operado con el el miércoles 8 de febrero, me he realizado un aumento de pecho y relleno de labios con mi propia grasa, y ha sido la mejor decisión de mi vida el haberle elegido como cirujano, es minucioso y perfeccionista, estoy encantada con los resultados. El post operatorio nada doloroso y los labios aun los tengo inflamados pero el resultado esta siendo increíble. Lo recomiendo con los ojos cerrados.

Loquita

Hola mirad me opere el sábado 17/12/2016, en Madrid ,y tengo que decir que estoy encantada,tanto con el resultado,como por el trato.Mire y mire sitios,unos me convencían por el cirujano pero me daba rabia pagar mas,solo por el nombre de la clinica,y por fin encontre el conjunto perfecto,Miguel Fernández, es un hombre humilde,tranquilo,y lo mejor de todo ,le gusta lo que hace,para mi eso,es primordial,porque si te gusta,perfeccionas... Ahora me alegro por mi elecccion y hos digo a todas, que no dudeis,si quereis seguridad aqui la teneis.

Almudena Perez

La profesionalidad del doctor Fdez, así como su cercanía y cordialidad me parecen insuperables. Estoy muy contenta de la atención y resultado recibido. Sin duda recomiendo a cualquier persona con iniciativa de mejorar su aspecto que se pongan en sus manos.

Silvia Martínez

Hola. Me ha operado el Dr. Miguel Fernández Calderón de una abdominoplastia. Había tenido dos cesáreas y un considerable aumento de peso. Así que necesitaba esa cirugía.... No he podido encontrar mejor médico que él. Entendió mi malestar por mí cuerpo y me "reconstruyó" de la mejor manera posible. Ha estado muy pendiente de mi recuperación. Sólo hace 11 días de la intervención y estoy genial. Desde aquí le doy las gracias y le recomiendo 100 x 100.

Giselle

Hola a todas, tengo 36 años y soy corredora de montaña. Llevo muchos años pensando en hacerme el aumento de pechos pero la verdad es que siempre tuve miedo de caer en las manos inadecuadas. Antes de conocer al Dr. Fernandez Calderon consulte otros especialistas pero él fue el único que me transmitió la confianza suficiente como para ponerme en sus manos. ESTOY SUPER CONTENTA CON LOS RESULTADOS. Han quedado bonitas, naturales y las siento como si fueran mías. Tengo que darle las GRACIAS al Dr. porque en todo momento me aconsejo, estuvo a mi lado, se interesó por mi estado tras la operación y lo mejor de todo es que su experiencia hizo que quedaran perfectas. Es increíble, superó con creces mis expectativas. Os lo recomiendo al 100 x 100. También debo reconocer el equipo excelente que lo acompaño en la cirugía y que hizo posible que me sienta como en casa cuando entre al quirófano. No solo es buen profesional sino que también es una persona encantadora que sabrá contenerte en todo momento.

Raquel

Yo me hice una abdominoplastia con lipoescultura y estoy muy contenta, si tuviera que volver a hacérmelo sin duda repetiría. Como médico espectacular no tengo palabras, solamente le doy un millon de gracias a él y a Raquel su compañera que también es espectacular. Gracias equipo sois geniales.

L. H

Operarme con el Dr. Fernández Calderón ha sido lo mejor que pude hacer. Mi operación fue algo complicada, ya que eran mamas tuberosas y asimétricas. Así que tuvo que hacer también una mastopexia. Es muy perfeccionista. Quedaron perfectas. Gracias

wanessa ferreira

Doctor Miguel Fernández muy buen profesional, me operé con el para quitarme las prótesis y hacer una reconstrucción,me quedo muy bien y muy natural. El trato a sido excelente y muy atento conmigo.Me volvería a poner en sus manos sin ninguna duda

marta

necesito referencias sobre la operacion de reasignacion de sexo? necesito compartir opinion y resultados muchas gracias

Eva

Me operé de pecho con él y lo único que puedo decir, son cosas maravillosas. Es todo profesionalidad, pero sobre todo, perfeccionismo que es, al fin y al cabo, lo que se busca. Dedica tiempo y esfuerzo en que salga perfecto. TOTALMENTE RECOMENDABLE!

Patricia

El doctor Miguel Fernández Calderón, me parece un profesional, te ayuda en tus dudas,tiene un equipo quirúrgico de lo mejor. Te asesora en función de la necesidad,te da confianza,es perfecionista. Agradecerle Miguel y su equipado. Gracias

Zellen sarduy

Magnifico profesional muestra mucho interes en ayudar a que te sientas a gusto y confiada,cercano,perfeccionista,asesora perfectamente referente a lo que necesitas,trasmite confianza,seguridad,mucha tranquilidad el y todo su equipo!!

Escribe un comentario


 
He leído y acepto las condiciones de uso
 
Enviar

    Rinoplastia en Madrid: noticias relacionadas

    Postoperatorio de una Rinoplastia

    Después de realizada la operación de Rinoplastia, parte de la etapa de recuperación consiste en quedarse en cama con la cabeza elevada durante las primeras 24 horas tras la intervención.  La persona sentirá la cara inflamada, sentirá dolor en la nariz y puede tener un dolor de cabeza punzante. Afortunadamente, el dolor se puede controlar con fármacos prescritos por el cirujano, lo que ayudará a que el paciente no sienta mucha molestia. Tómese el analgésico recetado a la hora indicada, no espere hasta que comience el dolor, porque puede ser que después sea complicado controlarlo.

    La inflamación y los moretones se presentarán después de pasados unos dos o tres días, aunque se pueden disminuir aplicando compresas frías. No se asuste si observa salir sangre de su nariz. La pérdida de sangre excesiva es normal durante los primeros días del postoperatorio de la  Rinoplastia y se le dirá  que queda prohibido que el paciente no se suene la nariz durante aproximadamente una semana. 

    Otra de las recomendaciones que se le pedirán a los pacientes que se sometieron a la Rinoplastia es que no inclinen la cabeza menor atura que la del corazón ya que eso puede aumentar la inflamación.

    Candidatos inapropiados para una Rinoplastia

    Si usted está pensando en realizarse una Rinoplastia, pero no sabe si es o no un buen candidato para este tipo de cirugía estética, le explicaremos en el siguiente artículo quienes no son buenos candidatos para la cirugía, a pesar que tienen aspectos físicos para recibir el tratamiento.

    Uno de los tipos de pacientes que no cumplen los requisitos son aquellas personas con expectativas fantasiosas, como por ejemplo aquellos pacientes que insisten en desear quedar con la nariz de su artista preferido, con la esperanza de adquirir el estilo de la persona, o aquellas personas que quieren tener la juventud de décadas pasadas. Todo eso, son expectativas no reales. Los pacientes adecuados son aquellos que tienen expectativas reales sobre los resultados que se conseguirán con la cirugía.

    Pacientes compulsivos con mínimos defectos. Este tipo de personas creen que resolviendo con una cirugía estos defectos curarán todos sus males o problemas. Pacientes con características perfeccionistas, que consideran erróneamente que la cirugía plástica, en este caso Rinoplastia, dará resultados exactos como su personalidad detallista lo exige. 

    Otro tipo de personas que tampoco es un buen candidato, son aquellos pacientes con alteraciones mentales, con comportamiento depresivo o paranoico.

    ¿A qué edad puedo hacerme una Rinoplastia?

    Esta es una de las preguntas más frecuentes que se hacen las personas que están interesadas en realizarse una Rinoplastia, ya sea porque su nariz tiene alguna deformación u otro tipo de padecimiento, y no permiten ser retratados en fotos de ningún tipo hasta ponerle su solución a su problema estético.

    Es importante conocer que la cara y el cráneo (macizo craneofacial), llegan a su desarrollo definitivo después de la pubertad. Entonces como continúan los cambios hasta ese momento, es por esa razón que la mayoría de cirujanos prefieren llevar a cabo una Rinoplastia estética a partir de los 15 años en mujeres y a partir de los 17 años en hombres en promedio.

    Lo anterior se debe porque los cambios que se realizan en la nariz pueden no ser definitivos y puede permanecer algún tipo  de crecimiento, el cual no finalizó de desarrollarse, determine a futuro un cambio no deseado. 

    Sin embargo, en algunos casos de niños existe un gran desvío de nariz lo que provoca un importante trastorno respiratorio en la infancia, lo que puede llevar a indicar al cirujano realizar una rinoseptumplastia, con objetivos fundamentalmente funcionales.

    En resumen para hacer una Rinoplastia es preferible esperar hasta los 15 años en mujeres y hasta los 17 años en hombres.

    Candidatos adecuados para una Rinoplastia

    Independientemente el tipo de cirugía estética que se realice, incluida la Rinoplastia, siempre recuerde que el tener expectativas reales sobre los resultados lo hace ser un buen candidato para la cirugía. No hay que olvidar  que la Cirugía Plástica de la nariz abona a cambios físicos y aumenta el autoestima en los pacientes. Sin embargo, si usted está pensando que con la cirugía de Rinoplastia tendrá la esperanza de ver cambios en otra persona hacia usted seguramente se decepcionará y tendrá la idea de que la cirugía no fue bien hecha, cuando en realidad son otros aspectos los involucrados en esa situación.

    Un buen candidato para una Rinoplastia es aquella persona que tiene una nariz con la que nació que hace que se sienta incómodo. No obstante, tiene una buena autoestima porque no se siente mal con su cuerpo. Otros candidatos pueden ser aquellas personas que son infelices con la forma que su nariz tiene al envejecer. Es más algunos cambios ligeros en la forma de la nariz pueden tener un efecto drástico sobre la apariencia y pueden cambiar la forma en cómo la gente interactúa con usted. La Rinoplastia puede cambiar todas esas situaciones. 

    Anestesia local con sedación en cirugía de rinoplastia

    La rinoplastia es una operación dedicada a la estética de la nariz o con fines médicos. Este tipo de cirugía se realiza bajo anestesia local, anestesia general o anestesia local con sedación, la cual es de la que vamos hablar en el siguiente artículo.

    Gracias a los avances en la medicación empleados para la sedación, ésta se puede utilizar prácticamente en todas las rinoplastias, especialmente la anestesia local combinada con sedación. Este tipo de anestesia que se aplica actualmente permite al cirujano plástico estar operando al paciente sin que éste  sienta o experimente algún tipo de dolor, al mismo tiempo evita que, emocionalmente, experimente que está siendo operado. Es más, la sedación en el paciente hace que esté se encuentre dormido por lo que provoca una enajenación con respecto a lo que está pasando, algo similar a como si estuvieran interviniendo a otra persona, sin embargo, mantiene los reflejos. 

    Los médicos pueden estar hablando mientras operan, pero el paciente no lo experimenta como una situación de angustia gracias a la sedación y la anestesia local.

    De hecho muchos pacientes optan porque se les administre este tipo de anestesia para evitar cualquier tipo de molestias.

    Uso de cookies
    Esta página web utiliza cookies propias con fines técnicos, analíticos y publicitarios así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Para obtener más información sobre el uso de cada una de las cookies, consulta nuestra Política de Uso de Cookies. La navegación por el Portal supone la aceptación de nuestra política de cookies.