BonomédicoBlogBlefaroplastiaLa blefaroplastia: posibles complicaciones

La blefaroplastia: posibles complicaciones


Comentar
Publicado en Blefaroplastia

La blefaroplastia aunque es una intervención muy segura y que reporta muchos beneficios, al igual que todo procedimiento quirúrgico no está exenta de posibles complicaciones. Tanto las indicaciones para este procedimiento quirúrgico como las posibles complicaciones que puedan derivarse del mismo, deben ser comentadas entre el paciente y el cirujano plástico.

Antes de la intervención el cirujano realizará una exploración clínica con el objeto de analizar el problema que se va a solucionar y concretar la técnica a utilizar, con la finalidad de minimizar los riesgos y complicaciones. Al hacer este ejercicio el cirujano se asegura de conocer exactamente cuáles son los deseos del paciente y prestar especial atención ante pacientes que no contemplan la posibilidad de que pueda presentarse alguna complicación.

Como cualquier intervención, la blefaroplastia tiene algunos riesgos que hay que conocer

Como cualquier intervención, la blefaroplastia tiene algunos riesgos que hay que conocer

De igual forma se debe documentar fotográficamente el estado actual del paciente antes del procedimiento, para ofrecerlo como un registro objetivo a fin de que el propio paciente pueda comparar los resultados. Asimismo, el paciente podrá plantearle al especialista todas las dudas y preguntas que respecto a la intervención tenga.

Será necesario que el paciente tenga en cuenta que cada vez que se procede a una corrección quirúrgica, se produce un proceso inflamatorio, seguido de cicatrización, lo que podrá limitar el resultado final de esta nueva intervención. Además, hay que ser consciente de que la recuperación es progresiva y los resultados se irán comprobando a medida que la inflamación desaparezca. 

Tras la blefaroplastia no es usual que se produzca una caída de los párpados o ptosis, es decir, que el párpado de arriba pueda quedar algo más bajo, dejando uno o ambos ojos algo más cerrados.

En muchas ocasiones esta caida se encuentra ya presente antes de realizar la blefaroplastia, por lo que el cirujano plástico decidirá cuál es el mejor momento para su corrección.

Es importante que el paciente no confunda que el ojo esté más cerrado con que el párpado de arriba esté más caído. Una exploración clínica adecuada ayudará a determinar cuál es el mejor procedimiento quirúrgico para corregir la ptosis o caída del párpado.

¿Sabes que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta? Sin cuotas mensuales, sólo pagas si vas al médico. Consulta aquí como funciona.

En la actualidad, los centros clínicos disponen de más de seis procedimientos diferentes según las características de la ptosis de cada paciente.

Hoy en día se han descrito un sin número de complicaciones que se pueden clasificar entre inofensivas y fáciles de tratar, hasta las más devastadoras, contundentes y peligrosas.

Algunos de los efectos tras la intervención y que desaparecen a los pocos días son:

  • la visión borrosa o doble
  • el aumento del lagrimeo por una modificación del conducto de drenaje de las lágrimas la aparición de pequeños quistes en la zona del párpado
  • posibles infecciones en la cicatriz aunque son muy poco frecuentes debido a la circulación sanguínea de la zona
  • los hematomas tras la intervención que desaparecen en pocos días.

Los riesgos o peligros en la operación de párpados se dividen en dos grupos principales, en función de la zona en la que se producen las complicaciones, ya sea en el párpado superior o en el párpado inferior.



El cirujano plástico debe mantener en todo momento una relación fluida con el paciente, informando de todo el proceso quirúrgico así como del posible resultado final de la intervención para evitar que el paciente se forme unas expectativas que pueden no ser reales. 

Entre las complicaciones, comentar las siguientes:

  • Ojo seco sintomático o queratopatía por exposición: esta complicación surge cuando los párpados no solo ofrecen protección mecánica al globo ocular, sino que también contribuyen a lubricar la córnea extendiendo el film lagrimal. El acortamiento de los tejidos del párpado superior durante la blefaroplatia, tiende a alterar la dinámica de la afluencia del párpado sobre el globo ocular. En este caso el resultado puede derivarse en una queratoconjuntivitis seca o un lagoftalmos que dé pie a una queratopatía por exposición. Al igual que con cualquier complicación, la evaluación preoperatoria del cirujano es de vital importancia para prevenir cualquier resultado negativo.
  • La retracción y lagoftalmos motivado por la eliminación de piel y del músculo orbicular. El acortamiento de la lámina posterior, sin embargo, puede también ocasionar este tipo de complicaciones postoperatorias. La lámina posterior normalmente puede estar afectada por la inclusión del septo orbitario en el cierre quirúrgico que realiza el cirujano. Aunque normalmente se presenta con párpado normal en posición primaria de la mirada, puede aparece retracción en la mirada hacia abajo y el paciente experimentar la imposibilidad de cerrar los párpados, debido a que el tejido de la lámina anterior presenta flacidez.
    Consulte a su especialistas sobre los posibles riesgos y cómo minimizarlos

    Consulte a su especialistas sobre los posibles riesgos y cómo minimizarlos

  • La hipercorrección o hipocorrección de la piel redundante: Entre los especialistas de la blefaroplastia está la tendencia sutil, interna y externa, a suprimir más piel de la necesaria en la intervención de blefaroplastia del párpado superior. El cirujano debe tener en cuenta que la supresión insuficiente de la piel en esta zona puede repercutir negativamente en los resultados finales. La supresión excesiva de piel podría ser la causa de problemas clínicos que podrían dificultar su tratamiento y recuperación. Los expertos afirman que son necesarios 20 milímetros de tejido de lámina anterior para garantizar el normal funcionamiento del párpado superior. Por tal razón, la medida de la distancia desde la ceja al borde de los parpados menos 20 milímetros, nos da la cantidad de lámina anterior que puede ser eliminada con seguridad.
  • Las asimetrías del surco del párpado: las asimetrías en el surco palpebral son una de las posibles consecuencias de la intervención y en la mayoría de los casos se solucionan con masajes y el transcurso de varios meses. Sólo en los casos en que persista la asimetría, se debe acudir a una nueva intervención para corregirla. La experiencia de un buen cirujano plástico reduce al mínimo el peligro de incidencias.
  • Visión doble: no es frecuente la aparición de la visión doble tras la intervención. La causa de su aparición suele deberse a la existencia de pequeñas hemorragias o edemas que suelen eliminarse con el transcurso del tiempo.

En www.bonomedico.es dispones de los mejores especialistas en cada ciudad para tu operación de blefaroplastia en Málaga, Barcelona, Madrid, Valencia, Palma de Mallorca o Sevilla, entre otras muchas.

Si tienes algún problema de salud, recuerda que con BonoMédico puedes acudir a más de 2.500 especialistas por sólo 39€ la consulta. Consulta aquí como funciona.

Además, si tú o tu familia necesitais acudir a otro especialista podrás encontrar a los mejores por sólo 39€ la consulta. Ofrecemos un cuadro con más de 2.500 médicos con los que podrás consultar tu problema u obtener una segunda opinión médica. Sin cuotas mensuales ni otros pagos. El acceso a la medicina privada al alcance de todos.

 
  • Artículo escrito por:
  • Doctor José Alberto Fernández Álvarez

  • El Dr. José Alberto Fernández Álvarez es licenciado en Medicina y Máster en Investigación Biomédica por la Universidad de Sevilla. Realizó su periodo formativo en Cirugía Plástica, Reconstructiva y Estética en el Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla.
  • Web
  •  

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *