BonomédicoBlogFibromialgiaFibromialgiaLa sensibilidad al gluten no celíaca como causante de la fibromialgia

La sensibilidad al gluten no celíaca como causante de la fibromialgia


Comentar
Publicado en Fibromialgia

La sensibilidad al gluten con pruebas negativas de enfermedad celíaca o con sensibilidad al gluten no celíaca, es un problema que recientemente ha sido reconocido y cuyas manifestaciones clínicas se suelen superponer con los síntomas de la fibromialgia, la fatiga crónica y el intestino irritable.

Así lo explica un grupo de expertos en distintas áreas en una carta al director publicada en la revista Reumatología Clínica, en la que describen la sensibilidad al gluten no celíaca como causante de la fibromialgia. Los autores de dicho artículo pertenecen a los servicios de Reumatología, Anatomía Patológica y Aparato Digestivo del Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda (Madrid), y a la Asociación de Celíacos y sensibles al gluten de Madrid.

En el artículo presentan el caso de una paciente de 40 años, con un cuadro clínico de fibromialgia o “dolor invisible“, fatiga crónica e intestino irritable, enfermedades que tenía diagnosticadas. Con un historial clínico de siete años de evolución con dolor generalizado y cansancio crónico, y habiéndose descartado en anteriores diagnósticos la enfermedad celíaca, los especialistas concluyeron que padecía de sensibilidad al gluten y le recomendaron una dieta sin gluten.

Había sido diagnosticada de fibromialgia

La paciente había sido diagnosticada de fibromialgia por varios reumatólogos y reunía los criterios de clasificación de la enfermedad de fibromialgia de 1990 del Colegio Americano de Reumatología. Asimismo, también reunía los síntomas del síndrome de fatiga crónica, tenía problemas de concentración y de memoria y diarrea intermitente.

Además de presentar los síntomas típicos de la fibromialgia, fatiga crónica y diarrea intermitente, la paciente tenía aftas orales, hipotiroidismo autoinmune e historia de ferropenia. Se habían realizado múltiples análisis con resultado normal, incluyendo anticuerpos anti-transglutaminasa IgA para descartar la enfermedad celíaca.



“A los 6 meses de comenzar la dieta, se observó una marcada mejoría de toda su sintomatología”, señalan en el escrito los autores.

Ante la sospecha de que pudiera padecer sensibilidad al gluten, los médicos le realizaron más estudios (analíticas, test de cribado para anticuerpos, gastroscopia, biopsias duodenales, test de ureasa, etc).

La enfermedad celíaca se descartó por ausencia de anticuerpos específicos, pero se mantuvo la sospecha de sensibilidad al gluten, lo que hizo que los especialistas recomendaran una dieta sin gluten, sin tratar la infección por Helicobacter pylori (una bacteria que afecta al epitelio gástrico y que es responsable de muchas úlceras y tipos de gastritis).

Mejoró con una dieta sin gluten

“A los 6 meses de comenzar la dieta, se observó una marcada mejoría de toda su sintomatología, remisión de las aftas orales, y volvió a trabajar después de un largo periodo de baja laboral”, señalan en el escrito los autores.

Además, se observó que cuando comía pequeñas cantidades de gluten experimentaba una recaída. A los dos años de tener una dieta sin gluten, los síntomas de la fibromialgia habían remitido.

Los autores concluyen que la existencia de la sensibilidad al gluten no celíaca está reconocida en base a la observación de pacientes cuyos síntomas responden a la dieta sin gluten, pero que tienen pruebas diagnósticas de enfermedad celíaca negativas. 

Aviso: esta página contiene artículos de contenido médico y sanitario pero en ningún momento debe tomarse como guía exclusiva para un problema de salud. Para cualquier duda sobre un problema de salud debe acudir al especialista. BonoMédico no es un consultorio médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *