BonomédicoBlogBlefaroplastiaQué es la blefaroplastia o cirugía de párpados

Qué es la blefaroplastia o cirugía de párpados


Comentar
Publicado en Blefaroplastia

La blefaroplastia o cirugía para reconstruir los párpados es un procedimiento quirúrgico mediante el cual se extrae la grasa y el exceso de piel y músculo de los párpados tanto superiores como inferiores. La blefaroplastia contribuye a corregir la caída de los párpados superiores y las bolsas que se forman en los párpados inferiores, y que provocan que los pacientes parezcan mayores de lo que realmente son, e igualmente trasmiten la imagen de personas más cansadas e, incluso, en algunos casos, estas bolsas pueden interferir con la visión.

Es importante tener en cuenta que la blefaroplastia no elimina las patas de gallo u otras arrugas, así como que tampoco evita la caída de las cejas. Se trata de una intervención que puede realizarse de manera aislada o en conjunto con otras cirugías estéticas que se realicen en la zona facial como el lifting cervicofacial o el lifting frontal.

Si un paciente está considerando la posibilidad de realizarse una blefaroplastia es necesario que en primer lugar busque información básica respecto a este procedimiento: cuándo y para quiénes está indicada, cómo se realiza y qué resultados se pueden esperar, así como los riesgos que este tipo de intervenciones conlleva.

Chica con ojos bonitos después de operación de blefaroplastia

¿Quién es un candidato idóneo para someterse a una blefaroplastia?

Cualquier persona que tenga como objetivo mejorar la apariencia de sus párpados y no la total perfección de los mismos, así como el hecho de que goce de buena salud, tenga estabilidad psicológica y tenga unas expectativas ajustadas a la realidad es un buen candidato para realizarse una blefaroplastia.

Este tipo de cirugía, por regla general, es demandado por pacientes mayores de 35 años. No obstante, existen personas que tienen una predisposición genética a tener bolsas, demandando este tipo de intervenciones a edades muy tempranas.

La cirugía de corrección de párpados contribuirá a mejorar la apariencia del paciente y sin duda le devolverá la confianza, pero no conseguirá que los pacientes se parezcan a otra persona o que los demás los traten de manera diferente. Por lo anterior, antes de decidir si quiere o no someterse a este procedimiento, el paciente debe pensar cuáles son los resultados que quiere alcanzar y discutirlos con su cirujano plástico.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

Preoperatorio en la blefaroplastia:

  • La buena comunicación entre el cirujano y el paciente es fundamental. Durante la primera consulta el cirujano evaluará la visión, el número de lágrimas que produce el paciente y el estado general de su salud.Chica con ojos bonitos se pinta
  • Es necesario que informe a su cirujano si toma algún medicamento, si fuma o si es alérgico a algún elemento. También es preciso que el paciente indique si usa gafas o lentillas y de ser necesario, tendrá que realizarse un último examen oftalmológico antes de la cirugía.
  • También se analizará si es posible operar los cuatro párpados, es decir, los dos superiores y los dos inferiores, así como si será necesario otra intervención complementaria.
  • El cirujano debe explicar la técnica que se va a usar durante la intervención así como el coste económico de la misma.
  • Cabe señalar que el catálogo de prestaciones sociales que ofrece la Seguridad Social no incluye esta intervención de cirugía plástica.
  • El cirujano dará las instrucciones necesarias al paciente para afrontar el periodo del preoperatorio, entre las que se incluyes las normas relativas a la toma de alimentos y líquidos, tabaco, ingesta o no de medicamentos y vitaminas. Es necesario que el paciente, en caso de que fume, deje de hacerlo al menos durante dos semanas antes de la cirugía. El hecho de que el paciente cumpla de manera cuidadosa las instrucciones del cirujano contribuirá de gran manera al éxito de la cirugía y a que sea realizada en óptimas condiciones.

La cirugía

Esta intervención quirúrgica se desarrolla en un quirófano, ya sea en una clínica o en un hospital. Usualmente no es necesario que el paciente permanezca internado más de unas horas tras la intervención. El procedimiento se realiza con anestesia local más sedación, aunque en algunos casos menos frecuentes se hace bajo anestesia general, dependiendo de cada paciente.

En caso de realizarse con anestesia local más sedación, el paciente se sentirá relajado y los párpados completamente insensibles al dolor. En caso de administrarse anestesia general, el paciente permanecerá dormido durante la cirugía.

Este procedimiento quirúrgico normalmente dura entre 1 y 3 horas, pero si se realiza en conjunto con otras intervenciones es posible que dure un poco más. En caso de que el paciente se opere los cuatro párpados en una sola intervención, se suele empezar por los superiores.

Con el objeto de evitar que las cicatrices de las incisiones sean visibles suelen realizarse en las líneas naturales de los párpados superiores y en los párpados inferiores debajo de las pestañas.



En situaciones excepcionales es posible que se extiendan hacia las patas de tallo. Mediante estas incisiones se separa la piel de la grasa y el músculo subyacente; se extrae el exceso de grasa y de ser necesario también se extrae el exceso de piel y de músculo. Posteriormente las incisiones son suturadas con hilos muy finos.

Pinguino cirujano de verdeTras la intervención, se le aplicará al paciente una pomada en los ojos para lubricarlos y en determinados casos, un vendaje suave para inmovilizarlos un poco. Es posible que el paciente experimente ciertas molestias en los párpados y en caso de que se presenten podrá aliviarlas sin dificultad con los medicamentos adecuados prescritos por el especialista. Si el dolor es agudo y persiste, deberá informarse de inmediato al cirujano. Durante algunos días deberá mantener la cabeza elevada y aplicarse algunas compresas frías a fin de reducir la hinchazón y los hematomas.

El paciente también debe recibir indicaciones respecto a cómo lavarse adecuadamente los ojos y de igual forma, si debe aplicarse colirios oftálmicos para mantener húmedos los ojos. Es posible que el paciente note un lagrimeo excesivo durante las primeras semanas del postoperatorio.

Igualmente puede presentarse una hipersensibilidad a la luz y cambios temporales en la agudeza visual, algo así como visión borrosa o doble, si bien estos efectos irán disminuyendo a medida que pase el tiempo.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

En www.bonomedico.es hemos seleccionado los mejores cirujanos plásticos en cada ciudad para conseguir el mejor resultado con la máxima seguridad y todas las garantías. Y a precios inmejorables. Consulta nuestra oferta en tu ciudad. Te ofrecemos esta operación de blefaroplastia en Málaga, Barcelona, Madrid, Valencia, Palma de Mallorca o Sevilla.

Además, si tú o tu familia necesitáis acudir a otro especialista podrás encontrar a los mejores por solo 39€ la consulta. Ofrecemos un cuadro con más de 2.500 médicos con los que podrás consultar tu problema u obtener una segunda opinión médica. Sin cuotas mensuales ni otros pagos. El acceso a la medicina privada al alcance de todos.

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *