Rinoplastia en Sevilla

Dr. José Fernández Temprano


5.00 de 5 (6 opiniones)
Rinoplastia en Sevilla por 3.785 €
Hasta
el
10 dic

La nariz con la que siempre has soñado, al mejor precio en Sevilla

Pronto podrás conseguir la nariz que quieres gracias a esta operación: rinoplastia en Sevilla por tan solo 3.785 € en lugar de 5.100 € y realizada por el Dr. José Fernández Temprano en el prestigioso Hospital Infanta Luisa.

La rinoplastia es una intervención quirúrgica que busca resolver problemas estéticos de la nariz, logrando la armonía en el rostro del paciente. Suele durar entre 1 y 2 horas y se realiza habitualmente bajo anestesia general. La piel de la nariz se retira, dejando al descubierto el hueso y el cartílago, que se esculpe para lograr la forma deseada antes de volver a colocar la piel en su sitio. Tras la operación, se coloca una escayola y tapones en la nariz. Además, suele ser necesaria la hospitalización de una noche para controlar la evolución del paciente.

En la consulta previa en Hospital Infanta Luisa, el cirujano solucionará todas tus dudas y estudiará tu caso para decidir la técnica más adecuada para ti. La posterior operación se llevará a cabo en Hospital Infanta Luisa. La visita previa no te compromete a operarte.

Servicios incluidos

  • Primera visita médica.
  • Anestesia general y rinoplastia.
  • Hospitalización del paciente (una noche según proceso habitual).
  • Visitas de control postoperatorias.

No incluye

  • Pruebas preoperatorias.
  • Tratamientos ante hipotéticas complicaciones que se salgan del proceso quirúrgico normal.

Especialista

José

Dr. José Fernández Temprano

5.00 de 5
(6 opiniones)

Cirujano plástico

El Dr. José Fernández Temprano es Licenciado en la Facultad de medicina de la Universidad de Salamanca. Ejerce como Cirujano Plástico via MIR desde el año 1994 en el Hospital Virgen Macarena de Sevilla. Ha sido cirujano de la Unidad de Mama del Hospital Juan Ramón Jimenez de Huelva desde el año 1995 hasta el 2010. En la actualidad, y desde el 2010, es cirujano plástico del hospital Virgen del Rocio de Sevilla. Es miembro de la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (SECPRE).

  • José, imagen 1

Centro

Hospital Infanta Luisa

Hospital Infanta Luisa

Centro médico garantizado

Casi un siglo de historia avala al Hospital Infanta Luisa, que comenzó como un dispensario de la Cruz Roja. Actualmente es considerado uno de los hospitales privados más modernos de Andalucía ofreciendo todos los servicios médicos a sus pacientes. Recientemente ampliado y reestructurado, dispone de más de catorce mil metros cuadrados construidos y ofrece servicio en todas las especialidades médicas usando para ello el mejor equipo humano y tecnológico.

Otras ofertas de Rinoplastia en la provincia de Sevilla

Rinoplastia en Sevilla: más información

La rinoplastia en Sevilla es una cirugía destinada a reparar la forma o el tamaño de la nariz. Se trata de uno de los procedimientos que con mayor asiduidad se practican en el ámbito de la cirugía estética.

Con esta operación de nariz se logran corregir:

  • Alteraciones congénitas.
  • Modificaciones derivadas de traumatismos o del consumo de cocaína y otras sustancias.
  • Dificultades de respiración.

En aquellos casos en los que se restaura la desviación del tabique de nasal con el fin de mejorar la respiración, la intervención quirúrgica se denomina rinoseptoplastia.

La rinoplastia en Sevilla es una de las cirugías más solicitadas en el ámbito estético.

La rinoplastia en Sevilla es una de las cirugías más solicitadas en el ámbito estético.

¿Quién puede someterse a una rinoplastia en Sevilla?

Se puede intervenir de rinoplastia cualquier persona que desee modificar el aspecto de su nariz y de la cara en general. Debe poseer un buen estado de salud y una adecuada estabilidad emocional. Previamente a la intervención de rinoplastia en Sevilla, se realiza un adecuado examen médico y una completa historia clínica para poder así escoger la mejor opción para el paciente y evitar posibles complicaciones. También se valoran las necesidades y expectativas de los mismos. La edad es un factor importante, ya que no es aconsejable operar antes de los 15 años -es preferible hacerlo después de los 18 años-, ya que, a mayor edad, mayor madurez emocional.

La rinoplastia se puede realizar con anestesia general -lo más habitual- o local con sedación. La intervención tiene una duración de 1 o 2 horas, salvo casos complejos en que puede durar más. El cirujano plástico remodela el hueso y el cartílago hasta conseguir la forma deseada. La incisión se realiza generalmente en el interior de las fosas nasales, lo que hace que la cicatriz sea invisible.

¿En qué consiste la recuperación postoperatoria?

Tras la intervención se coloca una escayola que permite mantener la forma de la nariz. Se colocan tapones nasales en los orificios nasales, lo que evita las hemorragias y además fija el tabique nasal. Puede presentarse inflamación y dolor, por lo que el cirujano prescribirá analgésicos o antiinflamatorios. La hinchazón irá disminuyendo paulatinamente. El primer día se debe estar tumbado con la cabeza elevada. A los 8 días aproximadamente se retira la escayola y, durante un tiempo, se debe evitar tomar el sol. En pocos días se recupera el buen aspecto y en un año aproximadamente se tiene el resultado esperado definitivo.

La rinoplastia proporciona unos resultados muy satisfactorios, ya que se consigue la nariz deseada con un aspecto natural, lo cual mejora la seguridad y la autoestima.

Alrededor de la rinoplastia en Sevilla existen muchos falsos mitos, como que se trata de una intervención dolorosa. Consúltele a su especialista todas sus dudas al respecto.

La recuperación durante el postoperatorio de una rinoplastia no ha de revestir mayores complicaciones.

Trastornos secretores que precisan una rinoplastia

Existen diversas patologías nasales que normalmente no requieren de una rinoplastia en Sevilla, ya que solo en casos muy extremos se acudiría a esta intervención. Sin embargo, por su importancia y frecuencia, destacan los trastornos en la secreción que analizaremos a continuación.

Se incluyen aquí las perturbaciones en sentido cuantitativo y cualitativo conocidas genéricamente con el término de rinorreas. En condiciones normales, la secreción nasal es conducida por el movimiento ciliar hacia la nasofaringe, desde donde desciende y es deglutida. Únicamente aparece en los orificios piriformes cuando el individuo, al sonarse, fuerza la intensidad de la corriente de aire espirado.

De acuerdo con las características morfológicas del exudado, se distinguen dos tipos de rinorrea: la acuosa y la purulenta, cuyos calificativos son suficientemente expresivos.

Las secreciones nasales no se eliminan necesariamente por los orificios vestibulares. Según el origen de las secreciones y la posición de la cabeza, la rinorrea será anterior y obligará al paciente a sonarse, o posterior y le hará escupir.

Rinorrea acuosa

De aparición estacional unas veces -la mayoría sin periodicidad- y muy rara vez permanente, se traduce por la exudación de un líquido acuoso que moja pero no mancha los pañuelos, cuyo origen radica en perturbaciones de la vasomotricidad y permeabilidad capilar a nivel de la mucosa nasosinusal de etiología habitual, aunque no exclusivamente alérgica. En los procesos alérgicos, la rinorrea acuosa aparece en crisis de duración variable, acompañada de lagrimeo y series de estornudos.

De todas las alergias nasosinusales, el cuadro más típico es el de las polinosis, de evolución estacional, que coincide con el período de la polinización de las plantas. Dura lo mismo que esta y desaparece cuando la atmósfera se limpia de polen para reaparecer puntualmente cuando en el ciclo vegetal la polinización se vuelve a producir.

En la alergia aperiódica, el individuo está sensibilizado a una o varias proteínas, generalmente de alto peso molecular, que pueden incidir directamente sobre la mucosa nasal o ser ingeridas con los alimentos. Tales proteínas, llamadas genéricamente aptenos, se unen a proteínas séricas que actúan como vehículo, constituyendo así un complejo que será el responsable de la liberación local de histamina y de las consecuencias locales que ello acarrea. En atmósferas urbanas altamente polucionadas, productos minerales originados en la combustión incompleta de derivados del petróleo pueden comportarse como auténticos aptenos.

Hay rinorrea acuosa en la etapa inicial de procesos locales a virus del tipo del catarro común, en la gripe, y en las enfermedades exantemáticas de la infancia, especialmente en el sarampión durante la fase de enantema.

La permanencia en atmósferas con gases irritantes, tales como amoniaco, ácido clorhídrico o formol, y las intoxicaciones por derivados del yodo y bromo, determinan una rinorrea acuosa que persiste mientras haya tóxico en el exterior, o hasta que se elimine o neutralice la totalidad del absorbido. Todo cambio brusco de temperatura altera de inmediato la vaso-motricidad nasal y fuerza la aparición de una rinorrea acuosa más o menos abundante, en tanto que los mecanismos neurovasculares de regulación se adaptan al status creado. En la neuralgia del trigémino pueden producirse auténticas descargas nasales de exudado acuoso, al comienzo y durante las crisis dolorosas.

En individuos neuróticos, sin causa aparente que pueda justificarlo y coincidiendo con pequeñas contrariedades, se suelen producir episodios de rinorrea acuosa importantes en cuanto a cantidad, que duran solo unos minutos u horas e incluso días. En mujeres, e integrado en el síndrome de tensión premenstrual, pueden observarse crisis de rinorrea, lo mismo que en la época del climaterio en otras que hasta entonces nunca tuvieron problemas nasales de importancia.

Finalmente, algunas deformaciones esqueléticas del tipo de las crestas del tabique y de pequeñas desviaciones que no llegan a originar por sí mismas problemas respiratorios, cuando incidentalmente la mucosa sufre una agresión mínima que la edematiza, actúan como espinas irritativas de la regulación vasomotora y desencadenan copiosas crisis de rinorrea acuosa. En los casos en los que estas crestas o tabiques sean la causa de estos problemas, pueden eliminarse con la rinoplastia en Sevilla.

Gracias a esta intervención puede repararse un buen número de deformidades nasales.

Gracias a esta intervención puede repararse un buen número de deformidades nasales.

Rinorrea cerebro-espinal

Se da habitualmente después de traumatismos que produjeron fractura de la lámina cribosa del etmoides, y con menos frecuencia en las grandes hipertensiones endocraneales o cuando existen dehiscencias esqueléticas congénitas. La rinorrea cerebro-espinal tiene como característica la pérdida de líquido por un solo orificio nasal, el aumento cuando se flexiona la cabeza y al comprimir las yugulares. Puede ser muy abundante y adoptar un ritmo de goteo que permite recoger el líquido para su ulterior análisis.

La identificación del líquido cefalorraquídeo se puede conseguir de forma simple e inmediata detectando la presencia de glucosa mediante papel de filtro. La aparición de este problema supone que hay comunicación entre fosas nasales y espacios aracnoideos con el consiguiente riesgo de infección de estos que ello implica, de aquí que sea urgente localizar el punto de compromiso y obturar la fístula.

Rinorrea purulenta

Se caracteriza por la aparición en una o ambas fosas nasales y en el cavum de una mucosidad espesa, amarillenta, o auténtico moco-pus que puede ser fétido o inodoro, pero que de forma constante deja en los pañuelos al secarse una zona acartonada con cerco periférico nítido de color amarillento. La rinorrea purulenta unilateral aparecida en un niño pequeño hace sospechar de inmediato la posibilidad de que haya un cuerpo extraño. Es increíble la cantidad de cosas que un niño es capaz de meterse en la nariz y cómo pueden ocultar el incidente.

Si ha ocurrido, procede su extracción inmediata bajo anestesia general a fin de evitar lesiones accidentales de la mucosa al realizar las maniobras pertinentes, ya que es casi imposible conseguir inmovilizar de forma realmente eficaz al pequeño recurriendo a otros medios.

En el adulto, la existencia de rinorrea purulenta unilateral evoca la idea de una sinusitis. Y así suele ser, pero hay que tener en cuenta que las neoplasias malignas en su etapa inicial evolucionan solapadamente bajo el aspecto de un proceso inflamatorio. La rinorrea purulenta bilateral se da en todos los estados catarrales de la mucosa agudos y crónicos.

En la etapa aguda de las sinusitis, la rinorrea purulenta es habitual, y su consistencia y cantidad se van modificando conforme el proceso se acerca a la curación hasta que el exudado es moco limpio y normal.

En las sinusitis crónicas, en especial en las que comprometen a los grandes senos, se producen verdaderas descargas de pus que coinciden con el alivio o la desaparición del dolor existente.

En individuos sanos portadores de bacilos diftéricos, tanto niños como adultos, hay rinorrea mucopurulenta no muy copiosa, a veces ligeramente hemorrágica, que tiene un acusado poder irritante sobre la piel del orificio piriforme y labio superior, donde se producen escoriaciones. No es necesario destacar la importancia que tiene la localización y tratamiento de estos portadores, en la mayoría de los casos considerados como afectados por un proceso inofensivo, cuando la realidad es bien distinta.

La sífilis congénita en las primeras etapas cursa con infiltración de la mucosa y secreción mucopurulenta. En las situaciones inflamatorias que se convertirán con el tiempo en rinitis tróficas, hay durante bastante tiempo secreción purulenta abundante y espesa, muy difícil de desprender de la mucosa que aparece congestionada y tumefacta. No es una patología que normalmente necesite de una rinoplastia en Sevilla para su solución.

Eliminación nasal de costras

Es bastante habitual cometer el error de denominar rinorrea costrosa a la acumulación de secreciones espesas que se traducen en la aparición de costras. Si bien existen costras causadas por patologías exclusivas de la piel a nivel vestibular, la mayoría de ellas se presentan en la totalidad de procesos atróficos de mucosa nasal, independientemente de su origen:

Tras una rinoplastia en Sevilla han de seguir algunas indicaciones para asegurar el éxito de la misma.

Tras una rinoplastia en Sevilla han de seguir algunas indicaciones para asegurar el éxito de la misma.

  • Personas que tiene por costumbre la absorción nasal de agua para eliminar posibles secreciones.
  • Sujetos que padecieron cauterizaciones nasales extensas, profundas o resecciones considerables.
  • Individuos que desarrollan su labor profesional en ambientes excesivamente cálidos y secos o contaminados por partículas minerales.

Las anteriores situaciones no requieren la práctica de una rinoplastia en Sevilla. Si las costras viniesen acompañadas de fetidez, nos hallaremos en el caso de una ocena, patología que incide notablemente en las relaciones sociales, especialmente entre los adolescentes.

Comentarios

José Fernández Temprano: 6 comentarios

Jennifer lara

Me hice un aumento de pecho con el doctor Jose Fernandez Temprano y estoy super contenta. Tanto por su trabajo y como persona. Os lo recomiendo.

Luciano

Me sometí a una rinoplastia hace meses con el Dr. José Fernandez Temprano y espectacular en el trato y en el resultado. Muchas Gracias.

Jesús

He sido intervenido por el doctor Fernández Temprano de una cirugía de pecho y todo el proceso ha sido muy positivo, rápido, fácil...han estado todos muy pendiente de mí y el doctor un hombre super cercano, dejando todo claro, agradable, transmitiendo confianza y tranquilidad y la verdad es que ha sido muy positivo. Muchas gracias

Maria Isabel

Yo me hice una reducción de mamás el 13 de junio ,fue todo un éxito gracias ha José Fernández que es una persona muy cercana y gracias ha todo el equipo que ha sido maravilloso lo recomiendo 100\%.Gracias

LAURA GARCÍA

Yo me hice hace dos meses un aumento de mamas con el Dr. José Fernández Temprano y estoy super contenta, tanto por el trabajo realizado como su persona. Lo recomiendo 100\%.

TAMARA LOBATO

Bueno, yo me hice el dia 13 de julio un aumento de mamas con el doctor Fernandez Temprano y tengo que decir que es maravilloso, como cirujano y como persona, muy agradable y cercano,el resultado fantástico. Estoy muy contenta, lo recomiendo a todas.

Escribe un comentario


 
He leído y acepto las condiciones de uso
 
Enviar

    Rinoplastia en Sevilla: noticias relacionadas

    Recuperación tras una rinoplastia

    Al finalizar la operación y luego de pasar por el área de recuperación, se trasladará al paciente a una habitación del hospital y se le pedirá que se quede en cama con la cabeza elevada durante las primeras 24 horas. 

    El paciente sentirá la cara inflamada, le dolerá la nariz y puede llegar a tener un dolor de cabeza punzante, ya sea por la cirugía o por la anestesia que le aplicaron en la operación. Afortunadamente, el dolor se puede controlar con medicamentos prescritos por el cirujano responsable de la cirugía.

    La mayor parte de los efectos secundarios de la Rinoplastia (reparación de la nariz) como los moretones y la inflamación, desaparecerán después de dos o tres semanas de realizada la cirugía, por eso también se le pide al paciente que se pida unos días de incapacidad laboral para su recuperación. Sin embargo, la inflamación residual puede persistir desde varios meses hasta un año después de la intervención quirúrgica, pero no suele ser visible para otras personas, excepto para el paciente y el médico, quienes saben lo que ha pasado.

    Si estás interesado en conocer más detalles sobre las instrucciones posoperatorias de la rinoplastia, un cirujano plástico cualificado te dará una mejor idea de cómo es el proceso de recuperación.

    Personas no adecuadas para una Rinoplastia

    Es importante saber que no todas las personas son adecuadas para una cirugía plástica de Rinoplastia, aunque físicamente esté indicada porque la persona tiene los deseos de cambiar su nariz. Antes de operarte es necesario entender si eres apto para ser un buen candidato para la Rinoplastia o si por el contrario no cumples con los requisitos.

    Por ejemplo, aquellos pacientes con alteraciones mentales, que tienen un comportamiento paranoico o depresivo, no son buenos candidatos para una Rinoplastia, de hecho para ninguna cirugía plástica. Es por eso, que es primordial que en la primera consulta con el cirujano, la persona defina como se siente con su apariencia y de qué manera le gustaría sentirse. Los resultados que espera de la cirugía, si son reales o son demasiado fantasiosos. La honestidad durante la consulta inicial es fundamental para que el cirujano conozca bien los objetivos del paciente con el propósito de lograr resultados satisfactorios y evitar toda frustración por parte de la persona.

    Otro ejemplo, de pacientes no aptos para este tipo de cirugía son aquellos pacientes en crisis emocional, que están padeciendo situaciones de la muerte de un cónyuge, la pérdida de un empelo, el no poder tener hijos, no tener pareja, y que piensan que con una cirugía pueden resolver ese tipo de situaciones.

    ¿Cuál es la edad mínima para realizar una rinoplastia con fines estéticos o funcionales?

    La Rinoplastia con fines estéticos se aconseja realizar después de que se ha completado el 90% del crecimiento de la nariz. Eso sucede después que haya pasado el periodo de pubertad. En las adolescentes se puede realizar la Rinoplastia luego de los 15 años y en los adolescentes varones a partir de los 17 años. Sin embargo, la Asociación Americana de Cirugía Plástica y Asociación Americana de Cirugía Plástica Facial recomienda que la intervención se puede realizar después de los 13 o 14 años en mujeres y en los varones a partir de los 15 años.

    Esta regla no es absoluta, ya que existen casos de niños más pequeños con problemas de salud asociados a una desviación en la nariz que necesitan de una cirugía de la nariz, solo que para esos casos se recomienda una rinoseptumplastia, con objetivos fundamentalmente funcionales. Hay que tomar en cuenta que los menores de edad necesitan que ambos padres firmen una hoja de consentimiento para la realización de la intervención quirúrgica.

    Por otra parte, hay que tomar en cuenta la madurez psicológica del paciente para pasar por un proceso quirúrgico que modifica la imagen de la persona, por eso se evalúa al paciente para comprobar que es candidato.

    ¿Te consideras un buen candidato para la Rinoplastia?

    Es importante que la persona que se va a someter a una Rinoplastia esté consciente que debe de tener expectativas reales respecto a los resultados que se conseguirán con la operación. Un buen candidato para la cirugía estética de remodelación de la nariz es una mujer o hombre que busca esta intervención estética porque se encuentra incomodo con su nariz y su perfil.

    La remodelación de la nariz puede corregir diferentes tipos de imperfecciones, como una punta bulbosa o una giba sobre el puente nasal.

    Además no solo se utiliza la Rinoplastia con fines estéticos sino también para corregir una nariz quebrada o que el paciente tenga dificultad para respirar.

    La mayoría de los candidatos adecuado para una Rinoplastia, son aquellas personas que están desconformes con el aspecto de su nariz y buscan un equilibrio facial, el cual la operación se los brindará.

    Y aunque la remodelación de la nariz es una opción viable para la gran mayoría de personas, hay que estar claros que este tipo de cirugía estética no se le puede realizar a niños ni preadolescentes. Es recomendable que las mujeres esperen hasta cumplir 14 o 15 años y que los hombres esperen un año más que las mujeres para que la nariz haya terminado de crecer.

    Anestesia local regional y anestesia general para la operación de rinoplastia

    La rinoplastia es la cirugía estética empleada en la nariz, aunque en algunos casos se realiza para casos médicos. Para realizar este tipo de cirugía se debe emplear anestesia para que el paciente no experimente ningún tipo de dolor.

    Entre los tipos de anestesia que se emplean son anestesia local acompañada de sedación, anestesia local regional y anestesia general. Sin embargo, en el presente artículo hablaremos de la anestesia local regional y de la anestesia general.

    Anestesia local regional

    Se utiliza siempre que se va a realizar una rinoplastia bajo anestesia local con sedación, sin embargo, a diferencia de la anestesia local, la acción anestésica del bloqueo local regional es más duradera, emplea menos dosis de anestésico y no transforma la estructura de los tejidos. No obstante, se requiere de un conocimiento anatómico más preciso y demanda esperar unos minutos más que con la anestesia local para que se vean los efectos. Cuando se asocian ambas anestesia, ésta se inyectará después de hacer el respectivo bloqueo.

    Anestesia general

    Este tipo de anestesia está indicado para cuando no se puede emplear anestesia local. Su elección dependerá del tipo de tratamiento, del área a intervenir, de la duración de la cirugía y de las características de cada paciente.

    Centros relacionados: cirujanos plásticos en Sevilla

    (Los centros y/o especialistas que aparecen a continuación no trabajan con Bonomédico. Se muestran solo a título informativo.)

    Especialistas relacionados: cirujanos plásticos en Sevilla

    (Los centros y/o especialistas que aparecen a continuación no trabajan con Bonomédico. Se muestran solo a título informativo.)

    Uso de cookies
    Esta página web utiliza cookies propias con fines técnicos, analíticos y publicitarios así como cookies de terceros con fines técnicos, analíticos y de publicidad comportamental. Para obtener más información sobre el uso de cada una de las cookies, consulta nuestra Política de Uso de Cookies. La navegación por el Portal supone la aceptación de nuestra política de cookies.